viernes, 8 de noviembre de 2013

90- Citas fuera de lo común

Zayn caminaba en círculos alrededor del sofá de su casa. Echaba de menos a Perrie, quería estar con ella pero ya habían roto. Suspiró y finalmente se dejó caer en el sofá, sentándose perezosamente en él. Miró su móvil reposando sobre la mesa y se mordió una uña. Lo agarró instintivamente y llamó a su ex-novia.
Perrie y sus tres amigas, Jade, Jesy y Leigh-Anne estaban bailando en un ensayo.

-Change, change your life, take it all...!- cantaban las cuatro.

Biiiiiiiiiiiip. El sonido del móvil de Perrie interrumpió el ensayo. Jade se cruzó de brazos y frunció el ceño. Jesy y Leigh-Anne siguieron bailando, aunque dejaron de cantar.

-Chiiiiicas.- Perrie rodó los ojos.-¿Cuántas veces hemos dicho que nada de móviles en los ensayos?-

-Perrie, es tu móvil el que suena.- dijo Jade sonriendo angelicalmente y lanzándole a Perrie una mirada asesina. Podía compenetrar una sonrisa angelical con una mirada fulminante.

Perrie se sonrojó al oír aquello y caminó hacia su móvil. Jesy tropezó y al segundo siguiente ya estaba en el suelo, mientras un "Ayyy" suyo se esparcía por el aire de la sala vacía. Leigh-Anne suspiró y la ayudó a levantarse. Perrie paró la música de la radio que había en una pequeña mesa situada en una esquina del escenario, junto a su móvil y los cuatro bolsos. Descolgó.

-¿Hola?-

-Hola, Pe.- Zayn se removió en su sofá y empezó a sudar.

-Zayn.- la rubia sonrió amargamente.-¿Qué pasa? Me pillas en mitad de un ensayo.-

-Oh, ¿en serio?- el cantante bajó la mirada.-Lo siento, siempre soy de lo más inoportuno.-

-Sí, bueno, pero no pasa nada.- ella soltó una risita.

-Quería decirte que... ¿Cómo lo llevas? Ya sabes, lo nuestro.- el cantante tragó saliva.-Sigo preocupándome por ti.-

-¿Que cómo lo llevo?- Perrie parpadeó sus ojos azules.-Pues... Ehhh... Mmmm...- miró a sus tres amigas.

Jade se encogió de hombros. Jesy se estaba alisando sus pantalones arrugados por la caída. Leigh-Anne chasqueó los dedos y le indicó con gestos que le rompiera el corazón. Perrie frunció el ceño y negó con la cabeza. "¡No!" masculló molesta sin hablar, sólo moviendo los labios. Leigh-Anne asintió. "Fíate de mí" vocalizó con los labios. Perrie rodó los ojos y se pegó el móvil a la oreja de nuevo.

-Bien, lo llevo muy bien.- miró de reojo a Leigh-Anne. Ésta asintió con la cabeza de nuevo.-Estoy saliendo ya con otro chico.-

Zayn abrió los ojos cómo platos.

-¿Ah, sí?-

-Síp.- mintió ésta. Acto seguido fulminó a Leigh-Anne con la mirada. ¡Menudo consejo más malo! No sabía por qué le había hecho caso a su amiga.

-Ah, guay.- Zayn se sintió triste, pero no lo demostró.-Yo también tengo ya una nueva pareja.- añadió cambiando su tono de voz a uno despreocupado. Decidió actuar igual que Perrie, aunque no sabía que ella estaba mintiendo.

-¿De verdad?- la desilusión se notó en la voz de la chica.-Quiero decir... ¡¿De verdad?! ¡Me alegro un montón! ¿Cómo se llama?-

-Eh...- Zayn se rascó la cabeza.-¡Ya sé!- gritó.-¿Por qué no quedamos algún día para cenar y así la conoces?- propuso. Ya encontraría a alguna chica que se hiciera pasar por su novia. Incluso podía echarse nueva novia de verdad.-O mejor aún, podemos quedar los cuatro; mi nueva chica y yo contigo y tu nuevo chico.-

-¡Guay!- Perrie se mordió la lengua y cerró los ojos con fuerza. <<¡Mierda!>> pensó.-¿Cuándo te va bien éso de ir a cenar los cuatro?-

-¿Mañana por la noche?- dijo Zayn. Sabía que él encontraría a una chica pronto, miles de adolescentes lo amaban.

Los ojos azules de Perrie fueron de un lado a otro, presos del pánico. Recordó a un amigo suyo que podía servirle y esbozó una sonrisa nerviosa, antes de añadir.

-¡Perfecto! ¡Nos vemos a las ocho! ¿En...?-

-¿El Adour Alain Ducasse?- dijo Zayn.

-Genial. Allí se come de lujo.- Perrie rió con nerviosismo.

-Guay, entonces nos vemos mañana a las ocho ahí.- concluyó Zayn.

-Sí.- Perrie parpadeó, nerviosa.-Adiós.-

Y colgó sin esperar respuesta.

-¿Qué pasa?- preguntó Jade.

-Zayn tiene nueva novia.- suspiró.-Voy a conocerla mañana. Le he dicho que yo también tengo novio.-

-Pero tía, ¡le estás mintiendo!- acusó Jesy.

-Lo sé, lo sé, pero tengo al candidato perfecto.- sonrió Perrie.-Un amigo mío de la infancia. No le importará fingir que es mi novio.-

Jade, Leigh-Anne y Jesy se miraron entre ellas.
Zayn, aún en su sofá, se pasó el móvil de una mano a otra.

-¿Y ahora que hago?- suspiró, cansado y pensativo.-Necesito a una chica guapa, simpática y amable... Bueno, todas las directioners son así.- concluyó arrojando su móvil sobre el cojín que tenía al lado y levantándose del sofá.


Aly se sentó en el sofá de nuevo y justo entonces sonó su móvil, el cuál reposaba en la mesita. Kai estaba llamándola. Ella enarcó una ceja.

-¿Qué ocurre últimamente? Kai está hasta en la sopa...- masculló para sí misma, inclinándose hacia adelante y cogiendo su móvil. Descolgó.-¿Sí?-

-¡Hola, Aly!- oyó la voz de su primo menor.

-¡Hola tío guay! ¿Qué puedo hacer por ti?- exclamó ella.

-Hoy en el insti cuándo he ido a verte con la Señorita Jackelyn, me he encontrado a una chica, una tal Celine.- fingió que no la conocía.-Me gustaría que me dieses su número de teléfono, si no te importa. Sé que lo tienes porque me dijo que sóis amigas.-

-¿Celine?- Aly frunció el ceño.-¿Para qué quieres tú su número?-

-Para ir haciendo amigos ahora que frecuentaré más éstos barrios y tal...- mintió él. Kai no era de la clase de chicos que mentían. Él siempre solía ser sincero, transparente. Pero contarle a Aly su experiencia con Celine (incluyendo el terrible final sellado con un portazo por parte de ella) significaría decirle que se cortaba, aunque sólo lo hubiera hecho una vez y tiempo atrás. Y bajo ningún concepto lo haría. Sólo lo sabía él. Y ahora también Celine. Por éso tuvo que mentirle a su prima, pero le sentó mal hacerlo.

-Ah, entiendo.- sonrió Aly.-Claro, ahora te lo doy. No cuelgues.-

Sin dejar de estar en vía telefónica con Kai, Aly buscó en sus contactos el número de Celine, lo memorizó y se lo dió a Kai de un tirón.

-Gracias.- susurró él, que lo había apuntado con papel y boli.-Ya le pediré a ella el resto de números de gente guay del insti, adiós.- añadió con su característica alegría. Y colgó de golpe.

Aly se quedó un poco extrañada mirando su móvil. No terminaba de comprender que era lo que había acabado de pasar. Se encogió de hombros y encendió la tele, ajena a lo que le sucedía a su primo. Abrió entonces el mensaje que había recibido horas antes en el instituto y lo leyó de nuevo... Suspiró entrecortadamente mientras un escalofrío subía por su espalda hasta la cabeza, la cuál le empezó a doler intensamente. Debía decírselo a los chicos, pero no quería ponerlos en peligro. Ella y el resto de chicas que habían visto la grabación ya habían avisado al director, pero los chicos de One Direction aún no lo sabían.

-¡Cindyyy!- gritó.-¡Saca la leche en polvo!- se levantó del sofá.-¡Es hora del tercer biberón de Talia!-

Entrando en la cocina con paso ligero y pesado a la vez, Aly decidió que sólo se lo contaría a Niall, al menos de momento. Esperaba no ponerlos en peligro al hablarles de aquello.

~~~

Harry volvía furioso de su cita con Brianna. Había sido un desastre, cuándo a primera vista parecía que fuese a ser perfecta. Estaba muy dolorido y triste, pero sobretodo enfadado. Según Harry, ella no entendía que se negaba a estar con ella para protegerla. Para no hacerla sufrir. Para no decepcionarla y dejarla rota por dentro. Pero Brianna sufría igualmente al estar alejada de él. Cada uno quería una cosa y ambos lo pasaban mal, cada uno con sus ideas, pero ambos porque no estaban juntos. 
El cantante atravesó un callejón pequeño repleto de cartones, cubos de basura y tuberías que daban a las cloacas. Iba dando pisotones y con el ceño profundamente fruncido. Enfadado y aprovechando que no había nadie alrededor, propinó una fuerte patada a un contenedor de basura azul que había cerca. Nueve gatos salieron bufando y corriendo de debajo de éste. Harry, al verlos, relajó su ceño fruncido.

-Lo siento.- dijo mirando a los mininos y acercándose al más cercano.-No pretendía asustaros.-

Los ocho restantes, que estaban unos metros lejos, se acercaron poco a poco, dispuestos a estar con el gato que se había quedado cerca de Harry. Éste sonrió. Los nueve eran preciosos.

-Los gatos me encantáis, ¿sabíais?- comentó alegremente poniéndose de cuclillas en el suelo.

El único negro que había se acercó sin miedo y olfateó la mano de Harry, pensando que el cantante le estaba ofreciendo comida. Movió los bigotes y maulló, mirando al chico.

-Me llamo Harry.- suspiró.-Sóis preciosos. ¿Estabais los nueve viviendo debajo de ése sucio contenedor? No es justo, con lo adorables que sóis...-

Una preciosa gata blanca de abundante pelaje y ojos azules se acercó a él y frotó su cabeza contra sus piernas.

-¡Vaya! Tú debes de ser la "guarra" del grupo, ¿no?- bromeó Harry, acariciando el suave lomo blanco de la gata.

-Miau.- dijo otro, éste a manchas blancas, negras y rubias, con una carita inocente y de ángel. Debía ser el más joven de los nueve.

-¿En serio está en celo?- preguntó Harry abriendo mucho los ojos.-Ahora entiendo por qué se frota tanto conmigo.- acarició de nuevo a la gata blanca.-Pero lo siento, nena, a mí no me van los animales.-

Otro de los gatos se sentó y empezó a lamerse el pelaje del lomo. Otro que estaba bastante delgado maulló y parpadeó, hambriento y en busca de amparo.

-Pobrecitos.- suspiró el cantante.-¿Los nueve sóis callejeros? Ninguno de vosotros tiene collar.-

Otra gata, ésta grisácea y de ojos verdes, maulló suavemente.

-Vaya. No me gustaría que sufrierais cómo estoy sufriendo yo ahora mismo.- suspiró.-Me dáis mucha pena... Ojalá pudiera ayudaros.-

En ése momento una idea descabellada aunque bondadosa surcó su mente y Harry esbozó una enorme sonrisa.

~~~


Aquella misma tarde, Perrie estaba en la calle hablando con su amigo de la infancia, llamado Roney. Era alto, rubio, de ojos verdosos con matices azulados, justo el chico que necesitaba para impresionar a Zayn. Acababan de salir de un bar y ahora estaban parados enfrente de una tienda de ropa.

-¿Entonces lo harás?- preguntó Perrie.

-Claro.- sonrió Roney.-Lo que sea por una vieja amiga.-

-Vale, pues estate atento a lo que te voy a decir.- empezó Perrie.

-Dime.- suspiró él.

-Quiero que seamos la pareja perfecta, es decir, no se tiene que notar que estamos fingiendo.- empezó ella en tono tranquilo.-Tenemos que ser fluidos, confiados, que parezca que estamos muy enamorados. Tenemos una relación romántica, apasionada y compenetrada a la vez, estamos hechos el uno para el otro.- añadió haciendo un gesto con el brazo, cómo un apasionado director que habla de su película.

-Hmh.- murmuró Roney mientras asentía una sola vez con la cabeza.

-Que se note que estoy feliz contigo.- añadió Perrie mirándolo directamente a los ojos.-Tiene que parecer que somos la mejor pareja del mundo, y que nos hayamos conocido de una manera extraña, divertida...-

-¿Qué tal si te tiré un batido encima en una cafetería y me perdí en tu mirada?- propuso su amigo.

-¡Perfecto! Es genial. Entonces me llevaste a mi casa y al día siguiente me compraste un vestido nuevo, precioso y carísimo, para compensarme por haber manchado el que yo tenía...- añadió ella.

-Espera, ¿quién se va a creer éso?- la interrumpió Roney.-Nadie compra un vestido caro a alguien para disculparse.-

-Soy Perrie Edwards, y tú lo has dicho, te perdiste en mi mirada.- la rubia se rascó la barbilla.-¡Ya sé! ¡Eres súper mixer! Y yo soy tu favorita del grupo, con lo que no dudas en hacerme ése regalo del vestido y en pedirme mi número.-

-Vale...- Roney asintió de nuevo con la cabeza, tratando de memorizar todo el plan.

-Y que en todo momento se note lo extremadamente enamorados que estamos el uno del otro.- añadió acercándose al chico.-Por favor, no me falles. Recuerdo que a los 7 años hicimos una obra de teatro en el colegio y fue penosa por tu culpa, porque no sabías actuar.-

-¡Porque teníamos 7 años, tú lo has dicho!- el rubio se echó a reír.-Ahora sabré actuar, no te preocupes.-

-Por favor.- suplicó ella de nuevo.-Quiero que Zayn vea que soy feliz.-

-Aunque no lo eres, ¿verdad?- él la miró.

