martes, 4 de abril de 2017

124- Hora de dar noticias

Llegó el día siguiente, lunes 23 de mayo. Brianna dormía profundamente, y Harry, tumbado a su lado, la contemplaba. Sonrió, suspiró, y le apartó un mechón de cabello de la cara justo antes de darle un pequeño beso en la punta de la nariz. Ante el repentino contacto, Brianna abrió los ojos lentamente.

-Buenos días.- saludó Harry con voz dulce.

Ella sonrió en respuesta, y bostezó durante unos largos segundos antes de abrir los ojos por completo y devolverle una tierna mirada a su esposo.

-Buenos días.- repuso ella, sonriente.

Barry rompió a llorar en su habitación. Ambos jóvenes se levantaron a la vez de la cama.

-Yo lo recojo.- se adelantó Harry.

-No, no, yo lo recojo. Tú ve preparando el desayuno, ¿te parece?- propuso Brianna.

-Está bien.- asintió su marido, y le dio un pequeño beso en la mejilla a su mujer antes de salir de la habitación alegremente.

Brianna estiró brevemente las sábanas de la cama y salió del cuarto. Entró en la habitación de Barry, y agarró uno de los ositos de peluche que reposaban en la estantería más cercana. El llanto del bebé era más suave que antes, pero persistía.
La joven se asomó a la cuna con el osito en su mano y lo agitó delante de su hijo.

-Buenos días, mi amor. Mira lo que tengo. ¡Tu osito está aquí!- exclamó dulcemente.

Colocó el oso junto a Barry hasta que éste lo cogió con sus pequeñas manos. Dejó de llorar al notar la suavidad de la tela del peluche. Acto seguido, Brianna tomó a su bebé en brazos y salió de la habitación con él, mientras Barry todavía abrazaba al pequeño oso de peluche.
Brianna llegó a la cocina, dónde Harry preparaba tortitas para él y para Brianna, y al mismo tiempo, preparaba la leche para su hijo.
Brianna sonrió y se acercó a su marido.

-Barry, dale los buenos días a papá.- bromeó Brianna.

Harry se giró y sonrió al ver a su hijo en los brazos de su mujer.

-Hola, nene.- saludó el cantante, inclinándose y besando varias veces el rostro de su bebé.

-Ha dejado de llorar en cuánto le he dado su osito.- repuso Brianna acariciando la cabeza de su hijo mientras éste mordía la oreja del peluche.

-Deberíamos dejar que vuelva a dormir con peluches.- opinó Harry mientras le daba la vuelta a una tortita a medio hacer.

-Quizá sí, pero a medida que vaya creciendo le irá costando más dejar de dormir con peluches. Por éso es mejor que algunas noches vaya durmiendo sin ellos, cada vez con más frecuencia, o al menos éso he leído en las revistas para padres.- repuso ella,

Harry rió por lo bajo.

-¿Qué?- Brianna alzó ambas cejas.

-Nada, nada. Me hace gracia el concepto de que las revistas para padres son cómo los manuales de instrucciones, pero con bebés. En realidad, las revistas para padres pueden ayudar, pero poco más. Cada bebé es distinto.- se expresó Harry mientras colocaba la tortita de la sartén en un plato dónde estaban las demás, recién hechas.

-Éso también es verdad. Pero yo las leo por si acaso.- Brianna trató de evitar que su hijo empezara a comerse toda la cabeza del oso de peluche.-¡Barry, no!-

-Tiene hambre, es evidente.- volvió a reírse Harry.-Más me vale terminar de prepararle la leche antes de que se coma el osito de peluche entero.-

