domingo, 3 de marzo de 2013

63- Eventos

Aly y Harumi habían dejado de jugar a la Wii, y ambas veían episodios de Naruto en la televisión, mientras comían palomitas con aroma de mantequilla. De repente, el teléfono de Harumi sonó.

-¿Diga?- preguntó mientras se lo pegaba al oído.-Ah, kon'nichiwa, otōsan...- Harumi se levantó del sofá dispuesta a hablar con su padre por teléfono.

Mientras, Aly aprovechó para coger el bol de palomitas entero para ella sola. Empezó a comer gustosamente mientras seguía viendo Naruto en la tele, cuándo su teléfono vibró.

-¡Oh, qué susto...!- dijo, hablando sola. Abrió el mensaje. Era de Louis.

De: Louis. Para: Aly. Hora: 16:58
Mensaje: hola, Aly. stamos n los ensayos. ke tal todo? bsos

Aly sonrió al leer el mensaje. Agradecía muchísimo el apoyo de sus amigos en aquél momento tan difícil por el que estaba pasando con Niall. Le respondió:

De: Aly. Para: Louis. Hora: 16:58
Mensaje: Bueno, he estado mejor. ¿Cómo va todo X ahí?

De: Louis. Para: Aly. Hora: 16:59
Mensaje: el ensayo va bien pro Niall sigue stando raro. los chicos y yo intentaremos todo lo posible, t lo prometo ;)

De: Aly. Para: Louis. Hora: 16:59
Mensaje: Gracias, sois geniales <3

De: Louis. Para: Aly. Hora: 16:59
Mensaje: ya lo sabemos!!!!! :D

De: Aly. Para: Louis. Hora: 16:59
Mensaje: Ehm... ¿Louis?

De: Louis. Para: Aly. Hora: 17:00
Mensaje: perdon, ha sido Harry ke me habia kitado el movil ¬¬

De: Aly. Para: Louis. Hora: 17:00
Mensaje: ¡Jajajajajja! XD Bueno, os dejo ensayar tranquilos.

Louis se guardó el móvil en el bolsillo y cogió su micrófono. Le pidió a los otros chicos que se pusieran en posición sobre el escenario con un gesto. Estaban solos sobre el escenario, sólo les acompañaba una persona más, su mánager. Todo estaba totalmente vacío y silencioso. Ante ellos se abría la vacía y gigantesca pista de baile, la cuál estaría llena de fans suyos en un par de días.

-Vale, chicos, vamos con Gotta Be You.- indicó Louis.

Los cinco se alinearon, Liam en medio ya que era el que empezaba a cantar. Louis miró al mánager de la banda, que estaba oculto tras una de las cortinas, y le hizo un gesto con la cabeza. Éste al captar el gesto, pulsó el botón "Play" de un mando a distancia y por los altavoces empezó a sonar la versión instrumental de Gotta Be You. Cruzó los brazos y miró a sus chicos.

-Girl I see it in your eyes, you're disappointed, 'cause I'm the foolish one that you anoited with your heart... I tore it apart, and girl what a mess I made upon your innocence, and no woman in the world deserves this, but here I am, asking you for one more chance...- empezó a cantar Liam con voz melodiosa.

-Can we fall, one more time?- añadió Harry.-Stop the tape, and rewind... Oh and if you walk away I know I'll fade 'cause there's nobody else.-

-It's gotta be you...- cantaron los cinco a coro.-Only you... It's got to be you... Oh, only you...-

Zayn miró a Niall cómo animándole a que "fuera él," ya que para éso la letra de la canción indicaba "tienes que ser tú." Pero Niall bajó la mirada.

-Now girl I hear it in your voice and how it trembles...- cantó Liam.-When you speak to me I don't resemble who I was...- los demás unieron sus voces.-You've almost had enough... And your actions speak louder than words, and you're about to break from all you've heard, don't be scared I ain't going no where.-

-I'll be here, by your side...- cantó Zayn. Los otros cuatro también cantaron con él.-No more fears, no more crying...- Niall estaba llorando.-But if you walk away, I know I'll fade, 'cause there's nobody else.-

-It's gotta be you...- cantó solo Harry. Los demás también se unieron.-Only you...- se callaron y cantó sólo Niall, con voz temblorosa.-It's got to be you... Oh, only you...-

Miró a sus amigos, enfadado, cómo preguntándoles por qué le habían dejado cantando solo ésas dos últimas frases. Ninguno de ellos respondió y Zayn se limitó a seguir cantando su parte:

-Oh girl, can we try one more, one more time? One more, one more, can we try, one more, one more time, I'll make it better.- miró a Niall, animándole a que cantara con él.

El rubio se secó las lágrimas con disimulo y cantó con Zayn, sus dos voces resonando sobre la música.

-One more, one more, can we try? One more, one more, can we try one more time to make it all better?-

-'Cause it's gotta be you.- exclamó Harry con un hilo de voz suave.-It's gotta be you... Oh, only you... Only you...-

Los cinco cantaron al unísono:

-It's gotta be you... Only you... It's got to be you... Oh, only you...-

La música se acabó. Era curioso lo que acababan de hacer, comunicándose a través de la letra de la canción. Nadie se daba cuenta, pero cuándo tenían problemas personales, lo hacían durante cada concierto, si la letra encajaba con lo sucedido. Era una conexión especial que tenían los cinco.

-Gran ensayo, chicos.- los sobresaltó la voz de su mánager desde uno de los laterales del escenario.

-Gracias.- se limitó a decir Harry.

El mánager se fue. Niall se dirigió al borde del escenario y se sentó, sus piernas colgando. Louis y Zayn llegaron y se sentaron junto a él, uno a cada lado.

-Venga, Niall, ahora sí que debes hablar.- le dijo Louis.-Acabamos de hacer una "Conexión Direction," y ya sabes lo importantes que son para nosotros cinco durante los conciertos.-

-Ahora no puedes negarte.- añadió Zayn.

Niall miraba al suelo y suspiró. Decidiendo no comerse más la cabeza saltó y aterrizó de pie en el suelo.

-Chicos, creo que aún es un poco pronto para deciros lo que ocurre.- comentó girándose para mirar a sus cuatro amigos.

-¿A qué te refieres?- preguntó Liam frunciendo el ceño.

-Todo ésto se debe a algo que... Me ha pasado hoy, hoy mismo. Y no me siento seguro del todo.Quizás otro día os dé algo de información sobre lo que está ocurriendo.-

Bueno, éso era algo, pensaron los chicos. Decidieron respetar la decisión de Niall (y a Niall) y regresar a sus casas con total normalidad. Dos días después era el tan esperado concierto.

Aly también regresaba a su casa. Abrió la puerta de su hogar y el sonido de la tele la sobresaltó. Cindy estaba viendo Bob Esponja a todo volumen y la musiquita de fondo a tal volumen reventaba los oídos.

-¡¿QUIÉN VIVE EN LA PIÑA DEBAJO DEL MAR?!- se oía fuertemente por la tele.

-¡Cindy, oye, Cindyyy, oye Cindy, CINDY!- gritó Aly enfadada mientras se tapaba los oídos.-¡Baja el volumen, coooño!- cogió el mando y le quitó cómo veinte puntos de volumen.

-¡Oye! ¡Que necesito oír la tele!- exclamó Cindy enfadada.

-¡Tenías cuarenta y cinco rayas de volumen!- se enfadó Aly.

-Porque dicen que es bueno escuchar bien lo que pasa a nuestro alrededor.- respondió la niña.

