sábado, 22 de junio de 2013

77- Cambiemos de actitud

Holly se revolvía furiosa en aquél sótano, sentada en un sofá y poniéndose unos pantalones pitillo.

-¡No me puedo creer que todo me salga tan mal!- gritó angustiada.

-Se llama Karma.- respondió la secuaz de cabello rubio platino, vestida totalmente de negro cómo siempre, acomodada en un sofá polvoriento y fumándose un cigarro gordo.

-¡¿Y qué más da?! ¡No me explico por qué de todos los locales viejos y abandonados que hay en Nueva York tuvieron que reformar justamente el que usábamos de escondite!-

-Se llama Karma.- repitió la mujer dando una profunda calada de su cigarro.

Entró el secuaz robusto y susurró.

-¿Señorita Scally?-

Al verla vistiéndose y a la otra secuaz fumando, pensó cosas raras. Cosas que tenían que ver con quitarse la ropa y fumar al acabar de...

-Calla, patán, ya sé en lo que estás pensando.- bufó Holly.-Ella sólo ha entrado para traerme la ropa y se ha quedado hablando conmigo mientras me cambiaba.-

-Ah, de todas formas hace un momento pasó el coche de policía por el exterior. Éste sótano no es seguro, aunque esté alejado de la ciudad.- informó el hombre.

-Claro que es seguro. Al menos por aquí no hacen tantas rondas cómo en la ciudad.- fanfarroneó Holly poniéndose una deportiva blanca ricamente adornada con dibujos abstractos. Cogió la otra y frunció el ceño al notar algo raro.

-¿Qué pasa?- preguntó la mujer secuaz al ver la expresión de Holly.

Holly se acercó la deportiva a la cara y la examinó desde todos los ángulos. Le faltaba algo.

-Mi deportiva izquierda no tiene la joyita en forma de diamante. Todos los zapatos de ésta marca llevan colgados un amuleto pequeño en forma de diamante en el zapato izquierdo. ¿Dónde está?- dijo la joven mirando por el suelo en busca de algo diminuto y brillante.

-Podría estar en el coche.- sugirió el hombre.

-No, en el coche no está.- sentenció la rubia platino.-Antes estuve limpiando cada rincón del coche, ya que sospechaba que la policía pudiese pasar y registrarlo estando vacío. Lo limpié a fondo para no dejar huellas y no di con ningún amuletito.-

-¿Y si se lo ha dejado en el antiguo escondite en el que estábamos?- probó de nuevo el otro aliado.

-¡Mierda! Es lo más probable.- exclamó Holly relajando los hombros, agotada.

-¿No pensarás volver allí, no? Ahora que lo han reformado y convertido en tienda o restaurante, habrá gente dentro y la policía nos busca.- dijo la mujer.

-No, claro que no vamos a volver allí.- suspiró Holly.-Sólo que ahora ésta deportiva no tendrá el mismo glamour.- se la puso en el pie izquierdo.