Brianna también rió, y besó la cabeza de su pequeño hijo.



~~~

En casa de Zayn, éste se encontraba hablando con su prometida Perrie.

-¿Qué deberíamos hacer?- preguntó el cantante.-¿Casarnos antes de que empiece a salirte barriga? Quiero decir, los medios notarán que estás embarazada a medida que pasen los meses. Y nosotros dos ya estamos prometidos.-

-Lo sé. Todos esperan impacientes la boda. La prensa no deja de preguntar, pero nosotros nunca hemos dado detalles. Pero ahora... En fin. El embarazo es algo que puedo ocultar ahora, pero que resultará imposible de hacer en cuánto empiece a crecerme la barriga.- repuso Perrie.

-Podríamos hacer pública la noticia del embarazo directamente.- opinó Zayn, encogiéndose de hombros.

Pasaron unos segundos de completo silencio. Perrie lo miró sorprendida, riendo brevemente.

-¿Qué? Zayn, ¿estás loco? Tu carrera. Si ésta noticia sale a la luz, One Direction podría meterse en problemas. Fueron flexibles con Harry, pero nadie garantiza que vayan a serlo también contigo. Un bebé en la banda lo pueden consentir. Dos... No lo sé. No creo.- se expresó ella, preocupada pero alegre al notar la determinación de su chico.

-Perrie, la gente se acabará enterando tarde o temprano. Tú misma lo has dicho; podemos esconderlo ahora, pero en unos meses ya no podremos. Vamos a ser padres, me da igual si no les gusta a los de arriba. Sé que tú no tendrás problemas con Little Mix, pero te agradezco que pienses en mí. No obstante, insisto. Deberíamos decirlo. Me da igual lo que digan.- rebatió el joven.

-¿Y si deciden echarte de One Direction?- la cara de ella se llenó de preocupación.

-¿Los chicos? Perrie, por favor. Son cómo mis hermanos. Se alegrarán por mí igual que se alegraron por Harry. Además, Harry me entenderá a la perfección.- dijo Zayn.

-No, ellos no. Los de arriba.- Perrie rodó los ojos y volvió a reír.

-Aaaah.- Zayn también rió ante su propia ingenuidad.-Bueno. Que lo intenten. Los grupos de fans me adoran. De ninguna forma podrían conseguir que fuese expulsado de One Direction. Las masas se les echarían encima.- añadió, muy seguro de sí mismo, cruzando los brazos.

Perrie se rascó la barbilla, algo insegura.

-Además.- añadió el cantante.-Puede que luego le pase lo mismo a otro. Louis, Liam, Niall. El tiempo pasa y las personas tienen hijos. No podrán hacer nada al respecto. Al fin y al cabo, ésto es cuestión de nuestra vida privada. Me da igual que se piensen que es difícil criar a un hijo y ser parte de una banda famosa a la vez. Yo sé que puedo.-

-Está bien.- Perrie sacudió la cabeza.-Está bien, lo intentaremos. Yo sé que con Little Mix no tendría problemas al dar la noticia, pero no quiero darla por One Direction. Sé que vosotros estáis más arriba en cuánto a la fama, y sé que os exigen mucho más que a nosotras. Por éso me da miedo que el embarazo pueda perjudicaros...-

-No, nada de miedo. Mira lo que hizo Brianna por culpa del miedo. Olvidemos el miedo, ¿vale? Centrémonos en lo bueno. Vamos a ser padres, y va a ser una pasada.- habló Zayn, acercándose a su novia y rodeando la cintura de ella con sus brazos.

Ella asintió con la cabeza, rió de nuevo, y rodeó el cuello de Zayn con sus brazos antes de darle un pequeño beso en los labios. Acto seguido ambos se abrazaron y Zayn acarició el cabello de Perrie.

-Todo irá bien.- murmuró.-Ya lo verás.-

-Confío en ello. Confío en ti.- respondió Perrie.




~~~

Aly se encontraba saliendo de la universidad de Yale, cuándo de repente sonó su teléfono. Ella rebuscó en el bolsillo de su pantalón hasta encontrarlo, y descolgó rápidamente.

-¿Sí?- preguntó.

-Hola, Aly. Soy Niall.- saludó la bonita voz de su novio.

-Ah, hola Ní.- sonrió ella.

-Acabas de salir de Yale, ¿verdad?- preguntó él.