Aly se estampó la cara en la mano y se la restregó por toda la cara. Acto seguido miró a Cindy.

-A veces dudo de si te haces la tonta o de si realmente lo eres, hermanita.- dijo sacudiendo la cabeza.

Cindy se cruzó de brazos, enfadada.

-Pasado mañana One Direction da un concierto épico aquí.- informó Aly.

-¿Sí? Méh, pues yo pienso ir a dormir a casa de Jessa. Ya los conocí mucho en la cena de Nochebuena.- dijo Cindy.

-¿No te gustaría volverte a encontrar con Harry?- preguntó Aly sonriendo.

-Me gustó gastar bromas con él, pero si no hay gente alrededor nos aburriremos. Es muy bueno gastando bromas. Me cae genial. Y sí, me gustaría verlo de nuevo. Me dijo que si yo fuera un poco más mayor saldría conmigo.-

-Uh, éso es un piropo en toda regla.- Aly le guiñó un ojo a Cindy.

-No apoyes la pedofilia, hermanita.- bromeó Cindy.

Aly le revolvió los cortos cabellos rubios a su hermana menor.

-No apoyo nada. Sólo las campañas contra el maltrato animal.-

Cindy le sacó la lengua.

-Ni siquiera me apoyas a mí cuándo he de hacer deberes y nunca estoy motivada.-

-Cindy, tu nunca estás motivada para nada.- rió Aly.

-Mmmm... Es cierto.- Cindy también rió.

~~~

Salía el sol en la ciudad y el instituto de Blue Moon High estaba lleno de estudiantes. Sin embargo, Niall faltaba, cómo había dicho que haría el día anterior. Llamaron al timbre de su mansión repetidamente. Él, que estaba en la cama durmiendo, se levantó con dificultad y fue a abrir la puerta, despeinado y en pijama. Seguían llamando al timbre.

-¡Ya va! ¡Ya vaaa!- chilló, debido al dolor de cabeza que sentía.

Abrió la puerta, entrecerrando los ojos debido al sueño, y se encontró allí plantada a Trixie. Ésta agitó las manos.

-¡Holaaaaaaa! ¡Buenos días, bello durmiente!- exclamó dándole a Niall dos besos en las mejillas.

-¿Trixie? Trixie, son las nueve de la mañana. ¿Qué haces aquí?- preguntó el cantante, adormilado.

-¡Venir a visitarte! ¡¿No lo recuerdas?! ¡Ayer quedamos en que hoy te visitaría!- Trixie entró a la casa sin ser invitada, con paso ligero.

-Sí, pero dijiste que vendrías a las once.- protestó Niall cerrando a puerta.

-¡Te has acordado de la hora! Oh, ¡pero qué mono! ¡Vaya detalle, que te acuerdes de la hora a la que quedamos!-

-Sí, sí, pero dime, ¿por qué razón vienes dos horas antes?-

-¡Por que he traído el triple de álbumes de fotos!- chilló Trixie, entusiasmada y dando saltitos, haciendo que sus suaves cabellos lisos y castaños se agitaran.-Además, así podemos desayunar juntos.-

-¿Desayunar jun...?-

-He traído pollo de Nando's para luego.- lo interrumpió Trixie, alegremente.

La cara de Niall se iluminó por un instante. Se frotó los ojos para retirarse las lagañas.

-Vaya, muchas gracias, Trixie, pero no era necesario.-

-¡YYY, hoy te voy a hacer magdalenitas! ¡De chocolate, claro! ¡Sé que te encantan!- añadió la chica.

-¿De dónde sacas tanta energía por la mañana?- bromeó Niall.

-¡De la felicidad que siento por volver a verte!- Trixie se colgó del cuello de Niall, estrangulándolo.-Además, también tengo muchas ganas de ver a los chicos.-

-Pero ¿ellos lo saben?- preguntó Niall.

-¡No! ¡De éso se trata, es una visita sorpresa!- chilló ella, desconociendo que los chicos sí lo sabían por cortesía de Cher Lloyd.

-Bueno, y... ¿Cuánto tiempo te vas a quedar?-

-¡El que haga falta para recuperar el tiempo perdido!- exclamó la alegre Trixie.-¿Por qué? ¿No te gusta que esté aquí?- se desilusionó.

-¡No, no es éso!- se apresuró a decir Niall, mintiendo levemente para no hacer daño a Trixie.-Es sólo que si estás mucho tiempo pues claro, los del hotel se preguntarán, "¿qué ocurre con ésta chica?" y tal, no me gustaría que te metieras en problemas.-

-Tranquilo, lo tengo todo controlado. No estoy en ningún hotel sino en casa de unos tíos que tengo.- declaró Trixie con orgullo.

-Ah.- Niall sintió que se desplomaba.

-¡Qué feliz estoy! ¡Aún no me puedo creer que os vaya a ver de nuevo! Bueno, a los chicos, porque a ti ya te he visto.- gritó Trixie dando saltitos.

-Bueno, ¿vemos los álbumes o no?- preguntó Niall aún un poco adormilado, deseando empezar cuánto antes para que así Trixie se fuera más pronto.

A la joven se le iluminó la cara.

-¡Claro! Están todos llenitos de fotos nuestras en Londres.- dijo.-Por cierto, pasado mañana dáis un concierto, ¿verdad?-

-Sí, así es.-

-¡Guay! ¡Pues iré a animaros! Seguro que lo hacéis de maravilla, ¡cómo siempre!- iba exclamando Trixie.

-De hecho, ayer por la tarde estuvimos ensayando.-

-¡Qué duro trabajáis para llevar bien vuestra carrera! ¡Sóis tan monos!- Trixie le arregló el pelo a Niall.-Bueno, ¡vamos a ver los álbumes de fotos!- sonrió ampliamente.

Niall rodó los ojos y dejó que Trixie lo agarrara de la muñeca y lo arrastrara tras ella.

~~~

En Blue Moon High, los estudiantes comían y almorzaban en la cafetería, casi todos ellos tranquilos, notando que los días eran calmados para todo el mundo. Pero éso era incorrecto. El aura de tranquilidad y alegría del instituto no era más que algo superficial. Cada alumno, cada persona, iba con sus preocupaciones. Especialmente una chica rubia de ojos azules y sus cuatro mejores amigos.

-Eh, Harumi, pasado mañana es el concierto de los chicos. Yo iré. Tú también vendrás, ¿no?- comentó Aly.

-¡Claro que sí!- exclamó la joven japonesa, mientras, felizmente, cogía un racimo de uvas azuladas y se lo llevaba a la boca.

-Genial. Al menos no estaré sola frente a la adversidad.- suspiró Aly, mirándose las rodillas.

-¿A qué te refieres?- preguntó Harumi con la boca llena de uvas.

-A Niall.-

Harumi tragó con fuerza y miró a su amiga, muy seria.

-Lo mejor que puedes hacer es confiar en los chicos y en lo que te dijeron. No te preocupes, seguro que ésto tiene una explicación. No creo que Niall sea capaz de... De hacerte daño.- la animó su amiga.

-Ya lo sé, pero... No entiendo nada de lo que está pasando.- Aly mordió con pocas ganas su magdalena de chocolate con pepitas.

-Tranquila.- añadió Harumi.-Estoy segura de que los chicos harán todo lo posible por echarte una mano.-

-Éso ya lo sé.- asintió Aly, alegre.-Son unos cielos.-

Terminó la hora del almuerzo y Cher Lloyd se reunió con las dos amigas en la taquilla de Aly.