Los dos secuaces intercambiaron una mirada, confusos y alzando una ceja.

~~~

-¿Qué? ¿Cómo puede ser de Holly?- preguntó Harry tras escuchar la declaración de Niall.

-¡Os lo juro! Mientras salía con ella, me enseñaba mucho sus zapatos, me acuerdo perfectamente. Tenía un montón de zapatos de ésta marca, todos ellos incluyendo un amuleto igual que éste.- dijo Niall.

-Pero Niall, te estás precipitando.- opinó Liam.-Puede que no sea de Holly. Hay cientos de chicas que llevan zapatos de ésta marca.-

-Sí, pero ninguna de ellas ha podido estar aquí antes.- reflexionó Niall.-Os recuerdo que por aquí, que sepamos, sólo han pasado los trabajadores de la reforma y nosotros mismos.-

-Igual alguna trabajadora llevaba zapatos de ésa marca y se le cayó mientras trabajaba decorando éste lugar.- intervino Zayn.

-¿De verdad crees que una mujer de reformas se pondría zapatos caros de marca sabiendo que se va a manchar?- le dijo Harry a Zayn.

Éste se calló durante un instante.

-Pues... Nou.- dijo.

-¡Entonces! ¡Éso es! ¡Holly estaba aquí! Ella debía haberse ocultado en algún lugar, siempre con sus zapatos de éste tipo, y ¡ése lugar era éste!- gritó Niall, que iba muy bien encaminado.

-Y... Cuándo supieron que el lugar iba a ser reformado, se marcharon de aquí, y...- añadió Louis.

-¡Y a Holly se le cayó el amuleto del zapato!- terminó Niall.

-¡Claro! ¡Todo encaja!- susurró Louis.-Es muy obvio. Nadie ha estado aquí con ésos zapatos, ya que antes éste local era deteriorado y estaba abandonado. ¡Sólo Holly podría ser la dueña de los zapatos de éste amuleto!-

-¡Claro, Louis!- Harry también dió una palmada, opinando lo mismo que sus dos amigos.

-¿Entonces Holly ha estado aquí?- preguntó Zayn.

-¡Claro! ¡¿No ves que todo encaja?!- exclamó Niall.

-Chicos, y éso, ¿de qué nos va a servir? Ahora mismo sigue estando en paradero desconocido.- dijo Liam pensativo, había algo que no encajaba ahí.

-¡Pero sabemos que estuvo aquí!- insistió Louis.

-Mi pregunta es: si han reformado el local, ¿cómo es posible que el amuleto que se le cayó a Holly antes de que lo reformaran siga aquí?- dijo Liam, dejándolos a todos cortados.-Es totalmente ilógico.-

Los cuatro miembros restantes de la banda se quedaron callados un par de minutos.

-Buena pregunta.- respondió Harry.


Empezó a atardecer en la ciudad y todos continuaban con su quehaceres: los chicos se pasaron la tarde ensayando en el bonito local, a la vez que preguntándose cómo era posible que el amuleto siguiera allí tras la reforma, desde luego Liam había formulado una pregunta inteligente.
Aly estuvo toda la tarde en su casa jugando al ordenador. No quería pensar en nada, sólo relajarse y olvidarse del enorme compromiso en el que estaba metida. Por supuesto, sus padres no sabían nada, ambos sólo sabían que desde hacía poco había empezado a cantar, pero seamos sinceros, en la vida moderna de los adolescentes, lo que hay es que los padres no se enteren de nada épico en la vida de sus hijos.
Harumi estuvo en su casa, respondiendo llamadas de teléfono de familiares y amigos de Japón que la felicitaban. Aquél día sus padres le hicieron todo lo que ella pidió: le compraron justo lo que quería, estuvieron toda la tarde abrazándola, preparándole sus comidas favoritas... Resumiendo: la japonesa no se pudo quejar de su decimonoveno cumpleaños.
Faline y Celine estaban muy ocupadas aquél día, sobretodo la primera. Debía ser matriculada en el instituto y la madre de ambas debía explicar al director de Blue Moon High lo ocurrido con Faline las pocas ocasiones en las que se coló el el instituto bajo la identidad de Celine, la joven Faline tuvo que disculparse decenas de veces.
El mes de marzo terminó con la primavera más colorida y alegre que había en mucho tiempo. Tras el mes de abril, lleno de lluvias y también de buen tiempo, los neoyorquinos empezaron a prepararse para el calor que se avecinaba. Ésos días transcurrieron tranquilos aunque ajetreados a la vez para todos, apenas se hablaban debido al estrés de los estudios y Aly y los chicos sólo quedaron un par de tardes del mes de abril en casa de Louis para ver películas y relajarse durante algunas horas antes de volver al estrés estudiantil de mitad de curso, tirando para el final.
Mayo llegó y con él, un calor sobrenatural, el cambio climático jugaba muy malas pasadas a todo el mundo, entre ellos los neoyorquinos, que ya se asfixiaban y se castigaban pensando cosas tipo:

-¡La madre del topo! ¡Si estamos en mayo y ya hace un calor infernal, ni me imagino cómo estaremos en julio! ¡Moriremos de calor! ¡Me cago en todo!- se quejaba Aly a voces, vestida con vaqueros y camisa blanca de tirantes, mientras se secaba el sudor de la frente con la muñeca derecha y con la mano izquierda enchufaba el cable de un ventilador.

El aparato empezó a girar sus aspas grises a una gran velocidad y todo se refrescó al instante bajo las "brisas" que creaba el ventilador.

-Ah, así mucho mejor...- Cindy, que llevaba media hora en el sofá leyendo una revista, se puso aún más cómoda.

-Menuda vaga. ¿Por qué siempre tengo que hacerlo yo todo cuándo papá y mamá salen?-

-¿Porque eres la mayor?- Cindy sonrió angelicalmente.

-Me has pillado.- sonrió Aly.

-Y por cierto, tú también eres vaga.-

Aly rodó los ojos asintiendo y entonces se oyó a Talia desde su cuarto, estaba empezando a llorar.

-Ya se ha despertado.- suspiró Aly yendo hacia allí.

Entró en el cuarto de su hermanita pequeña, se inclinó sobre la cuna y la cogió, estaba preciosa, en su cabeza empezaban a salir finos mechones cortos y rubios, peinados y ceñidos a su cabecita delicada. Sólo llevaba un pañal con florecitas dibujadas, y aún así sudaba.

-Pobrecita, ¿tienes calor, eh?- dijo Aly acariciando la cabeza de la niña.

Ésta dejó de llorar al notar que le daban afecto y movió sus bracitos.

-¡Voy a prepararle el biberón!- se oyó la voz de Cindy desde el salón.

-¡Vale! ¡Gracias!- respondió Aly, aún metida en el cuarto de Talia.

Besó la frente de Talia y ésta le tocó la barbilla con sus pequeñas manos, del tamaño de la cabeza de una Barbie. En aquél momento Aly se acordó del relato sobre Andrew, el hermano fallecido de Valery, que ésta les había contado más o menos un mes atrás. Andrew tenía más o menos la edad de Talia cuándo ocurrió. Pobre Valery. Aly se sintió entristecer de repente, y se le ocurrió una idea.
Aún con Talia en brazos, fue al salón y se sentó en el ordenador, colocándose a Talia sobre las rodillas y sujetándola con una mano. Encendió el ordenador, se metió en Facebook y buscó el de Valery. Lo encontró. En él estaba su número de teléfono. Aly sacó su móvil, tecleó el número de Valery y se lo guardó en el móvil. Acto seguido apagó el ordenador y se asomó a la cocina, llevando a la nena en brazos.

-Cindy, ya termino yo de preparar el biberón. Tú siéntate en el sofá con Talia.- se ofreció.

Cindy asintió, dejó los polvos de la leche echados en el biberón sin tenina y se limpió las manos en un paño de tela. Se acercó a Aly y ésta le dió a Talia.

-Con cuidado... Así.- se aseguró Aly de que Cindy tenía bien cogida a Talia.

-¡Joder! Cómo pesa. La última vez que la cogí no recordé que pesara tanto.- se quejó Cindy, aunque le sonreía con dulzura a su hermana pequeña. Ésta, queriendo jugar, cogió uno de los cortos mechones rubios de Cindy y le dió un tirón.-¡Ay! ¡Aly, me está tirando del pelo!-

Aly, que ya estaba en la cocina terminando de preparar el biberón, se rió con frescura.

-Es un bebé, es normal. Siéntate en el sofá con ella y ponla a tu lado, ¡recuerda, cuidado con su cabeza!-

Cindy obedeció y se dirigió al salón con Talia en brazos. La sentó con sumo cuidado y acto seguido se incorporó a su lado. Talia tenía la mano derecha cerrada en un puño, y se lo metió en la boca, mordisqueándolo pese a no tener dientes.

-¡Date prisa, Aly!- rió Cindy.-¡Talia se está chupando su propio puño! ¡Éso es que tiene hambre! ¡Por cierto, ya mismo empieza Hora de Aventuras!-

-¡Voyyy!- canturreó Aly. Metió el biberón en el microondas y abrió la despensa.-¿Te apetece chocolate y galletas?-

-¿A mí? ¡Siempre!- respondió Cindy.

Aly sacó una tableta de chocolate negro, lo partió en onzas y las colocó en un plato. El microondas pitó, sacó el biberón (con un trapo de tela en la mano, no quería quemarse) y lo cerró, dejó el biberón en la encimera para que se enfriase un poco y sacó un paquete de galletas con pepitas de chocolate que echó en otro plato. Tiró a la basura el envase vacío de las galletas, cogió los dos platos y fue al salón.

-¡Qué merienda tan chachi!- gritó Cindy.-¡Vamos a ponernos moradas!-

Aly rió mientras dejaba los dos platos de galletas y chocolate en la mesa. Volvió a la cocina, cogió el biberón y se metió de nuevo en el salón justo para ver cómo empezaba Hora de Aventuras.

-¡A merendar!- dijo sentándose al otro lado de Talia, quedándose ésta en medio.

Cindy empezó a comerse una onza de chocolate y Aly se puso a Talia en las piernas. Empezó a darle su biberón mientras observaba a Cindy comer con envidia.

-Oye, aquí.- dijo Aly.

Cindy la miró con la boca llena y Aly movió levemente sus dos manos (una con la que sujetaba a Talia, la otra con la que sujetaba el biberón metido en la boca de ésta) cómo diciendo que no podía mover las manos. Cindy rió, cogió otra onza de chocolate y Aly abrió la boca para que Cindy se la diera. Ésta acercó la onza de chocolate a la cara de Aly y ésta dió un mordisco.

-Gracias.- sonrió con la boca llena.


-¿Alguien sabe por qué las playas de por aquí son tan lejanas?- preguntó Harry, aburrido.

Él y sus cuatro mejores amigos llevaban una hora en el coche de Louis. Éste conducía, Zayn iba de copiloto y Niall, Harry y Liam iban los res sentados detrás. Los cinco amigos querían refrescarse yendo a la playa más cercana, pero en Nueva York eran muy escasas.

-Porque así lo quiere la naturaleza.- respondió Liam solemne y sabiamente.

-Digo yo, ¿por qué no hemos invitado a Aly?- quiso saber Zayn.

-No cabemos tantos en el coche.- respondió Louis.

-¿Pero qué dices? Podríamos coger la limusina y llevarnos a Aly también.- dijo Niall.

Zayn y Harry asintieron en señal de acuerdo.

-Ehm...- Louis se mordió el labio, pensativo, agarrando el volante.-Vale, chicos, escuchad. No quería que Aly viniese...-

Los otros cuatro lo miraron cómo si fuera un monstruo.

-¡¿QUÉ?! ¡¿Por qué?!- gritó Niall, el más ofendido.

-Pues...-

-¡Debería darte vergüenza!- añadió Liam.

-Pero...-

-¡Es nuestra mejor amiga!- metió cizaña Harry.

-Pero chicos...-

-¡No sé cómo has podido decir éso!- finalizó Zayn en un tono totalmente indignado, cruzándose de brazos.

-¡Chicos!- trató de acallarlos Louis.-Dejadme hablar. No es por ella, en serio. Es que no quería que viniese nadie más. Ya sabéis que Aly es cómo una más del grupo, que ahora nosotros no somos 5 amigos sino 6, pero es que es algo sobre la banda y no quería que viniese nadie más, por mucho que queramos a Aly.-

-¿Algo de la banda?- preguntó Liam intrigado, sentado entre Zayn y Niall.

-Sí. Veréis, anoche, cuándo os quedasteis a dormir en mi casa, mientras veíais la tele yo leía un periódico. En él se hablaba de que estamos perdiendo un poco de popularidad por el motivo de que apenas salimos de aquí. Llevamos tiempo sin visitar algún otro país y hay muchas quejas, la gente quiere más giras y conciertos en más países.- explicó Louis al tiempo que conducía.

-¿Qué?- preguntó Zayn descruzándose de brazos.

-Lo que oís. Hoy posiblemente vengan varios mánagers y superiores nuestros para hablar con nosotros. De hecho, hoy, mientras vosotros aún dormíais, me puse a desayunar y vi en la tele que vendrá un agente famoso a la playa a la que nos dirigimos. Y nosotros ya habíamos planeado venir a la playa desde hace un par de días, pero también barajamos la posibilidad de invitar a Aly. Al ver éso por la tele, decidí que nosotros tendríamos que venir sólos y por éso os desperté con tanta prisa para venir, antes de que tuvieseis ocasión de preguntar si finalmente traíamos a Aly o no.-

-Ahm...- Harry asintió con la cabeza.-¡Ahora estoy nervioso!-

-No tienes por qué, nosotros simplemente divirtámonos y si nos encontramos al agente ya veremos lo que pasa.- dijo Liam mirando a su derecha para ver a Harry. Éste suspiró.

-¡Mirad, chicos! Ya estamos llegando a la playa.- exclamó Zayn entusiasmado.

-Por fin podremos refrescarnos un poco.- sonrió Niall.

Louis pisó el acelerador y se dirigieron a su destino a una mayor velocidad. En el coche tenían puesto el aire acondicionado, pero aún así la sensación de calor no se despegaba de ellos, sabían que sólo se librarían del horroroso calor con un buen chapuzón de agua fría. Una vez aparcado el coche de Louis, los cinco amigos salieron y cogieron sus bolsas con toallas y crema solar. Tras saludar a multitudes de Directioners, buscaron un buen lugar vacío y tranquilo bajo las sombrillas azules y amarillas que ya estaban puestas en el suelo, se quitaron la ropa quedándose en bañador, la guardaron en las bolsas y extendieron las toallas. Al verlos llegar, el DJ de la playa puso Live While We're Young.

-¡Ése es nuestro DJ!- sonrió Louis guiñándole un ojo al joven encargado de la música.

-¡Y ésa nuestra canción más exitosa!- aprobó Liam alzando el dedo pulgar en cuánto empezó a escuchar Live While We're Young.

-¡A disfrutar!- gritó Harry corriendo hacia los muelles.

Se tiró en el mar y acto seguido volvió a subir desesperadamente a la madera de los muelles.

-¡¡Me cago en la ostia puta!!- gritó, temblando violentamente y con sus rizos empapados.-¡El agua está helada! ¡¿Dónde estamos?! ¡¿EN SIBERIA?! ¡¿O HEMOS REGRESADO A ALASKA?!-

Niall, Liam y Zayn se acercaron riendo. Louis tenía que quedarse vigilando las toallas, luego se cambiaría por alguien de la banda para bañarse también.

-No, Harry. Lo que pasa es que la primera vez que tocas el mar en todo el año siempre está frío. No es el agua, es tu mente.- respondió Zayn.

-¡Éso es una tontería!- gritó Harry, temblando mientras se abrazaba a sí mismo.

Zayn vió a un niño rubio de ojos marrones, de unos 10 u 11 años, nadando y salpicando alegremente.

-¡Eh, niño!- lo llamó Zayn.-¡¡Niño!!-

El chico miró a todos lados y se señaló a sí mismo.

-¿Yo?-

-¡Sí, tú! ¿Cuántas veces te has bañado en lo que llevamos de año?- preguntó Zayn.

-Unas 4 o 5, he venido a la playa durante toda ésta semana.- respondió el niño.

-¿Y cuánto tiempo llevas hoy metido en el mar?- dijo de nuevo Zayn.

-¡¡Llevo aquí ya dos horas!!- rió el joven, se metió bajo el agua y luego asomó de nuevo para respirar.

-¿Y cómo está el agua?- insistió el cantante de pelo negro.

-¡Muy calentita!- el niño flotó por completo, estirando los brazos y las piernas mientras sonreía.-¡Me encanta!-

-¿Lo ves?- dijo Zayn mirando a Harry.

-¡¿Calentita?! ¡¡Calentita los cojones!!- gritó Harry aún temblando, frotándose los brazos.-¡Miradme! ¡Tengo la piel de gallina!-

Zayn se encogió de hombros y retrocedió unos pocos pasos. Acto seguido corrió, y pegó un gran salto al llegar al final del muelle. En el aire, se puso las rodillas en el pecho y se agarró las piernas con las manos.

-¡BOMBA!- gritó mientras caía.

Aterrizó en el agua, que lo absorbió cómo una masa azul y fría, y una gran salpicadura se extendió por el agua y el aire. Todos los que estaban alrededor metidos en el agua aplaudieron, mientras Live While We're Young seguía sonando de fondo por los altavoces distribuidos en columnas de la playa. Niall sonrió e imitó a Zayn. Cogió carrerilla y pegó un gran salto, sólo que él, en vez de tirarse a bomba cómo Zayn, se tiró en plancha. Abrió los brazos y piernas al completo y chocó contra el agua, salpicando tanto cómo Zayn. Liam se preparó para hacer lo mismo.

-¡Ey! ¡Qué me váis a dejar solo aquí!- se quejó Harry.

-¡Pues métete tú también!- rió Liam.

-¡Éso he hecho! ¡Y estoy helado!- gritó el cantante de pelo rizado.

-¡Hazlo otra vez y verás que está más caliente! ¡Todo se trata de resistir y esperar a que tu cuerpo se acostumbre a la temperatura!- explicó Liam.

-Empollón...- gruñó Harry.

-Vamos...- insistió Liam cogiéndolo de la muñeca.

-¡No quiero!- trató de librarse Harry, pasaba de volver a tocar aquella agua tan fría.

Pero ya era demasiado tarde, Liam estaba corriendo por el muelle y arrastrándolo.

-¡No!- chillaba Harry mientras por los altavoces oía su propia voz cantando Live While We're Young. Trató de librarse de la manó de Liam sin conseguirlo.-¡No!-

Liam saltó muy alto llevándose con él a Harry, mientras Louis los contemplaba desde su toalla. Liam y Harry estaban muy alto debido al potente salto que había pegado Liam.

-¡AAAAAAAAAAAAAAAHHH!- chilló Harry aterrorizado mientras caía, con Liam agarrándole aún la muñeca. El cantante de ojos verdes estaba aterrado ante la idea de chocar de nuevo con aquella agua helada.

Antes de que se dieran cuenta, ambos estaban bajo el agua, Liam feliz, Harry aterrado y muriéndose de frío, con los ojos fuertemente cerrados. Oía lejana la sinfonía de Live While We're Young, debido a que estaban bajo el mar y tenía agua entrándole por las orejas y nariz. Algo (más bien alguien, Liam) tiró de él hacia arriba, y ambos emergieron cogiendo una bocanada de aire.
Louis rió desde su toalla y levantó un cartel blanco en el que había dibujado en negro el número "10," puntuación que había dado al salto de Liam y Harry.
Los cuatro jóvenes seguían en el agua divirtiéndose y jugando, rodeados de gente y personas que también se refrescaban. Poco después, Zayn salió del agua. Fue al área dónde estaba Louis con todas sus cosas.

-Venga Lou, ahora me quedo yo aquí. ¡Ve a bañarte!- exclamó con voz alegre.

-¡Gracias, Zayn!- gritó Louis levantándose de la toalla en la que estaba tumbado y corriendo hacia el mar.

-¡Ahí viene Louis!- gritó Liam desde el agua.

Harry ya estaba acostumbrado y ahora el agua le parecía calentita. Tenía los rizos caídos y mojados. Louis seguía corriendo preparándose para un salto épico.

-I WANNA LIVE WHILE WE'RE YOOOOUNG!!!- cantó Louis a la vez que la canción, pero no lo dijo cómo en la canción, en la cuál lo hacía de forma suave, sino que ésta vez lo gritó de forma alta, brutal, eufórica y a voces.

We wanna live while we're young... Sonaba la música. Louis dió un salto enorme y se preparó para tirarse a bomba, cómo Zayn. Se abrazó las rodillas mientras la música seguía sonando. Cayó al agua, salpicando.
Let's go! Crazy, crazy, crazy 'till we see the sun...!
Sus tres amigos empezaron a salpicarle y los cuatro siguieron jugando en el agua, mientras ésta vez era Zayn el que estaba con las toallas. Se aplicó crema solar y se puso gafas de sol, tumbándose por completo y cruzando las manos detrás de la cabeza. Durante horas estuvieron bañándose y salpicando, Liam quiso quedarse él en las toallas en una ocasión para que Zayn volviese a bañarse, pero éste se negó, quería ponerse moreno (más de lo que ya era) y se quedó en la toalla. Liam volvió con Niall, Louis y Harry y los cuatro siguieron jugando, nadando y buceando entre las aguas.
And Live While We're Young. Sonó la última estrofa de la canción.
Niall, Louis, Harry y Liam se dirigieron hacia su correspondiente sitio de la playa, dando saltos y sacudiéndose cómo si fuesen perros queriendo secarse. Pero Harry... Harry esperó a estar bien cerca de Zayn para sacudir sus rizos castaños, salpicando al cantante de pelo negro. Éste se quitó las gafas de sol.

-¿Qué haces?-

-Sacudirme. ¿A ti que te parece?- rió Harry.

-Pues hazlo lejos de mí, ahora que estoy seco...- se quejó Zayn.

En ése momento, tal y cómo sabían que iba a suceder, acudieron dos agentes de famosos, vestidos con manga corta y pantalones por las rodillas, además de llevar sandalias.

-¡Hola chicos!- saludó uno de ellos.

-¡Señores! ¡Muy buenas!- saludó Louis en tono adulto, y le tendió una mano mojada a uno de los dos agentes, aunque éste la rechazó con un gesto debido a que Louis estaba empapado, igual que Harry, Niall y Liam.

-Venimos a hacerles una oferta.- dijo el otro.

-¿De qué se trata?- preguntó Liam echándose una toalla al cuello y sobre los hombros.

-Cómo sabréis, es necesario que también hagáis algún que otro concierto fuera de éste lugar. Sóis muy famosos y estáis en vuestra mejor etapa, no podéis bajar ahora.- explicó el primero.

-Ya... Lo sabemos.- murmuró Niall bajando la mirada.

-Por éso mismo, hemos estado ideando cosas. Algunos otros...- el segundo agente marcó unas comillas en el aire.-"peces gordos" quieren hablar con nosotros sobre vuestra carrera, que va muy bien, pero si puede ir a mejor, entonces espléndido. Lo correcto es que os saquemos todo el jugo, tenéis mucho talento y por éso necesitáis más... movimiento.-

-¿Qué tenemos que hacer, entonces?- preguntó Louis.

-Tenéis una quedada a cierta hora dentro de poco. Aquí os dejamos toda la información.- el primer hombre le tendió una tarjeta a Zayn, que era el único que estaba seco, y los dos se marcharon.

-Chao.- dijo en tono molón el segundo agente.

Zayn leyó la tarjeta y sus cuatro amigos se le acercaron para hacer lo mismo. En ella se leía una fecha, hora y lugar para una quedada de distribuidores de la empresa discográfica de los chicos. Tendrían que sacar sus trajes más elegantes pronto, aquella parecía ser una reunión importante.