-Sí, estoy saliendo ahora mismo. Por fin. Estoy hasta arriba de exámenes, pero se acabó por hoy.- Aly miró alrededor, observando los alrededores del lugar. Se encontraba andando por el pequeño camino de baldosas que había sobre el césped de los exteriores de la universidad.

-De acuerdo, Oye, no le has contado a nadie lo que te dije, ¿no? Todavía es secreto secretísimo.-

-Claro, Niall. Te prometo que no se lo he dicho a nadie.- resopló ella.-Confía en mí, ¿quieres?-

-Lo sé, lo sé. Confío en ti. Lo que pasa es que es algo tan flipante que sigo flipando. ¿Tú no flipas?- preguntó él elevando la voz.

-Flipo con el hecho de tener un novio cómo tú.- respondió ella rodando los ojos y sonriendo a medias.

-Gracias. Espera. ¿Éso lo dices a buenas o a malas?- preguntó el rubio inocentemente.

-Te quedarás con la duda.- Aly sacó la lengua a pesar de que Niall no podía verla.

-Jáaa jáaa, qué graciosa, señorita Willson, mire cómo me río.- ironizó Niall con una risa falsa, y Aly supo que el rubio había cruzado el único brazo que tenía libre.-En fin, llamaba para decirte si querías que fuéramos a comer a Nando's.- añadió.

-No, me llamabas para confirmar que no le había dicho a nadie lo de Za...- Aly se interrumpió y bajó el tono de voz.-Lo de ésa cosa que me confesaste.-

-Sí, bueno, vale, éso también.- se quejó el irlandés en tono cansado, cómo un niño pequeño.-Pero sobretodo porque me apetecía comer contigo, y ya sabes que la comida de Nando's me da la vida. Pues éso, ¿qué me dices?- 

-Voy corriendo. ¿Dónde quedamos?- 

-No te muevas de allí, estoy metiéndome en el coche. En cinco minutos estoy allí.- replicó Niall.

-De acuerdo. Aquí te espero.- asintió ella.

-¡Te veo en un rato!- se despidió él alegremente, y colgó.

Aly volvió a guardar el móvil en su bolsillo cuándo vio a su joven amiga Elma acercándose.

-Hola, Aly.- saludó la joven.-¿Has visto a Lexi?- añadió, preguntando por su amiga.

-Ey, Elma. Sí, antes la he visto en clase.- respondió Aly alegremente.

-Menos mal, llevo todo el día buscándola, pero casi nunca coincidimos, salvo cuándo estamos en nuestra habitación, claro.- respondió Elma con tranquilidad, llevándose una mano al pequeño gorrito de color rojizo que llevaba en lo alto de su cabeza.

-Creo que si la esperas por aquí, podrás verla salir en unos instantes. Todos salimos por ésta puerta, y no creo que haya  salido todavía. Estará en vuestra habitación, guardando sus libros antes de salir a comer.- asintió la rubia.

-Tengo que hablar con ella sobre un chico, a él le gusta Lexi, sabe que ella y yo somos amigas, y me ha preguntado si podría hablar con ella al respecto ya que él es muy tímido.- repuso Elma con una pequeña risa. Su risa se alargó al ver la expresión sorprendida de Aly.

-¿Hay un chico al que le gusta Lexi? Bueno, es normal que no tuviera ni idea si ni él mismo lo dice. En fin, me alegro. Espero que puedas hablar con ella.- respondió Aly con amabilidad.

-Pero también necesito hablar contigo un momento. Es algo que debo contarte.- añadió Elma.

-¿Sobre lo de Lexi?-

-No, no. Sobre otra cosa.- Elma miró de un lado a otro, algo desconfiada.

-¿De qué se trata?- preguntó Aly acercándose más.

Elma también se acercó más a Aly para poder hablar lo más bajo posible y ser escuchada.

