jueves, 1 de agosto de 2013

82- Confusiones californianas

Al día siguiente, Niall se despertó notando una gran ausencia: su novia no estaba en la cama. Se incorporó y miró alrededor, rascándose la cabeza. Fue al salón del apartamento y vió que en el sofá había una suave manta negra, pero ni rastro de la chica. Confundido, se metió de nuevo en su dormitorio y se vistió. Salió de la estancia y miró por los pasillos. Bajó las escaleras y se acercó a recepción.

-Buenos días, ¿cuáles son las áreas comunes del hotel?-

-Hay muchas, entre ellas tiendas, restaurantes, terrazas al aire libre, todo ello perteneciente al hotel. A éstas horas el pequeño bar de ése pasillo a la derecha es el más frecuentado, ya que allí sirven desayunos, pero si le apetece desayunar en su habitación puede recurrir al servicio de habitaciones para que le suban la comida...- explicó la mujer.

-No, no, gracias, era sólo por saber.- la interrumpió Niall con una amable sonrisa. Se alejó y fue por el pasillo indicado. Salió al exterior, admirando los patios del hotel, y vió un pequeño bar cerca de la piscina del hotel. Entró y vió que el hotel tenía numerosas estanterías blancas con libros para decorar, ventiladores en el techo y bonitas sillas y mesas.
Empezó a buscar a su chica con la mirada y finalmente la vió sentada junto a una de las estanterías, sobre su mesa había un plato con un cruasán y varias galletas y un vaso de porcelana lleno de humeante café. Niall se acercó a la mesa y se sentó en el asiento frente a su novia.

-Hola guapa. ¿Qué haces aquí tan temprano? Son sólo las nueve y media, hoy podíamos dormir hasta que quisiéramos.- preguntó sonriente.

Aly lo miró malhumorada. Niall se dió cuenta de las profundas ojeras que había bajo los bellos ojos azules de su novia. Aly agarró el cruasán y le dió un mordisco tan fuerte que arrancó la mitad.

-¿Ocurre algo?- se preocupó el cantante.

-Niall, te quiero mucho pero debo decírtelo alta y claramente: ¡roncas cómo un jabalí!- exclamó la joven al terminar de masticar el cruasán.

-¿Qué?- preguntó Niall alzando una ceja.

-¡No puedo dormir contigo! Ya te metí una vez un trapo en la boca para que no roncaras, pero tú sigues... ¡Y anoche creo que se te oía desde Nueva York! ¡Y éso que está en la otra punta del país!-

-¡Tranquila, tranquila!- dijo Niall sonriendo aunque bajando las cejas.-¿Dónde has dormido?-

-En el sofá. Suerte que es largo y cómodo...- suspiró la rubia.-Y desde el salón también se oían tus ronquidos, pero al menos amortiguados porque cerré la puerta de nuestro dormitorio.-

-Ah, lo siento tanto...- Niall bajó la mirada.

-No te disculpes, no es culpa tuya.- se apresuró a contestar ella.-Pero a éste paso no sé si podremos seguir durmiendo juntos, es decir... ¡No soy capaz!-

-Harry colecciona tapones para los oídos, están sin tocar, quizás...- Niall se calló al ver la expresión sombría y sarcástica de su novia.

-Niall... No me importa que ronques, ¡lo que me importa es no poder dormir!-

-¡Vale, vale, me acostaré de lado que así ronco menos!- exclamó el joven.-O si no, puedes ponerme de nuevo trapos en la boca.-

-No se trata de éso, Niall.- Aly suspiró.-Olvídalo. ¿Una galleta?- arrimó el plato hacia el otro extremo de la mesa.

Niall sonrió a su novia, cogió una galleta y la mordió con agrado.


-¡ARRIBA, CHICOS!- gritó Louis entrando en el dormitorio de Harry y Zayn y dando sonoras palmadas con las manos.

El moreno se dió la vuelta en la cama: el de rizos castaños se tapó la cabeza con el cojín de su cama.

-Louis, eres peor que ése gallo que quiquiriqueaba a las 6 de la mañana en Tennessee.- protestó el más joven con su cabeza metida bajo el cojín de color rojo.

-Ah, la gira por Tennessee, qué buen viaje.- sonrió Louis con las manos en las caderas y asintiendo con aire soñador mientras sonreía.-¡VENGA, LEVANTAOS!- volvió a gritar.

Se acercó a la cama de Zayn y lo destapó por completo, dejando al descubierto su torso desnudo y sus pantalones de pijama negros.

-Hoy es día de playa, ¿recordáis?- siguió diciendo Louis.

-Aún así, podemos ir a cualquier hora.- contestó con voz adormilada Zayn, estirando su mano hacia abajo en busca de la sábana blanca.

-Mejor si vamos ahora. Iré a despertar a Liam, ¡espabilaos!- chilló Louis con aire alegre mientras salía de la estancia.

A Zayn se le cayó su brazo derecho de la cama y se le quedó colgando, y Harry se destapó la cabeza, tiró el cojín rojo con el que se la había tapado por los aires y volvió a apoyar su mejilla sobre la almohada blanca. El cojín cayó sobre la cara de Zayn.

-¡Ayyy!- se quejó éste medio soñando, y de unos bruscos manotazos se retiró el cojín rojo de la cara.

Louis entró en el dormitorio de Liam. Al verlo durmiendo tan plácida y cómodamente sonrió con ternura y acto seguido gritó a pleno pulmón:

-¡¡¡PAYNEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!-

Liam dió un bote, perdió el equilibrio y fue hacia su izquierda, cayéndose de la cama.

-¿Qué pasa contigo?- se enfadó sentado en el suelo, frotándose un ojo.

-¡Que hoy hay que ir a la playa! Toma ejemplo de Aly y Niall, ellos ya se han levantado. Aunque posiblemente estén desayunando.- murmuraba Louis saliendo del dormitorio de Liam.

-¡Oye, pero ayúdame a levantarme por lo menos!- protestó Liam somnoliento y aún sentado en el suelo.

Louis, ignorando a su amigo, cogió el teléfono por cable del salón y marcó un número. Se pegó el teléfono a la oreja y admiró las vistas que tenía el apartamento del hotel.

-¿Hola? ¡Servicio de habitaciones?- preguntó al notar que descolgaban.-Lleven a la suite número 379 una bandeja de magdalenas, por favor, zumo de naranja natural...-

Harry le quitó el teléfono.

-¡Un café con extra de cafeína!- vociferó poniéndose el aparato en la oreja.-Y unas galletitas de ésas con pepitas de chocolate.-

Louis le arrebató el teléfono de nuevo, fulminándolo con la mirada. Se lo puso de nuevo en la oreja.