~~~

Llegó el miércoles 15 de mayo. Todo en Blue Moon High transcurría con normalidad. Los alumnos iban a sus clases, hablaban entre ellos, y estudiaban mucho. Aly y Harumi estaban experimentando en el laboratorio, mezclando líquidos y divirtiéndose cuándo el profesor no miraba, hasta que tocó el timbre y salieron a los pasillos.
Aly abrió su taquilla, sacó un pequeño cepillo y empezó a cepillar su larga y sedosa melena rubia. Desde que era feliz de una vez por todas con Niall y sus amigos, se sentía más radiante. Seguía siendo la misma, pero quería estar guapa para Niall. Tras la puerta de su taquilla asomó éste mismo.

-¿Qué haces peinándote?- la sorprendió.

-¡Oh!- Aly había dado un pequeño brinco.-Me has asustado, bobo. Me estaba... Ehh... Arreglando un poco, ya sabes, después del patio me toca Música y seguro que Cher se pone exigente conmigo.- dijo Aly sonriendo.

-Sólo con tu voz.- sonrió Niall, mostrando, cómo siempre hacía, su impecable sonrisa que enamoraría a cualquiera.

-Con lo que sea, el caso es que Cher es muy exigente conmigo y lo sabes.- Aly guardó el cepillo en su taquilla, la cerró y puso sus manos en los hombros de Niall.

-Cher es muy exigente con todos.- rió Niall.-Así que no te sientas mal.-

Aly sonrió dulcemente, besó a Niall en los labios mientras le acariciaba el cuello y éste la cogió de la cintura. Los labios de ambos se movían con intensidad y dulzura y Aly se separó para tomar aire.

-Bueno, tengo que irme, ahora me toca Historia, no debo llegar tarde.- comentó.-Y he de entregar varios deberes.-

-Eres tan estudiosa y tan trabajadora, me encantas.- Niall la besó en la frente.-La mayoría de chicas de tu edad pasan de todo, tú no, tú eres trabajadora, dulce, mona...-

-Y tú eres muy pelota.- rió Aly alborotándole el pelo a Niall. Fue a girarse y echó a caminar cuándo Niall la cogió de la cintura alegremente, haciéndola tropezar, y la pegó a él.-¡Uo!- chilló Aly mientras sonreía, ya que casi se había caído por culpa de Niall.

Éste olió el pelo de Aly mientras le abrazaba la barriga.

-Oye, ¿qué champú usas? Te huele de maravilla el cabello. ¿Me recomiendas tu champú, para que se lo compre a Harry?-

Aly se echó a reír ante el comentario de Niall y giró la cabeza para besarle una mejilla. Las mejillas de Niall solían estar sonrosadas.

-De frambuesa.- dijo.-Igual que el que echan por la tele.-

Niall asintió y soltó a su novia, ésta le dijo adiós con la mano mientras se alejaba y Niall hizo el mismo gesto, mientras entrecerraba los ojos, sonreía cómo un bobo y suspiraba, enamorado.
Zayn apareció detrás de él.

-Eh, Romeo.- lo llamó. El irlandés se giró y miró a Zayn.-Tenemos clase, AHORA. ¡Vamos!-

Y agarró de la muñeca a Niall para llevárselo a clase.

Todos entraron en clase de historia. Aly y Harumi se sentaron juntas y sacaron sus estuches. Brianna llevaba ya un rato en clase, ésta vez su oscurísima melena castaña estaba levemente ondulada en lugar de rubia. El secreto era que solía alisarse el pelo tras ducharse, pero el día anterior había pasado de alisarse el pelo. Quería ser más natural y dejar el glamour de lado, al menos un tiempo. Cómo se podía notar también por su chaqueta vaquera rasgada, con la cremallera abrochada del todo.
Entró el profesor y comenzó a pasar lista con total normalidad. Harumi apoyó sus codos en la mesa y los ojos se le empezaron a cerrar. Aly le dió un suave codazo.

-¡Oye!- exclamó.-¡No puedes dormirte ahora, casi al final de curso! Además, sólo te duermes en clase de Química.-

-Lo sé, Aly-chan, lo sé.- suspiró Harumi.-Pero es que anoche no dormí. El día de mi cumpleaños Kasai me llamó para felicitarme y desde que escuché su voz he estado sin dormir.-

-¿Qué? ¿Llevas desde el 21 de marzo sin dormir?- preguntó Aly abriendo los ojos cómo platos, pensando en la cantidad de tiempo que pasaban desde el 21 de marzo hasta aquél día, 15 de mayo.