-Llevo toda la mañana notando algo raro. Creo que vi un grupo de tres personas. No les vi la cara, ni la cabeza, porque los tres llevaban capucha, pero parecían una chica y dos chicos. Y creo que iban siguiéndote. Cuándo cruzabas el campus para ir de un sitio a otro de la universidad, me daba la impresión de que ellos siempre iban detrás, y manteniendo una distancia prudente para que no los vieras. O éso me ha parecido.- murmuró Elma, a medida que su voz se volvía alarmada y preocupante.

Aly la escuchó con atención. Acto seguido parpadeó, muy seria, y miró alrededor.

-Gracias por contármelo, Elma, pero...Quizás no sea éso. Tal vez solamente tengan el mismo horario que yo, y por éso iban a los mismos sitios de la universidad que yo. Puede ser una coincidencia.- opinó Aly, tratando de mantenerse serena.

-También lo pensé.- asintió su amiga.-Pero tenían un aspecto sospechoso. No lo sé. Me sentí nerviosa en cuánto los vi.- 

Aly le puso una mano en el hombro.

-Gracias de nuevo por contármelo. Te lo agradezco mucho, iré con cuidado, no te preocupes.- dijo.

Elma asintió con la cabeza. Justo entonces, se oyó el pitido del claxon de un coche. Aly vio el coche de Niall pasando cerca de allí. Tal y cómo había prometido, había llegado en un instante.

-Te veo mañana, Elma.- se despidió Aly.-Y gracias.-

-De nada, cuídate. ¡Hasta mañana!- Elma abrazó a su amiga y se alejó de allí.

Aly suspiró, se frotó la frente, y trató de sonreír, pues Niall la estaba esperando. Pensaba contarle aquello, pero solamente después de comer. Sabía que Niall habría querido que se lo contara inmediatamente, pero, al fin y al cabo, Aly no quería arruinarle su almuerzo en Nando's con una mala noticia que ni siquiera sabía si era cierta o no. Sabía que Elma decía la verdad, pero no había forma de saber si lo que había visto eran realmente tres personas siguiendo a Aly o tres estudiantes más con el mismo horario universitario que ella.



~~~

Harumi volvía a casa, de trabajar en el estudio de diseño de la madre de Harry. Llevaba pequeños auriculares introducidos en sus orejas, y escuchaba la canción "Fight Song" de Rachel Platten. La iba tarareando alegremente a medida que caminaba. 
Finalmente, llegó a su casa. Sacó las llaves y abrió la puerta.
Lo que vio al entrar le sorprendió tanto que se tapó la boca con las manos. Todos los muebles del salón estaban volcados o destrozados. Cerró la puerta de la casa tras de sí, y se adentró en el salón lentamente.

-¿Qué ha pasado...?- murmuró para sí misma.

El sofá había sido apuñalado más de treinta veces y el relleno se le salía. Las mesas tenían las patas rotas. El televisor parecía estar entero, pero estaba boca abajo sobre el suelo. Harumi se retiró las manos de la boca y miró alrededor.

-¿Hola?- preguntó elevando la voz.

No obtuvo respuesta. No había nadie en la casa. 
Harumi miró alrededor una vez más. No había sido un robo, porque no faltaba nada. Simplemente estaba casi todo roto. Harumi contempló los jarrones japoneses de su abuela fallecida. Estaban en el suelo, hechos pedazos. Eran su recuerdo más querido de ella. Empezó a llorar ante aquello, y colocó su bolso en el suelo. Rebuscó en él hasta encontrar su teléfono móvil.

-¿Por qué iba alguien a hacer algo así...?- murmuró entre sollozos, asustada y confundida.

Marcó el número de la policía y se pegó el móvil a la oreja. Acto seguido, se arrodilló frente a los jarrones rotos. Cogió un pedazo, con cuidado de no cortarse, y tuvo fe en que sería posible repararlos con un poco de pegamento o cola.
Se limpió las lágrimas a pesar de que éstas seguían cayendo de sus ojos. Una vez más, paseó la vista por aquél lugar destrozado. No entendía nada. Todo estaba allí, no se habían llevado nada. Simplemente lo habían destrozado.
Tras unos instantes, oyó que un agente de policía descolgaba el teléfono y la saludaba.

-Hola, ¿policía? Necesito ayuda...- murmuró Harumi sin dejar de llorar por más que lo intentaba.