-Oíd, chicas, ya estoy planeando cosas para el taller de música de éste curso. ¿Ideas?-

-Hum... ¡Podrías incluir música japonesa!- le gritó Harumi a la cantante.

-Podría, podría.- Cher se rascó la barbilla. Luego se rascó la pelusa castaña de la mitad afeitada de su cabeza.-Gracias por la idea, Harumi.- se fue.

-¡Me encanta cuándo dice mi nombre!- Harumi rió histéricamente, chillando bajito.

Mientras, Harry guardaba sus cosas en su taquilla, cuándo algo lo agarró del cuello de la camisa y tiró de él hacia atrás. Harry, aterrorizado, se cogió con fuerza a la puerta de su taquilla, por un momento pensando que "Mamá," la protagonista de una película de terror que había visto anunciada, le estaba secuestrando. Giró la cabeza y distinguió a Brianna haciendo esfuerzos para tirar de él. De una sacudida se libró de las manos de la joven, aún abrazado a la puerta de la taquilla.

-¿Qué coño quieres?- exclamó con rencor y voz que al oído resultaba ligeramente graciosa.

-¡Tú eres alto! ¡Necesito la ayuda de alguien alto!- exclamó Brianna con actitud enfadada.

Harry se encasquetó una gorra con la visera a un lado de la cabeza, aplastándose los rizos castaños.

-¿Y si no quiero ayudarte?-

-Pues por éso te he intentado arrastrar. Me metiste en un lío con el tema de PewDiePie, es lo menos que puedes hacer.- la chica se cruzó de brazos.

Harry resopló con fuerza y cerró de un golpe la puerta de la taquilla, disponiéndose a seguir a Brianna. Ésta se dirigió a la biblioteca, aún con los brazos cruzados. Abrió la puerta y entró, Harry detrás de ella. La biblioteca estaba vacía. Brianna señaló una estantería.

-Necesito el libro de Química de la tercera evaluación. Y no llego.- dijo bajando el brazo.

-¿Cómo se piden las cosas?- bufó Harry irónicamente.

Brianna respiró hondo y miró a Harry con odio.

-Por favor.- gruñó entre dientes.

Harry, con el ceño fruncido, asintió levemente y se dirigió a la estantería. Se puso de puntillas y estiró una mano tratando de coger el libro que Brianna necesitaba. La joven se acercó a él, estirando la cabeza para ver si Harry cogía el libro correcto. 

-Sí, es ése, el que estás tocando ahora mismo.- dijo Brianna, poniendo sus pies de puntillas todo lo que podía. 

Harry cogió el libro y, acto seguido, perdió el equilibrio, cayéndose al suelo. Para no caerse, se agarró a un brazo de Brianna, y el joven cantante cayó de espaldas al suelo, arrastrando a Brianna, que cayó encima de él. Ambos se miraron a los ojos, mientras sus mejillas se sonrojaban a la vez. Se tomaron sus segundos para admirar lo atractivo que era el otro. Sus rostros estaban separados unos pocos centímetros, y las mejillas de ambos parecían dos hogueras de tan rojas que estaban. A ambos se les aceleró el corazón, mientras se miraban con los ojos muy abiertos.

-Bri-Brianna, ¿podrías quitarte de encima mía? Me siento muy incómodo...- masculló Harry tartamudeando y sintiendo que le ardían las mejillas.

-No quiero.- dijo Brianna firmemente.

Harry abrió la boca de par en par y sus mejillas se pusieron más rojas que nunca.

-¡¿Qué?! ¡¿Cómo que no quieres?!- exclamaba nervioso.-¡Brianna, por favor, quítate de enci...!-

-Shhh...- lo interrumpió Brianna acercando una mano a la frente de Harry.-No hables... Quieto... Hay un insecto en tu gorra.-

Harry estuvo a punto de explotar.

-¡¿Qué?! ¡¿Era éso?!- en otras circunstancias, habría gritado "¡Quítamelo, quítamelo!", pero ahora sólo podía sentir sus propias mejillas al rojo vivo, su corazón golpeándole en el pecho y un gran agradecimiento de que la biblioteca estuviera vacía.

Brianna juntó los dedos índice y pulgar, los colocó al lado del bichito que había posado en la gorra de Harry, y le propinó un golpe al separar con fuerza ambos dedos, mandando al insecto disparado hacia otra parte. 

-Ya está.- dijo en voz baja.-Te lo he quitado.-

Acto seguido se retiró de encima de Harry y se puso de rodillas en el suelo, alisándose la tela de los pantalones leggins vaqueros, mientras Harry se incorporaba, sentándose. El joven pudo apreciar que las mejillas de Brianna estaban tan rojas cómo las suyas.

-Ésto...- Brianna carraspeó, se volvió a alisar los pantalones y se puso de pie, recogiendo el libro que había caído al suelo.-Gracias por cogerme el libro.- se colocó el libro delante del pecho, lo abrazó y volvió a carraspear.-Adiós.-