-También unas tortitas con sirope de caramelo... Agua mineral... Y una zanahoria, cruda, por favor. Gracias.- colgó el teléfono poniéndolo en su sitio y se giró.

Harry se había sentado en el sofá y se atusaba los rizos con galantería.

-¡Pero ve a ponerte el bañador, corre!- le gritó a Harry.

Éste se levantó a toda prisa y se precipitó hacia el cuarto que compartía con Zayn.


-Bien, estaba todo delicioso.- dijo Niall limpiándose la boca con una servilleta.-No recordaba que la receta de los brownies de ésta ciudad fuese tan buena.-

-Niall, te has comido diez galletas, dos brownies enormes y todo un vaso de zumo de melocotón. ¿Dónde lo echas?- preguntó Aly sonriendo.

-Hm... ¿En el váter?- preguntó Niall desviando la mirada para luego mirar a su novia de nuevo.

-No.- rió Aly.-Me refiero a que no engordas.-

Ambos se levantaron y salieron de la cafetería agarrados de la mano, sintiendo la brisa y observando con ganas el agua azul de la piscina del hotel.

-Es lo que tiene bailar tanto.- se jactó Niall.-Todo lo que como lo pierdo bailando... Aunque... Muchas directionators me llaman gordo, y por éso también intento hacer algo de ejercicio.- bajó la mirada, con los ojos cristalinos.-No es un secreto para nadie que de los cinco chicos de la banda, yo soy el que más haters posee.-

Ambos se detuvieron y Aly miró a Niall. Frunció los labios mientras bajaba las cejas y le acarició la cara.

-Niall, ya sabes que por muchos haters que tengas, los chicos y yo siempre estaremos ahí para ti, además de tus miles de fans, eres querido por muchísima gente y por éso debes sentirte afortunado.- dijo levantándole un poco la cara para que él la mirara a los ojos.

Los grandes ojos azules de Niall iban cargados de lágrimas, el irlandés parpadeó.

-Y aunque ésa gente siga diciendo tonterías sobre tu persona, tú siempre serás absolutamente perfecto para mí.- concluyó ella dulcemente y con una leve sonrisa.

Niall sonrió al mismo tiempo que ella lo hizo y ambos se acercaron para besarse. Sus labios se unieron y se fundieron en un tierno beso, Niall acarició la espalda de Aly y pasó la mano por su lisa melena rubia. Aly siguió acariciando la cara de Niall y luego su cuello con una mano y su espalda con la otra, entonces Niall acarició su cintura y su beso se volvió más apasionado, con ambos sonriendo mientras se besaban. Aly llevó sus manos a los hombros de Niall y enredó sus brazos en su cuello. El chico la besó con ternura, pasión y dulzura a la vez, ambos moviendo sus labios y acariciándose. De nuevo sintieron ése deseo que sólo habían sentido una vez cuándo se besaron muy intensamente en casa de Niall, ambos sentían fuego en el pecho y se siguieron besando cuándo...

-¡BOMBA!- gritó un niño con unos kilos de más tirándose a la piscina y abrazando sus rodillas.

La salpicadura que provocó al chocar contra el agua fue tal, que todos los que estaban en ésa zona se vieron mojados o al menos levemente salpicados. Aly y Niall se separaron al notar varias gotas de agua fría chocando contra ellos.

-Vaya con el niño.- suspiró Aly frotándose el dobladillo de la camisa, la cuál tenía pequeñas manchas del agua.

Niall rió y ambos se miraron a los ojos, se sonrojaron al notar que de nuevo se habían besado de ésa manera. Se habían excitado, pero aún era muy pronto... ¿O no?
El móvil de Niall sonó, lo respondió después de sacarlo de su bolsillo, sin notar que le temblaba la voz.

-¿S-Sí?-

-¿Niall? Soy Louis. Hoy vamos a la playa, ¿recuerdas? Que al fin y al cabo adoramos las playas de California...-

-¡Louis! ¡Claro, claro, hoy es día de playa! Aly y yo subimos enseguida, ¡esperadnos allí!- Niall colgó el teléfono y lo guardó.-Aly, tenemos que subir, rápido, hay que preparar las cosas para la playa.-

Agarró a su novia de la muñeca y la arrastró tras de sí.
En tres minutos ya estaban entrando en el apartamento que les correspondía del hotel.

-¡Por fin llegáis!- exclamó Louis de pie, acto seguido bebió de un vaso zumo de naranja.

-¿Habéis pedido servicio de habitaciones?- preguntó Aly.

-¿Tú que crees?- rió Harry sentado en el sofá y mordiendo una magdalena.

Liam comía tortitas con sirope de caramelo, con cuchillo y tenedor, mientras se relamía los labios. Zayn y Harry seguían comiendo magdalenas y galletitas, mientras que Harry también bebía café.

-Nosotros ya hemos desayunado... Pero una magdalena es una magdalena.- rió Niall yendo hacia el carrito de plata que había subido algún trabajador del hotel. Sobre el carrito reposaban los alimentos.-¿Y ésta zanahoria?-

-La he pedido yo, obviamente.- Louis se terminó su zumo de naranja y la cogió, acto seguido le dió un buen bocado y esbozó una sonrisa cerrada.

-Ah...- Niall frunció el ceño y, tras coger una magdalena, se sentó en uno de los pequeños taburetes negros y acolchados que había al otro lado del sofá, alrededor de la mesa.

-Y hey, ¿no tenemos que esperar ahora dos horas antes de meternos en el agua?- preguntó Zayn dándole un sorbo a su vaso de zumo de naranja.

-Náh, con una hora basta.- Louis hizo un gesto con la mano.

-No, Zayn tiene razón.- dijo Aly acercándose al mayor.-Nos puede dar un corte de digestión.-

-¡¿Acaso quieres poner nuestras vidas en peligro, Louis?!- dramatizó Harry llevándose una mano a la boca con gesto teatral.

-¡VALE, VALE, ESPERAREMOS DOS HORAS!- tronó Louis desesperado.-Pero hoy a la playa sin falta.-

-Claro.- sonrió Liam.

Al acabar de comer se pusieron la tele y un par de horas después empezó a caer una fina llovizna. Louis, que estaba frente al cristal, se dió cabezazos contra éste.

-¡Tiene que ser una broma!- gritó.

Aly lo cogió de los hombros y lo retiró de las ventanas de la suite, llevándolo al sofá.

-Louis, tranquilo, parará pronto.- dijo sentándolo y acomodándose a su lado.

-¿Y si no es así? ¡Mañana debemos coger la motorhome! ¡Y hoy necesitamos relajarnos en la playa!- se quejó cómo si fuera un niño pequeño.