Perrie lo miró de reojo. Acto seguido bajó la cabeza.

-Estoy muy dolorida. Pero él tiene nueva novia y no quiero que vea que yo soy menos.- suspiró.

-Pero lo eres.- añadió Roney.-Porque me estás pidiendo a mí que finja ser tu novio.-

-Sí.- suspiró Perrie.-Pero es la única opción que tengo si no quiero que se ría de mí.-

-¿Sabes? No lo conozco en persona, pero estoy convencido de que nunca se reiría de ti.- comentó él queriendo animar a su amiga.-Porque tú nunca estarías con un chico cruel.-

-Bueno, cambiando de tema.- comentó Perrie rápidamente.-¿Sabe tu novia que vas a hacer ésto?-

-Corté con ella hace un mes.- suspiró Roney.-Y ahora se ha ido de viaje a Escocia para olvidarse de mí.-

-Guay, entonces no tendrás que sentirte mal cuándo me beses al fingir que somos novios delante de Zayn.- sonrió Perrie alegremente.

Roney la fulminó con la mirada. Ella procuró parecer preocupada.

-Quiero decir... ¡Qué faena! Lo siento mucho, ¿por qué cortásteis?- se corrigió.

Roney suspiró y puso los ojos en blanco, cómo diciendo "no sé qué hacer con ésta chica."

~~~

Llegó el día siguiente, martes día 11. Sonó el timbre del instituto y todos los alumnos fueron a sus respectivas taquillas. Niall guardó los libros en la suya y cuándo la cerró, Aly le saltó al cuello. Pero no estaba alegre, al contrario. Parecía preocupada.

-¡Aly! Me alegro de verte.- sonrió él.-¿Qué tal?-

-Mal.- susurró ella en su oído. Acto seguido se apartó para mirarlo a los ojos.-La persona que provocó el incendio fue vuestro antiguo mánager.-

-¿Cómo... Cómo dices?- dijo Niall sintiendo que se le paraba el corazón en seco. (No literalmente, claro.)

-¡Sí! Se le vió la cara durante un momento en las grabaciones de las cámaras de seguridad. Era él, vuestro mánager, el antiguo mánager de One Direction. Él lanzó el petardo, él trató de destruiros... O peor, de destruir a todos los que estuviéramos dentro... Él provocó el incendio.- explicó muy nerviosa y con ganas de echarse a llorar. Aquél peso era difícil de llevar.

-No puede ser... A él... A él lo detuvieron... Fue noticia mundial, estaba encarcelado.- comentó Niall.

-Obviamente escapó.- Aly rebuscó en el bolsillo de su pantalón y sacó su móvil.-Y mira lo que recibimos las chicas y yo después de ver la grabación de las cámaras de seguridad.- sollozó mostrándole el mensaje a Niall.

Éste lo leyó.

-¿Peligro de muerte?- exclamó expandiendo sus ojos al máximo.

-Sí.- Aly asintió varias veces con la cabeza, asustada.-Tengo mucho miedo.-

Niall la abrazó de nuevo, nervioso y mirando alrededor. Trató de tranquilizarla acariciándole el pelo. Pero lo cierto es que también necesitaba tranquilizarse a sí mismo, pues su corazón se había acelerado hasta velocidades máximas. Corrían peligro de muerte. ¡Y no sabían qué hacer!

-Tranquila.- pidió.-Tranquila, por favor. Luego avisaremos a los chicos.-

Aly asintió con la cabeza y echó a andar junto a él, mientras éste no dejaba de abrazarla.

Mientras, Zayn andaba muy nervioso por el pasillo, necesitaba a una chica aleatoria para su cita con Perrie y el novio que ésta le había dicho que tenía. Finalmente encontró a una chica muy guapa, de pelo negro liso y ojos azules. Se acercó a ella.

-Hola.- sonrió.

-¡Zayn!- ella lo miró y empezó a dar botes.-Sé que estudias aquí cómo yo porque One Direction donásteis pasta para el instituto y tal, pero, ¡soy tan fan tuya!-

-Genial, entonces, ¿me harías un favor?- sonrió él.-Un favor un poco extraño, pero un favor al fin y al cabo.-

-¡Lo que sea!- gritó ella.

-Vale, finge ser mi novia.- dijo cerrando un ojo cómo si la chica le fuera a pegar.

-¿Cómo?- preguntó ella poniéndose muy seria y alzando una ceja.

-Verás, he roto hace poco con Perrie, mi novia, y...- empezó él.

La chica se llevó las manos a la boca.

-¡Ay, no! ¡Yo era fan de vosotros dos!- exclamó de manera triste.

-Ya, lo siento, pero discutíamos mucho.- suspiró él.-Y verás, me he enterado de que tiene nuevo novio. He quedado con ella y con él en un restaurante de lujo, y le he dicho que yo también tenía novia, ¿te gustaría serlo? Es decir, fingirlo.-

-¡Claro! ¡Soy Directioner, es mi sueño!- ella sonrió de nuevo y acto seguido se puso seria.-Espera, ¿cómo que fingirlo pero no serlo?-

-Bueno, es que no sé si haríamos buena pareja. De momento sólo necesito tu ayuda. ¿Podrías ayudar a tu ídolo?- preguntó él en tono triste y pestañeando dulcemente.

-¡Claro!- añadió la joven.-Por cierto, me llamo Alina.-

-Bien, encantado.- sonrió Zayn, algo incómodo por la situación pero feliz por haber encontrado una "novia" para su cita con Perrie y el novio de ésta.-Hoy en el primer recreo sube a la zona que los chicos y yo tenemos la cafetería, así podremos planear todo ése rollo de cómo nos conocimos, lo enamorados que estamos, y tal y cuál.-

-Vale.- sonrió Alina parpadeando sus ojos azules, encantada porque iba a cenar gratis en un sitio lujoso y encima con uno de sus cantantes favoritos y Perrie Edwards.

-Entonces me darás tu dirección y pasaré a buscarte para ir a la cena. Tendrás que arreglarte mucho.- comentó él.

-No te preocupes, me pondré elegante.- sonrió ella.-¡Te veo en el recreo!-

Se marchó alegremente dando saltitos y Zayn se giró para darle la espalda, arreglándose la chaqueta. Era muy raro lo que acababa de pasar en plan "hola, no te conozco de nada ni me sé tu nombre pero te pido que finjas ser mi novia" pero lo había conseguido. Era una de las muchas cosas buenas de ser un famoso.


-¿Que QUÉ?- exclamó Liam abriendo del todo sus ojos color café.

-Lo que oyes.- Aly empezó a temblar. Harumi la abrazó para tranquilizarla.

Estaban Niall, Aly, Harumi, Louis y Liam sentados sobre las mesas y sillas del aula vacía. La clase aún no había empezado, no había nadie salvo ellos y por descontado, el profesor tardaría aún más en llegar.

-Cuándo vimos su cara en el ordenador... Nos quedamos en shock.- suspiró Harumi.-Aparentemente, vuestro antiguo mánager no contaba con que había cámaras de seguridad y por éso alzó la cabeza mientras escapaba.-

-¡¿Fue él quién provocó el incendio?!- gritó Louis aterrado, con sus ojos azulados abiertos de par en par.

-¿Con qué intenciones iba a hacerlo?- se preguntó Liam.

-Matarnos, obviamente.- ladró Niall.

-Cierto, él nos guarda mucho rencor.- suspiró Louis.-Cuándo en realidad lo despedimos por su propia culpa, porque hacía las cosas mal.-

-Ése hombre está loco.- susurró Harumi aún abrazando a Aly. Ésta temblaba cómo un chihuahua.

-No me digas, ¿en serio?- ironizó Niall parpadeando cómo un niño pequeño que acaba de ver un hada.

-Tenemos que avisar a la policía.- repuso Louis dando un fuerte golpe en la mesa sobre la cuál estaba sentado.

-Ya están avisados.- repuso Aly.


-Sí, tras ver la grabación, alertamos al director Starling.- añadió su amiga japonesa.-Él avisó a la policía y ahora vuestro antiguo mánager está en busca y captura.-

-Pero ahora corremos peligro de muerte por haber descubierto que él fue el culpable.- dijo Aly cruzándose de brazos.

-Llamaremos a seguridad. Que doblen la vigilancia. No dejaremos que nadie os haga daño.- dijo Liam en tono convencido.

-¿Y qué pasa con vosotros?- preguntó Harumi.

-Nosotros ya estamos muy protegidos.- la tranquilizó el rubio.-No tenemos que preocuparnos.-

-Sí, ahora lo importante es que vosotras estéis a salvo.- añadió Louis.

-Luego avisaremos a Harry y Zayn.- repuso Liam.-Pero ante todo, debemos mantener la calma.-

Niall, Louis, Aly y Harumi asintieron con la cabeza en señal de acuerdo con la idea. En ése momento se abrió la puerta del aula y varios alumnos empezaron a hablar. Louis y Niall bajaron de las mesas en las que estaban sentados, mientras que Liam, Harumi y Aly se levantaban de las sillas, las colocaban e iban hacia sus respectivos pupitres.

-Por cierto, hoy Harry no ha venidos.- dijo Niall mientras se sentaba al lado de Liam.

-Estará enfermo o algo.- Louis se encogió de hombros desde otro pupitre.-Ya iré a verlo luego.-

~~~

-¡... Y ahora soy la fantasía de todos los tíos! Sólo porque he conseguido ser nombrada capitana del equipo de baloncesto. Creo que es la primera vez que una chica dirige un equipo de baloncesto en un instituto.- decía Faline metiendo y sacando libros de su taquilla a toda velocidad.

Celine rodó los ojos y abrió su taquilla, la cuál estaba junto a la de su hermana. Miró lo que había en el interior. Libros, cuadernos, su móvil, y bolis adornados con adorables caritas de animalitos dibujados. Suspiró y frunció los labios, poniendo un gesto muy mono, similar al de los niños pequeños cuándo se enfadan pero quieren ocultarlo. Cogió su cuaderno blanco con flores de cerezo rosadas estampadas...
Bzzzzzzzzz... Bzzzzzzzzz... Bzzzzzzz... Su móvil empezó a vibrar. Estaba al fondo de la taquilla. Celine metió su brazo hasta el codo y agarró su móvil. Descolgó.

-¿Hola?-

-¿Celine?- se oyó una voz masculina al otro lado.-Soy Kai...-

Ella se sonrojó y bajó la mirada.

-Ho-hola. ¿Qué sucede?-

-Escucha, me gustaría hablar contigo...-

-Y a mí.- lo interrumpió ella.-Me sentí muy mal después de irme de repente. No sé, me... Me asusté.-

-Lo comprendo.- corroboró Kai.-Es normal...-

-La culpa fue mía.- suspiró la chica.-No debí tirar de la pulsera, tú trataste de impedírmelo.-

-¿Te apetece ir a tomar algo luego y... hablamos?- preguntó él tímidamente.

-Claro.- Celine sonrió aunque trató que no se notara.-¿Conoces la cafetería que en una esquina a una manzana de Blue Moon High?-

-Sí, estuve allí hace poco.- respondió él.

-En ése caso, te veo ahí a las 5. Adiós.- se despidió Celine con voz dulce. Colgó el móvil y lo miró sonriendo, mordiéndose el labio inferior.

-¡AY, LA LECHE!- gritó Faline.-¡¡LLEGAMOS TARDE!!-

-Dame un momento, Fa.- suspiró su gemela menor. Metió su móvil en la taquilla y la cerró.

Faline arrojó tres libros a la vez en su taquilla y la cerró con fuerza. Cogió a Celine de la muñeca y echó a correr, arrastrándola tras de sí.

-¡¡VAMOS, VAMOS!!- gritaba, aún corriendo.

Celine, incapaz de seguirle el ritmo, tropezó y chocó con Zayn.

-¡Au!- gritaron los dos.

-¡Hola Zayn!- sonrió Faline.-¡¡VAMOS, CELINE, NO TE DISTRAIGAS!!- vociferó de nuevo, tirando otra vez de su hermana.

-¿Habéis visto a Harry?- les preguntó Zayn elevando la voz a medida que se alejaban.

-¡OJALÁ!- gritó Faline en respuesta, aún corriendo y arrastrando a Celine tras de sí.

Zayn suspiró y se rascó la barbilla, pensativo. Finalmente se encogió de hombros.
En clase, todos los alumnos estaban bastantes aburridos, mientras la profesora de música, Mery, explicaba los tonos musicales según su escala.

-Y con palabras italianas se definen...- fue interrumpida por un alumno que bostezó sonoramente. Se giró y lo miró de una manera asesina. Todos fingieron que escribían en sus cuadernos.

-Perdón.- el alumno bajó la cabeza avergonzado.

-Y bien, cómo iba diciendo...- Mery se giró de nuevo hacia la pizarra.

En cuánto lo hizo, cada quién volvió a su tarea para no aburrirse, tales cómo garabatear en sus cuadernos, mirar por la ventana o comer galletas a escondidas. El alumno que había bostezado sacó del pupitre de su mesa un avión de papel y empezó a darle forma, perfeccionándolo.

-Ésto por aquí...- mascullaba.-Y ahora...-

Cerró un ojo, se mordió la lengua y tiró el avión con precisión. Éste voló por toda la clase y aterrizó en el cabello rubio de Niall.

-¿Eh?- Niall recogió el avión de papel que había caído al suelo.

Los alumnos cercanos reprimieron una risita. El irlandés se rascó la cabeza, extrañado, y guardó el avión de papel bajo su pupitre. La profesora, inmersa en su explicación, borró todo lo que había escrito y empezó a apuntar notas musicales en la pizarra, partituras aleatorias que se iba inventando según la marcha. Finalmente se giró grácilmente hacia los alumnos.