-¡Claro que no! Era una expresión.- susurró la morena.-Pero sí que es cierto que algunas noches no he dormido, anoche, por ejemplo...- suspiró largamente.

-Madre mía, la flecha de Cupido a ti te ha dado con fuerza... No estás enamorada, ¡sino lo siguiente!- Aly le puso una mano a Harumi en la frente, levantándole el liso flequillo negro. Tenía algo de fiebre.-Harumi, tienes un poco de fiebre, ¡no puedes dormir tan poco! ¿Sabías que el insomnio puede ser muy grave?-

-¿Qué quieres que haga?- se quejó Harumi.-¡No lo elijo yo! Es simplemente que no puedo dormir, pero te juro que lo intento...-

-Se acabó, hoy llamas a tus padres y que te lleven a comprar pastillas para dormir.- zanjó Aly.

-Pero Aly, no quiero tomar pastillas, ya estuve tomando unas para la depresión cuándo lo de...- bajó la voz.-... bulimia, y no quiero tomar más, mucho menos para dormir, ya que ésas son fuertes y puede que por las mañanas el despertador no sea capaz de despertarme.-

-Harumi...-

-Vaaale, está bien... Pero sólo porque eres mi amiga y hasta ahora todos tus consejos me han ido bien.- renegó la japonesa.

Aly sonrió satisfecha.

-Alyson Willson.- nombró el profesor.

-Presente.- Aly alzó una mano.

Cuándo acabó de pasar lista, empezó a explicar la lección del día y todos los estudiantes prestaban atención. Harumi bostezaba ruidosamente pero se mantenía al día. Aly apuntaba a la velocidad del rayo en su cuaderno. Siempre se esforzaba en los estudios, pero cuándo se acercaba el final de curso era cuándo realmente se exprimía hasta desfallecer.
En un momento dado el móvil de Brianna emitió un leve y flojo pitido. Ésta abrió sus ojos verdes cómo platos y miró al profesor. ¡Menos mal que no se había dado cuenta! Con cuidado, se agachó sentada para abrir su mochila y sacó su BlackBerry con funda negra. Lo escondió bajo la mesa y abrió un mensaje que tenía.

De: Desconocido. Para: Brianna. Hora: 11:02
Mensaje: Venga, no ignores lo que pasó en la caravana... Soy irresistible, así que... No lo niegues, sé que te gustó. Y... ¿sabes una cosa...? A mi también me gustó...

La joven abrió sus ojos al completo, entreabriendo la boca. En ése momento una voz la sobresaltó.

-Brianna Stevenson, ¿qué esconde bajo la mesa?- dijo el profesor mirándola.

-¿Eh?- parpadeó Brianna.-N-nada...-

-Le he visto el móvil.- el profesor alzó una ceja.-Sáquelo, la he pillado.-

Brianna suspiró y apoyó el codo en la mesa, dejando que el profesor viera su móvil.

-Lo... Lo siento mucho, me han enviado un mensaje y...-

Éste suspiró y dijo:

-Por ésta vez no le voy a quitar el móvil, pero cuándo toque el timbre, deberá ir al despacho de la jefa de estudios y explicarle que estaba con el móvil en clase. Si no lo hace tomaré medidas, ¿está claro?- preguntó con severidad.-Ahora guarde el móvil.-

Brianna asintió. El profesor se giró y ella aprovechó para leer de nuevo el mensaje. La caravana... Lo ocurrido... ¡Era Harry! Aunque ella no tenía su número y por éso le salía cómo "Desconocido." Alzó la vista para asegurarse de que el profesor le seguía dando la espalda y volvió a mirar su móvil para leer otra vez el mensaje. ¡¿Pero ése cretino de qué iba?!

Harumi y Aly, que estaban un par de mesas detrás de Brianna, se miraron y se encogieron de hombros extrañadas.

-Quizá sea Valery.- probó Harumi, refiriéndose a la persona que había mensajeado a Brianna, ya que ellas no sabían lo que ponía en el mensaje.

La joven de ojos verdes se relamió los labios, los cuáles le cosquilleaban con sólo recordar el beso de Harry, y guardó su móvil, sacudiendo la cabeza para volver en sí.

Poco después tocó el timbre, tocaba recreo aunque para Brianna tocaba ir al despacho de la jefa de estudios. Y también para otra persona más...
En el recreo, Aly y Harumi salieron al patio. Aquél día hacía un sol resplandeciente y no tenían hambre, por lo que pasaron de ir a la cafetería. En el patio sólo se presentaron Niall, Zayn y Louis.

-Hola chicos.- saludó Harumi, asintiendo una sola vez con la cabeza, costumbre en Japón.-¿Dónde están Liam y Harry?-

-Se habrán quedado en la cafetería, ya sabes cómo son de comilones.- explicó Zayn.

-Síp, aunque el comilón de la banda sea Niall.- dijo Louis rodeando con el brazo al rubio y alborotándole el pelo.

-¡Para!- exclamó, entre divertido y enfadado.

-Bueno, dentro de nada el verano, ¿eh?- sonrió Aly sentándose en el césped para luego tumbarse.-Por fin podremos relajarnos. Terminamos éste mes, empezamos el que viene, y ya...-

Los otros cuatro se sentaron junto a ella en el césped y en ése momento se acercó Cher.

-Aly, tengo que hablar contigo.- dijo agachándose, cogiéndola de una mano y tirando de ella hacia arriba.

-No fastidies, acabo de echarme. ¿No puedo relajarme ni cinco minutos?- se quejó la rubia.

-Vamos.- insistió Cher, levantó a Aly se un tirón y se la llevó de la mano.

Louis, Harumi, Niall y Zayn, sentados sobre la hierba, intercambiaron miradas, confundidos.
Aly y Cher entraron en el instituto, los pasillos estaban vacíos, se detuvieron frente a unas taquillas y Cher por fin soltó a Aly.

-¿Qué quieres? Ahora después del patio toca música, podríamos hablar de ésto entonces.- se quejó Aly cruzándose de brazos.

-Cambio de planes, ¡la segunda prueba del concurso es pasado mañana!- exclamó Cher.

Aly descruzó los brazos a la vez que entreabría la boca y palidecía.

-¿Qué?-

-¡Cómo lo oyes!- sonrió Cher haciendo palmaditas.-¡Pasado mañana saldrás en la tele y cientos de personas te verán! ¡El público se pregunta quién es ésa tal participante que no actuó en la primera ronda! ¡Va a ser genial!-

Se oyó algo caer al suelo. Cher dejó de hacer palmadas y bajó la vista, contemplando a una Aly tirada en el suelo.

-Aly, no cuela.- dijo seriamente cruzando los brazos.-No voy a picar dos veces con la misma técnica.-

Pero ésta vez Aly no había fingido el desmayo.


Brianna esperó pacientemente sentada en un banco del pasillo que daba al despacho de la jefa de estudios. Estaba cruzada de brazos y de piernas, con la pierna derecha echada sobre la izquierda, y agitaba sin parar el pie derecho, suspendido en el aire. Suspiró y entonces oyó pasos. Harry apareció desde la esquina a otro pasillo y se sentó junto a ella.

-¿Qué haces aquí?- preguntó ella enfadada.

-Mi profesora me ha mandado aquí.- respondió él poniéndose cómodo.

-¿Por qué?-

-Por sacar el móvil en clase.- respondió Harry mirándola mientras sonreía.

-Qué curioso, yo también estoy aquí por éso. ¡Por tu culpa!- chilló la morena. Acto seguido giró la cabeza con brusquedad, alzando la barbilla.

-Oye, oye, espera. ¿Intento ser galán y aún así me gritas?- se ofendió Harry, o éso quería demostrar.

-¿Galán? ¿Enviarme un mensaje en mitad de una clase diciéndome lo irresistible que eres es ser galán? ¿Desde cuándo?- preguntó Brianna enfadada.

-¡Desde que yo cambié el significado de ciertas palabras!- se expresó Harry, parpadeando.

Brianna suspiró con fuerza.

-Ya podéis pasar.- se oyó la voz de la jefa de estudios desde dentro del despacho.

Los dos jóvenes se levantaron y entraron, Brianna dando pisotones, Harry con las manos metidas en los bolsillos de su pantalón. Se sentaron en dos sillas frente al escritorio de la jefa de estudios y la miraron, era una mujer de unos sesenta años con gafas, pelo rubio oscuro recogido en un moño y mirada bondadosa y severa a la vez. Tenía los ojos verdes oscuros. Su nombre era Marian.

-Antes que nada, déjeme decirle que no ha sido culpa mía.- Brianna se puso una mano en la clavícula y sacó su móvil.-¡Él me envió un mensaje en mitad de la clase de Historia!- señaló a Harry con el pulgar de su mano izquierda.

-¡Hala! Ya estás echándome todas las culpas... Lo que pasa es que no sabes poner el móvil en silencio.- dijo mirando a su derecha para mirar a Brianna, la cuál toqueteaba botones de su móvil.

-Señor Styles.- dijo la jefa Marian con suavidad pero volumen alto, entrelazando sus manos sobre la mesa.-¿Sabe que está prohibido sacar el móvil en horario lectivo? Sólo se permite utilizarlo durante los recreos o entre clase y clase, en caso de tenerlo guardado en las taquillas.-

Harry bufó y rodó los ojos, deslizándose un poco en su silla.

-Usted debería saberlo mejor que nadie, ya que además, lidera, con sus cuatro amigos, la propia institución.- continuó la mujer.

-Pero señorita Marian, yo sólo quería distraerme un poco. Usted lo ha dicho, mis cuatro amigos y yo somos los que gobiernan éste instituto, por así decirlo, e igual que tenemos una buhardilla especial para nosotros en la cafetería, derecho a faltar cuándo queramos y a ser libres en toda regla, tenemos derecho a sacar el móvil en clase si nos aburrimos.- trató de excusarse el cantante de cabello rizado y castaño.

-Éso es correcto, pero no del todo.- Marian agitó con suavidad un dedo índice.-Ustedes cinco pueden tener ciertos privilegios sobre el instituto que otros alumnos no tienen, pero éso no implica que deban molestar a otros alumnos en horario lectivo. Cierto es que a ustedes se les permite coger el móvil en clase, sólo de vez en cuándo, pero si hay algo que no pueden hacer, es mandarle mensajes a otros estudiantes durante las clases, sólo entre ustedes cinco. A nadie más.-

Brianna, que hasta ahora había seguido con su móvil en las manos y frente a la cara, le enseñó a la jefa de estudios el mensaje que Harry le había enviado.