Y ante la mirada de Harry, (que seguía sentado en el suelo, atónito), Brianna se dió la vuelta y salió de la biblioteca, dejando que el cantante admirara su lisa melena castaña oscura. Harry miró hacia adelante, se tocó las mejillas con ambas manos y luego volvió a apoyarlas en el suelo, sin querer levantarse. Se quedó allí, sentado, con el corazón latiéndole cómo un tambor. Aunque seguramente había sido del susto de la caída. ¿O, tal vez, por otra cosa...?

~~~

-No, Louis. ¡No quiero ir a casa de Niall! Y no puedes obligarme.- mascullaba Aly, mientras Louis tiraba de su brazo para arrastrarla hacia la limusina.

-Vaya que sí puedo. Venga, adentro.- la metió en la limusina, se sentó a su lado y cerró la puerta.

-¡Louis!- Aly pataleó.

-¡Tenéis que arreglar ésto cuánto antes! Ayer Liam nos dijo que lloraste en Central Park.- masculló Louis mientras la limusina se ponía en marcha.

-Louis, estoy muy nerviosa... Deja que me vaya a mi casa, por favor.- suplicó la rubia.

-Nop. Y tranquila, yo estaré contigo. Y también...- empezó a decir Louis.

Zayn asomó desde el asiento del copiloto.

-¡Ey, Aly!-

-¡Zayn! ¡Dile a Louis que me deje marchar!- la joven se cruzó de brazos.

-Lo siento, pero si lo hago, me confisca los espejos.- bromeó el cantante de pelo negro.

Aly gritó tanto que casi le revienta los tímpanos.

-¡ZAYN!-

-Tranquila, tranquila.- la calmó Zayn.-Sólo queremos que habléis un poco. Estaremos con vosotros, no os dejaremos a solas.-

Aly pataleó de nuevo en el suelo de la limusina.

-¡Que me dejéis machar!- chilló.

-No, Aly.- dijo Louis mirándola a los ojos.-Haznos caso, ¿vale? Si no nos ayudas a ayudarte, estamos perdidos. Tienes que tranquilizarte e intentar hablar con Niall, nosotros también lo haremos, ¿de acuerdo?-

Aly suspiró y se cruzó de brazos. Zayn se levantó del asiento del copiloto y se sentó al otro lado de Aly, rodeándola con un brazo.

-Eres nuestra amiga, A. Y Niall también lo es. Queremos ayudaros a arreglar ésto.- dijo el cantante.

-No me llames A.- bufó Aly.

-Vale, vale, tranquila.- Zayn se apartó de ella.-Pero por favor, intenta hablar con él. Louis y yo también haremos que intente entrar en razón y decirnos qué pasa.-

-Supongo que...- Aly resopló y suspiró en ése orden.-Podría intentarlo. Pero... Me ha hecho mucho daño.-

-Ya lo sabemos. Pero él ayer estaba llorando en el recreo, cuándo tú te fuiste.- comentó Louis.

Aly lo miró.

-¿En serio?-

-Sí.- asintió Louis.-Así que ya pudimos notar que algo raro estaba pasando.-

Aly tensó los hombros.

-No quiero hablar más. Avisadme cuándo hayamos llegado.- zanjó, apoyando su cabeza en uno de los hombros de Louis, y, aún con los brazos cruzados, cerró los ojos.

Louis y Zayn se miraron y luego suspiraron.
Poco después la limusina se detuvo frente a la mansión de Niall. Louis zarandeó suavemente a Aly para despertarla aunque ésta en realidad no había dormido. Los tres salieron del vehículo, fueron hacia la casa y antes de llamar al timbre la puerta se abrió y salió Greg, el hermano mayor de Niall.

-Ey, Greg.- lo saludó Zayn.

-¿Qué pasa tíos? Voy a casa de mi novia. Os veo pasado mañana en el concierto.- respondió mientras bajaba los escalones. Louis y Zayn le dijeron adiós con la mano antes de entrar a la casa con Aly.

Una vez dentro, los tres fueron hacia el salón y vieron a Niall sentado junto a Trixie en un sofá, mientras ésta sostenía un álbum de fotos y Niall masticaba un trozo de pollo de Nando's que sostenía en una de sus manos, mientras miraba el álbum con Trixie.

-Qué buenos ratos hemos pasado, ¿eh?- sonrió Trixie, pasando una de las páginas del álbum.

Aly abrió los ojos cómo platos y se giró, pero apenas dio tres pasos para salir de allí, Zayn echó su mano hacia atrás y agarró a Aly del brazo, obligándola a permanecer ahí. Aly volvió a girarse para ver, de nuevo, a Niall y Trixie sentados juntos en el sofá. Al notar una presencia, Niall alzó la cabeza y vió a sus dos amigos y a la chica que amaba. Se quedó con la boca medio abierta y apenas logró hablar.

-Ho-hola.- dijo muy bajito.

Trixie también alzó la mirada y emitió un gritito.

-¡Aaaaaaaah! ¡Sóis vosotros!- exclamó emocionada. Se levantó del sofá y se dirigió corriendo hacia Lousi, Zayn y Aly.

-¿Trixie?- preguntó Zayn algo estupefacto. Él y Louis, Liam y Harry ya sabían que Trixie iba a venir a Nueva York, pero no que ya estaría en casa de Niall.

-¡Me alegro tanto de veros! ¡Hola, Louis!- besó en ambas mejillas a Louis.-¡Zayn!- besó en ambas mejillas a Zayn y se detuvo frente a Aly.-¡Anda, hola! Me llamo Trixie. ¿Y tú?- le tendió una mano, esbozando la mejor de sus sonrisas.

-A-Aly.- Aly apenas alzó el brazo y Trixie le estrechó la mano con energía.

-¡Bonito apodo! ¿Es diminutivo de algún nombre?- preguntó.

-Alyson.- respondió la rubia.

-¡Oh, me encanta!- Trixie dió saltitos.-¿También eres amiga de los chicos?- preguntó a voces.

-Sí...- murmuró Aly.

-¡Qué bien! ¡He traído pollo de Nando's! ¡Quedaos los tres aquí! ¡Estamos mirando álbumes de fotos!- propuso Trixie.

-Tal vez otro día.- Louis retrocedió.-Hoy tenemos prisa, mejor nos vamos ya.-

-Nos alegramos mucho de verte, Trixie.- inquirió Zayn.

Niall no apartaba la vista de Aly.

-¿Tan pronto os váis? Bueno, vale... ¡Un placer haberos visto!- gritó la joven de cabello castaño. Volvió al sofá dando saltitos y se sentó junto a Niall, quién seguía absorto en sus pensamientos.

Mientras tanto, Zayn, Aly y Louis se dirigían a la salida, los dos cantantes con una mano en cada hombro de Aly. Ésta iba cabizbaja.

-Cambio de planes. Nada de hablar con Niall.- masculló Louis.

Los tres entraron en la limusina. Aly se dejó caer, devastada, en el asiento acolchado del vehículo. Las comisuras de su boca colgaban hacia abajo. Zayn y Louis se sentaron junto a ella.

-¿Quién era ésa chica?- preguntó Aly mirando a Zayn con inocencia.

-Una... amiga. Una amiga nuestra.- respondió éste.

Louis se frotó un ojo, nervioso, tratando de no temerse lo peor. Miró a Aly.

-Sí, una amiga.- añadió poniendo mucho énfasis en la palabra "amiga."-Éso es lo que es. Una amiga nuestra. Nada más.-

-Por lo que ha dicho, parece ser que ha vivido muy buenos ratos junto a Niall.- masculló la chica rubia con voz monótona y triste.

-Lo sentimos, Aly.- dijo Zayn con sinceridad.-No deberíamos haberte traído.-

-Nosotros ya sabíamos que Trixie iba a presentarse aquí, en Nueva York.- dijo Louis.-Porque a Zayn se lo dijo Cher Lloyd, ya que vió a Trixie en el aeropuerto. Pero no sabíamos que iba a estar hoy aquí, en casa de Niall.-

-Creéis que...- Aly miró a sus dos amigos.-¿Es ella la nueva novia de Niall?-

Louis volvió a frotarse un ojo. Zayn suspiró.

-No lo sé.- dijo éste último.

-Pero, cómo te prometimos, haremos todo lo que esté en nuestra mano para averiguar que está pasando aquí.- se apresuró a decir Louis mirando a Aly.

Ésta no dio señales de vida durante unos instantes.

-De acuerdo. Confío en vosotros.- dijo con un hilillo de voz.

Louis la abrazó y Zayn se unió al abrazo, mientras la limusina avanzaba con suavidad por la carretera.