-Bien, clase. A 11 días de que acabe el curso, vamos a dedicar éstas últimas clases de Música a estudiarnos las partituras de las canciones que elijamos.- comentó.

-¡VIVA LA MÚSICA DE JUSTIN BIEBER!- gritó la voz de alguna alumna femenina. Acto seguido, el sonido de una colleja y un "Ayyy" por parte de la Belieber. Todos los alumnos rieron por lo bajo.

-Cómo todos sabréis, el día de entrega de notas es el 25, pero el día 21 finalizan los estudios. Y hoy, día 11, estamos a sólo 10 días de acabar. Así que se me ha ocurrido algo.- continuó la profesora, ignorando lo ocurrido, mientras se dirigía a su escritorio y agarraba unos papeles.-Aquí os he hecho unas actividades que tenéis que hacer. No son ejercicios, son preguntas sobre vuestros gustos. Tenéis que responder a las preguntas diciendo vuestro género musical favorito y que canciones os gustan más.-

-¡Bieeeeeen!- una ovación se extendió entre todos los alumnos de mi clase.-¡Meeery, Meeery, Meeery...!-

La profesora se echó a reír y los mandó callar con un gesto de la mano. Todos se fueron callando menos Faline, la cuál seguía ovacionando:

-Meeery, Meeery...- Faline tenía los ojos cerrados. Celine le dió un suave codazo.-¡Ay!- Faline abrió los ojos y miró molesta a su gemela. Acto seguido se sonrojó al notar que había sido la única que seguía ovacionando a la profesora.

-Bien, después...- continuó Mery.-Iremos revisando las canciones elegidas, luego las iremos votando y las más votadas serán las que estudiemos con partitura de piano, guitarra y flauta.-

-¡Yuju!- gritó un chico de la última fila.

-De acuerdo, voy a empezar a repartir los...- empezó a explicar la profesora Mery.

-Disculpe.- Louis la interrumpió, levantándose.-Debo salir un momento, tengo que buscar a Harry. Cómo verá, hoy no se ha presentado.-

-Voy contigo.- repuso Liam también levantándose y colgándose su mochila a la espalda.

Mery alzó una ceja. One Direction eran los privilegiados del insti, con lo que no les podía negar aquello.

-Regresaremos con él en cuánto nos sea posible.- dijo Louis sonriendo educadamente.-Ésta actividad de música pinta muy interesante.-

Brianna se removió en su silla, molesta, y se cruzó de brazos. Acto seguido dejó escapar un largo y triste suspiro lleno de melancolía y angustia. Liam y Louis salieron de la clase. Niall, Zayn, Aly y Harumi intercambiaron miradas confusas y se encogieron de hombros.
Louis y Liam iban por el pasillo, cuándo de repente una voz femenina sonó tras ellos.

-Esperad.- ambos se giraron y miraron a la chica.-Llevadme con vosotros.-

Los dos se miraron y la miraron a ella de nuevo.

-Por favor.- añadió la chica.

~~~


-Por fin acaba la clase de música.- suspiró Aly empujando la puerta y saliendo de clase.

-No acabo de entender para qué la profe quiere que elijamos nosotros las canciones que aprenderemos.- añadió Harumi dirigiéndose tras su amiga por el pasillo.

-Supongo que para que participemos un poco y veamos que nuestra opinión se tiene en cuenta.- planteó la rubia, apretándose los libros contra el pecho, a modo de escudo personal de la muchedumbre de alumnos que se estaba formando en los pasillos.

-Sí, lo típico que dicen los profesores de "vamos a intentar tomar en cuenta la opinión de los alumnos y así pareceremos más enrollados y dará la impresión de que nos preocupamos por ellos."- sentenció Harumi.

Alguien rió detrás de ellas. Niall. Se colocó al lado de Aly, quedando ésta en medio de su novio y su mejor amiga. Supuso que el cantante quería hablar con ella de algo.

-La explicación de Harumi no podría haber sido mejor.- comentó de repente, hablando consigo mismo.

-Cierto.- rió Aly.

-Gracias, gracias.- fingió modestia la japonesa, haciendo reverencias mientras se inclinaba.-¡Ah!- chilló de repente. Se dió una palmada en la frente con la mano.-¡Mi estuche! ¡Me lo he dejado en clase! ¡¡SERÉ TONTA!!-

Se giró y corrió hacia la clase, pero chocó con Mairi. Ambas cayeron al suelo.

-¿Buscas tu estuche?- preguntó la pelirroja levantándose.

-Ajá.- asintió Harumi nerviosa y levantándose también, atusándose el flequillo negro.

-Danny se lo ha llevado, ya sabes, el antiguo capitán del equipo de baloncesto. Está cabreado con el mundo porque Faline le ha robado el puesto. Ahora Danny va fastidiando a todo el mundo.- explicó Mairi.

-¡¿QUÉEEEE?!- gritó Harumi enfadadísima, al estilo de los dibujos japoneses. Echó a correr pasillo adelante con una velocidad sobrenatural, superando a la de Faline.-¡¡¡DAAA-NNYYYYYYYYYYYYY!!!-

Niall y Aly se miraron y se echaron a reír. Aunque Aly reía, su mirada carecía del brillo característico de ella. Se notaba que, aunque lo ocultara realmente bien, estaba muy asustada.

-¿Estás bien?- preguntó Niall cuándo ambos terminaron de reírse.

-Sí.- asintió ésta.-Bueno... No del todo.- suspiró.

-Aly.- él sostuvo la barbilla de ella con delicadeza.-Los chicos y yo no dejaremos que nadie te toque. No debes tener miedo. No te pasará nada. Te lo prometo.-

Ella tiró de él hacia sí para abrazarlo. Suspiró, sintiéndose segura entre sus brazos, aunque sabía que si pasara algo podría defenderse perfectamente sola. Pero a veces le sentaba bien éso de que otros velaran por ella y la cuidaran.

-Espero que a vosotros tampoco.- dijo suspirando.-Niall, es una amenaza de muerte. De muerte. Ya hemos corrido peligro muchas veces. ¿Recuerdas lo que ocurrió en Irlanda? ¿Lo de la maceta que cayó? Si no me hubiera apartado a tiempo, no estaría aquí ahora mismo...-

-No hables de éso.- dijo él acariciando el pelo de su novia.-Por suerte fuiste lo suficientemente rápida.-

-Sí, menos mal que tengo buenos reflejos... De lo contrario... Yo... La maceta... Me habría...-

-Aly, en su momento le quitaste importancia.- dijo Niall posando sus labios sobre el sedoso pelo rubio que cubría la cabeza de Aly.-¿Por qué ahora...?-

-Porque ahora estamos de nuevo bajo una amenaza.- respondió ella apoyándose en el pecho de Niall. Él la abrazaba con fuerza y suavidad a la vez para tranquilizarla.

-Lo sé. Es lo malo de ser famoso. Siempre hay alguien que quiere hacerte daño.- suspiró Niall.-Pero no nos pasará nada. Ni a ti ni a nadie. Ya lo verás. Estamos muy protegidos.-

Aly lo besó en una mejilla y lo abrazó de nuevo.

-Éso espero... Tengo miedo... Pero sobretodo por vosotros. El enemigo os odia a vosotros. A las chicas y a mí sólo nos ha amenazado porque descubrimos quién provocó el incendio en el insti.- dijo mientras trataba de no llorar.-Pero vosotros sóis el objetivo.-

Niall no pudo evitar tener un escalofrío.

-No quiero que os pase nada...- decía ella abrazándolo con más fuerza.

-No nos pasará nada.- dijo él.-Estamos muy vigilados por seguratas. No hay nada qué temer.-

-Lo sé... Lo sé...- ella se enjugó un ojo mojado.-Tengo miedo, Niall, mucho. Prométeme que estaréis a salvo.-

-Estaremos a salvo. Los chicos y también vosotras. Y yo, por supuesto. Lo prometo.- dijo Niall dubitativo, aunque logró que su voz sonase firme.

Aly cerró los ojos y suspiró aliviada. Necesitaba oír aquellas palabras. Temía por la vida de sus cuatro mejores amigos y su novio, el primero que había tenido y al que tanto amaba. Lo besó en los labios con dulzura y él respondió con gusto. Los labios de ambos se movían al compás, y Aly logró encontrarse mucho más tranquila. Acarició el pelo de Niall a medida que el beso se dulcificaba. A los pocos segundos se separaron y Niall la rodeó con un brazo.

-Venga, ¿comemos?- propuso con una sonrisa.

Aly sonrió ampliamente, poniendo los ojos en blanco, y le dió una suave palmada a su novio en el pecho.

-Tú siempre igual.- dijo sonriendo.-La comida primero, la vida después.-

-Exacto.- asintió Niall antes de darle un beso en la frente.

Ambos se echaron a reír y caminaron abrazados por el pasillo.

~~~

Louis y Liam llamaron al timbre de casa de Harry.

-¿Seguro que ella estará bien en el coche?- preguntó mirando a Liam.

-Sí.- asintió éste.-Sólo tiene que quedarse sentada. Si vemos que Harry está dispuesto a hablar, sólo debes salir con la excusa de que te has dejado el móvil en el coche y entrar de nuevo con ella.-

-De acuerdo.- asintió Louis pulsando el timbre de nuevo.-Espero que ésto no acabe en desastre...-

-Yo también espero lo mismo... No sé muy bien por qué la hemos traído.- comentó Liam arreglándose el cabello color café.

-Nos lo ha pedido por favor, y se la veía tan triste...- suspiró Louis.

-Lo sé, lo sé, sólo espero que si la hago entrar a la casa no esté tan callada cómo ha hecho durante todo el trayecto del coche.- explicó Liam.

Louis pulsó el timbre insistentemente hasta que Gemma abrió.

-Uf, qué pesados sóis.- bromeó antes de salir y besar a ambos chicos en las mejillas.

-¿Está tu hermano?- preguntó Liam al separarse de la chica.

-Claro.- Gemma guardó silencio unos instantes y acto seguido se mordió el labio.-Y... tiene bastante compañía.-

-¿Cómo?- preguntó Louis parpadeando.

-¿Acaso se ha echado nueva novia?- añadió Liam.

Gemma se echó a reír alegremente. Los dos cantantes se miraron entre ellos y miraron de nuevo a la hermana mayor de Harry, sin comprender. Le dieron su tiempo para que dejara de reírse, sabían que era una chica muy risueña. Gemma se enjugó una lagrimilla de sus ojos verdes, que ya asomaba de tanto reírse.

-Algo parecido.- dijo al fin de un largo rato.-Pero... Creo que ésto es mejor. Por lo menos a mí me hace reír más que cualquiera de las novias que Harry ha tenido.- colocó los brazos en jarras.-Os dejo la puerta abierta, yo me voy a casa de mi novio. ¡A ver pelis románticas se ha dicho!-

Los dos chicos la despidieron con la mano mientras Gemma avanzaba alegremente hacia su lujoso coche, atusándose los cabellos largos, rizados y de un castaño rojizo. Finalmente entraron, dejando atrás el bonito porche de la mansión de la familia de Harry. Entraron al salón y al ver el panorama se les descolgó la mandíbula a los dos. Harry, sentado en el sofá, con tres gatos sentados junto a él, otro tumbado a sus pies, un gato negro sentado sobre un mueble de madera, otros dos gatos jugando por todo el salón, uno durmiendo hecho un ovillo sobre un cojín y una gata blanca paseándose elegantemente por toda la estancia, moviendo su cola lujuriosamente y con ello pidiendo a gritos que algún gato guapo la dejase embarazada.

-¿Pero qué...?- susurró Liam.

-¡Hola, chicos!- sonrió Harry mirando a sus dos amigos. Con ambas manos acariciaba a los tres gatitos que estaban sentados junto a él en el sofá.

-¡¿Pero qué es ésto, Harry?!- exclamó Louis, boquiabierto.

-Bueno, he hecho unos cuántos amigos, cómo podréis ver.- dijo Harry mirando alrededor.-Nueve, concretamente. Os los presento: éstos tres son Harrysino, Grisácea y Chistaco.- bajó la mirada.-Ése que está tumbado cerca de mis pies es Angelito. Ésos dos que se están persiguiendo son Tragón y Lametón. El que duerme es Marty. El que está sentado sobre el mueble se llama iPhone. Y la gata blanca que va perreando a lo Miley Cyrus se llama Sissi.-

-Pero, pero, pero...- tartamudeó Liam.

-¿A que son adorables?- chilló Harry rascando la barbilla de Chistaco. Éste cerró los ojos y empezó a ronronear sonoramente mientras Harry lo mimaba.-Son mis nuevos mejores amigos.-

Louis se cruzó de brazos, enfurruñado.

-Pero Harry... ¿Nueve gatos...?- dijo Liam mientras notaba cómo Sissi se frotaba contra su pierna.

-Estaban viviendo bajo un contenedor.- la mirada de Harry de repente se tornó triste.-Estaban abandonados, sin collar, y muriéndose de hambre. Me dieron mucha pena.-

-Es un bello gesto, qué duda cabe.- asintió Louis.-¿Pero podrás mantenerlos a todos?-

Harry alzó una ceja cómo diciendo "¿En serio?"

-¿En serio? Soy cantante de One Direction. Puedo sonarme los mocos con éste billete de 500 y seguirían sobrándome "pañuelos de 500 dólares."- explicó cogiendo un billete de 500 dólares y sosteniéndolo con ambas manos. Se lo llevó a la nariz y...

-¡Quieto, hombre, quieto!- gritó Liam lanzándose en picado. Cogió el billete de 500 dólares antes de que Harry tuviera oportunidad de sonarse.-Ahora me lo quedo. Recuerda que me los debes de todos los cafés a los que te he invitado éste año.- añadió doblando por la mitad el billete y guardándoselo en el bolsillo.

-¡Oye! Eran 300 los que te debía, no 500.- gritó Harry frunciendo el ceño. Lametón dejó de jugar con Tragón y corrió hacia Harry, subiéndose de un salto a sus rodillas. Le lanzó un bufido a Liam.