-¿Lo ve? ¿Ve la hora a la que fue enviado el mensaje? ¡Yo estaba en plena clase de Historia!- explicó.

Harry le agarró un brazo con brusquedad, sonrojándose.

-¡Pero no le enseñes el mensaje...!- masculló entre dientes.

Demasiado tarde. La jefa de estudios, con las gafas bajadas un poco por la nariz, ya había leído casi todo el mensaje. Entrelazó de nuevo sus algo arrugadas manos sobre el escritorio y miró a ambos estudiantes.

-Veo que el señorito Styles hizo ésto por una razón.- dijo frunciendo los labios.-Amor.-

-¿Qué?- dijeron los dos a la vez, ruborizándose.

-He mirado la hora de mensaje, pero también he podido leer parte de él. ¿Qué ocurrió en qué caravana?- preguntó con demasiado interés.

-Señora... Señorita Marian, con todo el respeto, éso no le incumbe.- dijo Brianna temblorosa, removiéndose en su silla.

-Cierto... Ya veo... Aún así, ahora entiendo el por qué de infringir una norma cómo la de mensajearse en clase por parte de- miró al cantante.-Harry.-

Éste cruzó los brazos y suspiró, mirando hacia su izquierda. La moqueta del suelo era bastante bonita, pensó Harry, sin saber ciertamente en qué pensar. Sólo sabía que la chica castaña de ojos verdes que tenía a su derecha le provocaba escalofríos.

-No fue mi culpa.- susurró Brianna.-¿Puede verlo, señorita Marian? Así que, por favor, explíqueselo al profesor de Historia.-

-Lo haré, querida, lo haré.- asintió la mujer.-Pero otro dato que comentó antes Styles y que es cierto, es que en clase los móviles deben estar en silencio. O apagados, claro.-

Harry lanzó a Brianna una mirada triunfante. Ésta guardó su móvil y se cruzó de brazos.

-Pero.- la jefa de estudios interrumpió la alegría de Harry.-La mayor culpa es de usted, joven Styles, por mensajear en horas de clase a un alumno que no tiene los mismos derechos que usted y sus cuatro compañeros famosos.-

Harry volvió a suspirar, ésta vez con más fuerza.

-Aún así.- Marian se acercó más a su escritorio.-Ésta vez podrá verse librado. Por amor se hacen numerosas locuras... Yo misma infringí algunas normas escolares en mi juventud por juntarme con el chico al que amaba...- les guiñó un ojo a los dos estudiantes.-Hoy en día es mi esposo.-

Los dos se sonrojaron de nuevo, ambos cruzados de brazos y con la mirada apartada y gacha.

-Así que, pueden retirarse. Harry, recuerde: en hora de clases sólo puede enviar mensajes a Niall, Louis, Zayn o Liam. A nadie más. La próxima vez no se lo dejaré pasar. Ésta excepción la hago porque le comprendo, sé lo que es el amor.-

-Gracias, señorita Marian.- bufó el cantante levantándose y rodando los ojos, impaciente.

Ambos jóvenes salieron del despacho. Harry cerró la puerta del despacho de la directora tras de sí, y ambos se encontraron solos en los pasillos de nuevo.

-Así que por amor, ¿eh?- dijo Brianna en tono burlón.

-Ehm... Bueno...- Harry se rascó la nuca, sonrojándose.-Puede que me lanzase demasiado escribiendo el mensaje.-

Cuándo apenas acabó de hablar, notó los labios de Brianna presionándose contra los suyos. Abrió mucho los ojos, mientras que ella los tenía cerrados y sus manos con uñas pintadas de rosa juntadas y apoyadas sobre el pecho. Él dejó de estar tensó y cerró los ojos, aunque sin dejar de estar erguidos, y los labios de ambos comenzaron a moverse lentamente. A los pocos segundos, Brianna se separó, finalizando el beso. Se mordió el labio inferior mientras que Harry, con las mejillas y la nariz de color rojo intenso, parpadeaba confundido.

-Sólo te diré una cosa más.- comentó Brianna con voz temblorosa y algo ronca por la emoción.-En los besos, déjame llevar el control a MÍ.-

Acto seguido se giró, haciendo que sus cabellos oscuros rozasen la nariz sonrojada de Harry, y se marchó dando pisotones. Harry perdió el equilibrio, mientras seguía parpadeando, y se dejó caer en l banco en el que minutos antes se había sentado con Brianna.
<<Guau.>>
El joven cantante había sentido cómo una bomba atómica, una explosión paralizante que le había proporcionado un calor sobrenatural. La primera vez que besó a Brianna ella no se lo esperaba, y por éso no experimentó nada del otro mundo (salvo el suave tacto de los labios de ella y más tarde, el ardor de su mano dándole la bofetada del siglo.) Pero ésta vez... Ella le había besado a él, y... Había sido distinto. Había sentido ciento veinte mil millones de mariposas revoloteando... ¿Qué revoloteando? ¡Agitándose! Agitándose con toda la fuerza del mundo en sus tripas. Estaba con las mejillas y el puente de la nariz al rojo vivo. No encajaba nada. Él había besado y ligado con cientos de chicas, y en aquél momento, parecía justo lo contrario, un chico tímido al que acabasen de besar por primera vez. Su frente ardía. Se quitó la fina chaqueta que llevaba. ¡Mucho mejor así!

-¡Mucho mejor así!- comenzó a hablar solo, notando el frescor regresar a su piel.-Ya decía yo que no podía sentir calor por una chica... Al contrario, YO hago a las chicas sentir calor...-

Sin embargo, el calor volvió de repente, y ahora estaba en manga corta. El calor se acumulaba en su frente, mejillas y... labios. ¿Le palpitaban los labios? ¿O era sensación suya? Desde luego, los labios no pueden palpitar, es imposible. Entonces, ¿por qué sentía que los labios le cosquilleaban de una manera que nunca antes le habían cosquilleado? Sacudió la cabeza para apartar los pensamientos y se puso de pie, tratando de volver a pensar con claridad. Se puso de pie, se echó la chaqueta al hombro y echó a andar, sin poder evitar la sensación de que sus pies flotaban cómo nubes a cada paso que daba.


En otro pasillo, Liam hablaba por teléfono, apoyado de lado en una pared.

-¿Cómo?- susurró.

-Liam, ambos sabíamos que éste momento llegaría...- dijo una voz femenina a la otra línea.

-Sí, pero no tan pronto...- insistió él, con la voz algo quebrada.

-Ya te lo he dicho, vendré mucho de viaje aquí...-

-¿Pero qué voy a hacer sin ti? Ya sé que nos veremos por Skype y éso, pero... Te voy a echar tanto de menos... Tus besos, tus abrazos, tus caricias... No lo podré soportar, aunque vengas cada mes. Ya sabes que nunca me he enamorado de nadie cómo de ti, Melanie...-

-Y yo siento lo mismo, he tenido varios novios pero ninguno ha sido comparable contigo. Eres un encanto Liam, y siento de verdad hacer ésto... Pero te esperé cuándo lo de la gira de África, aunque aún no estuviésemos saliendo, pero ya estábamos enamorados, y...- a Melanie se le notaban las lágrimas en la voz.-Y supe esperar. Cada día en París miraba por la ventana esperando a que aquellos siete meses pasasen para poder volver a Nueva York y verte allí. Osea, aquí. Pero... Por favor, prométeme que aguantarás. Nos veremos cada mes. Éso te lo prometo.-

-Yo también te prometo lo que me has pedido. Seré fuerte. Lo prometo. Por ti, por nosotros.- Liam se alejó de la pared y se rascó la nuca y la cabeza.

-Aún podremos vernos antes de que me vaya. Y no lo dudes, nos veremos en persona cada mes. O casi...-

Liam no pudo evitar que una lágrima cayese.

-Te quiero, Melanie.-

-Y yo.-

El cantante colgó, cuánto más oía su voz, más le dolía. Se secó con la mano derecha el ojo por el que había soltado la lágrima y se dirigió al recreo, tratando de animarse con sus amigos.


Aly abrió los ojos, muy despacio y viendo borroso. Estaba en un lugar que sólo había visitado un par de veces en toda su vida; la enfermería del instituto.

-Ya ha vuelto en sí.- explicó la enfermera, también doctora de medicina.-Menos mal.-

Aly parpadeó y analizó la situación de su cuerpo: estaba tumbada boca arriba en una camilla. Éso era obvio. Movió la cabeza hacia su derecha y vió a Cher Lloyd sentada en una silla.

-¿Cher?- preguntó con un hilo de voz.-¿Qué ha pasado?-

-Preferiría no repetírtelo, tengo miedo de que te desmayes otra vez.- comentó la cantante, en tono neutro aunque preocupado.

-Dímelo.-

Cher tomó aire, y le explicó a Aly:

-Te he dicho hace diez minutos en el pasillo que participas en el concurso pasado mañana. En directo. Hacia todas las teles del mundo. Ah, y sin falta. Acto seguido tú...-

Aly se desmayó de nuevo.

-Sí, éso fue justo lo que hiciste.- suspiró Cher.