-Llevadme a casa.- pidió la joven.-Por favor.-

-Claro.- asintió Louis.


Media hora después, Aly estaba en su cuarto, callada y entristecida, haciendo los deberes. Los acabó y lo guardó todo en su mochila, sintiendo un gran peso en el estómago. Luchando contra sus terribles ganas de llorar, bajó la mochila al salón y se sentó en el sofá junto a su madre, dispuesta a ver la tele.

El día siguiente transcurrió con normalidad, y por fin llegó el día del concierto. Había mucha agitación en la ciudad, ya que cientos de fans de la banda estaban preparándose para el concierto que tendría lugar aquella noche. Aly y Harumi estaban arreglándose en casa de ésta última para acudir al concierto. Y finalmente cogieron un taxi para dirigirse al estadio. Todo estaba lleno de gente y las dos amigas apenas podían pasar entra tantas Directioners y tantos Directioners Boys. Cuándo lograron entrar se acomodaron en las sillas que estaban colocadas cómo las de una sala de cine, cada fila de sillas un poco más arriba que la de delante. Las dos chicas se sentaron en una de las primeras filas y varios minutos después salieron al escenario los cinco chicos. Saludaron al público y empezaron a cantar What Makes You Beautiful. Al acabarla, cantaron Summer Love, y después fueron con Gotta Be You. Al acabarla cantaron Kiss You animadamente y con el público apoyándolos.

-And let me kiss you...- terminó de cantar Harry.

El público rompió en aplausos y exclamaciones, Aly y Harumi entre la multitud también aplaudían con fuerza y sonreían ante la gran actuación del grupo.

-¡Gracias a todos por haber venido!- exclamó Liam.

-Ahora para cerrar la actuación cantaremos Live While We're Young, esperamos que os lo hayáis pasado bien.- empezó a decir Harry con el micrófono ante la boca.

Desde algún punto alto se oyó la voz de Trixie gritar a pleno pulmón:

-¡Chicos, sóis los mejores! ¡Yujuuuuu! ¡¡Os adoro!! ¡¡¡Viva Niall!!!-
Narry_singing_large

Algunas personas se giraron para intentar ver quién había gritado éso. Niall alzó la vista, frunciendo el ceño, y miró a Trixie enfadadísimo mientras Harry seguía hablando por el micrófono.

-Os agradecemos de verdad que hayáis venido y vuestro apoyo incondicional. ¡Sóis los mejores!-

El público aplaudió de nuevo. Aly había enterrado la cara entre las manos al oír la voz de Trixie pero había procurado no pensar en ello y disimular. Los cinco chicos empezaron a cantar Live While We're Young y al acabar recibieron aplausos ensordecedores y la gente empezó a irse. Cuándo Niall buscó a Trixie para preguntarle por qué le había dejado en evidencia de tal modo, descubrió que ella ya se había ido. Era miércoles y el viernes era el cumpleaños de Harry. Sus amigos tenían que terminar de organizar la fiesta, y además, el sábado era la pijamada en casa de Liam.

Todos se dirigieron a sus hogares y esperaron a que el día siguiente llegara, tras una noche tranquila para algunos y movidas para otros. Por ejemplo, Harry no podía dejar de dar vueltas en su cama, pensando en el accidente ocurrido aquél día con Brianna. Niall tampoco podía dormir, y en su cama, se levantó, cogió el vaso de agua que tenía sobre la mesita, y bebió un poco, tratando de calmarse. No podía dejar de pensar en la expresión de Aly al ver a Trixie viendo un álbum de fotos junto a él, ni en los gritos de fangirl que había pegado Trixie en el concierto. Y Aly también estaba en su cama dando vueltas y más vueltas, sin poder dormir debido a todo lo ocurrido ése día.

El jueves en el instituto todos los profesores y la invitada de Cher preparaban los talleres, ésta última ocupándose del de música. Todos los alumnos hablaban de los talleres a los cuáles pensaban apuntarse. Al día siguiente, viernes, estarían listos.

Por fin, llegó el viernes, y con él, el cumpleaños de Harry. El 1 de febrero Harry entró en el instituto rodeado de fans que le daban las felicidades y varios regalos. El cantante, ahora con 19 años, agradeció a todos los regalos y entró en su respectiva clase.
Aly y Harumi estaban en su aula, cuándo el profesor Wendel entró, acompañado de Cher Lloyd.

-Atención, alumnos.- pidió el profesor.-La señorita Lloyd y yo queremos comunicarles que ya están abiertos los talleres optativos del resto del curso. En los pasillos encontraréis varios tablones, así no se acumularán todos los alumnos frente a un mismo tablón.-

Todos los alumnos de la clase rieron. Cher anunció:

-Yo seré la tutora invitada del taller de música. Si os apuntáis a ése taller, podréis contar con mi apoyo e instrucciones para cumplir vuestro sueño.- dijo dulcemente encogiéndose de un hombro.

Todos los alumnos aplaudieron y al llegar el recreo, las dos amigas fueron hacia uno de los tablones.

-¿A qué te quieres apuntar?- preguntó Harumi.

-Yo al taller de Cerámica. Tiene que ser guay éso de hacer figuritas de arcilla, ¿eh?- rió Aly.-¿Y tú? ¿A qué te quieres apuntar?-

-A Teatro.- sonrió Harumi inocentemente.

Aly la miró extrañada. Ambas caminaron por el pasillo hasta detenerse enfrente al tablón. Las dos amigas leyeron los talleres: estaban el de Arte, Teatro, Cerámica, Música, Poesía y Deporte.

-¡Chachi!- gritó Harumi dando saltitos al ver que el de Teatro no estaba demasiado lleno. De lo contrario no la podrían haber apuntado. Se sacó su boli del bolsillo del pantalón y empezó a escribir su nombre en la zona en la que ponía "Teatro."

-¡Alyson!- se oyó la voz de Brianna detrás de ellas.

Ambas se giraron. Harumi volvió a la tarea de escribir su nombre en la casilla de Teatro.

-¿Qué quieres, Brianna?- preguntó Aly cruzándose de brazos.

-Hablar contigo un momento.- los ojos verdes de Brianna se desplazaron de un lado a otro.

Aly bufó para retirarse un mechón de pelo rubio de la cara.

-Harumi, apúntame en Cerámica, te veo luego en la cafetería.- le dijo a su amiga.

Harumi asintió y Aly se fue con Brianna. Harumi fue a apuntar el nombre de Aly cuándo notó que sobre el tablón, en la pared, había una pequeña araña. Asustada, dió un gritito y un salto hacia atrás, y, sin apartar la mirada de la arañita, apuntó el nombre de Aly, aunque sin ver bien dónde lo escribía. Se guardó el boli en un bolsillo del pantalón y salió corriendo.

En otra área, Brianna y Aly se detuvieron.

-Oye... ¿Es cierto que es hoy el cumpleaños de Harry?- preguntó Brianna.

-Sí. ¿Por?-

-Por nada. Tú sólo...- Brianna carraspeó.-Sólo quiero... En fin, que le des las felicidades de mi parte.- se giró y se fue dando pisotones.

Aly frunció el ceño y se giró lentamente.

-Vaaaaleee...- murmuró, extrañada. Sacudió la cabeza para librarse de cualquier pensamiento y se dirigió hacia la cafetería.

Brianna se acercó a su respectiva taquilla y sacó su bolso, colgándoselo al hombro. Estaba sonrojada. Y es que a ella también le quedaba aún el "trauma" del pequeño accidente que tuvo el otro día con Harry en la biblioteca.