-¿Pero qué demonios...?- se inquietó Liam.

-No, Lametón, no hace falta que me protejas, es mi amigo, es Liam.- decía Harry cogiendo al gato y dejándolo en el suelo.-Es muy protector. Me agradece que los haya salvado.-

-Ya veo.- Louis miró alrededor, examinando a todos los felinos.

-Tienes que venir al insti.- explicó Liam.-Estamos haciendo cosas muy interesantes sobre música.-

-Sí, y además, se nota tu ausencia.- corroboró Louis.

-No necesito ir, además, tengo que cuidar de mis pequeños.- dijo besando a Grisácea en la cabeza. Acto seguido tosió.-Uf, Grisácea, debes lavarte más, chica...-

-¿Cuándo los adoptaste?- quiso saber Liam, agachándose y acariciando a la sensual Sissi.

-Ayer.- sonrió Harry.-Después de la cita con...- se calló al recordar todo lo de Brianan del día anterior.

-Ah, sí, ¿qué tal fue la cita?- preguntó Louis acercándose.

Marty se despertó y bostezó, estirando sus patas delanteras. Se acercó al sofá dónde estaba Harry.

-Mal.- repuso éste con aspereza.-De hecho, no podría haber ido peor.-

-¿Por qué?- preguntó Liam poniéndose erguido.

-Pues...- Harry reflexionó.-No lo sé... Empezamos a discutir y...-

Se levantó de golpe, algo molesto. Los nueve gatos, a toda velocidad, se pusieron junto a sus pies, cómo un pequeño ejército de felinos protectores que lo seguían a todas partes.

-¿Y...?- apremió Liam.

-No quiero hablar de ello, ¿sabéis?- suspiró avanzando unos pocos pasos. La masa gatuna formada por los nueve mininos avanzaba junto a él, pegados a los pies del cantante.

-¿Por qué no?- preguntó Louis apartando la mirada.-Somos tus amigos. Si hay algo que quieras contarnos, puedes hacerlo, y lo sabes.-

-Discutimos. Ya está. Punto.- sentenció Harry.

-Sí, claro...- Liam rodó los ojos.

-Harry, creo que ya es hora de que hablemos seriamente de tu vida sentimental.- dijo Louis en tono firme.-Ya no tienes 16 años cómo cuándo empezamos la banda, ahora eres más mayor, más fuerte y en teoría deberías ser más maduro.-

-Sí.- asintió Liam.-El año que viene cumplirás veinte años.-

-Callaos.- Harry selló la boca.

-Es la verdad.- añadió Louis.-Y tarde o temprano tendrás que tomarte el amor en serio.-

-No.- Harry negó con la cabeza. Se agachó y cogió en brazos a Marty, acariciándolo.-No puedo hacer éso. Es mucha responsabilidad para mí, y lo sabéis.-

-No podemos obligarte a todo ésto.- dijo Liam.-Pero tampoco podemos verte sólo, yendo de flor en flor y dejando un camino de corazones rotos a tu paso.-

-Sí. Te vas a acabar ganando muy mala fama.- dijo Louis.

-Chicos.- Harry, aún con Marty en brazos, avanzó hacia sus amigos. Los ocho gatos que seguían en el suelo caminaron junto a sus pies, cómo creyentes que caminan junto a su Dios.-Si de verdad sois mis amigos, me aceptaríais tal y cómo soy.-

-Y éso llevamos haciendo durante éstos años.- dijo Liam.

-Pero también queremos lo mejor para ti.- añadió Louis.-Y deberías entenderlo y agradecer que nos preocupamos por ti.-

-Sí.- dijo una voz femenina.-Porque por lo menos tú tienes a gente que se preocupa por ti.-

Brianna se presentó en el salón al terminar de hablar.

-¿Brianna?- dijo Harry perplejo, en un susurro.-¿Qué haces aquí?-

-La hemos traído.- explicó Liam bajando la mirada.

-Cuándo le dijimos a la profe que íbamos a buscarte, Brianna nos pidió por favor que la trajéramos aquí con nosotros.- añadió Louis.-Y se ha quedado en el coche.-

-Sí, pero no aguantaba más ésta agonía.- suspiró ella, con los ojos llorosos.-He tenido que salir del coche y entrar. Llevo un par de minutos escuchando tras la puerta de éste salón.-

-¿Cuánto has escuchado?- quiso saber Harry.

-Desde la parte de que sentar la cabeza es demasiada responsabilidad para ti.- dijo ella.-¿Sabes? No sé por qué me gustas. Eres un egocéntrico. Te da igual hacerle daño a la gente. Sólo quieres estar satisfecho en todo momento.-

El cantante frunció profundamente el ceño.

-¿Para éso has venido?- preguntó.

-No. En realidad he venido para intentar arreglarlo, pero viendo la actitud que tienes de que amar a alguien es "mucha responsabilidad para ti," ya tiro la toalla.- se quejó ella con frialdad.

Un silencio incómodo e intenso tuvo lugar en aquella habitación. Los gatos movían las puntitas de sus colas con curiosidad, sin entender nada. Angelito se sentó y empezó a lamerse el pelaje del lomo. Sissi pasó en ésta ocasión junto a las piernas de Louis y lo recompensó acariciándolo seductoramente con su cola blanca y suave. Brianna miraba al suelo, dolida y enfadada.

-Entonces... ¿Qué hacemos?- preguntó Liam dándose palmaditas en las piernas, incómodo con la situación.

-Dejadnos a solas.- pidió Harry con la voz más suave que pudo poner.

Brianna lo miró abriendo los ojos al máximo. Louis se encogió de hombros y se agachó para coger a la siempre melosa Sissi.

-¿Qué haces?- preguntó Harry mirando a Louis.

-¿No decías a solas? En ése caso Liam y yo tendremos que llevarnos a los gatos.- comentó.

-No.- Harry frunció el ceño, poniendo los ojos en blanco.-Los gatos dan igual. Iros. Liam y tú.-

-¿Y luego cómo volverá Brianna al insti?- Liam alzó una ceja.

-Llamaré a Ryan, que venga en limusina y se la lleve.- dijo él encogiéndose de hombros, cómo quitándole importancia al asunto. Se agachó y dejó a Marty en el suelo.

Liam y Louis se miraron y echaron a correr.

-¡Eh!- gritó Brianna.-¡Eh! ¡No podéis hacer ésto!-

Pero los dos cantantes ya se habían ido.

-Harry.- dijo girándose bruscamente para mirarlo.-¿Quién te crees que eres para...?-

-Shhhhh...- Harry se llevó el dedo índice a los labios y siseó tranquilamente, cerrando los ojos.-No necesito que me eches un sermón.- abrió los ojos y sonrió.-Ya tengo bastante con mi conciencia pesada.-

Ella se cruzó de brazos y suspiró profundamente.

-¿Qué quieres? Me disponía a irme. Espero que tengas algo inteligente que decir.- se quejó.

-Nunca tengo nada inteligente que decir.- dijo Harry acercándose a ella con andares vacilantes.-Y éso te encanta.-

Brianna se sonrojó pero se mantuvo firme, teniendo, sin embargo, un pequeño temblor en la cabeza, que le hizo tensarse. Clavó su mirada en Harry, esforzándose por no dirigirla a otro lado y esconder la cabeza bajo el suelo, cómo los avestruces.

-¿Pero qué dices?- masculló, gruñendo.-Estás muy mal de la cabeza.-

-Claro, y todo es por tu culpa.- añadió el cantante, moviendo sus rizos castaños de una manera sensual a más no poder. Brianna no hizo ademán de derretirse ante aquél gesto, pero porque se estaba resistiendo.

-¿Sabes qué?- dijo con voz temblorosa.-Me voy.-

Se giró y echó a andar pero Harry la agarró de la muñeca. Con la fuerza suficiente para detenerla, pero a la vez con suavidad para no hacerle daño. Ella se giró bruscamente para encararlo.

-No te vayas.- pidió.-Por favor.-

-Harry, ayer me dejaste muy claro que no querías estar conmigo.- dijo ella retorciendo la mano para librarse de la de Harry.-¿Por qué no dejas ya de liarme?-

Harry trató de responder, pero no le salían las palabras. No sabía qué decir ni cómo actuar.

-El día en el que ordenes tus pensamientos, avísame.- añadió Brianna.-Porque ya he conocido a alguien. Y no te puedo esperar siempre.-

Se fue con sus ganas de llorar, dispuesta a volver al instituto andando, tragándose las lágrimas, y dejando a Harry con la única compañía de los nueve gatitos que había recogido.

-¿Que ya ha conocido a alguien...?- se preguntó Harry a sí mismo con un hilito de voz.

~~~

En Francia, Melanie se encontraba algo mejor, ya por lo menos había recuperado su habitual alegría. Estaba sentada en un sofá del salón de la mansión, y Kea estaba sentada enfrente de ella.

-En serio, ¿cómo es que te has podido encontrar en ése estado tan raro? Es decir, pasar de una indigestión de caracoles a fiebre así, porque sí, no lo veo normal...- decía la pelirroja alisándose su cabellera lisa y naranja por la cintura.

-Supongo que estaría sensible.- repuso la castaña quitándole importancia.

-Supones, supones...- le hizo burla Kea.

Monique apareció, asomando la cabeza desde el marco de la cocina.

-¿Está Gigi?- preguntó, mirando de un lado a otro, moviendo la cabeza bruscamente y haciendo ondear sus largos y rizados cabellos negros.

-No.- respondió Melanie alzando una ceja.

-Ah, bien, pues cuándo venga avisadme. Quiero envenenarla con salsa picante.- Monique se mordió una uña, parpadeando, se atusó los tirabuzones negros, y se alejó con elegancia pero dando pisotones.

Kea y Melanie intercambiaron una mirada y ambas se encogieron de hombros a la vez. La castaña se inclinó hacia adelante para coger su móvil, el cuál reposaba sobre la mesita. Llamó a Liam.

-Hola.- sonrió acomodándose en el sofá al oír que descolgaban.

-¡Aaaaaaaaaaaaaahhh!- un grito femenino se oyó en la otra línea.-¡Eres Melanie Charles, la novia de Liam! ¡Aaaaaaah! ¡Aaaaaaaaaah!-

-¡Mal, Alina, muy mal!- se oyó de fondo la voz de Zayn.-¡Si quieres fingir ser mi novia, no podrás emocionarte tanto en cuánto veas a Perrie!-

Melanie parpadeó confundida y perpleja. Su boca se curvó marcadamente hacia abajo mientras expandía los ojos, sin comprender nada.

-¿Qué pasa?- preguntó Kea.

-No tengo ni idea.- susurró Melanie sacudiendo la cabeza.

-Hola, Mel.- se oyó finalmente la voz de Liam. Acababa de regresar con Louis de casa de Harry y ahora todos estaabn en la cafetería del instituto.

-¿Li?- preguntó ella.-¿Qué acaba de ocurrir?-

-Nada, que hay una chica con nosotros que va a hacerse pasar por la novia de Zayn, básicamente.- dijo el cantante.

-¿Qué?- Melanie parpadeó de nuevo.

-Es una larga historia.- sonrió él.-Bueno, cuéntame de ti, ¿qué tal todo?-

-Bien.- contestó ésta.

-He visto vuestra última sesión de fotos. Sales preciosa, cómo siempre.- la piropeó Liam.

-Porque a veces retocan las fotos. Por el contrario, tú siempre estás perfecto en los conciertos, en vivo y directo, sin retoques ni nada.- se expresó la modelo, alisándose con una mano la melena castaña.

-No digas éso, es que eres guapa.- sentenció Liam.-Te guste o no.-

Melanie rodó los ojos, sonriendo.

-¿Qué hay de ti?-

-Bien, si a que tengo que ir rubio en Best Song Ever lo catalogas cómo algo novedoso, en ése caso...-

-¡¿TÚ RUBIO?!- lo interrumpió Melanie. Acto seguido se echó a reír.-¡No me lo imagino!-

-Y encima rubio platino.- suspiró él, sonriendo.-Interpreto a un profesor de danza chiflado.-

Melanie se rió con el doble de fuerza.

-Leeroy, me llamo.- añadió él.

-¡Basta! ¡Basta, por favor!- gritaba ella. Acto seguido cayó del sofá, aterrizando en el suelo. Un dolor agudo le inundó los riñones.

-Éso no es nada, Zayn tiene que interpretar a una chica.- comentó el cantante.

-¿Zayn convertido en mujer?- Melanie soltó una risita mientras se levantaba. Kea la miraba tapándose la boca para no reír.-¡No! ¡Me estás tomando el pelo!-

-No.- Liam se echó a reír.-Te lo juro.-

Las risas de Melanie fueron disminuyendo de volumen, hasta que suspiró.

-Te echo de menos.- comentó.

-Y yo. Pero ya va quedando menos para que estemos juntos otra vez.- la tranquilizó él.

-Lo sé.- Melanie olfateó un rico aroma a carne a la plancha.-Te dejo, es hora de comer.-

-Te quiero.- sonrió Liam.

-Yo igual.- añadió Melanie.

Ambos colgaron a la vez. Liam suspiró y se removió en su silla.

-¡Y nos conocimos en una discoteca!- propuso Alina cogiendo a Zayn de la mano.

-No, éso suena muy típico.- él arrugó la nariz.

-Entonces ya di algún plan tú mismo, que yo estoy cansada de proponer cosas.- la chica se cruzó de brazos y suspiró.

Zayn rodó los ojos y se echó hacia atrás en la silla, exhausto.

~~~

Aquella misma tarde, Celine y Kai se dirigieron a la cafetería en la que habían quedado. Kai fue el primero en llegar. Entró y tomó asiento en la primera mesa que vió libre. Llevaba una chaqueta, puesto que el cielo se había nublado de una hora para otra. Esperó pacientemente, mirando alrededor y sin hacer nada, hasta que por fin la vió entrar por la puerta. Celine iba con su estilo característico de siempre: un vestidito rosa pálido que le daba un aspecto dulce. Al verlo, sonrió levemente y se acercó, sentándose delante de él.