La enfermera se encogió de hombros y fue a por un abanico para airear a la inconsciente.

~~~

Al día siguiente, Liam y Melanie habían quedado para cenar en casa del primero. Ya habían cenado, estaban solos, tristes y muy callados. Sentados en el sofá, con la cabeza de Melanie apoyada en el hombro derecho de Liam, y él rodeándola con su brazo. Su silencio hablaba más que las palabras.

-Liam, te quiero.- musitó ella. Cerró los ojos y los abrió de nuevo.-Muchísimo.-

-Y yo a ti.- susurró el cantante en respuesta.

-¿Sabes qué? Cuándo me den algún mes entero libre volveré aquí. Estaremos juntos...- dijo la modelo.

-¿Cuándo te vas? Dijiste que ésta semana, pero no especificaste cuándo.-

-Porque no lo sabía.- Melanie suspiró.-Mañana.-

Liam cerró los ojos, adaptando la misma mueca que habría adaptado si le hubiesen clavado un cuchillo en las tripas. Suspiró con tristeza y besó la frente de Melanie. Ésta notó la tristeza en el rostro de su novio y le rodeó la cara con una mano.

-Eh.- sonrió, aunque lágrimas en los ojos.-Todo saldrá bien.-

Él sonrió a medias y ambos se besaron. Se querían con locura, estaban muy enamorados. En aquél momento sus corazones devastados e hinchados de tristeza estaban latiendo muy deprisa. No podían creer que, ahora que estaban en su mejor etapa de enamorados, fuesen a separarse. Ellos no eran tan fuertes cómo Aly y Niall, cierto que eran mayores que ambos, pero más débiles respecto a la separación y todo lo relacionado con el amor. Siguieron besándose y deseando no separarse nunca. Era de noche, fuera empezó a llover con delicadeza y ellos se separaron, tristes y cohibidos.
Pero sus corazones sabían que había llegado el momento.
Y no sólo de separarse.
Melanie volvió a besarlo, ésta vez con más dulzura. Liam la abrazó y ambos se levantaron del sofá para ir a ponerse los pijamas. Aunque fuese de noche y lloviese, hacía calor, por lo que Melanie se puso un camisón hasta las rodillas blanco y con encaje por el borde de la falda. Liam, una camiseta blanca sin mangas y pantalones también blancos. Habían pensado en ver una película, pero estaban demasiado tristes cómo para soportar argumentos complicados, por lo que Liam encendió su reproductor de música y puso una música tranquila y triste, Path Of Irreversible Scars. Era sólo música, sin cantantes. Algo que hizo que ambos se sintiesen más reconfortados, ya que si uno está triste y escucha música triste, se siente comprendido. Ambos, completamente vestidos de blanco, se acercaron a la cama, la cuál tenía las sábanas y almohadas también de color blanco. Con la música suave sonando y la luz blanca de la luna filtrándose por la ventana, todo tenía un ambiente de intimidad y romanticismo innegable. Ambos se sentaron en la cama y se besaron, sintiendo que volaban a cada beso. Sabían que el amor siempre era más fuerte que la tristeza.
Siempre.
No necesitaban palabras, sólo acariciarse y mirarse a los ojos. La música expresaba todo lo que sentían. Ambos estaban muy tristes, pero en aquél momento estaban juntos, y eran increíblemente felices. Se siguieron besando para luego arrodillarse los dos en el centro de la cama y seguir besándose, compartiendo suspiros de tristeza y de amor. En un momento dado se tumbaron para llevar la cosa a un siguiente nivel, éste más delicado. Los dos se querían el uno al otro más que a nada en el mundo, más que a sus propias vidas. Sin que la música dejara de sonar, ambos se unieron, tristes pero felices, y cómo si las cama blanca fuese un mar y las sábanas blancas fuesen las olas, los dos se perdieron y ahogaron entre ellas.

~~~

Salió el Sol, y en cuánto llegó la tarde... Digamos que Aly estaba con ganas de saltar por un puente. O de ponerse en mitad de una vía de tren. O de pegarse un pequeño tiro en la cabeza. O de provocar a un asesino para que la descuartizara. O de meterse bajo el agua y no emerger nunca. O de ponerse a bailar justo en el centro de un campo de batalla. O de cruzar la carretera de una pista de coches de la Fórmula 1. O de...

-Ya está Aly, ya está.- la calmó Harry haciendo un gesto con las manos.-En lo que llevamos de día has pensado cómo unas 26 formas posibles de suicidarte. Déjalo ya, ¿no?-

-¿26? ¿Tan pocas?- preguntó Aly, que temblaba y actuaba cómo un animal impulsivo y loco.

Louis soltó una risita.

-Qué raro que hayas decidido venir.- la pinchó Zayn.-Pensaba que te ibas a rajar.-

-¿De qué me serviría tirarme al suelo en mitad del escenario cómo la primera vez?- espetó Aly.-Ése truco sólo funciona una vez... O éso creo. ¿Y si lo pruebo hoy también y así lo averiguamos?-

-¡Vamos, Aly, échale valor!- exclamó Louis.

Estaban en el backstage del concurso, y acto seguido se oyó un pitido. ¡Ésa era la señal! La actuación del participante que estaba actuando acabaría en cuestión de minutos.

-¡¡ME VA A DAR ALGO!!- gritó Aly, con todo el aire que tenía en los pulmones.

-Ven.- Niall la agarró con suavidad de las manos.-Vamos a echarnos agua en la cara y a relajarnos, ¿vale?-

-S-sí...- tembló Aly abrazándose a su novio.

-Bueno, pues aquí estamos.- susurró Harry.-Los tres machos.-

-¿Los tres machos?- preguntó Cher saliendo de una puerta cercana que daba al pequeño restaurante del backstage. Enseguida notó que Liam, Niall y Aly no estaban, pues sólo se encontró a Louis, Zayn y Harry.

-Síp.- asintió Harry.

-¿Y a qué viene éso?- preguntó la cantante cruzada de brazos, mientras alzaba una ceja.

Zayn se rió.

-Porque Harry, Zayn y yo somos los verdaderos "machos" de One Direction.- explicó Louis rodeando con los brazos a sus dos amigos.

-¿A qué te refieres?- Cher descruzó un brazo para rascarse la mitad afeitada de su cabeza.

-A que...- Louis carraspeó.-Niall y Liam son los únicos vírgenes de la banda.- explicó en voz bajita.

Cher alzó una ceja de nuevo y entreabrió la boca.

-Ni Harry, ni Zayn ni yo lo somos.- añadió Louis.-Por éso somos "los machos" de la banda.-

-Ajá... Es decir, que cómo Niall y Liam aún no han... Éso, pues, sólo vosotros tres sóis los verdaderos hombres, ¿no es así?- trató de entenderlos Cher, perpleja y confundida.

Louis abrió la boca para responder pero otra voz lo hizo en su lugar.

-Yo ya lo soy también.-

Los cuatro se giraron para ver a la persona dueña de la voz, masculina y tranquila, aunque ya lo sabían. Liam avanzaba entre ellos con renovada seguridad.

-¿Li-Liam?- preguntó Louis parpadeando.

-Sí. ¿Qué ocurre?- preguntó Liam, extrañado ante las miradas de sus amigos.

-Tú... ¿Tú has...?- quiso preguntar Zayn.

-Ahora somos los "cuatro machos."- asintió Liam sonriendo cabizbajo.

-¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Dónde? ¡¿Con quién?!- preguntaba Harry a una velocidad descomunal.

-Porque se vuelve a París. Anoche. Alto secreto. En mi casa. Melanie...- al pronunciar ése nombre, Liam cerró la boca de repente, entristecido.

-¡Nuestro Liam ya es mayor!- chilló Louis entusiasmado, imitando un tono de chica y abrazando a Liam.

Cher suspiró.

-Qué bonito, Liam. ¿Fue bonito, no?- preguntó la cantante en tono conciliador.

-Mucho. Nunca lo olvidaré.- dijo el cantante cabizbajo.

-¿Melanie también era...?- preguntó Zayn.

-Sí. Hemos perdido la virginidad el uno con el otro. Y lo tengo claro, no hay nada en éste mundo que ame más que a ella.- suspiró Liam.

-No entremos en detalles...- rió Harry retrocediendo.

-¿Por qué no? Tú sabes mucho sobre éso, Harry.- dijo Liam alzando una ceja.

-Lo mío es diferente, jeje.- rió nervioso.-Yo no soy inseguro.-

Tragó saliva y se calló de repente recordando lo inseguro que fue el día anterior después de que Brianna lo besara.

-Entonces, confirmado.- asintió Louis.-Niall queda cómo el inocentón de la banda.-

Niall, con una cara confusa, salió del baño empujado por Aly.

-¡Déjame sola para que pueda suicidarme!- chilló la chica desde dentro.

Niall miró a sus cuatro amigos y se encogió de hombros, notando, además, que Liam acababa de llegar.
Y, en el baño...

-¡He de despertar! ¡Ésto es una pesadilla!- gritaba Aly echándose agua en la cara.-¡Una pesadilla!-

La puerta se abrió y entró Cher.

-Aly, ¿te relajas un poquito?- dijo en tono tranquilo a cercándose al lavabo para manos.

Cuándo Aly se giró para mirarla, Cher se dió cuenta de lo mucho que hiperventilaba su amiga.

-Huau, Aly, necesitas yoga urgentemente.- se mofó, aunque en parte apenada, rodeando a la rubia con el brazo.

-¡No voy a poder! ¡Voy a fracasar! ¡Va a ser horrible! ¡Y encima saldré en la tele! ¡Voy a morir!-

-Hala hala hala, tranquilízate, ¿vale?- Cher notó que Aly temblaba con muchísima fuerza.-¡Venga, sé positiva! ¡Cambiemos de actitud! ¡Lo vas a hacer genial!-

-¿Ah, sí?- preguntó Aly con mucha inocencia.

-¡Sí!- asintió Cher, segura.-¡¿Y sabes por qué?!-

-¿Por qué?-

-¡Por que eres la mejor!- gritó Cher.

-¿Soy la mejor?-

-¡Y eres muy valiente!-

-¿Soy muy valiente?-

-¡Y no permitirás, que nada ni nadie te gane! ¡¡Yuuuuuuuuuuhhh!!- gritó Cher motivada.

-¡Sí! ¡Bien! ¡¡Yuuuuuuuuuuuhh!!- se unió Aly.

Salió corriendo del baño y con las manos en alto gritando el "¡¡Yuuuuuuuuhhh!!" y cuándo vió la puerta del escenario corrió hacia el baño de nuevo, su "¡¡Yuuuuuuuuhh!!" iba oscilando hasta convertirse en un "¡¡Aaaaaaaaaaahh!!"
Se metió en el baño y buscó refugio en los brazos de Cher.

-Vamos, vamos, ¡recuerda, sé positiva! ¡Amóldate a la situación! Be water, my friend!- la consoló Cher, acariciándole el pelo rubio, desesperada por que su participante saliera a cantar de una vez.

-¡Vamos, Aly! ¡Tú puedes!- gritó Zayn desde afuera. Y ésta vez lo hizo con sinceridad.

Aly respiró hondo y salió del baño con Cher. Zayn y Harry la abrazaron con afecto y Aly decidió intentar relajarse. Ella no huía de los problemas, los afrontaba. Era lo que había hecho siempre. 

-¡Confiamos en ti!- apoyó Liam.-Lo harás genial.-

-¡Sí! ¡Déjalos boquiabiertos, haz que me sienta más orgulloso de lo que ya estoy!- añadió Niall abrazando a su novia.

-¡Vas sobrada, Aly!- chilló Harry.-¡Machácalos!-

-¡¡Pase lo que pase seguirás siendo la misma boba a la que queremos!!- bromeó Louis, aunque sin bromear del todo.