~~~

Liam, Louis, Zayn y Harry se encontraban en casa de Liam, planeando su próxima gira, la cuál duraría un mes. Estaban esperando a Niall, el cuál llegaba tarde debido a que aquella reunión había surgido de improvisto y él estaba comiendo con Aly en Nando's. Los cuatro muchachos estaban sentados en dos sofás, Liam sentado junto a Harry, y Louis sentado junto a Zayn. Liam apuntaba en un cuaderno todas las ideas que Harry y Louis le iban dando para los Meet and Greet de la gira, pues siempre les encantaba innovar y hacer reír a sus fans cuándo éstos iban a conocerlos. Zayn estaba muy callado, pensando en cómo decirle a sus amigos que iba a ser padre. Pero también quería esperar a que viniera Niall antes de dar la noticia.

-¿Y qué tal si estudiamos un poco más de español y saludamos así a nuestras fans hispanohablantes? Seguro que les encanta. Podríamos incluso mantener toda la charla con ellas o con ellos en español. ¿Qué opinas de éso, Liam?- propuso Harry alegremente.

-¡Me parece una gran idea!- sonrió Liam, asintiendo con la cabeza.-Lo malo es que el español es difícil, pero bueno, al menos tenemos un nivel medio. Estudiaremos un poco más para aprender a decir más cosas y así podremos hablar más.- añadió mientras escribía en su cuaderno.

Harry asintió con la cabeza, feliz al ver que Liam aprobaba su idea. Louis rió ante el entusiasmo de sus amigos, entusiasmo en el que él también participaba.

-Oye, Zayn, ¿y a ti se te ocurre algo? Louis y Harry han dado mogollón de ideas, pero tú estás muy callado. ¡Di algo!- rió Liam mirando a su amigo.

-Me gustaría, pero no se me ocurre nada.- respondió Zayn, tratando de sonreír para disimular su nerviosismo. Se rascó la nuca, tratando de permanecer tranquilo.

-¡Oh, se me acaba de ocurrir otra ide...!- empezó a decir Harry.

El sonido del timbre lo interrumpió. Liam se levantó y abrió la puerta de su casa. Niall saludó con la mano de forma tímida, algo poco común en él.

-Hola, Li.- dijo.

-¡Niall, por fin llegas!- Liam rió y abrazó a su amigo. El rubio le devolvió el abrazo débilmente. Al separarse, Liam le propinó una pequeña palmada en el hombro.-Venga, pasa.-

Niall se adentró en el hogar de su amigo mientras éste cerraba la puerta.

-Hola, Niall.- saludó Harry agitando la mano.

Niall trató de sonreír, pero en lugar de éso le salió una mueca extraña.

-Oye, ¿qué te pasa?- preguntó Louis al notar la expresión facial de su amigo.

-Tengo que contaros una cosa.- repuso Niall mirando hacia el suelo.-Pero no quiero interrumpir las planificaciones de la gira.-

Liam se volvió a sentar en el sofá y los cuatro chicos miraron a Niall.

-Cualquier cosa que te pase es más importante para nosotros que planear la gira.- replicó Harry.

-Exacto.- añadió Liam.

-Bueno, no se trata de mí, se trata de Aly.- murmuró el irlandés con seriedad.

Se sentó junto a Harry y Liam. Suspiró y sus cuatro amigos lo observaron calmadamente para darle a entender que lo escuchaban con atención. Niall les contó lo que Aly le había comentado, cosa que previamente Elma le había dicho a Aly. Tras diez minutos explicándolo todo, incluso los detalles cómo que Aly y Elma habían debatido sobre si aquellas personas realmente la estaban persiguiendo o no, pasaron unos segundos de silencio en la sala de estar de la casa de Liam. Finalmente, Niall habló de nuevo:

-Estoy preocupado. Cómo dijo Aly, puede ser que éso no fuera más que una coincidencia, pero... Al fin y al cabo, Aly es mi novia. Es la novia de un cantante conocido, parte de una banda famosa, nosotros. Y ya sabéis que la fama conlleva estar en constante peligro, y por lo tanto, nuestros seres queridos también corren ése riesgo. Temo que Aly no esté segura en Yale.- explicó con sinceridad, mirando muy preocupado a sus cuatro amigos.

