martes, 20 de noviembre de 2012

54- Charlas

Aly llenó los pulmones de aire. Sabía que iba a destrozarle el corazón a Celine. Pero sería peor si se callaba, así que abrió la boca y dijo.

-Vale, resulta que Harry...-

Un grito ensordecedor proveniente del laboratorio sobresaltó a las dos hermosas chicas. La puerta del laboratorio se abrió de par en par y salió Mairi corriendo cómo alma que lleva el diablo, mientras sus cabellos pelirrojos se agitaban.

-¡Aaaaaaaaaaaahhhh! ¡Quitádmela de al lado! ¡Me persigue! ¡Aaaaaaaaahhh!- chillaba.

Aly y Celine abrieron los ojos un tanto estupefactas. Del laboratorio, salió una pequeña rana verde, dando botes y persiguiendo a Mairi. Tras el animalillo apareció Ronna, también saliendo del laboratorio a toda prisa.

-¡Mairi, no va a hacerte nada! ¡Es inofensiva!- vociferaba Ronna, corriendo detrás de la pequeña pero veloz rana.

-¡Medaigual, medaigual! ¡Atrápalaaa!- gritó Mairi, que seguía corriendo, encontrándose ya en la otra punta del pasillo.

-No sabía que Mairi le tuviera miedo a las ranas.- murmuró Celine con su vocecita.

-Ni yo.- dijo Aly encogiéndose de hombros.

-Dime, Aly, ¿qué ibas a decirme sobre Harry?-

-Oh.- Aly se rascó la nuca y carraspeó.-Ejem... Ésto... Me he olvidado.- mintió.

-¿Cómo?- preguntó Celine.

-¡Sí! Esque yo, soy muy despistada, jeje.- intentó disimular Aly, aunque por si no quedaba claro, es bastante pésima disimulando.

-¿Seguro que se te ha olvidado?- Celine clavó sus grandes ojos azules en los de Aly.

-Ésto...- Aly borró la sonrisa de su rostro y suspiró.-No.-

-Entonces dime, ¿qué es?-

Aly suspiró de nuevo y reunió el valor para hablar.

-Harry dijo...-

-¡Aparta, o nos pillará algún alumno!- gruñó una voz femenina en otro pasillo.

Celine y Aly giraron la cabeza y por una esquina aparecieron la profesora de música corriendo a paso ligero y el profesor de educación física persiguiéndola desesperadamente.

-¡Vamos, Mery, sólo un besito...!- dijo el profesor, que era bastante corpulento para impartir educación física. De hecho, de uno de los bolsillos de su pantalón sobresalía un Donut mordido.

-¡Que no, Cameron!- repuso la elegante profesora de música, de pelo negro por los hombros y vestida con un bonito vestido blanco de seda con flores estampadas.

Al ver a Celine y a Aly, los dos profesores se detuvieron en seco.

-Ésto...- masculló la profesora de música. Se giró y le dió un codazo al profesor en su gran barriga.-¡Te lo dije! ¡Fuera de aquí!-

El profesor de educación física se encogió de hombros, se dió media vuelta y echó a andar, mientras que la profesora de música, sonrojada, se apresuró a marcharse por otro camino. Aly y Celine, con la boca un tanto abierta, parpadearon de asombro.

-¿El profe de educación física y la profe de música están liados?- preguntó Aly resumidamente.

-Sí, éso parece.- dijo Celine soltando una leve risita.

Aly se giró para mirar a Celine.

-En fin... A ver si es cierto éso de que a la tercera va la vencida.- masculló.-He intentado hablarte dos veces y me han interrumpido.-

Celine sonrió levemente y asintió con la cabeza, señal de que escuchaba a Aly.

-Bueno, Harry...- Aly respiró hondo, en busca del valor necesario para decirle a su dulce amiga algo que le rompería el corazón pero que tendría que saber. Celine no podía vivir ilusionada pensando en que algún día Harry se fijaría en ella; necesitaba saber que éste sólo la veía cómo a una hermana pequeña. Cuánto antes lo supiera, antes lo superaría.

-¿Harry qué?- preguntó Celine, estaba un poco impaciente pero no lo demostró por educación.

-Harry...- Aly suspiró. Dejó caer la noticia, sin más.-Te ve cómo a una hermana pequeña. No está interesado en ti y seguramente nunca lo estará.- Aly cerró los ojos con fuerza mientras hablaba.

Se hizo el silencio. Aly abrió un ojo, esperando encontrarse con una Celine destrozada y triste, a punto de llorar. Miró a Celine, que seguía inmóvil. Aly notó cómo su propia frente sudaba y abrió el otro ojo.

-¿No dices nada?- preguntó, convencida de que Celine estaba hecha trizas.

Por el contrario, la guapa chica se encogió de hombros.

-¿Qué tendría que decir?- preguntó con su voz de niña pequeña.

-¿No...? ¿No estás triste?- Aly abrió un poco más de lo normal sus ojos, sorprendida.

-Bueno, podría estar mejor.- suspiró Celine.-Pero no estoy triste, ni mucho menos. ¿Por qué?-

-Yo... Estaba convencida de que...- Aly carraspeó.-Esque tú eres tan dulce, tan tímida, y tan frágil, que me esperaba que te echases a llorar.-

Celine rió levemente.