-Hola.- saludó él.

-Hola.- correspondió ella con un hilito de voz.

-¿Qué tomamos?- preguntó él palpándose la palma de su propia mano.

-¿Café?- ella esbozó una sonrisita.

-Muy bien.- Kai se esperó a que pasase el camarero.-Dos cafés con leche, por favor.-

Éste asintió y se retiró a por el pedido. Celine, cohibida, se colocó un lacio mechón de pelo castaño claro detrás de la oreja y pestañeó sus enormes ojos azules. Miró a Kai con esfuerzo. Él miraba sus manos, con su mano izquierda tiraba de la manga derecha de su chaqueta, tratando de ocultar todo lo posible el descubrimiento que Celine había hecho ayer.

-Ésto... Te pido disculpas en persona por lo de ayer.- dijo con su voz aguda y suave.-No quería marcharme... Bueno, en aquél momento sí quería, pero me arrepentí enseguida.-

-No pasa nada.- Kai le dedicó una dulce sonrisa.-Agradezco que te disculpes. Pero no era necesario. Entiendo que te asustases...-

-¿Te dolió mucho?- Celine se mordió la lengua. Siempre que se ponía nerviosa o sentía curiosidad, le daba por preguntar cosas estúpidas.

-Bastante.- Kai pareció no darle importancia a la pregunta.-Yo mismo fui la primera persona a la que herí. Nunca antes he dañado a nadie. Es gracioso, ¿no? La primera vez que herí a alguien fue a mí mismo...-

-Lo siento.- suspiró Celine.-Comprendo que lo hicieras. Estabas en una situación muy difícil.- en aquél momento se le vino otra preguntilla poco común a la cabeza.-Y... oye... tú... ésto... ¿lo hiciste para desahogarte? ¿O... o acaso intentaste...?-

-Sí, intenté suicidarme.- admitió él agachando la cabeza y con voz avergonzada y baja.

Celine ahogó una baja exclamación que nadie pudo oír, y se mordió el labio inferior.

-Éso de que lo cogí cómo un mal hábito era mentira... Sólo lo hice una vez, y fue para intentar... Ya sabes.- Kai suspiró. Pese a la gravedad del tema, parecía bastante tranquilo y sereno, cómo si estuviese hablando de otra persona que apenas tenía que ver con él en lugar de estar hablando de él mismo. Su serenidad sorprendió a Celine.-Por suerte mi madre me pilló a tiempo y me retiró el cuchillo antes de que pudiera seguir cortando.-

Celine empezó a llorar. Por suerte nadie lo notó. Kai miraba hacia abajo y en el bar nadie se fijaba en ellos. Cogió su servilleta de papel de la mesa y se frotó los ojos mojados con energía. Luego los surcos húmedos que sus lagrimitas habían dejado por sus suaves mejillas sonrosadas. Sin poder evitarlo, se llevó el papel a la nariz, apretó y se sonó con fuerza un par de veces. Kai la observó y soltó una risita.
Y ahí fue cuándo Celine se enamoró.
Kai tenía una risita dulce, introvertida, no demasiado grave para ser un chico. Una risita que iba perfectamente con su forma de cuerpo de fideo. Una risita que sonaba suave, sincera, cómo si se le escapara de la boca. Celine se sonrojó y se retiró la servilleta de la nariz.

-Perdón.- dijo tratando de sonreír.-Es que tengo mocos y...- carraspeó y dejó la servilleta (ahora convertida en una bola arrugada de papel) dónde estaba. Por suerte Kai no la había visto llorar.

-Sí, normal, con éstas nubes...- Kai carraspeó, incómodo.

El camarero regresó con los cafés. Celine sacó el dinero que llevaba en uno de los bolsillos bordados a su vestido rosado, pero Kai alzó una mano.

-No importa, ya pago yo.- dijo sonriéndole a Celine.-Te invito.-

-¡No!- gritó ella.-No quiero ser una molestia...-

-Qué va, quiero invitarte. Además, no pienso dejarte pagar bajo ningún concepto, así que no trates de detenerme.- bromeó.-¡A la hora de invitar a gente a tomar algo, soy imparable!-

Celine se rió y se tapó la boca con una mano. Ambos cogieron sus tazas y bebieron el café caliente.

-¿Y dime, cómo se llama tu gemela?- preguntó Kai.

-Faline.-

-Ah, guay.- asintió él.-Celine, Faline, mola... Es un poco brusca, ¿no?-

-Sí, algo borde.- sonrió Celine.-A la hora de contestar es muy brusca. Puede decirte "te quiero" y que parezca que te está insultando.-

Kai se echó a reír. Celine se sonrojó de nuevo y bebió de su café para no chillar. ¡La risa de Kai era adorable de verdad! A cada segundo, Celine pensaba en ello con más frecuencia.

-Le mola Nirvana.- añadió Kai.

-Sí. Casi siempre lleva puesta ésa camiseta negra con el símbolo de Nirvana en amarillo. Es una fanática. Mientras que yo prefiero la música relajante.- añadió bebiendo más café. Sostenía la taza con las dos manos, cómo si sus frágiles manitas fueran incapaces de mantener la taza individualmente.

-Qué guay. A mí me gusta todo el tipo de música.- sonrió Kai, pensativo.-Menos el reggaeton, obviamente.-

-En España es muy famoso.- suspiró Celine.

-Desgraciadamente.- asintió el chico.-Yo lo odio, éso de que las mujeres tengan que ponerse a perrear cada vez que suena una canción de ésas... Lo encuentro denigrante. Luego ésas chicas son las primeras en quejarse de que las mujeres merecen respeto. ¿Y entonces para qué perrean?-

Celine se echó a reír sin poder evitarlo. Su risita, una mezcla de la risa de Blancanieves con la de Barbie, también encantó a Kai. Era una risa muy aguda, pero alegre, sincera y contagiosa.

-También he conocido a las típicas chicas que se ponen un escote hasta la cintura y luego se quejan de que todos los chicos les miran los pechos.- dijo Kai rascándose la barbilla, cómo si reflexionara profundamente sobre algo.

Celine rió de nuevo.

-Tienes razón.- asintió con la cabeza.-Me he dado cuenta de que te gusta mucho debatir sobre la sociedad de hoy en día. Eres cómo una versión masculina de Aly. Sólo que más adorable.- se tapó la boca al instante con una de sus manos.

Kai la miró, sonriendo. Se le iluminó el rostro.

-¿Lo crees de verdad?- preguntó.-Bueno, es cierto que mi prima nunca ha sido la dulzura personificada.- rió.

Recordó todas las ocasiones en las que a los 9 o 10 años jugaba a videojuegos con Aly. Cada vez que él ganaba, Aly le daba un capón y le decía que había hecho trampas. Acto seguido solía tener lugar entre ambos una desastrosa pelea de cojines.

-Pero aún así la quiero mucho. Es mi prima favorita, y ella siempre me dice que soy su primo favorito.- se pavoneó.

-Hablando de familiares.- carraspeó Celine bebiendo el último sorbo de su café.-¿Ellos saben lo... lo tuyo?-

-Sólo lo saben mis padres y yo.- suspiró él bajando la cabeza.-Le supliqué a mi madre que no se lo dijera a nadie ni que me llevara al psicólogo. Nadie de la familia lo supo menos mis padres.-

-Pero, ¿nadie se fijaba en tu muñeca ni...?- preguntó Celine.

-La ocultaba, siempre iba o con manga larga o con alguna pulsera o reloj. Además, es pequeño, cómo habrás visto. Mi muñeca es pequeña, así que tampoco podía hacer mucho. Y ya está cicatrizado, cómo habrás visto ayer.- explicó Kai.

-Pero Kai, intentar suicidarte... Es horrible.- ella empezó a temblar.-Yo entiendo que pasaste por un año horrible de verdad, pero intentar quitarte la vida...-

-No veía otra opción.- suspiró Kai.-Parecerá que estoy loco, que soy un suicida, pero no es así. No pienso constantemente en suicidarme, ni mucho menos. Sólo lo pensé ésa vez, cuándo lo intenté. Pero no soy un suicida ni un desequilibrado mental. Sólo quería un poco de tranquilidad, ¿entiendes lo que quiero decir? Recibía por todos lados. Todo aquello me ahogaba, no me dejaba respirar. Sólo quería desesperadamente un poco de paz. Y ésa era la única opción.-

Celine se sintió muy afectada al oír aquellas palabras. Lo cierto es que nunca había visto el suicidio de ése modo. En aquél instante pensó que Kai tenía razón. Pero seguía bastante asustada ante la sola idea de que aquél chico tan dulce e inocente hubiera intentado en algún momento matarse a sí mismo.

-Entiendo lo que quieres decir.- suspiró Celine.-Pero aún así es algo horrible, algo de lo que no hay vuelta atrás.-

-Lo sé, y entiendo que te asustases, pero en su momento... Me parecía la mejor opción.- dijo él mirándola a los ojos.

Celine sintió que se estaba poniendo roja. Trató de decir algo más:

-De haberte suicidado, habrías matado de dolor a tus padres y familiares. ¿No te importan ellos?- dijo.

-Claro que me importan.- respondió Kai.-Pero estaba muy agobiado. Quería tener un poco de tranquilidad. En aquél momento sólo pensé en mí mismo y en que morir era la mejor solución.-

-¿Fuiste al hospital o algo?-

-No, por suerte el sangrado se detuvo enseguida. Mis padres me curaron y yo estaba entre avergonzado y roto por dentro. No sabía qué hacer...- agachó la cabeza, se veía adorable.

Celine suspiró por enésima vez en lo que llevaba de día.

-Me aterro con sólo imaginarlo.- dijo sintiendo que necesitaba salir de allí.-Lo siento, Kai.-

Acto seguido se levantó y se fue sin decir una palabra más. Salió de la cafetería a paso rápido y una vez en la calle se tapó la boca con ambas manos para no llorar. Todo lo que Kai le había contado de su experiencia al tratar de suicidarse había sido horrible. Celine estaba aterrada. Sentía mucha pena por él, pero a la vez miedo de la forma de pensar que Kai había tenido al tratar de matarse a sí mismo. Ella era muy sensible, y no podía hacer otra cosa aparte de huir entristecida.
Kai no pudo hacer otra cosa que mirar tristemente la puerta de la cafetería por la que Celine había salido. Se pasó una mano por el lacio cabello rubio a capas y sorbió por la nariz. Estaba triste por el mero hecho de pensar que ya no vería más a Celine. Bajó la cabeza a su propia taza de café, ya vacía. Se pasó una mano por la nariz y suspiró.

-¿Y ahora qué?- se preguntó a sí mismo. 

Oyó un trueno y empezó a ver gotitas de lluvia impactando contra el cristal de las ventanas de la cafetería. Suspiró resignado. No llevaba paraguas, pero llevaba su chaqueta. Barajó la posibilidad de quedarse allí, en la cafetería, ahogando sus penas en café hasta que la lluvia amainase. Pero entonces recordó a Celine. Ella ni siquiera llevaba chaqueta. Sorbiendo por la nariz de nuevo, carraspeó y se levantó, dejando cinco euros de propina sobre la mesa.

-Toca mojarse por amor.- se dijo a sí mismo. Atravesó la puerta y salió a la calle. Antes, cuándo Celine se fue, había visto que se iba por la izquierda, así que por ahí fue. 

Cuándo llegó al cruce no vió a Celine en la lejanía, con lo que dedujo que había girado la esquina. La giró y en efecto, allí estaba, a muchos metros caminando bajo la gélida lluvia. Su larga melena castaña ya estaba levemente mojada, y se frotaba sus delgados brazos con sus manos pálidas. Kai avanzó hacia ella quitándose la chaqueta. Con un movimiento rápido, se colocó delante de Celine, la cuál se sobresaltó al verlo aparecer tan de repente.

-Creo que ésto te vendría bien.- dijo sosteniendo con ambas manos su propia chaqueta.

-No, gracias, no es necesario.- dijo Celine tratando de esquivarlo.

Pero él la rodeó y le colocó su chaqueta sobre los hombros. Celine se aferró a ella con la desesperación con la que un náufrago se aferraría a un barco a la deriva. Kai la miró esbozando una pequeña sonrisa cerrada.

-Tiene capucha.- comentó alzando la capucha de su chaqueta y colocándola sobre la cabecita de Celine. Ahora estaba algo más protegida de la lluvia.

Celine lo miró agradecida. Kai se estaba helando, ya que su camiseta era de manga corta, pero no le importaba. De hecho, ni siquiera temblaba. Sólo metió las manos en los bolsillos de su pantalón y dejó que el agua fría impactara contra la piel de sus brazos y cara. Los dos se quedaron quietos un instante.

-Gracias.- susurró Celine finalmente, suspirando mientras la lluvia impactaba contra sus frágiles piernas.

Kai se limitó a sonreír, ya con el pelo rubio mojado.

-No dejas de tiritar. ¿Tienes frío?- preguntó.

-Siempre tengo frío.- Celine soltó una risita.

-Qué mal.- Kai se rascó la cabeza mojada.

-Sí...-

Kai miró alrededor y se cruzó de brazos.

-Tendríamos que buscar algún portal o algo, aquí nos vamos a empapar.- comentó.

-Ya estamos empapados.- Celine se rió de nuevo.

-Sí, pero para no mojarnos más.- Kai cogió a Celine de la muñeca y caminó con ella.

Ésta se sonrojó ante el gesto del chico. Caminaron un par de minutos bajo la fría lluvia hasta llegar al portal de una casa. Celine se metió y el alivio fue inmediato al notar que la lluvia ya no caía más sobre ella. Kai la siguió y ambos se quedaron de pie ahí, mirando hacia la carretera.

-Cuándo afloje un poco te llevaré a casa. Tú me indicas dónde vives y así te llevo, podrás llevar mi chaqueta puesta hasta que lleguemos.- comentó Kai.

-Gracias, eres muy amable, pero no creo que sea necesario...- decía Celine.