Se oyó el pitido, era la señal.
Aly, sin comerse más la cabeza, subió las escaleras. Vió a los cuatro jueces y el corazón le dió un vuelco, pues ésta vez había un poco de audiencia. Distinguió las miradas expectantes de los jueces y del público, y se colocó frente al micrófono. Se oyeron algunos murmullos, varias personas reconocieron a la novia de Niall Horan.

-Ésta vez también los mentores eligen las canciones de sus participantes.- dijo la jueza morena.-Y ésta vez Cher te ha elegido Safe & Sound. ¡Venga, déjanos escuchar tu preciosa voz de nuevo!-

El público aplaudió tras las palabras de la jueza. 
¿Safe & Sound? ¿Por qué Cher habría elegido ésa canción? ¡Ah, claro! Fue la primera que Aly cantó. Ella suspiró, sabiendo que al menos ésa canción ya la había cantado antes. Cerró los ojos y se aferró al micrófono, pensando en todas las veces que había demostrado ser valiente. No podía flaquear ante aquello. Ya no había vuelta atrás. Tenía que enfrentarse. Ésta vez era algo personal, debía superar su miedo, uno de sus mayores miedos...
El cartel de "En el aire" se encendió, dando a entender que ya estaban siendo emitidos en directo por la tele. Aly tomó aire con fuerza y luchó contra sus ganas salir corriendo.
Sonó a empezar la melodía de Safe & Sound y Aly trató de respirar bien hondo. La voz de Cher resonaba en su cabeza.
"Cambiemos de actitud."
Cerró los ojos y los abrió, con éstos brillándole de determinación y seguridad.
"Sé positiva."
Llegó la hora de empezar a cantar. Cogió aire y se acercó al micrófono, empezando a entonar la letra de la canción muy despacio y con voz suave. Ya está. Su voz estaba saliendo por la tele. ¡Su voz y ella! No era tan grave. Ya había pasado lo peor, que era el comienzo. Siguió cantando, procurando hacerlo lo mejor posible, controlando los tonos y las notas y mirando hacia ninguna parte, además de que cerraba los ojos la mayor parte del tiempo.
Sus cinco amigos y Cher la miraban conmovidos desde el backstage, desde luego su voz era impresionante, lo estaba bordando.

-Just close your eyes... The sun is going down. You'll be alright... No one can hurt you now.- Aly entonaba de maravilla y su voz se ceñía a la canción con perfección. Acariciaba los oídos de los oyentes del mismo modo que un trozo de chocolate acaricia las papilas gustativas.

La canción iba enganchando con cada escuchada, la voz de Aly sonaba totalmente pura, suave, cristalina y dulce, pero a la vez potente y poderosa, tenía una voz única en el mundo y todos estaban anonadados. La inseguridad no se notaba en la voz de Aly, sonaba cómo una experta, aunque las piernas le temblaban y tenía la sensación de hacerse pequeñita ante aquél público y aquellos focos. Pero era al revés. El público y los jueces se hicieron pequeños delante de ella, incluso la gente que la veía por la tele. Los jueces tomaron apuntes y ella siguió cantando, nerviosa y temblando, pero, tal y cómo había dicho Louis, "echándole ovarios."
Al acabar la canción, hubo unos instantes de silencio antes de que el público estallase en aplausos ensordecedores, Aly sonrió con ojos llorosos mientras el corazón le palpitaba en la garganta.

-Gracias.- dijo acercándose al micrófono.

El público aplaudió durante dos minutos y medio. Al reinar el silencio de nuevo, los jueces se acercaron sin levantarse de sus sillas y susurraron varias cosas. Volvieron a sus puestos y el juez "pervertido" carraspeó y miró sus apuntes mientras decía:

-Bueno, Aly...- hizo una breve pausa.-Lamentablemente...-

Aly se mordió el labio inferior, tratando de no echarse a llorar.

-...Es la mejor voz que he oído en toda mi existencia.- finalizó el juez, sonriéndole a Aly.

El público estalló en aplausos de nuevo y Aly dió un salto, justo cómo hacía Niall cuándo lo seleccionaban para pasar de fase.

-La primera vez que te oí...- añadió la jueza morena.-Ya me quedé muy impresionada, ¡pero ahora te has superado!-

-¡Tienes un don!- gritó el otro juez.

-Yo sólo diré que... Ni cien mil coros de ángeles podrían cantar cómo tú lo has hecho.- añadió la jueza rubia, sonriendo levemente.

-¡Pasas de fase sin duda!- la reconfortó la castaña.

Aly se llevó las manos a la boca y agarró el micrófono.

-¡Gracias! ¡Gracias! ¡¡Muchísimas gracias!!- exclamó con la voz temblándole de la alegría.

-Puedes retirarte.- la calmó la juez morena con una sonrisa afable.

El público le aplaudió de nuevo a Aly y ésta les lanzó besos y saludos, se fue del escenario corriendo y casi llorando de la alegría. Cuándo llegó con los otros séis, la abrazaron y la besaron, felicitándola.

-¡Has estado increíble!- chilló Harry.

-¡Lo siguiente de increíble!- la abrazó Zayn.

En aquél momento fueron todos a la limusina, tenían que despedirse de Melanie. Pasaron por casa de Harumi, la recogieron y fueron al aeropuerto. Todos salieron de la limusina menos Liam, él ya se había despedido de Melanie aquella mañana y no quería despedirse otra vez.

-Eres la mejor, Aly, ¡te he visto por la tele! ¡Me has hecho llorar con tu actuación de Safe & Sound!- comentó Melanie abrazándola.

-Te voy a echar mucho de menos.- dijo ésta secándose las lágrimas.

-Vendré mucho de visita.-

Acto seguido Melanie abrazó con fuerza y afecto a Harumi, luego a Cher y por último a los cuatro chicos que la miaban con nostalgia.
Les guiñó un ojo mientras les soplaba un beso antes de girarse y echar a andar hacia el pasillo por el cuál iría hacia el avión con el vuelo más temprano a París.
Una vez de vuelta dentro de la limusina, Liam les hizo sitio y todos los demás le abrazaron, tratando de animarle y de animarse a sí mismos. Dejaron a Cher y a Harumi en sus respectivas casas y luego fueron a la de Aly.

-Te queremos, supercantante.- rió Louis.

-Y yo a vosotros.- Aly les sacó la lengua y cerró la puerta de la limusina.

Entró en su casa y...

-Has salido por la tele.- la sobresaltó Lara, la cuál estaba en el sofá.

Aly se mordió el labio. 
¿Qué les iba a contar? ¿Y, para qué días atrás había buscado y apuntado el número de teléfono de Valery?


41 comentarios:

  1. Wow!! Soy nueva lectora y perdón por no haber comentado antes, desde ya te digo que voy a ser tu fiel lectora y comentar siempre que pueda :) Esta novela me fascina, siento como fghjfgbjhdfg cuando la leo. Gracias por hacerla , seguila cuando puedas,por fiis?? :) jaja amo la nove y como escribes.
    Beshoos, Naty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Claro, cada vez que tenga tiempo seguiré publicando ^^
      Besos <3

      Eliminar
  2. Olahhh c:
    amo tu nove!!! amo el amor naciente de brianna y harry, amo el amor entre niall y aly, son tan asdfg niall inocenton xd, y me quede como OMG cuando liam y melanie lo hicieron y encima liam va y les cuenta todo!! me senti asdfghjkl nunca dejes de escribir tu nove es hermosa C:
    besos xoxo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Jajaja, con lo de Liam y Melanie tenía un poco de miedo por si me había pasado... Pero no he narrado con detalle lo que hicieron y además creo que quedó bonito y romántico :3 Liam es muy amigo de sus amigos, ¡tienen que saberlo! Melanie también puede contárselo a Aly y Harumi, recuerda que las tres eran mejores amigas en el colegio.

      Eliminar
  3. Me encanta la novela y me encanta las pareja que hacen Harry y Brianna pero hoy me gusto mas que ella pillo desprevenido a Harry y lo dejo digamos en otro mundo un beso siguela pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por comentar! Brianna ha dejado a Harry anonadado, jajaja, el siempre es el seguro y experto y ésta vez se ha quedado rojo y cohibido... Ya veremos qué pasa :P

      Eliminar
  4. Que bonito!! Porque siempre nos dejaras con tanta intriga??? <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Si no os dejase con intriga perderíais las ganas de seguir leyendo, jaja ^^

      Eliminar
  5. Me encantó,yo aquí como OMG Liam y Melanie lo hicieron,Niall es el más inocente de la banda,ya son 4 machos.Me morí de risa cuando Harry dijo esto:

    -¿Lo ve? ¿Ve la hora a la que fue enviado el mensaje? ¡Yo estaba en plena clase de Historia!- explicó.

    Harry le agarró un brazo con brusquedad, sonrojándose.

    -¡Pero no le enseñes el mensaje...!- masculló entre dientes.

    Que pensaría la profe de que hicieron en la caravana.Chao Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah,se me olvidaba pasate por esta novela:

      http://revolucionandocorazanes.blogspot.com.es/


      (Esta es mi otra cuenta)

      Eliminar
    2. Jajaja, éso lo dijo Brianna que fue la que recibió el mensaje del móvil XDD
      No sé lo que pensaría la jefa de estudios, éso permanecerá cómo un misterio :P ¡Besos y gracias! Me pasaré cuándo tenga tiempillo ^^

      Eliminar
  6. OH MY GOD, ¡¡esta vez te has superado!!
    Me he quedado fascinada con este capítulo, ¡escribes de maravilla! En serio, no tengo ninguna crítica negativa. ¡TODO ES TAN PERFECTO!
    Lo que digo a continuación va en serio: ¡¡debes ir a una editorial!! Tienes que hacer un libro ya pero ya, es increíble.
    Jamás me cansará esta novela, repito: escribes asdadfqwfcq.
    Creo que Aly le dirá la verdad a su madre, y apuntó el teléfono de Val para invitarla un día a su casa y pueda pasar un rato con Talia, como si fuese Andrew... Con solo recordarlo me ha entrado un escalofrío.