Cuándo por fin se acabó la jornada, todos los alumnos salieron, felices de que era viernes y disponían de un fin de semana para descansar y pasarlo bien. Harry salió del instituto tras abrazar a varias fans y recoger algunos regalos más, y se subió él sólo en la limusina, sin saber que Louis le había pedido al conductor que diera numerosas vueltas por la ciudad. Mientras tanto, en la casa de Harry, Anne y Gemma esperaban a que Louis, Niall, Zayn, Liam, Aly y Harumi llegaran. Cuándo éstos por fin aparecieron (habían venido apretujados en el coche de Louis) salieron a trompicones del vehículo y corrieron hacia la casa de Harry, dónde Anne y Gemma les esperaban con los brazos abiertos.

-¡Por fin llegáis!- exclamó Gemma mientras Aly se lanzaba a darle un abrazo.

-¡Vamos, vamos! Tenemos que decorar la casa e ir a recoger a los gatos.- decía Anne, emocionada por el decimonoveno cumpleaños de su hijo.

-Tranquila, Anne, tenemos tiempo.- la calmó Louis.-Le he dicho al conductor de la limusina que dé vueltas por toda la ciudad, así que vamos bien.-

Enseguida entraron todos, Niall y Aly muy separados y cabizbajos, pero pese a todo sonrientes porque era el cumpleaños de un amigo. Cher Lloyd tenía que llegar pronto, ya que era también una invitada a la fiesta. Enseguida Niall y Liam se dirigieron a la cocina para preparar bocadillos y cosas para picar, mientras que Zayn y Gemma empezaron a inflar globos y a ponerlos por toda la casa. Louis se subió a su coche con Harumi y Anne, y los tres fueron a un centro gatuno dónde los dueños daban gatitos en adopción. Aly puso guirnaldas de colores por las paredes y muebles.

-Aly, Aly.- la llamó Zayn.

La rubia, que estaba colgando una guirnalda en una estantería, se giró.

-¿Hm?-

-Ayúdanos con los globos.- suplicó Zayn; Gemma y él tenían los rostros azules y les costaba respirar, ya que habían inflado muchísimos globos.

Aly rió y fue a ayudarlos. En la cocina, Niall y Liam lo tenían todo perdido, habían hecho galletas, bocadillos y en aquél momento preparaban la masa de una tarta. Niall tenía masa amarilla en la nariz y un poco en la barbilla.

-Niall...- dijo Liam.-¿Cuándo piensas decirnos lo que ocurre? ¿Es verdad que estás saliendo con otra chica?-

Niall suspiró. No había nadie más que ellos dos en la cocina, pero... No quería arriesgarse. Estaba muy asustado.

-¿Tal vez ésa chica es Trixie?- insistió Liam.

Niall sacudió la cabeza.

-Liam, hoy no podemos hablar de éso, es el cumpleaños de Harry. Hoy el protagonista debe ser él, no yo. Hazme caso.- dijo.

Liam se cruzó de brazos.

-Muy bien, pero mañana en mi fiesta de pijamas quiero aclaraciones.- dijo severamente.

Varios minutos después en la casa entraron Louis, Harumi y Anne. Cada uno llevaba cuatro gatitos pequeños en brazos y por el suelo trotaban siete gatos más, siguiéndolos hasta el interior de la casa. Así que, en total habían traído 19 mininos a la casa, 19 cómo los años que cumplía Harry ése día. Segundos después llegó Cher Lloyd, vestida con pantalones leggins negros con cuadrados rosas fluorescentes, camiseta negra de manga corta con chispas multicolor estampadas, y chaqueta sin mangas vaquera. Llevaba botines rosas fluorescentes del mismo color que los cuadraditos de su pantalón, y cómo no podía faltar, su pelo castaño y ondulado suelto con una mitad de la cabeza afeitada. Llamó al timbre de la mansión repetidamente, impaciente. Gemma corrió a abrirle la puerta y la recibió con un abrazo.

-¡Chicos, ya ha llegado Cher!- gritó al soltar del abrazo a la cantante.

-¡Genial!- dijo Anne acercándose a su hija y a Cher, que estaban en la puerta.-Ahora podrás ayudarnos con la decoración mientras Gemma empieza a prepararse.-

Un gato gris de ojos verdes se acercó y se restregó contra las piernas de Cher.

-¡Claro que os ayudaré!- exclamó la cantante agachándose y cogiendo en brazos al gato.-¿Cuántos gatos habéis traído?-

-19 gatos, cómo los años que cumple mi hermano.- dijo Gemma.

-¡¿19 GA...?!- Cher se interrumpió a sí misma, abriendo del todo sus ojos marrones. Se mordió el labio inferior, sacudiendo la cabeza.

-Vamos, Gem, ve a prepararte.- le dijo Anne a su hija mientras le daba un suave toquecito con la mano en el codo. La joven chica subió los escalones rápidamente y se encerró en su cuarto.

Anne fue a la cocina a ayudar a Niall y Liam. Cher se presentó en el salón, dónde Zayn y Aly seguían inflando globos. Harumi colgaba un globo amarillo de la pared.

-¡Hola chicos!- chilló la cantante.

-¡Cher! ¿Qué tal?- gritó Zayn casi sin aire.

-¡Bien! ¿Os echo una mano?- preguntó Cher dejando con suavidad al gato grisáceo en el suelo y acercándose a Aly y Zayn. Ambos estaban sentados en el sofá y entre ellos dos reposaba una bolsa llena de globos desinflados. Aly sacó un globo rojo de la bolsa y se lo llevó a la boca.

-Nos vendría bastante bien, sí.- dijo antes de empezar a inflar el globo.

-Chachi. ¿Qué tal, Harumi?- comentó Cher sacando un globo verde de la bolsa.

-¡Pues aquí, colgando globos!- contestó la japonesa, de puntillas ante la pared y con el globo amarillo en lo alto de las manos.

Cher se rió y empezó a inflar el globo verde que tenía en las manos. Acto seguido el timbre sonó y Louis salió disparado de uno de los baños dispuesto a abrir. Entraron Melanie, Eleanor y Greg. Louis chocó los puños con Greg.

-Tu hermano está en la cocina con Liam y Anne cocinando.- le dijo Louis a Greg.

Éste asintió y se fue dispuesto a buscar a Niall. Louis besó a Eleanor en los labios y acto seguido le dió dos besos a Melanie en las mejillas.

-Liam está en la cocina con Niall y Anne.- le dijo a la modelo.

-Ah.- asintió Melanie, sonriendo.-Bueno, ahora iré a verle, pero hoy todos hemos venido por Harry.-

Los tres invitados entraron en el salón y saludaron. Eleanor ayudó a Zayn, Aly y Cher a inflar globos mientras que Melanie y Greg iban hacia la cocina. Greg abrazó a Niall para saludarlo.

-¿Qué tal, hermano?- preguntó Greg.

-Preparando tartas.- respondió Niall.-¿Nos ayudas?-

-Claro, sabes que me gusta la comida casi tanto cómo a ti.- rió Greg.

Melanie asomó detrás de Liam y le besó la mejilla. Éste se giró sorprendido y sonrió al verla.

-¡Melanie!-

-¡Hola, Li!- la joven de cabello castaño abrazó a Liam. Acto seguido ella y Greg saludaron a Anne Cox dándole dos besos en las mejillas. Anne salió de la cocina.

-Eleanor, ¿vendrán las hermanas de Louis?- preguntó mirando a la joven.

-Oh, sí, ¿por qué?- respondió Eleanor, atando un globo azul.

-Creía que las ibas a traer tú.- dijo Anne ayudando a Harumi a colgar un globo color naranja.

-No, las traerá su madre.- Eleanor dejó caer el globo y cogió uno rosa de la bolsita.

-Ah.- asintió Anne.-Voy a arreglarme, Gemma bajará en un momento.-

Subió los escalones mientras Cher inspiraba profundamente.

-¡Ésto marea! Paso de seguir inflando globos.- se quejó frotándose la mitad afeitada de su cabeza.

-Vamos Cher, un pequeño esfuerzo no matará a nadie.- dijo Aly.

-Totalmente de acuerdo.- bromeó Zayn.

Liam salió de la cocina con una bandeja. en la cuál había varios vasos de agua.

-¿Necesitáis un descansito?- preguntó.

-Gracias, Liam.- suspiró Eleanor. Se levantó el sofá y ella, Zayn y Aly se abalanzaron sobre Liam para beber agua.