Aly suspiró y un mechón rubio de su flequillo hizo una onda en el aire.
Liam y Niall entraron por la puerta con una bandeja de plata con tapa, llevándola entre los dos. Sonrieron a Louis y dejaron la bandeja sobre la mesita, acto seguido Niall retiró la tapa y dejaron ver que en el interior de la bandeja había un montón de zanahorias frescas y crujientes.

-Para consolarte, Louis.- rió Niall dejando la tapa sobre la mesa.

Louis sonrió levemente y luego volvió a ponerse triste.

-Gracias... Pero chicos... Los próximos días estarán cargados de estrés, y hoy que podemos ir a la playa para relajarnos se pone a llover.- suspiró el mayor.

Niall y Liam asintieron también algo afligidos, Louis tenía razón.

-Es verdad, éstos próximos días habrá mucho estrés, aunque yo no tenga que actuar me lo contagiaréis...- suspiró Aly.-Y... Creo que iré a por algo que puede ser útil.-

Sin decir más, cogió su chaqueta con capucha para resguardarse de la lluvia (que era muy leve, tampoco necesitaba paraguas) y se fue de la suite.

-¿Adónde va?- dijo Harry saliendo del baño, acabado de orinar.

-Ha dicho no se qué de comprar algo.- le respondió Zayn, cruzándose de brazos.

Aly empezó a recorrer toda la ciudad, había memorizado algunos caminos del día anterior y confiaba en no perderse. Estaba decidida a comprar aquello, aunque fuese caro. Pero no sabía dónde lo vendían.
Media hora después, Niall llamó a Aly.

-Aly, ¿dónde estás? Llevas media hora fuera.- comentó el irlandés.

-Sigo buscando aquello que necesito.- respondió la chica mirando un escaparate.

-¿Pero qué es?- preguntó Niall apoyado en el cristal del apartamento que tenían en el hotel.

-No creo que vaya a decírtelo.- dijo ella.-Pero es algo que tú y yo necesitamos urgentemente.-

Niall abrió los ojos cómo platos, se sonrojó hasta la nariz y tragó saliva.

-¿Algo qué tú y yo... necesitamos?-

-Urgentemente.- repitió Aly.

-¿Pero... para qué?-

-Néh, ¡secreto!- gritó Aly. Acto seguido colgó y siguió tan alegre caminando por la calle.

A Niall casi se le resbaló el móvil de las manos.

-Chicos...- dijo girándose lentamente.-Aly está muy rara.-

-¿Y ahora te das cuenta?- se mofó Harry, acomodado en el sofá.

-No, no es por éso... Dice que va a comprar algo que ella y yo necesitamos urgentemente... Empiezo a...- Niall tartamudeaba, sonrojado.

-¡¡Hala, hala, qué ostia se ha metido ése!!- gritó Zayn dando botes sentado en el sofá, ya que estaban viendo en la tele el programa Vergüenza Ajena, en el que salían vídeos graciosos de personas cayendo o dándose golpes.

-¿Chicos? ¿Me estáis haciendo caso?- preguntó Niall cruzándose de brazos.

-Sí, sí, luego jugamos contigo.- lo ignoró Louis, completamente metido en el programa, haciendo un gesto con la mano, cómo si Niall fuese una mascota pesada.

Niall hizo un gesto con los brazos y con la boca entreabierta.

-Pero bueno...- suspiró.

Pasó otra media hora. Niall estaba muy nervioso y llamó de nuevo a Aly.

-¿Hola?- preguntó la chica.

-¿Otra pista? Porfi.- suplicó el irlandés tratando de no morderse las uñas. Se llevó una mano al pelo para frotárselo.

-Vale.- rió Aly.-Cómo ya te dije, es algo que ambos necesitamos, y ahora añado que lo necesitamos para ir a la cama. Básicamente serás tú el que lo use, pero será bueno para los dos.-

Niall dejó de frotarse el pelo y se quedó con la mano izquierda en la cabeza, abriendo sus ojos al máximo. Entreabrió la boca y susurró:

-E-entiendo...-

-Bueno, te dejo, voy a entrar en la farmacia, creo que lo venden ahí...- añadió Aly.

El móvil de Niall resbaló de sus manos y cayó al suelo. Al caer se colgó, y en la calle Aly se encogió de hombros, se guardó el móvil y entró en una farmacia.
Niall recogió su móvil del suelo, temblando. ¿Tan pronto? ¿No resultaría muy frío? Estaba incrédulo... ¡Pero no había duda!

-Eh, ya ha dejado de llover.- dijo Louis dirigiendo su vista al exterior.-Ahora sólo hay que esperar a Aly y los séis nos iremos a la playa.-

Niall corrió hacia el sofá, se puso ante sus cuatro amigos y gritó a voz en cuello:

-¡¡Aly va a comprar un condón!!-

Sus cuatro compañeros, sentados en el sofá, lo miraron extrañados y frunciendo el ceño.

-Niall, ¿acaso eres tú ahora el que fuma de la banda?- preguntó Harry mirando fijamente a su amigo.

-¡No, no, os lo juro! ¡Está más que claro!- chilló el rubio.

-A ver, ¿qué te ha dicho?- preguntó Louis.

-Que iba a comprar algo que los dos necesitamos para ir a la cama, que yo lo usaré pero que será bueno para los dos, ¡y que va a comprarlo en una farmacia!- exclamó Niall nervioso y sonrojado.

Los cuatro morenos se miraron entre ellos.

-¡¿Qué hago?!-

-Niall, tú la quieres, ¿no?- preguntó Zayn muy calmadamente.

-Sí pero...-

-Entonces prepárate, ¡porque ésta noche moj...!- Harry fue interrumpido por un collejón de Louis.

-No, no, chicos no lo entendéis. Yo la amo y claro que la deseo, pero... ¡no me siento preparado! Y sería todo tan frío... Hacerlo así, porque sí...- Niall empezó a caminar de un lado a otro.-Además, hoy nos hemos vuelto a motivar besándonos cerca de la piscina de aquí mismo, y todo lo que me ha dicho... ¡Está más que claro que lo que va a comprar es un condón, pero...! ¡¿Qué hago?! No quiero perder mi virginidad tan pronto, ¡pero tampoco quiero rechazarla! Porque si la rechazo se pensará que no la quiero, pero sí la quiero sólo que aún no estoy preparado...-

-¡Para!- Louis lo agarró de los hombros para que dejara de caminar dando vueltas por todo el lugar.-Respira. Piensa. ¿No te has excitado con ella por algo?-

-No querréis que me ponga hablar de sexo ahora, ¿no?- preguntó Niall haciendo una mueca.

-Sólo haz frente a la situación, todo hombre desea hacerlo, ¡vas a parecer homosexual si la rechazas, porque además es bien guapa!- dijo Zayn.-Tiene buen cuerpo, aunque nunca lo muestre, y además es simpática, leal, amable, y le gustan los videojuegos... ¡Varios chicos del insti babean por ella!-

-Sabes mucho, ¿no Zayn?- se rió Louis.