-Entiendo que te sientas así.- repuso Louis.-Es normal que te preocupes. Yo también creo que tiene mala pinta, si te soy sincero.-

Niall miró a los otros tres, pidiendo con la mirada que lo ayudaran a calmarse.

-Tranquilo.- repuso Liam poniéndole una mano en el hombro.-Aly puede tomar medidas. Y nosotros podemos ayudarla. Si se mantiene acompañada a todas horas, no tiene por qué pasar nada.- añadió.

-Éso, recuerda que nosotros estamos muy protegidos, y por lo tanto, nuestra familia, nuestros amigos y nuestras parejas también lo están.- comentó Zayn, que había escuchado atentamente a Niall a pesar de sus propios nervios.

Niall escuchaba a sus amigos a medida que éstos iban opinando.

-Exacto, no va a pasar nada. Aly estará bien. Si ésas personas realmente quieren hacerle daño, solamente podrían conseguirlo si la atrapan estando sola. La solución es tan sencilla cómo asegurarnos de que está siempre acompañada por, al menos, dos personas o más.- intervino Harry en tono seguro, tratando de aplacar el miedo que sentía su amigo.

-Lo sé, chicos, y os lo agradezco. Hacéis que me sienta más tranquilo. Pero no puedo evitar preocuparme. Aly es la persona a la que más quiero. No me gusta que la estén observando. Me da miedo...- dijo Niall mirando con nerviosismo a sus amigos.

-De nuevo, te entiendo, Niall.- repitió Louis.-Los cuatro te entendemos porque los cuatro somos igual de famosos, y queremos lo mejor para nuestros seres queridos. Es natural que te preocupes. Pero recuerda, Aly estará bien. Jamás permitiríamos que nadie le hiciera daño, lo sabes, ¿verdad?- preguntó.

-Claro que lo sé. Yo soy el primero que está dispuesto a protegerla.- repuso el joven rubio.

-Por supuesto, y lo has demostrado en infinitas ocasiones.- habló Liam, frotando la espalda de Niall con afecto para tranquilizarlo.-Así que, por favor, no te preocupes. Estará bien. Tendremos que ir con cuidado, pero te aseguro que no le va a pasar nada, ni a ella ni a nadie.-

Niall asintió de nuevo con la cabeza y suspiró, liberando toda la tensión que había acumulado en las últimas horas desde que Aly le había contado aquello.

-Gracias, chicos. Muchas gracias, de verdad. Vuestro apoyo lo es todo para mí.- murmuró.

-Ay qué mono es nuestro irlandesito.- se mofó Harry en un tono de voz agudo.

Niall rodó los ojos, pero no pudo evitar reírse.

-Eres tonto pero de verdad.- le dijo a Harry.

-¿No me digas?- volvió a mofarse Harry, sacándole la lengua a su amigo.

Louis también se rió. Liam negó con la cabeza mientras sonreía. Zayn hizo una sonora palmada que sobresaltó a sus cuatro compañeros de banda.

-Bueno, pues... Yo también tengo una noticia que dar. Y seguro que no os la esperáis.- dijo.

-¿Una noticia?- preguntó Harry.

-¿Buena o mala?- se apresuró a preguntar Niall, preso del pánico.

-Buena, buena... O éso depende... Depende de cómo se mire. Pero para mí, es buenísima, porque estoy feliz a más no poder.- respondió Zayn levantándose del sofá y quedándose de pie.

-Te escuchamos.- asintió Liam.