Un trueno sonoro hizo vibrar toda la calle. La lluvia empezó a caer con mayor intensidad y violencia, salpicando fuertemente en la acera y la carretera. Los dos se miraron y miraron de nuevo la calle.

-Creo que no va a aflojar pronto.- sentenció Kai.

-Éso creo yo también.- asintió Celine con la cabeza.

Kai suspiró y se sentó en el suelo del porche, apoyando su espalda en la pared. Tamborilleó con los dedos en sus rodillas y empezó a peinarse el pelo mojado. Celine se sentó a su lado, cuidando que su vestido no se bajara. Se ciñó aún más la chaqueta de Kai sobre el pecho y los hombros.

-Si nos ponemos ahora a andar hasta mi casa cogeremos una pulmonía.- suspiró.

-Sí.- asintió Kai.-Así que quedémonos aquí un rato.-

Pasó una hora y media. Ambos se encontraban dormidos, aún sentados en el portal. Celine tenía la cabeza apoyada en el hombro de Kai, y la lluvia había parado desde hacía diez minutos. Pero hacía ya media hora que ambos se habían quedado dormidos sentados en el suelo del porche de aquél edificio. Salió una de las vecinas, de pelo negro y ojos azules. Iba muy arreglada. Se trataba de Alina. Cruzó los brazos y dió un pisotón en el suelo, despertando a Celine y Kai.

-¿Hola? ¡Iros a vuestra casa a dormir, tortolitos!- se quejó.-Espero que no hayáis dejado manchas de comida ni nada en el portal, mi madre es la presidenta de la comunidad de éste edificio y tiene que pagar los desperfectos.-

Celine se apartó rápidamente del hombro de Kai. Éste se frotó un ojo.

-Disculpa, disculpa.- dijo Celine levantándose a la velocidad de un rayo, colocándose correctamente la chaqueta de Kai que aún llevaba sobre los hombros.-Esperábamos a que parase de llover y nos dormimos...-

-Ya... ¿Tú vas al insti conmigo, no? Eres una de las gemelas Parker.- reflexionó Alina.-Bueno, da igual, adiós a los dos. Tengo una cita con Zayn Malik.-

Celine y Kai la miraron marcharse, extrañados. Acto seguido se miraron.

-Ya ha dejado de llover.- comentó Kai levantándose del suelo.-¿Sabes? Es la primera vez que duermo estando sentado.- soltó una risita.

-¿Sí?- Celine se rió.-Yo no, cuándo tengo sueño suelo quedarme dormida sentada en el sofá de mi casa.-

Kai se rió.

-Bueno, entonces, ¿te acompaño a casa?- preguntó tímidamente.

-Claro.- asintió ella.-Quiero decir... Si quieres.- se corrigió.

-Por supuesto.- Kai sonrió y ambos se dirigieron a casa de Celine.

Una vez allí, ésta le devolvió su chaqueta.

-Gracias por todo.- dijo disponiéndose a sacarse las llaves de la puerta del bolsillo de su vestido.

Kai, fugazmente, le dió un beso en la mejilla y se giró, saltando de un sólo bote todos los escalones del portal de la casa de Celine. Se puso su chaqueta, se colocó la capucha y se alejó a paso rápido, metiendo las manos en los bolsillos. Celine se sonrojó hasta extremos insospechados, con la boca entreabierta y los ojos expandidos del todo, y se acarició con la mano la mejilla besada por Kai.

~~~

Zayn y Alina salían de la limusina de éste. Empezaba a anochecer, y Alina miró alrededor, impresionada.

-¡Madre mía! ¡Vamos a cenar en el Adour Alain Ducasse!- gritó Alina.-¡Nunca creí que entraría a éste sitio!-

-Un restaurante para la alta sociedad.- se jactó Zayn.-Me pregunto si Perrie y su chico ya habrán llegado...- añadió mirando alrededor.

-Y oye, ¿por qué lo dejasteis?- quiso saber la chica.

-Límitate a fingir que eres mi novia y ya.- Zayn le dió unas palmaditas en lo alto de la cabeza.

En ése momento aparecieron Perrie y Roney. Ella con un elegante y ceñido vestido azul hasta las rodillas, tacones azules, maquillaje sutil para realzar su belleza y el pelo rubio suelto, ondeando con el viento. Roney llevaba un traje de gala completamente negro. Al ver a Zayn, Perrie le saludó con la mano y se acercaron.

-¡Zayn! ¿Qué tal?- saludó ella.-Me alegro de conocer por fin a tu nueva novia.- añadió apretando la mandíbula.

-¡Perrie Edwards!- exclamó Alina emocionada. Zayn la fulminó la mirada y Alina añadió, cambiando su tono de voz:-He oído hablar de ti.-

Perrie alzó una ceja y se agarró a uno de los brazos de su amigo.

-Zayn, éste es Roney. Mi nuevo novio.- dijo sonriendo ampliamente.

El rubio le tendió una mano a Zayn. Éste se la estrechó.

-Encantado.- sonrió Roney.

-Un placer.- Zayn apretó la mandíbula igual que Perrie lo había hecho segundos antes.

-Muy guapo, tu novio.- comentó Alina mirando a Perrie.

-Sí, me ha tocado la lotería con él.- Perrie miró a Roney, parpadeando melindrosamente.

Zayn rodó los ojos y rodeó con una de sus manos la cadera de Alina.

-A mí también me ha tocado la lotería con Alina.- comentó, acercándola a él.

-¿Alina? Bonito nombre.- dijo Perrie.

-¡Gracias!- sonrió Alina. Zayn la miró de nuevo.-Quiero decir... sí, lo sé. Lo eligió mi padre. Es empresario.-

Zayn sonrió, Alina había logrado recordar todo lo que habían planeado para impresionar a Perrie.

-¿En serio?- Perrie miró sonriendo falsamente a Alina.-Pues los padres de Roney son coproductores de cine.-

Zayn alzó una ceja. Perrie sonrió, satisfecha. Ni los padres de Roney eran coproductores de cine ni el padre de Alina era empresario, pero el caso era que Zayn y Perrie tratasen de impresionarse el uno al otro con sus respectivas "nuevas parejas."

-¿Entramos?- sugirió Zayn educadamente.

Perrie sonrió y se dirigió a la entrada agarrada del brazo de Roney.

-¿Crees que está colando?- preguntó el rubio en un susurro.

-Sí, lo estás haciendo muy bien.- lo felicitó Perrie, también en voz baja.

Zayn retiró su mano de la cadera de Alina y suspiró.

-Vamos.- dijo dirigiéndose también a la entrada.

Alina soltó una risita.

-Menudo monumento ha conseguido Perrie, ¿estás celoso?- preguntó.

-Qué va.- Zayn se frotó la nariz con frialdad.-Pero vamos a ponerla celosa, demuéstrale que eres más rica que ése niñato hijo de coproductores de cine.-

Alina soltó una risita ante la actitud de Zayn. La cosa era que ni Perrie ni Zayn sabían que el otro estaba mintiendo sobre su relación. Perrie y Roney creían que Zayn y Alina eran novios de verdad, igual que Zayn y Alina creían que Perrie y Roney eran novios de verdad. De modo que iba a tener lugar una guerra de celos en aquella curiosa cita doble.
Entraron en el lujoso restaurante y fueron llevados por un camarero a una mesa de cuatro. Zayn y Alina se sentaron juntos, y en el otro lado, Perrie y Roney, de modo que Zayn y Perrie quedaban de frente, igual que Alina y Roney. La morena agarró el menú y empezó a pasar las páginas rápidamente.

-¡Qué cantidad de platos!- exclamó, emocionada, mientras se le hacía la boca agua.

Zayn le dirigió una tercera mirada asesina. Alina trató de ponerse seria y dijo con voz superficial:

-Todos muy cutres e insípidos, ya los he probado.- cerró el menú y lo dejó sobre la mesa.

-Alina ha probado las recetas más exóticas y lujosas que existen.- exclamó Zayn.-Viaja mucho debido a la fortuna de su padre.-

Alina sólo asentía con la cabeza, admirando aquella decoración. ¡Más quisiera ella que todo lo que Zayn decía fuese cierto! Aquella cita en el glamuroso restaurante era la única experiencia lujosa que Alina había tenido. Pero tenía que aparentar todo lo contrario, éso le había pedido Zayn.

-Sí, lo cierto es que ya estoy aburrida. He viajado por todas partes y lo he visto todo, mi vida es tan lujosa que llega a aburrir.- mintió.-Pero en fin, todo es adaptarse a la monotonía del oro, los diamantes y el caviar.-

-Ajá...- Perrie asintió con la cabeza, tratando de ocultar su tristeza.-¿Y cómo os conocisteis?-

-En una tienda de H&M.- explicó Zayn.-Yo buscaba un vestido para mi madre.-

-Y yo estaba comprándome todas las camisetas que veía.- añadió Alina, comiendo un poco de caviar del platito que había en el centro de la mesa.

-Entonces chocamos y a mí se me cayó el vestido para mi madre.- prosiguió Zayn.

-Y a mí mis bolsas con camisetas.- corroboró Alina antes de echarse en la boca otro caviar.

-Le pedí perdón y la ayudé a recoger las bolsas.- Zayn cogió las manos de Alina.-Y entonces me enamoré de sus ojazos azules...-

Perrie se cruzó de brazos. Acto seguido arrimó su silla a la de Roney y comentó:

-Pues Roney y yo nos conocimos de un modo muy divertido.- acto seguido se echó a reír.

-¿En serio?- Zayn apretó la mandíbula de nuevo.

-Sí.- asintió Perrie.-Cuéntalo, amor.- le pidió a su amigo, poniendo a prueba su memoria.

-Estábamos en una cafetería y, sin querer, le tiré un batido encima.- explicó Roney, recordando lo que había hablado con Perrie.-Entonces me perdí en su mirada...- añadió con tono romántico, mirándola.

-Me llevó a casa y al día siguiente me regaló un vestido precioso.- comentó Perrie.

-Es que soy muy mixer y ella es mi favorita.- dijo Roney.-Así que tras regalarle el vestido le pedí salir.-

-Y yo acepté, obviamente.- sonrió Perrie.-Es tan encantador...-

Zayn cruzó los brazos tratando de no gruñir. Intentó parecer alegre y sonrió mirando a Alina.

-Alina tiene un gran talento para tocar instrumentos.- dijo en tono orgulloso.

-¿Ah, sí?- preguntó Alina con la boca llena de caviar. Masticó, tragó y dijo.-¡Ah, sí! Me encanta tocar el piano. En mi casa tengo uno dorado.-

-Qué bien.- dijo Perrie entre dientes, mientras le sonreía a la chica.

-¿Te gusta el piano?- preguntó Roney mirando a Alina.-A mí también. ¿Compones?-

-No.- Alina negó con la cabeza, sonrojándose.-Pero lo toco.-

-Qué guay.- Roney también se sonrojó.

-¿Ya habéis decidido lo que váis a tomar?- preguntó Zayn. Alina, Perrie y Roney asintieron con la cabeza. Zayn alzó una mano.-¡Camarero!-

~~~

Aly, Liam, Harumi y Louis estaban en casa de Niall. Éste preparaba batidos de chocolate para todos. Llegó al salón con una bandeja y la dejó en la mesa frente a los cuatro invitados.

-¡Batidoooos!- Louis sacudió las manos por encima de la cabeza.

-Qué guay.- Aly dió saltitos sentada en el sofá.

-Los batidos de Niall son los mejores.- corroboró Liam.

-¿Y dónde está Zayn?- preguntó Aly cogiendo su vaso y dando un sorbito.

-Cenando con ésa tal Alina, creo.- respondió Louis.

-Pero no son novios, ¿no?- preguntó Niall.

-No, ya oíste lo que dijo, le ha pedido a ésa chica que finja ser su novia para poner celosa a Perrie.- repuso Liam.

-Ah...- Niall asintió, extrañado.

Llamaron al timbre. El irlandés dejó su taza, se levantó del sofá y se apresuró a abrir. Era Harry. Parecía triste, afligido, desolado. Entró sin saludar y se dirigió al salón.

-Ey, hola Harry.- saludó Louis con un gesto de la mano.

-No... No puedo creerlo.- susurró Harry mirando hacia un punto indefinido.-Brianna ha conocido a alguien.-

-¿Qué?- preguntó Aly.

-Me lo dijo antes de irse de mi casa...- Harry se acercó a un sofá y se dejó caer. 

-¿Y qué le has dicho?- preguntó Liam.

-Nada... No le he dicho nada... Me dijo éso y se fue.- comentó Harry.

Hubo un segundo de dramático silencio, todos los presentes menos Harry se miraron entre ellos con expresiones confusas y sin saber qué decir ni cómo actuar, cómo tratar a Harry. Parecía ausente, triste y levemente desconcertado.

-¿Y no vas a...?- intervino Niall.

-Ssshhh...- siseó Harry cerrando los ojos. Negó con la cabeza mientras la bajaba.-No digas nada. No. No voy a luchar por ella.- comentó con voz apagada, seria y también tranquila, mientras abría los ojos.

-¿No?- preguntó Liam, extrañado.

-No. No pienso luchar por ella.- repitió Harry.

-Pero si te gusta.- replicó Harumi bebiendo un poco de su batido de chocolate.

-Por éso. Lo único que quiero es evitar que sufra.- se giró hacia Niall.-¿Te importa que duerma ésta noche aquí? Necesito tener cerca la presencia de algún amigo.-

-Claro, quédate a dormir aquí.- asintió Niall.

-¿Pero qué pasa con los gatos?- preguntó Louis.

-Gemma y mi madre los cuidarán.- sentenció Harry.-Será sólo por ésta noche.- acto seguido se levantó del sofá, salió del salón y fue escaleras arriba, subiendo a la que era su habitación en casa de Niall.