-Es lo que tiene ser un cotilla y querer conocer a casi todos los chicos del insti para que me hagan favores cómo ayudarme con los deberes a cambio de alguna propinilla...- Zayn se hizo el inocente.-Y con ayudarme con los deberes me refiero a dejárselos para que me los hagan ellos y luego pagarles dinerillo...-

-¡Míralo él, qué fresco!- gritó Liam.-¡No sé ni cómo apruebas!-

-Porque pese a ser un vago con los deberes, estudio mucho antes de los exámenes.- Zayn le sacó la lengua.

-¡Volvamos con Niall!- cortó Harry.-Dinos, ¿no te gustaría...?-

-¡Claro que me gustaría perder mi virginidad con ella, pero es que... ¡No tan pronto!- gritó Niall.

-¿Pronto? ¿Tienes idea del tiempo que lleváis juntos?- Liam alzó una ceja.

-Ya, ya sé que mucho, ¡pero simplemente no me siento preparado! ¡Estoy nervioso! ¡Si lo hago, no estaré satisfecho, si no lo hago, se enfadará conmigo!-

-Pero Niní...- empezó Harry.

-¡Es que yo quiero que haya algún motivo! La virginidad es cómo la vida: sólo se tiene una vez. Y me gustaría que fuese más especial, y cuándo me sienta preparado, o con algún motivo, no porque sí, hala, ahí a lo loco...- se expresaba Niall nervioso y frotándose el pelo, la nuca, y gesticulando un montón.

-Niall, ella no te va a esperar siempre... Probablemente.- dijo Zayn.

-Sí lo hará.- susurró el rubio, tembloroso.

-Niall.- Louis dejó caer sus manos en los hombros del irlandés.-Todo hombre debe hacerse hombre en algún momento. Y tú eres un joven famoso, atractivo, de 19 años y deseado por muchas chicas. Con lo que ya estás tardando...-

Niall soltó el aliento, hiperventilando perplejo.

-Cierto. Para ser Niall Horan, ya estás tardando en perder tu virginidad.- asintió Harry, de acuerdo con la opinión que Louis había expuesto.

-Pero... Pero... Pero...- tartamudeaba Niall.

-Louis y Harry tienen toda la razón... Si fueses un chico feo, tonto, invisible para el mundo, asqueroso, horrible, solitario y odiado por las chicas, sería comprensible... Pero no eres nada de éso, eres un famoso rubio de ojos azules, simpático, con talento y riquísimo... ¡Es cierto que ya estás tardando en hacerte un hombre!- asintió Zayn.

-¡Pero es que aún no quiero hacerlo! ¡No es por Aly, ella es maravillosa, es por mí! ¡No me siento preparado!- Niall se arrodilló en el suelo para parecer más bajito.-¡Soy un niño! ¡Miradme! ¡Tengo 12 años por dentro! ¡So-soy un inocente infante!-

-Niall, tranquilo, yo estoy contigo.- dijo Liam levantándose del sofá y agachándose frente a Niall.-Escúchame. Cuándo lo hice con Melanie era porque los dos sabíamos que estábamos preparados y queríamos. Y ambos también éramos vírgenes. Ése paso es muy importante, los dos miembros de la pareja tienen que estar de acuerdo y Aly lo entenderá si no estás listo.-

Niall se puso de pie y empezó a morderse las uñas.

-Además, ¿no puede que te equivoques?- dijo Liam.-Puede que en realidad vaya a comprar otra cosa.-

-¡Liam, espabila!- gritó Niall.-¡Algo que Aly y yo necesitaremos para ir a la cama! ¡Que usaré YO aunque sea bueno para los dos! ¡Que se compra en farmacias! ¡Está más claro que el agua!-

Liam parpadeó y siguió rebatiendo a su amigo:

-Vale que en principio puede parecer éso, ¿pero tampoco creéis que estáis malpensando bastante? De acuerdo, todas las pistas apuntan a que podría ser un condón, pero ¿y si no lo es?- añadió.-Tenemos que profundizar más. Para empezar, Aly está muy dulce y no se pasa varios minutos en el baño ni hay sangre por las papeleras, lo cuál significa que no tiene la regla. Y sin regla no hay por qué usar protección. Aunque a lo primero estaba de acuerdo con vosotros, ahora creo que ésto tiene muy poca lógica y podéis estar confundiéndoos...-

-Mmm... Así visto, tienes razón.- reflexionó Louis rascándose la barbilla.-Aly no está menstruando. ¿Y si es verdad que nos estamos confundiendo y en realidad va a comprar otra cosa?-

-Tratemos de averiguarlo luego; nuestro pequeño virgen se escapa.- comentó Harry señalando la puerta abierta del apartamento.

Niall no estaba, los cuatro se precipitaron hacia la puerta y Zayn que fue el último en salir la cerró. Miraron por los pasillos y vieron a Niall corriendo cómo un loco hacia los ascensores.

-¡Niall! ¡Ven aquí! ¡Estás exagerando!- gritó Liam mientras los cuatro corrían tras él.

El rubio seguía corriendo velozmente, sin hacer caso a su amigo.

-¡No huyas!- chilló Zayn acelerando sus pasos.

-¡No quiero sexo aún! ¡Quiero mantener mi virginidad!- iba gritando el pequeño pero ágil irlandés, corriendo en línea recta por todo el pasillo y atrayendo con sus gritos las miradas estupefactas de muchos clientes.

-¡Exagerado! ¡Ni que Aly fuera una violadora!- exclamó Harry, que iba en último lugar.

-¡Pero no grites su nombre, melón!- lo regañó Liam, unos pasos por delante de él.

-¡¿Qué más da?! ¡Si muchos ya la conocen!- espetó Harry sin dejar de correr, respirando con dificultad.

-¡Niall, detente de inmediato!- rugió Louis.

Aceleró hasta quedar a un par de metros de Niall, Harry seguía yendo el último y todos querían atrapar a Niall antes de que se fuera despavorido del hotel a ocultarse por ahí.

-¡No!- respondió el irlandés a toda prisa, sin detenerse.

Louis logró alcanzarlo y quiso agarrarlo de un brazo pero Niall volvió a acelerar. Zayn, Liam y Harry (éste, manteniendo la última posición) se acercaron a Louis y Niall. El rubio seguía huyendo pese a que sus amigos le pisaban los talones.

-¡Niall, para ya! ¡Vamos a atraparte de todos modos!- chilló Zayn.

-¡Dejad de perseguirme!- Niall giró una esquina bruscamente y siguió corriendo, con sus cuatro amigos prácticamente detrás de él.