Zayn respiró profundamente y soltó la bomba.

-Voy a ser padre. Perrie está embarazada.-

Los gritos de sorpresa de los otros cuatro chicos se expandieron por toda la casa de Liam.

-¡¿QUÉ?!-

-¡¿CÓMO DICES?!-

-¡¿PERRIE EMBARAZADA?!-

-¡¿EN SERIO?!-

-¡¿OTRO BEBÉ EN LA BANDA?!-

-¡¡VAS A SER PAPÁ!!-

-¡GUAU!-

-¡LOS DE LA DISCOGRÁFICA VAN A PERDER LA CABEZA!

-¡Y LAS FANS TAMBIÉN VAN A PERDER LA CABEZA!

-¡¿CÓMO SE VA A LLAMAR SI ES NIÑO?!

-¡¿Y SI ES NIÑA?!

-¡¿CÓMO ESTÁ PERRIE?!

-¡¿Y QUÉ PASA CON LA BODA?!-

-¡ÉSO, ÉSO!

-¡¿OS VAIS A CASAR ANTES O DESPUÉS DE QUE NAZCA?!-

-¡¿DE CUÁNTOS MESES ESTÁ PERRIE?!-

-¡BUA ESTOY FLIPANDO!-

Los cuatro hablaban a gritos y a la vez, de modo que sus frases se mezclaban las unas con las otras en una algarabía incomprensible. Zayn se partió de risa mientras sus cuatro amigos chillaban y le hacían mil preguntas a la vez. Tras unos segundos, Liam se dio cuenta del escándalo que él mismo y los otros tres estaban formando, así que empezó a chistar hasta que Louis, Harry y Niall se callaron. Zayn, divertido, miró a sus amigos.

-¿Ya? ¿Habéis terminado?- preguntó.

Louis, Harry y Niall empezaron a hablar a gritos de nuevo. Liam chocó la palma de su mano contra su propia frente, y Zayn se desternilló de risa una vez más.

-Tomaré éso cómo un "no."- dijo entre risas.



3 comentarios:

  1. ¡Hola! Siento mucho que el capítulo sea tan corto, pero sigo bastante liada y voy escribiendo cuándo puedo. Mil disculpas >.< Gracias por leerme una vez más, un abrazo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no te preocupes cielo, yo también he estado de un lado para otro con exámenes y proyectos por lo que te entiendo perfectamente. ¡El capítulo te ha quedado muy bonito! ¿qué pasará con nuestra rubia favorita? ¿Y quién le habrá hecho algo así a la pobre de Aru? ¡Me encantas! Sigue así guapa

      Eliminar
  2. Vale es la segunda vez que escribo este comentario pero todo bien fallo mío.
    Hola! Fui lectora en 2013, y la nostalgia me ha traído de vuelta por aquí... He releído la historia completa en sobre una semana y debo decir que la calidad de ésta ha mejorado con creces. Me has enganchado a esta dramática pero interesante historia, y qué más que decir que felicidades por tu trabajo desde hace tantos años en esta historia.
    Blogger ha caído muchísimo con el tiempo y por ello es un currazo que sigas por aquí omg.
    Tengo muchas ganas de seguir viendo cómo se desarrolla, y espero que la termines, necesito ver un final para tantos personajes que hemos conocido y a los que ahora tengo cariño.
    Como quejilla, echo de menos momentos entre Aly y Niall jijiji quiero verles más juntos ❤️
    En fin, felicidades de nuevo por esta historia, ¡no puedo esperar a seguir leyendo! Ha sido un placer volver a leer este blog cuatro años después, y estoy emocionada por leer más omg.
    Un saludo!
    PD: No creo que me reconozcas porque este perfil es distinto al que hace tantos años tuve, pero bueno aún así yo te recuerdo y a los viejos tiempos JAJAJAJA.

    ResponderEliminar

¡Anímate a poner un comentario! Deja tu opinión sin faltar al respeto y sin insultar. Tu participación es muy importante. ¡Muchas gracias por comentar!