Los demás se miraron entre ellos, preocupados. ¿Qué le pasaba a Harry? 

~~~

-La cena está deliciosa.- objetó Roney al terminar de tragarse otro pedazo de langosta.

-Sí.- sonrió Alina.

-Entonces, Roney, ¿qué opinas de Perrie?- preguntó Zayn mirando fijamente al chico.

-¿Eh?- Roney miró a Zayn, a Perrie y luego a Zayn de nuevo.-Pues es maravillosa, estamos muy enamorados.-

Perrie sonrió dulcemente, pestañeando de una forma muy acaramelada.

-Ya veo.- Zayn cogió de la mano a su invitada.-Alina y yo también. Pero Roney, ten cuidado, te aviso de que Perrie, aunque es encantadora, es en ocasiones muy... exigente.- comentó en tono informal y alegre.

Perrie hizo un gesto con la cabeza.

-¿Cómo?-

-¿Exigente?- dijo Roney.-Qué va, si es genial conmig...-

-Alina, cielo.- intervino Perrie, interrumpiendo.-Yo también te daré un consejo a ti, porque Zayn le ha dado un consejo a Roney. Te aconsejo que no te sientas demasiado mal si Zayn se pone a mirarse más a sí mismo en el espejo que a ti.-

-Hmh.- asintió Alina distraídamente, cenando sin prestar atención.

-Roney.- dijo Zayn.-También te aconsejo que no te asustes cuándo Perrie se ponga a gritar. En realidad es que está cantando, pero claro, a veces desafina.-

-Y tú, Alina, no te extrañes si ves que Zayn actúa demasiado vanidoso.- comentó Perrie elevando la voz.

-Por cierto Roney, Perrie te dejará el baño perdido y lleno de colores, adora teñirse el pelo.- Zayn miró a Perrie entrecerrando el cejo.

-Y te aconsejo, Alina, que eches ambientador en el baño después de que Zayn haga sus necesidades, porque lo deja todo apestando a abono.- repuso Perrie.

-¡Roney, Perrie te despertará tirándose sobre ti y aplastándote!- exclamó Zayn.

-¡Pero porque tú te mueves mucho durmiendo y aplastas a la persona que duerme a tu lado!- gritó Perrie.

-¡Haces gárgaras con el agua de la ducha!- vociferó Zayn poniéndose de pie y apoyándose en la mesa con las manos.

-¡Te arreglas el tupé más que Elvis Presley!- añadió Perrie a voces, también levantándose de su silla.

-¡Hablas al revés mientras duermes!- exclamó Zayn.

-¡Le guiñas el ojo a todas las tías que pasan por tu lado!- chilló Perrie.

Roney miraba alternativamente a Zayn y Perrie según éstos hablaban. Alina había dejado de comer y también miraba a los dos aludidos, avergonzada ante la escena. Y es que toda la gente del restaurante los miraba y algunos hasta se giraban en sus sillas para ver mejor lo que ocurría. Mujeres con guantes en las manos se tapaban la cara, escandalizadas ante la actitud tan poco glamurosa de Perrie y Zayn, y la mayoría de hombres soltaban risitas a cada comentario que uno hacía sobre el otro.

-¡¡Te haces más cosas en el pelo que Lady Gaga!!- gritó Zayn.

-¡¡Tienes más espejos que el laberinto de House of Katmandú!!- añadió Perrie.

-¡¡Usas más tacones que una Bratz!!- vociferó Zayn.

-¡¡Te pusiste un mechón rubio ridículo!!- tronó Perrie.

-¿Tienen ustedes algún problema?- preguntó un camarero muy serio, acercándose.

-Qué va.- dijo Perrie tratando de calmarse.

Alina y Roney, aún sentados en sus respectivos sitios, bajaron la cabeza, avergonzados ante el numerito de Perrie y Zayn.

-Zayn, vamos afuera.- pidió Perrie.-Tenemos que hablar un momento a solas.-

Ambos salieron del restaurante a pisotones. Una vez fuera, el cielo nocturno los recibió con sus miles de estrellas centelleantes. Las calles estaban casi vacías. Perrie se detuvo en seco y cruzó los brazos.

-¿Se puede saber para qué le dices a Roney que soy exigente?- preguntó.

-Porque lo eres.- fanfarroneó el moreno.-Zayn, aféitate que me pinchas cuándo nos besamos, Zayn, deja de arreglarte el pelo que pareces Harry, Zayn...- musitaba con voz aguda, imitando a Perrie.

-¡Yo no hago éso! ¡No te exigo nada, sólo te doy sugerencias, y siempre son de broma!- se molestó la rubia.-En cualquier caso, no tenías por qué empezar a ridiculizarme.-

-¡Tú también me has ridiculizado a mí!- la acusó Zayn.

-¡Pero porque has empezado tú!- exclamó Perrie.-Creí que habíamos quedado en que seríamos amigos.-

-Y así es, pero...- Zayn trató de calmarse.-No sé... Lo siento, no he podido evitarlo.-

Perrie descruzó los brazos y suspiró, aunque seguía algo enfadada.

-Yo también lo siento.- comentó.-Bueno, entremos. Tenemos a nuestras parejas esperando y debemos disculparnos por el pollo que acabamos de montar.-

Zayn asintió y ambos entraron en el restaurante. Fueron hacia su mesa, pero se sorprendieron al ver que estaba vacía. Alina y Roney habían desaparecido.

-¿Dónde están?- preguntó Perrie.

Debían seguir en el restaurante, puesto que Zayn y Perrie habían estado fuera y no los habían visto salir. Zayn y Perrie pasaron entre las mesas y llegaron al pasillo que daba a los baños. Y ambos se quedaron boquiabiertos. Alina estaba con la espalda apoyada en la pared, y Roney la estaba besando. Ambos se enrollaban tranquilamente, besándose felices y sin preocuparse.

-¡¿RONEY?!- gritó Perrie.

-¡ALINA!- vociferó Zayn.

Ambos dejaron de besarse y miraron a la pareja. Se sonrojaron.

-Lo siento, es que me mola mucho.- suspiró Roney.

-Y él besa tan bien...- susurró Alina melosa, acto seguido rodeó con su mano la nuca de Roney y ambos empezaron a besarse apasionadamente otra vez.

Perrie se cruzó de brazos y puso morritos. Zayn relajó los hombros.

-Lo siento, Perrie.- dijo mirándola.

-No lo sientas.- suspiró ella, optando por decir la verdad.-No es mi novio. Es un amigo de la infancia. Nos llevamos muy bien y le pedí que fingiera ser mi novio.-

-¿En serio?- Zayn parpadeó.-Pues... debo confesar que lo mío con Alina es igual. La he conocido ésta mañana y cómo es Directioner le pedí que fingiera ser mi novia.-

-Me estás vacilando.- Perrie lo miró, abriendo mucho los ojos.

-No, no lo estoy haciendo.- Zayn se echó a reír.-¡Tú y yo hemos tramado el mismo plan!-

-¡Venga ya!- Perrie se echó a reír.-¡Hemos hecho lo mismo!-

-¡Exactamente lo mismo!- Zayn sonrió al ver que Perrie se reía.

-¡No me lo puedo creer!- rió Perrie.

Zayn fue terminando de reír y suspiró. Se acercó aún más a Perrie.

-¿Te apetece ir a un McDonald's?- preguntó.

-¿Con éstas ropas? Nadie va a un McDonald's con traje de gala.- dijo ella mirándolo y alzando una ceja.

-Pues ahora sí.- Zayn agarró a Perrie de la mano y fueron a la recepción del restaurante. Sacó su tarjeta.-Ponga el precio de la cena a mi cuenta, pago en tarjeta.- le pidió.

El dependiente cogió la tarjeta de Zayn, la pasó por la caja registradora y se la devolvió. Zayn se la guardó en el bolsillo, no había soltado la mano de Perrie en ningún momento. La miró a los ojos.

-Vayámonos de aquí, tanto lujo y tanto lío me da hambre de verdad.- comentó.

Perrie rió y entonces Zayn la llevó de la mano y con paso rápido hasta la puerta. Salieron y se dieron cuenta de que había vuelto a llover. En una discoteca cercana empezó a sonar Bambi, de Tokyo Police Club, a un volumen tan alto que se oía en todo aquél barrio. Los pasos rápidos de Perrie y Zayn se convirtieron en largas zancadas, yendo cada vez más deprisa, y los dos empezaron a correr aún cogidos de la mano. Se mojaban rápidamente bajo la lluvia, pero no les importaba. Perrie se echó a reír ante aquella locura, al fin y al cabo estaban en una situación muy cómica, mientras ambos, disfrutando de aquella noche, corrían bajo la lluvia, al ritmo de la música, cogidos de la mano, y dirigiéndose a un McDonald's.
I wanna tell you there's a really good reason why I came home wasted in the middle of the night... A tiny kingdom at the bottom of the trees where I was always a winner and I was usually right...
Para Perrie era difícil correr con tacones, además se le estaba corriendo el maquillaje y su vestido se estaba mojando, pero le daba igual. Zayn también se estaba empapando, pero no soltó la mano de Perrie ni dejó de correr junto a ella, ambos riendo, corriendo por la calle vestidos de gala y mojándose bajo la lluvia.
Oh, you can watch it when you get a bit older but for now in the bad bits I should cover your eyes, she painted pictures with the tips of her fingers sewing buttons to Bambi trying strings to a kite.
En casa de Niall, Harry se dejó caer en la cama, inmerso en la oscuridad, sólo siendo iluminado por la luz de la luna que se filtraba por la ventana.
Turning into black and white... underneath the swinging lights, barely awake, but I still got my stripes 'cause you're the killer with the colored kite.
Pensó en Brianna y cerró los ojos, tirado en horizontal sobre la cama, con las piernas colgando. Suspiró, decidiendo que siempre pensaría en ella. Y es que él tenía sus motivos para no querer luchar por ella.
I wanna tell you there's a really good reason why I came down easy, spinning threads to a throne... A tiny kingdom at the bottom of the trees where I was always a winner and I was barely alone.
Aly y Niall estaban aún en el salón de casa de Niall, los demás estaban en la cocina lavando los vasos de los que habían bebido batido de chocolate. Niall abrazó a Aly para reconfortarla de su miedo al mensaje anónimo y acto seguido ambos se miraron a los ojos, y, sonriendo, se dieron un dulce beso en los labios. Pero Louis llegó y les pegó fuertemente con un cojín.
...'Cause you're the killer with the colored kite.
Los demás se unieron y pegaron a Aly y Niall con cojines. Éstos se defendieron agarrando dos cojines que había sobre el sofá, y así se inició una guerra de almohadas entre Liam, Aly, Niall, Louis y Harumi, en mitad del salón de casa de Niall.
Tangled up, tongue tied, tell me what to do... Tangled up, tongue tied, tell me what to do...
Siguieron peleando con los cojines, riendo felices, ajenos al triste Harry que un par de pisos más arriba permanecía inmóvil en su cama. Él sabía que aquella noche no iba a dormir.
Turning into black and white... Underneath the swinging lights...
La noche oscura era iluminada con las inmensas luces de todos los edificios de Nueva York, llamada la ciudad que nunca duerme. Más lejos de la ciudad estaba el mar
'Cause you're the killer with the colored kite... Turning into black and white...
Y pese a que el mar era inmenso, desde el puerto cercano a la ciudad se seguían viendo las luces de los altísimos edificios de Nueva York, contrastando con el negro de la noche.

25 comentarios:

  1. mucho drama lo de harry y brianna -.- :(

    ResponderEliminar
  2. guaooooooo me encantoooo el episodio...soy nueva lectora,me leí toda la novela en dos días..tu novela es impresionante, es adictiva.sigue escribiendo me gusta la pareja que hace niall y aly son tan tiernoos y lindoooo. harry con su gatitos todos juntos me encanto que harry adoptara a todos los gatos lo malo es que no esta junto a brianna.

    zayn y perrie hicieron la misma trampa...que bueno que sigan junto no me gustaria que termiraran....no se que que mas decirte la novela es espectacular no puedo esperar para que suba el otro capitulo...estoy impaciente ya quiero saber que va a pasar...espero que lo subas pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que te guste ^^ A mí tampoco me gustaría que Zayn y Perrie terminaran :(
      Lo estoy escribiendo, pero llevo muy poco, os pido paciencia D:
      Un abrazo <3

      Eliminar
  3. Pues yo sigo amando tu novela, como desde un inicio..pero..creo que ya estas alejandote de la verdadera historia..extraño los momentos de aly y niall..sabes? me gusta la relacion de harry y brianna, antes lo esperaba con mucho anhelo pero ahora me doy cuenta de que ya no hay casi nada romántico en ellos. no me malinterpretes, creo que lahistoria com va esta bien, tomas un descanso de niall y aly para dar mas importancia a los otros miembros, solo digo que les estas dando demasiada creo yo...ya no es la misma novela por la que encendía mi computadora en primer lugar...no espero que cambien la historia o algo por el estilo, porque aun creo que es linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, lo que no entiendo es que me pidáis siempre momentos de Harry y Brianna y que cuándo los meto me digáis que le doy demasiado protagonismo a los otros personajes XD No podéis hacerme éste lío, ya no sé que es lo que queréis.
      ¿Que la historia no es la misma? Claro que sí lo es, pero las cosas tienen que cambiar a medida que avanza la novela. Dime una novela o serie de televisión en la que el nudo y el final sean iguales que el principio. Ninguna, ¿verdad? Pues igual aquí. Si siempre ocurriesen cosas similares a las del principio os acabaríais aburriendo de tanta monotonía.