    Bueno, JAMÁS DE LOS JAMASES DEJES DE ESCRIBIR O SI NO TE CORTO EL CUELLO... Okno, que si no las raquellers me matan jaja. Un beso enooooooooooorme :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡CLAUUUUUUUU! ¡PRECIOSÍSIMA! ¡MUCHAS GRACIAS! Sabes que me encantan tus comentarios porque son únicos en el mundo <3 <3 <3 <3
      De mayor me gustaría ser escritora pero para éso hay que estudiar muchos años...
      Muy inteligentes tus teorías, aunque no puedo decir nada :P
      Hala, qué gore O.O Tranquila, no dejaré de escribir, bajo tu amenaza nunca, ¿eh? Jajaja, ¡miles de abrazos hermosaaaaaa! <3

      Eliminar
  7. agsdbdctvfsd que capitulo tan perfecto!! me encanto la parte de Harry y brianna, EL BESOO
    Ya quiero saber que le va a decir Aly a Val :D


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Miles y miles de gracias! Me animáis un montón con vuestros comentarios <3
      Ya veremos lo de Aly, de momento tiene más problemas: su amiga se ha ido de vuelta a Francia y ella necesita una excusa para sus padres... Y ya sabemos que no es buena pensando rápido >.<
      Pues éso, que gracias y un beso ^^

      Eliminar
  8. Eres la mejor, con este capitulo me has hecho llorar, gritar, reir...siguela por favor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, ¡muuuuuchas gracias! Si algo me encanta es emocionaros con mis capítulos, amo hacer feliz a la gente, ahí, en plan Hada Madrina de Disney XDD Ok no :|
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  9. WOW!!! Amo la pareja de Harry & Briannaaaaaaa! AME EL BESO <3 lei muchisimas veces esa parteeeeeeeeeeee! Que sean novios YAAA <3<3<3

    Beshooooos, Mariii.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Ya veremos qué pasa con ellos, sabéis que me tomo mi tiempo para desarrollar las relaciones de los personajes XDDDD

      Eliminar
  10. Me ENCANTA toda tu novela... pero tengo una cierta debilidad por las partes de Harry y Brianna D: MI DIOOOOOOOOOOOOOOS SON LAS MEJORESS!!!... Sube pronto por favoooor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que quedan muy bien juntos, jaja, además de que en personalidad son IDÉNTICOS *u* O casi...
      Subiré lo antes posible, ¡un abrazo!

      Eliminar
  11. OLAAAAAAAS! Me encantoooo el beso de Harry y Brianna ME ENCANTAN!!! mis escenas favoritas son las de ellos dos asdfghjklñ.

    Ya mero vas a hacer la seccion narrada por los personajeees???? besoos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, veo que éstos dos tienen una masa de fans detrás XD
      Tengo que pulirla y pensarla bien, pacienciaa :P
      Gracias por comentar y leer ^^

      Eliminar
  12. ME ENCANTO LA PARTE DEL BESO QUE LE PLANTO BRIANNA A HARRY!!! AMO ESA PAREJA!! Y QUIERO QUE SEA DIFINITIVA!!:((( QUE HARRY SE QUEDE CON ELLA Y DEJE DE SER UN CONQUETO JSDHDJEHFAJDHSA PLEASE *----------------*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, definitivamente veo que son la "pareja" más querida de la historia XDD ¿Y QUÉ HAY DE ALY Y NIALL QUE SON LOS PROTAS? ¿Y LIAM Y MELANIE? ¿Y LOUIS Y ELEANOR? ¿Y ZAYN Y PERRIE? AMJBFDJHSADBASJHBD ¡¡¡QUE ME ENFADO!!!
      Bueno, tonterías aparte, muuuuuchas gracias por comentar y leer mi novela, espero publicar pronto el siguiente :3

      Eliminar
  13. Cada vez me encanta más, Brianna lo besóoooooooo glksdjgksjgksjgksgjskgjs ay desde que le mandó el sms fue mi parte favorita, se. Harry debería de invitarla a salir idk y que sean novios awssssss. Saludos desde Venezuela xx.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, Harry que es el más galán con todas las chicas se ha vuelto ahora muy tímido con ése beso... Pobrecillo, qué mono es >.<
      Besos <3 <3 <3

      Eliminar
  14. Maria<3: Soy yo mu corta o deja a caso hecho en suspense que lo de Valery no tiene na k ver? xD jajaj Sigue la novela es demasiado cjkdscºbñwicghodbzslwcboa,@@@@lidfhaweovrl para k dejes de escribirla guapa!! ;)...te hare publicidad por twittah hermana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Valery puede que no tenga nada que ver con cosas de éste capítulo, pero Aly buscó su número de Facebook y se lo apuntó por algún motivo, ¿no?
      ¡Muchas gracias por hacerme publicidad! Eres un amor <3
      ¡Besos enormeeeeeeees! :D

      Eliminar
  15. Hola!!! me llamo Dani :3 un placer poder ver mas blogs de directioners *---*
    bueno la verdad me gustaria hacer un trato contigo :D veras tengo un blog (igual de 1D) pero no tengo muchos visitantes y no me vendrian mal unos lectores :/ lose lose soy irritante haaha XD pero te propongo esto si tu me ayudas yo te ayudo :) publicare y recomendare tu blog si tu igual lo haces, o si prefieres lee un poco de mi nove y si te agrada lo puedes hacer :) se lo que se siente que te roben tus novelas -__-* a mi igual me paso pero ps.... ¿que puedo decir? existe gente con poca imaginacion >.< En fin... la verdad me agrads tu blog :)porfa responde en mi blog es]:
    http://www.novelasdeonedirectionoficial.blogspot.mx/
    espero y te puedas pasar y ayudarme :)
    atte: una directioner mas o crazymofo mas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AHHHHH Daniela sabes una cosa de porque no hay visitantes en tu blog........??????..
      Venga ya tu solo te haces la tonta para que luegonte hagan visitas a tu blog y despues ganarte a todas las "fans".
      TU BLOG es una COPIA del BLOG de RAQUELLA, ya la sinopsis, es igual cambio los nombres.... Y ala listo.
      En vez de tirarle una cocacola a Niall le tira una fanta y el capitulo de los bigotes la FOTO es la MISMA cuando viene la prima de Aly le cambias el nombre y ya esta.......
      Y después de copiarle la novela quieres que te "PATROCINE" ??????????????
      A las personas como tunse les llama falsas por algo y ese "algo" en tu caso es mentir (hay a mi tambien me la copiaron)......
      Ya claro y yo me lo creo
      RAQUELLA POR FAVOR DILE QUE NO TE COPIO LA PAGINA......

      BESAZOS RAQUELLA

      Eliminar
    2. Marta, creo que te estás confundiendo. Me he metido en el blog de Dani y no veo ninguna copia. ¿No te habrás querido referir a otro blog? Además, sería absurdo que Dani se hubiese quejado de que la copian si ella copiara. En serio, he entrado en el enlace que ha puesto y no he visto nada de lo que dices. ¿No puede ser que te hayas confundido? ¿Y con lo de la prima de Aly, te refieres a Candace?

      Daniela, leeré tus novelas y si me gustan te añadiré a afiliados, gracias por leerme y por el apoyo :)

      Eliminar
    3. OH OH OH OH
      EN PRIMER LUGAR...... DANIELA LO SIENTO FUE CULPA DE MI IPAD QUE ME FUE A UNA PÁGINA QUE HASTA LA SINOPSIS ERA IGUAL.
      HE LEÍDO UN POCO DE TU NOVELA PARA "RECOMPENSAR" EL ERROR- POR FAVOR TE PIDO MIL Y UNA VEZ PERDON DANIELA AHORA ME SIENTO COMO UNA IDIOTA.
      Y RAQUELLA SIENTO ESTE MAL TRAGO QUE TE HECHO PASAR (APARTE DE A DANI) TE PIDO A TI TAMBIEN MIL DISCULPAS.
      Y TE PONGO EL ENLACE ESTE SI DE LA QUE TE COPIA LA NOVELA ¡HASTA LA SINOPSIS!
      AHHHH POR SUERTE ESTA CHICA COMO TE LA ESTABA COPIANDO TODA LA BORRO :)
      BUENO LA NOVELA QUE ME CONFUNDI FUE ESTA: http://1dyyo.blogspot.com.es

      BESAAAAAAZOS DANIELA QUE TE VAYA FENOMENAL LA NOVELA
      BESAAAAAZOS RAQUELLA QUE SIGAS ESCRIBIENDO MUCHOOOO

      Eliminar
    4. No pasa nada, ya está todo aclarado ^^
      He visto que el blog está borrado, cómo tú dices... Sinceramente nunca entenderé por qué la gente copia. ¿Qué tan difícil es echarle imaginación a algo? Me cuesta mucho tener y pulir las ideas y odio que la gente se aproveche de ellas cuándo no son suyas. Además, ¿para qué poner la misma historia en dos blogs diferentes? No tiene sentido, los lectores quieren cosas nuevas.
      Estuve a punto de borrar el blog y fue porque me copiaban... No lo hice gracias a vuestro apoyo, pero en serio, el plagio es lo que más odio en el mundo, mis ideas son mis ideas y sólo mías.
      Gracias por leerme Marta :)

      Eliminar
  16. Raquellaaaa!!!!! Alucinante!!!! Me ha encantado he amado la parte de la playa!!!!
    Lo de Harry ha sido... PERFECTOOO!!! Amo a esos ods tortolitooos, son tan monos.
    Gracias una vez más por sacarnos esas sonrisas tan especiales.
    Besazooos,
    Clary (C.Directioner)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La parte de la playa también fue la que más me gustó escribir, un homenaje a éste verano precioso, jaja ^^
      Gracias a ti por comentar y leerme, ¡besos! :D

      Eliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. hahahaha Marta esta bien :) de verdad hahaha yo no copiaria una novela de verdad, no seria capaz de hacerlo :/ ademas de que siente horrible que lo hagan...
    No te preocupes y no quiero quitarte tus fans solo quiero tener algunos, nose como ustedes le hicieron para conseguir tantos haha bueno escribiendo re lindo!!! :DD tienen hermosos personajes!!! :DD
    Bueno ammm.... saludos y besos!!!! estare al tanto de su nove :)

    ResponderEliminar
  19. Raquella!!! gracias x todo :) y bueno.. escribes hermoso!
    tienes un lindo blog y te envidio hahahaha xDD
    ¿Como le hiciste para tener tantos visitantes? :)
    saluditos desde mexico!!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Daniela! Te comenté en tu blog un par de veces, no tienes que envidiarme, ¡tus novelas son geniales! :D Un besazo preciosa :3

      Eliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

¡Anímate a poner un comentario! Deja tu opinión sin faltar al respeto y sin insultar. Tu participación es muy importante. ¡Muchas gracias por comentar!