Abrió una puerta que daba a otro pasillo y siguió corriendo, con Louis y los otros tres pasando tras él. Harry fue el último en pasar y la puerta se cerró una vez que los cinco habían pasado. Niall giró de nuevo otra esquina corriendo hacia el comedor de invitados especiales.

-¡¡Dejad de perseguirme!!- repitió Niall, ésta vez más fuerte, con Louis pisándole los talones.

-¡No! ¡Niall, vuelve!- vociferó Zayn, que iba tercero, detrás de Louis.

-¡¿Pero es que no se cansa nunca?!- gritó Liam, yendo penúltimo.

Los cinco siguieron corriendo y entraron en el comedor de invitados especiales, lleno de gente rica y conocida. Estaba decorado con mucho lujo y al ver tanta gente, a Niall le costaría más escapar. Esquivó a un elegante camarero y siguió huyendo de sus cuatro amigos.
Los demás siguieron persiguiendo al rubio. Harry se coló entre dos guapas mujeres de elegantes vestidos y con guantes en sus manos.

-Señoritas.- las saludó con galantería y una gran sonrisa, pasó entre ellas dos y siguió corriendo cómo un loco.

Niall ya iba muy adelantado, pero sus cuatro compañeros no dejaban de perseguirlo.

-¡Niall!- se oyó el grito de Louis. Acto seguido chocó con un camarero que transportaba una deliciosa ensalada, llenando al trabajador de lechuga.-¡Oh, lo siento mucho!- exclamó avergonzado, en el plato que llevaba el camarero vió una zanahoria, y sin poder evitarlo la cogió y le dió un mordisco.-¡Le pagaré el traje!- dijo antes de alejarse del hombre cubierto de lechuga.

-¡Debo llegar a la salida, debo llegar a la salida!- se repetía el irlandés, histérico, mientras hiperventilaba y corría tan rápido que le ardían las piernas.

-¡Deja de huir!- gritó Harry, que seguía yendo el último, mientras conseguía acercarse a Liam.

Los cinco pasaron por la recepción del hotel y Niall vislumbró la puerta de salida, la atravesó y...

-¡AY!- gritó junto con Aly mientras ambos caían de culo.

Liam, Zayn, Harry y Louis salieron también corriendo y vieron a Niall y Aly sentados en el suelo uno frente al otro, bastante aturdidos. La chica levantó la vista y vió a su novio.

-¡¿Qué pasa contigo?!- le gritó.-¡¿No puedes salir de un hotel cómo las personas normales?!-

-Lo... Lo siento.- dijo Niall levantándose.-Me he chocado contigo por accidente.-

-¿Me lo dices o me lo cuentas?- suspiró Aly también levantándose.

-¿Qué has ido a comprar?- preguntó el rubio, muy nervioso.

-¿Por qué quieres saberlo tan desesperadamente? Vale que es para ti, pero ni que fuera nada del otro mundo...- suspiró la chica.

-¡En serio, Aly! ¡Dime que es!- suplicó el irlandés.

-Vamos al apartamento, ¿os parece? Antes que nada creo que tú y yo necesitamos ponernos hielo en la frente...- refunfuñó la joven esquivando a sus cinco compañeros y entrando en el hotel.

Liam le lanzó a Niall una mirada de ánimo. Entraron detrás de Aly, todos detrás de Niall por si acaso quería volver a escapar, aunque la joven parecía bastante tranquila lo cuál hizo que Niall estuviera aún más intranquilo.
Cinco minutos después, en el apartamento del hotel, Aly y Niall estaban en el sofá con bolsas de hielo en la frente, se habían dado un buen choque por culpa de Niall y su pánico.

-¿Me va a explicar alguien por qué Niall salía corriendo del hotel y vosotros detrás de él?- dijo Aly sujetándose la bolsa de hielo en un pequeño moratón de su frente.

-Eh...- empezó Niall.

-¡Iban a cerrar el Nando's más cercano y Niall, claro, quería ir y comprar al menos un poco de pollo!- lo interrumpió Harry, pensando a toda prisa.

-Eh... ¡Exacto!- sonrió Niall.-Y ahora... ¿Nos dirás qué me has comprado?- le tembló una nota de desesperación en la voz.

-Vale, vale.- Aly sonrió, dejó el hielo en el sofá y cogió la bolsa blanca de la farmacia que tenía a su mano izquierda.

Los cinco chicos se acercaron, sobretodo Niall, el cuál se mordía el labio y sudaba disimuladamente. Aly metió la mano en la bolsa, cogió el objeto y se le cayó de nuevo dentro de la bolsa.

-¡SÁCALO YAAA!- gritó Niall, desesperado.

Aly lo fulminó con la mirada.

-¡Relájate!- exclamó un poco molesta ante la extraña actitud de su novio.

De nuevo, la chica metió la mano en la bolsa blanca de plástico y sacó... un bote de Silence.

-¿Silence?- preguntó Harry.

-¿Silence?- añadió Louis.

-Silence.- asintió Aly.-A Niall le hace falta. ¡No tenéis ni idea de cómo roncaba anoche!-

Niall suspiró larga y profundamente, aliviado, y pensó de nuevo en todas las pistas que Aly le había dado.

-Algo que necesitábamos para ir a la cama... Que usaría yo pero que nos iría bien a los dos... ¡Y que se vendía en farmacias! ¡Claro, un aerosol de Silence!- exclamó el irlandés sonriendo y haciendo palmaditas de alegría.

-Ehm... Sí. ¿Qué pensabas que era?- Aly alzó una ceja.

Los cinco chicos se miraron entre ellos.

-Nada.- sonrió Niall bajando las cejas nerviosamente.

Zayn cogió la caja. También ponía "Gran Roncador" en letras azules.

-Así que ésto era lo que necesitabais.- rió.

-¡Claro! Anoche dormí en éste mismo sofá. Me encanta dormir con Niall pero es que es imposible, ronca demasiado. Ahora, gracias a ésto, sus ronquidos se silenciarán y podré dormir con él de nuevo.- sonrió Aly cogiendo la caja de las manos de Zayn y sacando el pequeño aerosol.

-¿Cómo se usa?- preguntó Niall.

-Las instrucciones vienen dentro, pero es muy sencillo de usar. Una vez que te lo apliques, dejarás de roncar al menos un par de noches. Con ésto tenemos para dormir juntos unas cuántas veces. Cuándo duermas solo no hace falta que lo uses.- explicó la rubia agitando el bote.

Todos se miraron entre ellos y Louis sonrió.

-Vale, ahora ¡a la playa! ¡No perdamos ni un minuto más!- exclamó levantándose del sofá de un salto.

En pocos minutos todos se prepararon, se pusieron sus trajes de baño, se vistieron y guardaron toallas en bolsas. Se dispusieron a salir del hotel cuándo...