En la cocina, Niall, Greg y Melanie seguían manchándolo todo de masa para tartas.

-Niall, tienes masa en la nariz.- le dijo su hermano.

-¿Eh?- Niall se frotó la nariz y se miró en un espejo de la cocina.-¡Oh!-

Melanie le tendió un trapo, el rubio lo cogió, se limpió la nariz y los tres rieron.


Mientras tanto, muy lejos de allí...

-Ryan, ¿por qué estamos dando tantas vueltas?- preguntó Harry sentado en la limusina, con uno de sus talones apoyado en la otra rodilla y las manos cruzadas tras la cabeza.

-Es un pequeño tour por la ciudad.- se inventó el hombre, ajustándose la gorra de chófer.-¿Verdad que la ciudad es preciosa?-

-Sí, pero yo quiero irme a mi casa ya. Tengo hambre, hoy no he merendado lo suficiente en el instituto.- se argumentó Harry.

-En breves momentos le llevaré, señor Styles, no se preocupe.- respondió el conductor impasiblemente.

-¡Ryan! ¡Llevamos una hora por las carreteras de la ciudad! Llévame a casa, por favor.- pidió Harry sentándose bien e inclinándose un poco hacia adelante, para dar más énfasis a sus súplicas.

Ryan detuvo la limusina en un semáforo en rojo y giró la cabeza para mirar a Harry, que estaba sentado en la parte de atrás de la larga limusina negra.

-Demos un par de vueltas más. Después le prometo que le llevaré a su casa.- trató de decir, intentando darle a los amigos de Harry más tiempo para preparar la fiesta.

Harry resopló y su espalda chocó contra el asiento acolchado.


En la mansión Styles, seguía el alboroto. Ya llegaba más gente y los gatos iban de un lado para otro. Uno de ellos explotó sin querer tres globos que había por el suelo con las zarpas, pero se sustituyeron por más globos. Las últimas invitadas en llegar fueron Johannah Tomlinson (la madre de Louis) y sus otras cuatro hijas. Las gemelas Daisy y Phoebe, hermanas más menores de Louis, abrazaron con mucha fuerza a Eleanor y acto seguido empezaron a jugar con los gatos. Toda la comida estaba lista y los invitados se arreglaban y se retocaban. Iba a ser una gran sorpresa para Harry. Louis le hizo una llamada perdida al chófer de la limusina. Éste la identificó enseguida: la llamada perdida significaba que todo estaba listo. Detuvo el coche en un paso de cebra,varias personas pasaron y le dijo a Harry.

-Ya vamos para su casa, señor Styles.-

-Bien, empezaba a pensar que ésto era un secuestro...- bufó Harry, un poco de mal humor. Le rugía el estómago y aún seguía un poco agitado por el contacto que tuvo con Brianna un par de días atrás.

La limusina se detuvo enfrente de la mansión de Harry. Ryan se giró y le dijo, sonriente:

-Bueno, pues aquí estamos, señor Styles. Entre usted a su casa. Ah, y por cierto, feliz cumpleaños.-

-Gracias Ryan.- Harry sonrió levemente y abrió la puerta de la limusina. Respiró hondo mientras caminaba, feliz de haber salido de la limusina después de haber estado una hora y media allí dentro.

Dando saltitos, se sacó la llave del bolsillo del pantalón y subió los escalones. Finalmente abrió la puerta. Todas las luces estaban apagadas. Se dirigió al salón, y de repente, las luces se encendieron, mientras el corazón le daba un vuelco y sus ojos verdes vieron a un montón de gente en mitad del salón, además de varios gatos.

-¡SORPRESA!- gritaron todas las personas a la vez.

Harry retrocedió asustado y sobresaltado, pero al fijarse en aquella fiesta organizada para él, sonrió ampliamente mientras le brillaban los ojos.

-¡Felices 19, hermanito!- chilló Gemma.

Ella y Anne fueron corriendo a abrazar al chico, que aún estaba estupefacto y con sonrisa de bobo.

-¡¿Habéis hecho ésto... para mí?!- exclamó el cantante, mirando a todos los invitados.

-¡Claro que sí, tonto!- exclamó Harumi.

-¿Te gusta?- preguntó Zayn acercándose y poniéndole a Harry una mano en el hombro.

-¡¿Qué si me gusta?!- Harry dió un bote tan alto que casi tocó el techo.-¡Estoy encantado!-

Todos aplaudieron y Harry fue abrazando uno por uno a todos los invitados.

-¡Cuánta gente!- gritó, asombrado, al terminar de dar abrazos. Se arrodilló en el suelo.-¡Y gatitos!-

Séis de los diecinueve gatos se acercaron a Harry. Éste los acarició, increíblemente feliz.

-¿A que son monos? ¡Los hemos recogido para que pasen todo el día de hoy aquí, en la fiesta!- exclamó Harumi.

-¡¿Cuántos gatos hay?!- exclamó Harry, tirándose boca arriba en el suelo y dejando que tres de los gatitos se le subieran al pecho y los otros tres jugaran a su alrededor.

-¡19 gatos! Porque cumples 19 años.- respondió Eleanor.

Harry reía y jugaba con los séis gatitos en el suelo. Luego buscó al resto de mininos, que estaban tras los sofás o en distintas áreas de la casa. Jugaba y corría cómo un niño pequeño.

-Así pues, ¿te gusta la fiesta?- preguntó Niall.

-¡Me encanta! ¡Qué detalle por vuestra parte! ¡Muchas gracias a todos, es mucho más de lo que podría haber querido!- chillaba el cantante de rizos castaños.

-Por cierto, fui yo la causa de que dieses tantas vueltas por Nueva York en la limusina.- pronunció Louis, acercándose a Harry y rodeándolo con un brazo.-Le pedí a Ryan que te llevara por toda la ciudad en la limusina, así nosotros tendríamos tiempo de organizarlo todo.-

Harry se rascó la frente.

-Estoy muy emocionado... ¡Qué pasada de sorpresa! ¡Gracias a todos, de verdad!-

-¡Qué empiece la fiesta!- vociferó Aly a todo pulmón.

Gemma pulsó un botón y en la radio empezó a sonar Kiss You a todo volumen. Todos empezaron a bailar en el salón, a comer, y a jugar con los gatos. Harry hablaba todo el rato con los invitados. Bailaron durante varios instantes y al acabar Kiss You, empezó a sonar We R Who We R de Ke$ha. Harry abrazó a su madre y a su hermana y siguió jugando con los gatitos. La fiesta duró varias horas.

-Y pensar lo que hay que hacer para hacerte feliz...- murmuró Zayn.-Mi fiesta de cumpleaños fue algo súper sencillo.-

-Con estar con todos vosotros ya me basta.- rió Harry, rodeando con un brazo el cuello de Aly y con otro el cuello de Louis.-Bueno, y con éstos fabulosos gatos.-

Todos rieron y siguieron disfrutando de la fiesta. Varias canciones después, Aly recordó lo de Brianna y agarró con suavidad a Harry de un brazo, llevándoselo a parte. Los dos estuvieron callados hasta llegar a un rincón de la sala.

-¿Qué pasa, Aly?- preguntó el cantante, que sostenía una magdalena de chocolate en una mano.

-Oye, ésto te sonará raro, pero... Brianna Stevenson me pidió que te diera las felicidades. Feliz cumpleaños, de su parte.- dijo Aly. Sintió ganas de preguntar si había ocurrido algo entre ellos dos tras lo de la mini-fiesta en el gimnasio, pero decidió no meterse y volvió con el resto de la gente a seguir bailando, justo a tiempo para que no notara que Harry se había sonrojado. El cantante dejó la magdalena sobre una mesita y se palpó las mejillas, tratando de hacer algo por dejar de ruborizarse. Sus mejillas estaban muy rojas con sólo pensar en Brianna y lo ocurrido con ella. ¿La odiaba? Sí, de éso estaba seguro. ¿O tal vez sólo se convencía de ello? Olvidándose del tema, procuró dejar de sonrojarse y volvió a unirse a la fiesta.
~~~