      Niall y Aly no son los protagonistas. Ellos eran los principales pero ésta novela también la protagonizan los miembros de One Direction al completo. La relación de Niall y Aly era el método de introducir ésta novela para luego añadir más cosas.
      Agradezco que des tu opinión, pero no os contradigáis con vuestras peticiones que me acabáis liando XD

      Eliminar
  4. ¡Aaaaaaay la vida! ¡Tengo muchos feelings! Es que tu historia es mi vida.¡Dios mio no puedo! Harry y Brianna me matan, sufro con ellos y rezo por que estén juntos ya y ¡aaaaayyyy! es que bufff... son un par de tontos enamorados :'') Gracias por meter esos momentos románticos entre Aly y Niall.Me han encantado :D Celine y Kai son ADORABLES.Hacen super buena pareja :) ¡Y PERRIE Y ZAYN! ¡AY LA LECHE! Son de lo que no hay ;) Pero como les quiero <3 ¡ZERRIE FOREVER! Vale ya :) Me ha encantado lo de que corrían bajo la lluvia,¡aaaay es que no puedo con mi vida! Si cuando yo te dije que tu novela me da feels, es que me da :) Y tu no hagas ni caso a los comentarios negativos, porque tu novela sigue siendo fantástica :D BESAZOS <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me vas a hacer llorar :'D ¡Gracias por tu comentario! He visto pocos que sean no demasiado largos pero intensos, cómo éste. Muchas gracias por todo lo que has dicho <3 Con lectoras así de increíbles cómo no voy a seguir escribiendo... ¡UN ABRAZO ENORME! <333

      Eliminar
  5. Raquella:
    ERES GENAIL TIA! TE ADORO! ERES INCREIBLE, SIMPLEMENTE SENSACIONAL!!!!! TE ADORO!! ERES MI IDOLO, JUSTO A LAURA GALLEGO, DE ESCRITORA! TE LO JURO ERES BUENISIMA! SI ALGUN DIA ACABAS ESTE LIBRO (espero k eso nunca pase =D) ESPERO K ESCRIBAS OTRO, O SINO ME MATAS!
    ME HACES LLORAR DE EMOCIONCON TU NOVELA, ME HACER REIR A TOPE, GRITAR CUANDO HAY UN CAPITULO NUEVO, PONERME SENTIMENTAL CON ESCENAS DE AMOR.... Y TODO POR TI! ERES INCREIBLE, GENIAL, LA MEJOR! JODER, NO HAY SUFICIENTES ADJETIVOS PARA CALIFICARTE!!!!
    No se como lo has echo pero tia, me has llegado al alma!!!! Es la primera vez k komento y estoy muy nerviosa, pork tenia un monton de ganas de decirte k no hay nadie como tu, guapa! Ni todas las estrellas del cielo ni todas las joyas juntas pueden ser mas maravillosas que lo k haces con tus manos y tu imaginacion!!!!!
    LO PETAS!!! =))
    TU NOVELA Y TU SOIS DE LAS MEJORES COSAS K ME HA PASADO NUNCA! HASTA ME HACES SOÑAR K ME ENCUENTRO CON ALY POR LA CALLE!! ES SIMPLEMENTE MARAVILLOSO Y SENSACIONAL!
    Espero k respondas, me hara mucha ilusion!!!!
    Muchos besos y abrazos desde tus fans de mi clae (mis amigas y yo) T KEREMOS!!! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡ME MATAS!!! AUDSHGAGHDSAGH, ¡¡¡DEJA DE DECIR TANTAS TONTERÍAS SOBRE MÍ!!! ¿Te hago llorar? :O Madre mía, estoy saltando en mi asiento, te lo juro :DD
      No tienes porque estar nerviosa, ¡no muerdo, ni mucho menos! Me encanta recibir comentarios, adoro leeros, conocer vuestra opinión, saber qué es lo que más os ha gustado...
      No creo que lo que dices sea cierto, obviamente es tu opinión y me siento muy halagada, pero no sé, vas a hacer que me ponga roja XDD Creo que ya lo estoy, de hecho.
      Muchísimas gracia por el apoyo, guapa :DD Besazos para ti y todas tus amigas. <3

      Eliminar
  6. Zayn y Perrie corriendo bajo la lluvia, cogidos de la mano y vestidos de gala con la cancion Bambi de Tokyo Police Club de fondo. PERFECCIÓN EN ESTADO PURO.
    Ése final con musica a lo Gossip Girl me ha matado. Chica, te lo juro, tu novela es LO MEJOR que he leido en mi vida.
    En mi opinion uno de los mejores capitulos y con hasta ahora el mejor final.
    TE HAGO UN MONUMENTO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? :O ¡GRACIAS! Yo adoro Gossip Girl (en ocasiones me pone nerviosa porque algunas veces hay demasiado pijerío y tonterías) pero creí que un final con música quedaría bien ^.^ Puede que haga más.
      Un besazo y gracias por comentar :3

      Eliminar
  7. ¡¡¡ME MATAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS!!! ¡DIOS! ¿POR QUÉ ESCRIBES GENIAL? ¡¿CÓMO LO HACES?! Tú sin duda tienes un GRAN talento, ESCRIBES TAN BIEN COMO LO BIEN QUE CANTA ALY (me lo imagino...).
    EL FINAL HA SIDO PERFECTO ASDFGHJKLÑ, es como el final de un episodio. Uno destrozado por dentro mientras que los demás juegan felices por ahí... ¡COMO UNA PELÍCULA! No sé como explicártelo, creo que tú ya me entiendes cuando digo que tu novela es jodidamente perfecta...
    ¡¡PERRIE Y ZAYN!! ¿SE PUEDE SER MÁS TONTO? Respuesta: Harry.
    Primero vamos con Zerrie:
    ¡LO SOSPECHABA DESDE EL PRINCIPIO! Sabía que Alina se enamoraría de Roney y tal... Pero no sabía que se liarían delante de sus narices justo el día que se conocen LOL. Ay... Zayn y Perrie... Si es que están enamorados, MUY ENAMORADOS. Como Harry y Brianna... D:
    Hablando de ellos. ¿QUÉ DEMONIOS HAS HECHO? ¡Me has roto el corazón! ¡NO, NO, NO! Sé que Bri no ha conocido a alguien (intuyo... Como sea verdad... TE MATO). Dios, no me esperaba para nada la reacción final de Harry. No va a luchar, se quedará ahí, triste, en la cama de Niall sin luchar. Definitivamente, ese no es Harry, Brianna le ha roto el corazón. Le ha vaciado. Harry la ama, con todo su ser, igual que Brianna... IDIOTAS. Te juro que si estuviera en tu historia, cojo la oreja de ambos y vamos... Se crearía la 3 guerra mundial.
    ELLOS TIENEN QUE ESTAR JUNTOS.
    Raquella no nos hagas esto que lloro :'(
    Anónimo¬¬ (3º comentario)
    ¿De qué demonios hablas? Esta historia no giraba en torno al romance de Aly y Niall. Si no, a la historia de ALY Y ONE DIRECTION. Mira, si querías la historia de antes, coges, y te lees de nuevo la historia. No la critiques porque no gira en torno a Aly y Niall porque vamos... Con lo que me está gustando los nuevos romances...
    Melanie debería decirle lo ocurrido a Li.
    Aly y Niaaaaaaaaaaall que monos son. Ay, Niall es monísimo... Que la protega<3
    Me entró curiosidad una cosa: ¿lo harán alguna vez? :( (esperaré lo que tenga que esperar)
    Y que Harry no deje de luchar por Dios (si te das cuenta, cambio de tema continuamente, mi mente es desordenada xd). Y que Bri no diga esas cosas, le hace daño. ¿Para qué ha ido a casa de Harry? Ella sabe que él es tonto, engreído y estúpido. No debería extrañarse con la frase que dijo Harry... :'(
    Kai y Celine cada vez me gustan más, hasta ahora no había descubierto que hacen tan buena pareja... <3
    ¡Un besito, Raquella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡WAAAAAAAAAAA, CÓMO ADORO TUS COMENTARIOS GIGANTESCOS! :DDD Eres una genia a la hora de comentar, sabes analizarlo todo, ¡¡te como a besos!! :D
      Zerrie es una monada... Y Harriana... ¡NO SOY YO! ¡SON ELLOS! D: ELLOS SON LOS QUE LO ESTROPEAN TODO :C MIS PERSONAJES TIENEN VIDA PROPIA. Te lo juro, les dejo actuar a ellos y simplemente escribo lo que quieren XD No decido yo... Son ellos... Es todo culpa suya :'(
      Y SÍ, BRI SÍ HA CONOCIDO A ALGUIEN :C TE LO PUEDO ADELANTAR. Y ESTÁ MUY FELIZ CON ÉL. (Aunque no salgan ni nada parecido.) Mátame ya D:
      Nadie se esperaba la reacción de Harry... NI EL PROPIO HARRY SE ESPERABA SU REACCIÓN. ¿Por qué será que pasa de luchar por ella? Ya lo veréis... Y LOL, te he imaginado tirándolos de las orejas y me he partido el culo :'D
      Justo lo que dices, los protas son One Direction y Aly. Niall y Aly eran los que introducían la novela con su romance, pero no los protagonistas. Además, trato de perfeccionar a todos los personajes y por éso quiero aprovecharlos, hacer que salgan, que interactúen... Quiero aprovecharlos a todos.
      Niall es un amor de chico <3 Y CLARO QUE LO HARÁN. Y me parece que antes de lo que planeaba... Aún queda, pero ya veréis, será muy bonito ;P (Espero.)
      Bri fue a casa de Harry para hablar con él, pero al escucharlo decir ésas cosas pues se cabreó.
      Kai y Celine son adorablemente monos, los imagino juntos y es cómo :Q_______ *Babas*
      ¡Otro beso para ti, preciosa! <3


      Eliminar
  8. Lo tengo k admitir, puede k Raquella y su novela me lleguen al corazon... PERO TUS COMENTARIOS TAMBIEN!
    Me encanta leerlos, desde hace como 10 capitulos me miro tus comentarios sobre la histroia pork me encantan, no se, tienen algo k me dice: "¡Venga Irene, k seguro k Clau Vans a puesto algo interesante!"
    Me encanta como analizas la historia, de arriba a abajo, me parece k komentas mu bien, no se, no entiendo k es lo k hace k me gusten tanto, pero tia, ESK SON GENIALES Y PUNTO!
    Tu, Raquella y Una vida junto a 1D: ¡LO MEJOR!
    Te lo pido, nunca dejes de comentar!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los comentarios de Clau son la leche :D Me animan un montón, me entretienen y me sacan unas sonrisas gigantes. Le pido lo mismo c:

      Eliminar
  9. me encanta siguela pronto la espero con ganas
    me encanta la parte de la cita de zayn y perrie
    las partes de nally me encantan
    en cada frase pongo mencanta y es que la novela ME ENCANTA no dejo de leerla una y otra vez desde el cap 1 asta el que aya
    bueno me despido y te digo que me ENCNTA siguela pronto plis

    ResponderEliminar
  10. me encanta siguela pronto la espero con ganas
    me encanta la parte de la cita de zayn y perrie
    las partes de nally me encantan
    en cada frase pongo mencanta y es que la novela ME ENCANTA no dejo de leerla una y otra vez desde el cap 1 asta el que aya
    bueno me despido y te digo que me ENCNTA siguela pronto plis

    ResponderEliminar
  11. Qué capítulo más PERFECTO! Y larguitos, como a mí me gustan, con mucha trama!!
    Me reí nada más empezar, cuando sonó el móvil, Perrie regañó a sus amigas y al final se tuvo que callar porque era el suyo XD Lo de Zerrie no es normal, en serio! Son unos idiotas! Se han mentido ambos para aparentar que están felices sin el otro. Y Alina y Roney QUÉ FUERTE! No pensé que se liarían así de un momento a otro -.-
    Aunque gracias a la cita...¡ZERRIE VUELVEE!!
    Y Harry y Brianna...¡¡ME MATAS!! ¿Cómo puedes dejarlo asíi? Aunque sin problemas ni líos ni nada de eso no hay nove pero..¡TIENEN QUE ESTAR JUNTOS!
    Aunque antes de hablar de ellos, tengo que mencionar algo y eso son los ¡¡9 GATITOS!! Awwww!! Me encantan los mininos, y no había 1, había 9!!! Harry tiene un corazón enoorrmeeee!
    Aunque es tonto por dejar escapar a Brii!!! Ambos se neecesitaan!! Brianna no quiere a nadie más y Harry está enamorado de Brianna, ¿qué más hace falta?
    Kai y Celine!! Son una cucada. Me ha encantado lo que ha dicho Kai de: "Toca mojarse por amor" o algo así. Awww!! Muero de amoool!! Son la pareja más adorable!!
    Y Niall y Aly, ¡¡¡también son adorablees y genialees!!! Esos mini momentos perfectos, me encantan!!!
    Y ese finaal!!! Bff, qué bonito!!!
    Me encantaas!! Sigue asíi!!!
    Besitos Raquella :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Amistad! :D A mí también me encantó el último capítulo de tu nove, es muy largo O.o Ya te comenté en él y espero el próximo con muchas ganas <3
      Zerrie son los mejores :D Y no sé, me hacía gracia ésa idea XD
      Lo de Harry y Bri será muy complicado... Cada uno tiene sus cosas y va a ser la relación más difícil de la novela. Y YO TAMBIÉN ADORO A LOS GATOS :DDD
      Kai es un cielo, y Celine también :D Me gustó escribir éso de que él la cuidaba y se dormían juntos en el portal con Celine apoyando la cabeza en el hombro de Kai... Síp, yo también creo que son los más adorables y dulces de la novela ^.^
      Muchísimas gracias por comentar y leerme, preciosa :3 Un abrazo <33

      Eliminar
  12. yapooo...ejejejj perdon esq lo reviso todos los dias y no has subido y ya pasaron dos semanas! no pretendo ser mala, pero esq en verdad me gusta tu novela:3 jejejej es hermosa jijijjij! <3<3<3<3

    ResponderEliminar
  13. me encanta la gente que se preocupa mas de presionar a la lectora recordandole que debe publicar que de comentar sobre el propio capitulo XD todos tenemos cosas que hacer y ella no va a ser una excepcion, yo de vosotras dejaria de preguntarle esas cosas y me limitaria a esperar.

    ResponderEliminar
  14. https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=4124421515592081917#overview/src=dashboard

    ResponderEliminar

¡Anímate a poner un comentario! Deja tu opinión sin faltar al respeto y sin insultar. Tu participación es muy importante. ¡Muchas gracias por comentar!