-¡Alto ahí, señores!- gritó un hombre mayor y vestido elegante.-He sabido que hace varios minutos, ustedes han estropeado la comida de gala que había preparado.-

-Ostras.- Zayn se dió una palmada en la frente.-Lo había olvidado.-

-¿El qué?- preguntó Aly.

-Mientras perseguíamos a Niall... Para ir a Nando's...- recalcó Harry su mentira.-Tuvimos que pasar por el comedor de lujo del hotel y estaba lleno de gente... Podría decirse que la liamos parda.-

-¡Deberíamos expulsarles de hotel!- gritó el hombre, furioso.

Dos mujeres se acercaron a él.

-Vamos, dejémoslo pasar por ésta vez.- dijo una de ellas con tono acaramelado.

Harry las reconoció tras mirarlas bien, ¡eran las dos damas a las que había saludado en el comedor mientras perseguía a Niall con los chicos! De hecho, hasta llevaban los mismos trajes de hacía unos minutos y tampoco se habían quitado los elegantes guantes.

-¡¿Cómo vamos a dejar pasar ése incidente?! ¡Por poco no estropean el comedor entero! ¡¡Cubrieron de ensalada a uno de los camareros!!- gritó el hombre.-¡Soy uno de los directores del hotel y digo que sean expulsados!-

-Nosotras también somos directoras y te decimos que por ésta vez quedan perdonados. Además, la muchacha rubia no estaba cuándo ocurrió.- dijo la otra mujer refiriéndose a Aly.

-¿Perdonarlos por qué? ¡Me costó mucho organizar la comida de lujo!- se quejó el hombre.

-Mire, lo sentimos mucho. No somos unos famosos escandalosos y no queremos ganarnos ésa fama.- dijo Louis acercándose al furioso señor.-Le pedimos disculpas de corazón y además, pagaremos todos los daños. De hecho, me ofrecí a pagar el traje del camarero al que cubrí de ensalada.-

-¿Lo ves? ¡Si hasta se ofrecen a pagar los daños y todo!- exclamó una de las dos mujeres.

-De verdad que lo lamentamos mucho, no volverá a ocurrir, lo prometemos.- añadió Liam acercándose a Louis y hablando con el tono de voz más serio y apenado que tenía.-Lo sentimos tanto...-

-Mpf... De acuerdo.- gruñó el hombre.-Suerte que no fue demasiado grave. Pero éso se sumará a su factura. Agradeced que tenéis mucho dinero, ya que os voy a poner una buena cuenta por fastidiar mi banquete de lujo.-

-Gracias, gracias, de verdad que estamos muy arrepentidos...- añadió Louis inclinando la cabeza repetidas veces en señal de respeto.

El hombre se retiró y las dos mujeres se acercaron a Harry.

-Os hemos ayudado por el encanto de éste joven.- dijo una de ellas sosteniendo la barbilla del más joven.-Agradecédselo a él.-

-Sí, nos saludó de una manera realmente encantadora durante la comida y pensamos: "Un joven tan adorable debe ser perdonado, junto a sus amigos."- repuso la otra.

-Janessa, vámonos ya, tenemos que atender otra reunión.- dijo de repente la primera.

-Ah, cierto.- repuso la otra.

Las dos elegantes mujeres se alejaron del lugar. Todos miraron a Harry.

-¡Cómo nos he sacado del apuro, ¿eh?!- rió alegremente el cantante de rizos castaños.

-Harry, al final tiene sus cosas buenas éso de que seas un galán con todas las mujeres.- rió Louis.

Cogieron la limusina y en menos de una hora ya estaban en la playa. Hacía buen tiempo, las nubes se habían retirado y la brisa era cálida y suave. El mar se veía limpio, azul y apetecible.

-¡Es preciosa!- exclamó Aly al llegar.

-¡Claro! ¡California es famosa por sus playas!- repuso Zayn dejando su toalla sobre la arena.

Liam no dijo nada, y quitándose la camisa y las sandalias, corrió hacia el agua. Sus pies corrieron sobre la espuma y luego empezó a salpicar entre las olas.

-Yo me quedo ésta vez vigilando las toallas, luego ya me cambio por alguien.- se ofreció Zayn.

-No hace falta, ¡la playa está prácticamente vacía!- dijo Louis señalando alrededor.

-¿Quién quiere un poco de música?- sonrió Harry sacando de su bolsa su móvil y dos amplificadores pequeñitos.

Los puso sobre la arena tras enchufarlos a su móvil, entonces entró en la lista de canciones de su móvil y seleccionó la canción de sus amigos y él Kiss You.

-¡Todos al agua!- gritó Niall.

-¡Una carrera!- repuso Aly.

En pocos segundos, todos (menos Liam que ya estaba entre las olas) corrieron hacia el mar echando una carrera. Una vez que llegaron, empezaron a nadar y a salpicarse entre ellos, mientras bailaban al ritmo de Kiss You. En menos de un minuto todos estaban empapados.
Liam infló una colchoneta amarilla en forma de tumbona y se subió sobre ella con dificultad. Empezó a flotar en ella y cerró los ojos para relajarse, dejando caer una mano para tocar el agua azul y limpia que lo sostenía.

-Chicos...- susurró Harry a Aly y Niall.-Acercaos.-

Aly y Zayn se acercaron a Harry, a los tres les llegaba el agua por la cintura, y Harry arrimó su cara a las de ellos dos para susurrarles al oído. Les propuso un plan y Zayn y Aly sonrieron en modo de aprobación.

-¡Me parece bien!- exclamó Zayn.

-Pobre Liam.- dijo Aly reprimiendo una risita.

Acto seguido Harry contó hasta tres con los dedos de un mano y los tres se sumergieron en el agua. Abrieron los ojos y se miraron, los tres con las mejillas infladas a causa de contener el aire. Harry sonrió bajo el agua e hizo un gesto con la cabeza, acto seguido los tres bucearon hasta la colchoneta de Liam. Se pusieron debajo de ella y miraron hacia arriba, sólo veían un mullido rectángulo amarillo y la mano de Liam que sobresalía por un lateral y rozaba el agua. Harry contó hasta tres de nuevo con los dedos, y, con ayuda de Zayn y Aly, empujó desde bajo el agua la colchoneta de Liam, volcándola hacia un lado y tirando al cantante de cabello café. Los tres emergieron y se echaron a reír. Liam asomó lentamente del agua, cómo un tiburón.

-¡No tiene ninguna gracia!- exclamó enfadado.

-Sí que la tiene... Pero para ti no porque has sido el afectado.- explicó Harry.

A varios metros, Niall y Louis jugaban a pasarse un balón hinchable.

-AND LET ME KISS YOU.- exclamó Louis atrapando el balón al vuelo y besándolo. Luego se lo lanzó de vuelta a Niall y éste se lanzó en picado para atraparlo, cayendo el agua.