El sábado por el mediodía, después de haber comido, Liam estaba en su casa preparándolo todo para la pequeña fiesta de pijamas. Los únicos invitados iban a ser sus cuatro amigos y Aly, seguramente, así que no hacía falta preparar demasiadas cosas. Le mandó mensajes a los cinco para decirles que se presentaran en su casa a las siete ya que a ésa hora comenzaba la fiesta, diciéndoles que todos se trajeran pijama y cepillo de dientes. Estarían los séis sólos. Y quería tramar un plan para juntar a Aly y Niall. Pero sabía que aún estando a solas no se hablarían. Sólo reinaría la tensión y el silencio. Pero, ¿que podía perder por intentarlo? Ya se lo comentaría a Louis, Harry y Zayn. ¿Quién sabe qué cosas podrían ocurrir aquella noche en la fiesta de pijamas en casa de Liam?

25 comentarios:

  1. Me encanta tu historia, ademas primera en comentar aaaa!!!!!!!!!!!!
    eres increible bss
    Geniall!!!!
    :)

    ResponderEliminar
  2. Buenoo,hace mucho que no comento,pero la sigo leyendo.
    Hoy,estaba estudiando por que tengo una recuperación y me he puesto 5 minutos en el ordenador para ver cosas,y he visto que habías subido un capítulo,me he puesto súper feliz.
    Me ha encantado y con muchas ganas de el siguientee
    MUAAK!!!ERES LA AMA

    ResponderEliminar
  3. Me encantó el capitulo! En especial lo de Brianna y Harry, pues en el anterior capítulo te pedí que hagas que salgan juntos y bueno, para el próximo capítulo haz que Harry se de cuenta de que le gusta Brianna y se lo diga o algo plis! Me encanta tu novela, ¡¡¡Es la mejor novela del mundo!!!

    Besooooo grande desde México hasta España (¿eres de España, verdad?).

    -Mariiii

    ResponderEliminar
  4. me encanto!!
    esta re genial11
    eres muy buena en esto! ojala no la dejes!
    queria decirte que te apoyo en todas! bye!

    ResponderEliminar
  5. Ehiisss!

    I love it <3
    Siguela, que lo haces muy bieen y me haces reir un monton cuando lo leo.. asi que sigue asi !!!!

    Besicoos :D

    ResponderEliminar
  6. Dios, hacia mucho que no comentaba pero no dudes que la sigo leyendo y es perfecta!
    He empezado un blog (apenas hay una entrada) y me gustaria que si alguien lee esto, porfavor entre y me diga que le parece. Muchas gracias y sigue asi!
    http://mimundoyotrastonterias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Por favor sigue escribiendo,no aguanto mas!Necesito saber que pasa en la fiesta de pijamas,estoy nerviosaa.

    Intenta hacerlo para mañana por favor,tu novela es magnifica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria<3: EN CUANTO ANTES POR FAVOOOOOR!!!

      Eliminar
  8. ESTA BUENISIMA LA NOVEEEEE ME ENCANTAAAAAAAAAAA, PODES LEEER LA MIA??? ESTE ES EL LINK:

    http://volviendoacreerenelamor.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. OYOYOYOYOYOYOYO
    AMÉ LA ESCENA ENTRE HARRY Y BRIANNNA! :3
    Como nos estás haciendo sufrir con Aly y Niall :( me da mucha penita que no esten juntos! son tan cuquis >.<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SIIIIIIIIIIIIIIIIIIII HARRY Y BRIANNA!*---------------------*
      quiero más de esa parejita tan chistosa:(
      hazme feliz*-*
      HARRY Y BRIANNA<3
      que suceda algo entre ellos please!!! ):

      Eliminar
  10. ME ENCANTA ESTA HISTORIA Y ES MUY LARGA.MUCHISIMOS BESOS!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  11. he visto el blog de http://onedirectionspain1dfans.blogspot.com.es/ y es verdad te esta copiando y yo si fuera tu estaria super furiosa (como creo que estas ahora) pero animate y hazlo por ti y por las que somos tus lectoras seguro que quieres seguir escribiendo pero por ese pequeño bache no te eches abajo, anima esa cara y manos a la obra y...


    MUCHOS BESOSSSSSSSSSSSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  12. me encantoooo ojala q se descubra que paso con niall y quien es la que lo esta atormentando me encanta tu novela esta muy mona la sigo siempre sube otro capitulo pliss
    bye...

    ResponderEliminar
  13. Ayyyyyy, me encanta tu novelaaaaaaaa!! Siguiente ya! Es tan lsajgdañskgjfsadñfkjgdaskljgf
    PD: Yo también tengo una y me encantaría que la leyeses, si te apetece y no es mucha molestia podrias pasarte y decirme que te parece?
    Un besiiiitoooooooo <3

    ResponderEliminar
  14. Escribe más que es como mi droga la necesito jejeje (no me drogo eh) Kimberly

    ResponderEliminar
  15. hola!! me encanta tu blog!! cada dia lo miro para ver si has escrito más.
    pásate por mi blog (http://piecesofmylife6.blogspot.com.es/) y comentas, te haces segui...
    besitos wapa! :3

    ResponderEliminar
  16. a ver si la sigues poronto que no aguanto mas

    ResponderEliminar
  17. por favor sube ya el siguiente, no aguanto mas!!!!!!!!!!!!!!!!!
    bsss wapa

    ResponderEliminar
  18. yo no aguanto maaaaaaaaassss!!porfi sube el siguiente.bsss!!

    ResponderEliminar
  19. Jajaja, siento la tardanza chicas :'(
    MUCHAS GRCIAS A TODAS POR VUESTRO APOYO Y PACIENCIA <3 Sóis las mejores :) Os prometo que el capítulo 64 será bonito, intentaré tenerlo para hoy pero no dispongo de buena conexión a internet y cómo ya me ha ocurrido otras veces, mientras escribo la entrada no se guarda por la mala conexión y es estresante... Pero me daré toda la prisa que pueda ;P Abrazos para todas, siento la tardanza y gracias de nuevo por todo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquella,me encanta tu novela. Llevo una semana esperandola y me tengo que inventar como sigue en mi cabeza,estoy ansiosa.Espero que la termines para hoy-mañana por que amo esta novela.
      Enserio,sigue asi. Besos

      Eliminar
    2. no te preocupes hermosa, ya has podido publicar!!!! :D
      eso me molesta, lo que dices, te estresas escribiendo la novela y luego vienen personas descaradas y en tres clics te la copian... que sinvergüenzas hay por el mundo... la de patadas que les daba en la boca por copiarte.
      en fin, éste blog es el MEJOR!!!!!!!!!! IGUAL QUE ÉSTA NOVELA!!! VIVA ESTE BLOG!!! :D

      Eliminar
  20. Hola!! hay una página de Facebook que regala 2 entradas para el próximo concierto de Madrid de 1D. Os dejo el link: www.facebook.com/aegala el concurso está debajo de la foto de portada. Bye!!!

    ResponderEliminar

¡Anímate a poner un comentario! Deja tu opinión sin faltar al respeto y sin insultar. Tu participación es muy importante. ¡Muchas gracias por comentar!