Pasaban los minutos y los séis se lo pasaban en bomba juntos, bailando, nadando y saltando entre las olas o por la arena. De tanto en tanto cantaban fragmentos junto a la música que seguía sonando por los pequeños amplificadores, ya con algunos granos de arena por encima.
Harry tomaba el sol echado sobre su toalla en la arena, y con unas oscuras gafas de sol cubriendo sus ojos verdes. Tenía las manos cruzadas tras la cabeza y parecía muy cómodo. Hasta que...

-¡Aaah!- gritó al notar que se le venía encima un montón de arena.

Liam había pateado la arena cercana a Harry para mancharlo entero.

-¡La venganza es dulce!- gritó.-Aly y Zayn me han contado que tú planeaste lo de volcar mi colchoneta.-

-Me has llenado los rizos de arena.- gruñó Harry bajándose un poco las gafas de sol.

-Era lo que pretendía.- Liam sonrió satisfecho y puso los brazos en jarras.

Let me kiss you... Let me kiss you... Let me kiss you... Let me kiss you... Na na na na na na na na... 
Los séis jóvenes seguían divirtiéndose entre las olas, bailando al son de la música y salpicando mientras nadaban y se hacían fotos locas. Luego se tiraban entre ellos al agua: primero Liam agarró a Harry, se lo cargó a la espalda y luego lo tiró al agua.
If everytime we, to-o-ouch, you get this kinda, ru-u-ush...
Luego entre todos cogieron a Niall y también lo tiraron, luego a Louis y después a Liam. Zayn se libró ya que se excusaba diciendo que no le apetecía ser sostenido. Luego entre los cinco cogieron a Aly y corrieron con ella en brazos hasta el mar.

-¡No!- gritaba la rubia riendo nerviosamente y revolviéndose.-¡¡No!!-

Tarde, los cinco movieron sus brazos hacia adelante y soltaron a Aly, tirándola al mar. Ésta emergió y se echó a toser.

-No exageres, hemos tirado a Louis con más violencia todavía.- rió Zayn, recibiendo un pequeño puñetazo de Louis.

-No me ha dado tiempo a cerrar la boca, bobos.- bromeó Aly levantándose su empapado flequillo rubio que le caía sobre los ojos. Se lo peinó para el lado con los dedos cómo siempre hacía.-Me he tragado medio mar.-

-Sí, claro.- Harry rodó los ojos.

-Bueno, deberíamos recoger ya, ¿no creéis? Mañana hay que coger la motorhome, aunque si pasamos un par de días en alguna ciudad pillaremos hoteles.- explicó Liam.-¡A hacer vida en carretera durante unos días!-

-Qué ganas.- dijo Aly dando saltitos sobre la arena.


Al día siguiente todos salieron del hotel, cogieron la limusina y se dirigieron a una zona con campo dónde les esperaba su motorhome. De todas formas, pronto regresarían a ése hotel. Y cómo decía Liam, si tenían que estar varios días en una ciudad, irían registrándose en hoteles, ya que aunque el motorhome era espacioso, preferían suites con más intimidad para todos. Era lo que tenían las giras, eran muy agitadas. Los chicos le preguntaron a Aly si aquello no era demasiado dinamismo para ella, pero se sorprendieron, ya que la chica estaba encantada.

El viaje en limusina se les hizo corto y finalmente llegaron al lugar al aire libre dónde los agentes habían dejado la motorhome. Irían con un par de agentes pero éstos no ocuparían las camas de la motorhome, ya que preferian dormir en una furgoneta en la que también llevarían el equipaje al principio del viaje en motorhome. Luego, los chicos y Aly ya llenarían los armarios. Uno de los agentes conduciría la motorhome a turnos con Louis y Liam y luego dormiría con el otro agente mánager en la furgoneta, que era pequeña y verde.

-¿Cómo es la motorhome?- preguntó Aly saliendo de la limusina.

-Ahora la verás.- dijo Louis.-No te preocupes, es muy amplia y tendremos espacio para no sentirnos agobiados.-

-Más os vale...- dijo Aly de broma.

-Uhh, qué miedo.- ironizó Harry.

Todos rieron y finalmente llegaron al área de la carretera dónde les esperaba la motorhome. En efecto, era bastante grande, amplia y blanca cómo color básico, y tenía séis ruedas. Por un lateral tenía dibujadas algunas líneas de colores oscuros que se estiraban y curvaban, por el otro lateral llevaba escrito "One Direction." Era lo suficientemente grande cómo para que Aly y One Direction pudieran estar cómodos y con espacio, era ancha y larga. Los séis amigos se sonrieron los unos a los otros y se subieron al vehículo. ¡Ahora tocaba vivir aventuras en la carretera!

31 comentarios:

  1. o.O ¡No me dejes asi!
    ¡Me ha encantado el capitulo!
    Y tengo muchísimas ganas de saber como se lo pasan en la motorhome!! =D
    Sube prontito pliss <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! ^^ Ya he empezado a escribir el próximo y lo subiré lo antes que pueda, aunque no prometo nada :C
      Un abrazo <3

      Eliminar
  2. Me encanta esta novela, es tan dnasjkdnakjdnsa, la mejor que he leido. Pleasee, pon mas cosas sobre Brianna y Harry, los amo juntos.
    Pobre Niall, que malpensado jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Tranquila, que los fans de Harry y Brianna acabaréis hartos de escenas con ellos dos :P

      Eliminar
  3. ¿EN SERIO? ¡¿EN SERIO?!
    ¡¡CASI ME MATAS!! ¡¡HE ESTADO REVOLCÁNDOME EN EL SUELO A CAUSA DE LA RISA!! TE LO DEJO BIEN CLARITO: ¡ESTE CAPÍTULO ES PARA MEARSE!
    Cuando Aly dijo que necesitaba un Silence me he quedado con una cara de "¿en serio?" O.o
    He sido tan pervertida como el Niall. ¡MALPENSADOS! Si es que todo lo que decía Aly tenía sentido, en serio, parecía que decía que necesitaban un condón. ¡DIOS, TENDRÍAS QUE HABER VISTO MI CARA CUANDO ALY DIJO LO DE SILENCE! :') Al final Liam tenía razón :P. Aly debería haberlo dicho más clarito porque vamos... ¿Quién no se imaginaría que fuese un condón?
    ¡¡QUÉ GANAS DE LEER EL 83!! Seguro que se lo pasan pipa en la motorhome. Con risas y todo, como siempre haces :D
    ¡Tienes una imaginación increíble! ¡¡TE ADORO!!
    Muchísimos besos y te deseo un feliz agossssssssssto^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Clau! *-* ¡Me has sacado una sonrisa enorme! ¡¡Adoro haceros reír!! Nada me complace más ^^ (Bueno, emocionaros, pero haceros reír también me encanta.)
      Muchas gracias por comentarme siempre de una manera tan única, siempre logras hacerme sonreír *u* Ésa era mi intención, ¡¡¡haceros malpensar también a vosotras!!! XDDDD Me alegra saber que te ha gustado :3
      Un besazo enorme, preciosa <3 <3 <3

      Eliminar
  4. Hoooola Raquella!!
    Dios como amo tus capitulos!! Son tan divertidos! Hahaha me estaba muriendo de risa, pobre Nialler hahahahaha no queria perder su virgnidad asi como asi hahahahahaha
    Estaba muriendome de risa con cada cosa que ponias.
    Quiero saber que mas haran en la motorhome c:
    Haha muy buen cap raquella!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dani! *______* ¡GRACIAS! Sí, justo, Niall no quería perder su virginidad así cómo así, lo has clavado XD
      Muchas gracias por comentar, en el próximo capítulo descubriréis cosillas de la vida en motorhome ^.^
      ¡Un abrazo! :3

      Eliminar
  5. Holi Raquella me encantó el capítulo y me reí mucho con lo de Niall ¿Por qué tardaste tanto? ya extrañaba la fic :c ¡no tardes esta vez!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Y lo siento :C De verdad que me encantaría subirlos más seguidos, pero me guste o no, no puedo evitar tardar ya que estoy ocupada y mis horarios de ordenador son muy cortos.

      Eliminar
  6. DESCOJONADA DE LA RISA EN EL SUELO DE MI CASAAAAA!!!!!!
    Jajjajajjajajajaja, Dios, este capitulo ha sido demasiado.
    ERES LA ALUCINANTE!!! De los mejores capitulos, aiiiish xD.
    Lo mejor es que Harry ya ha cumplido su sueño de ir a la playa, aunque sus rizos hayan acabado mal parados y que Niall no va a hacer lo que pensó.
    Dios con la parte del pasillo. Este capitulo ha sido mortal.
    Me ha encantado.
    Mis FELICHITACHIONEEES!!!! Jajajajaja.
    Besazos Raquella,
    Clary, (C.Directioner)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio te hice reír? *___________* ¡¡¡MUCHAS GRACIAS POR HACÉRMELO SABER!!! AKDAJSHDASHJDB *u* Me encanta haceros reír, me da fuerza para escribir más capítulos. Nunca me he considerado buena escribiendo cosas graciosas, y ver que os hago reír me demuestra que tan mal no se me dará ^0^
      Me alegro muchísimo de que lo hayas disfrutado :D
      Un abrazo grande <3 :*

      Eliminar
  7. yo AMOOOOOOOOOOOOOOOO tu novela, es lo máximo... Pero pon algo con Brianna y Harry, una llamada o no seeeeeee.. las partes de ellos me matan.
    También me da risa que la canción duró todo el tiempo que estuvieron en la playa jajajaajajaja como es posible?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo siento mucho PEEEEEEERO... En el próximo capítulo dudo que haya escenas de ellos :C Aunque sí haré referencia, y calmaos, que os aseguro que en el futuro os hartaréis de escenas de ellos dos :P
      *-* ¿En serio? Jajaja, bueno, supongo que lo planeé y me quedó bien XD
      Un beso enorme ^^

      Eliminar
  8. Sisisi una llamada entre BRIANNA y HARRY <3 amo las partes de elloooooooos *.* muy buen capitulooo besoss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, lo siento pero no creo que hablen en el próximo capítulo, pero sí haré una referencia a ellos... O puede que más de una... Ya veremos ;P

      Eliminar
  9. ¡Me ha encantadoooooo!También me reído mucho. Pobre Niall, que malpensado jajajaja.
    Aunque bueno con esas pistas que le ha dado Aly, pues no se que pensaría yo tampoco... xD
    Menos mal que no le expulsaron del hotel... u.u
    Que ganas de leer el siguiente y amo tu novela. Es una de mis preferidas :)
    Bueno pues yo ya no se que comentarte más. Porque es perfecto.Y no solo este, si no todos los capitulos y personajes.
    Espero con ganas el siguiente!:D

    Adiós y muchos besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por comentar!
      Espero que el próximo también te guste ^^

      Eliminar
  10. Me ha encantadooo está muy chachiii*---*


    Saludos desde Venezuela!

    ResponderEliminar
  11. Es genial! :) Vamos a seguir tu blog porque nos encanta, por favor seguidnos a nosotras, estamos empezando en esto de tener un blog y no somos nada conocidas, simplemente contamos anécdotas para reírse un rato, y cuando vayamos avanzando empezaremos con opiniones más profundas sobre gustos e ideas :) Un beso a todos! http://lassugusdesabores.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me pasaré cuándo pueda, tengo premios a los que responder y cosas pendientes pero también tengo muy poco tiempo libre v.v"

      Eliminar
  12. Me encanta tu novela!!!
    Este capitulo es genial ha valido la pena la espera, el capitulo esta super chuli...
    Niall es un malpensado, y Louis, y Harry, y Zayn, al menos Liam les pone los puntos sobre las ies.
    que he envidia cuando estaban en la playa BP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, me alegro de que te guste! Liam es el más cuerdo de todos XD

      Eliminar
  13. New lector
    Me llamo Noelia y me encanta tu novela ya me he leido todos los capitulos y pienso seguir leyendolos, me ha encantado este capitulo, que mal pensado Niall, casi me meo de risa, me muero por saber sus aventuras en la motorhome seguro que van a ser igual de graciosas que siempre, me encanta como escribes y tienes mucha imaginacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida! Me alegro mucho de que te guste y de que quieras seguir leyéndolos, muchísimas gracias ^^

      Eliminar
  14. Quiero decirte que el capitulo esta p-e-r-f-e-c-t-o!!! Es uno de los mejores que he leído en tu novela, me he reído como nunca. Te informó que tienes un par de fallos por ahí arriba que cantan un poco pero da igual tu imaginación es única y se merece ser reconocida. Gracias por escribir capítulos para todos nosotros y beso, feliz verano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegra saber que te hice reír ^^ ¿Qué fallos son? Dímelos y así los corrijo ^o^
      Gracias a vosotr@s por leerme, y por reconocer mi imaginación. Vosotr@s hacéis que valga la pena :3

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. ¡Gracias! ^^ Espero que sigas leyéndola y dándome tu opinión :3

      Eliminar
  16. Aly willson, es una chava de Facebook que se hace pasar por una tal madeline Williams, pero en fin la historia...?
    me gusto

    ResponderEliminar

¡Anímate a poner un comentario! Deja tu opinión sin faltar al respeto y sin insultar. Tu participación es muy importante. ¡Muchas gracias por comentar!