-¿Qué conseguiría con éso?-

-No lo entiendo.- dijo Aly encogiéndose de hombros.-¿No te molesta que el chico que te gusta, te vea sólo cómo a una adorable amiga?-

-¿Por qué me iba a molestar?-

-Porque Harry te gusta.-

-Sí, me gusta. Pero si yo sólo le gusto cómo amiga, ¿qué voy a hacer? ¿Llorar aún sabiendo que con éso no arreglaré nada?- Celine sonrió dulcemente.-No voy a enfadarme, no puedo enfadarme. El amor es algo que uno no puede elegir. No puedo estar triste por el hecho de que un chico no esté enamorado de mí.-

Aly estaba muy incrédula y sorprendida.

-Caray, Celine, yo... Yo me esperaba...-

-¿Otra reacción? Lo sé.- sonrió Celine.-Pero no puedo entristecerme ni enfadarme, él no tiene la culpa de no estar enamorado de mí y yo tampoco. Son cosas que pasan.-

-Pero esque... ¡Estoy alucinando! Voy con miedo a decírtelo por que pienso que se te va a romper el corazón, ¡y resulta que te lo tomas bien y todo!- exclamó Aly.-Pienso que estás fingiendo, y que por dentro, estás destrozada.-

-No estoy fingiendo, ¿vale?- explicó Celine calmadamente. Decía la verdad: no estaba triste, ni siquiera molesta, ya que ella sabía que en el amor no se puede elegir y lo comprendía perfectamente.

Aly suspiró, tranquila, cómo si le hubieran quitado un peso de encima. Celine dijo dulcemente:

-Es verdad que resulta un poco decepcionante, pero no me has roto el corazón ni mucho menos. La próxima vez que tengas que decirme algo importante, hazlo, no titubees. No tengas miedo de cuál pueda ser mi reacción. Te aseguro que puedo sorprenderte, yo entiendo a la perfección que Harry no esté enamorado de mí, no voy a forzarle a que lo esté.-

-Estoy muy sorprendida, Celine.- declaró Aly.-No me esperaba que reaccionases así.-

-En siete meses pueden cambiar muchas cosas... Cómo la madurez de las personas.- Celine sonrió levemente.-Aunque durante éstos meses tú y yo nos hayamos visto casi cada día en el instituto, no te has dado cuenta, pero he ido creciendo y fortaleciéndome. Sigo siendo tímida y muy reservada, pero por lo menos ya no me dejo afectar por los golpes que pueda darme la vida.-

-¿Seguro que estás bien?- preguntó Aly posando una mano sobre el hombro de su amiga. Celine era notablemente más bajita que ella, seguramente cómo siete u ocho centímetros más baja.

-¡Sí!- Celine sonrió ampliamente.-¿Tanto te cuesta creerme?-

-No, lo que me cuesta creer es que una chica tan débil, tímida y frágil cómo tú se tome bien un golpe tan duro. ¿Seguro que no estás triste?-

-Seguro.- respondió Celine asintiendo con calidez y firmeza.-No te preocupes.-

-De acuerdo. Confío en ti.- Aly estrechó una de las manos de Celine y luego se retiró, mientras Celine también iba a su respectiva clase.

~~~

Ésa tarde, cuándo Aly llegó a casa, se encontró a su prima mayor sentada en el sofá y con un pañuelo de papel entre las manos, hecha un mar de lágrimas.

-¿Candace?- preguntó sorprendida.-¿Qué te ocurre?-

Candace miró a su prima con los ojos enrojecidos y las mejillas empapadas.

-¡Alyyyyy!- gritó, lanzándose a abrazar a su prima menor.

-Can... Candace.- gimió Aly.-No... Me dejas... Respi...-

Candace soltó a Aly de sopetón y se derrumbó sobre el sofá, llorando escandalosamente.

-Candy, ¿qué te ocurre?- preguntó Aly preocupada, aunque no demasiado; Candace solía ser muy exagerada.

-¡Aly! ¡Oh, Aly!- Candace se sonó la nariz ruidosamente con el pañuelito.-¡Si supieras cómo estoy sufriendo...!-

Aly respiró tranquila: definitivamente, no era nada grave. Candace se apartó de la cara su sedoso cabello rizado color mantequilla y se secó las lágrimas con energía.

-¿Qué ha pasado?- Aly se sentó junto a su prima mayor.-Va, dímelo.-

-¡Es horrible!- Candace se sonó la nariz de nuevo, haciendo que Aly ahogara una mueca de asco.-No se si te lo he dicho, pero en California, tengo un novio, Jerry. Es una monada, ¡y taaaaan dulce!-

Aly puso los ojos en blanco.

-Candace, llevas viviendo aquí casi ocho meses. ¿Y ahora te da por contarme que tienes novio en California, cuándo tu ya sabes de mí hasta mi tipo de sangre?- dijo.

-¡Ése no es el caso!- sollozó Candace.-Verás, en la ciudad hay un chico monísimo que es hermano de una de mis mejores amigas, ésa tal Marina, pues su primo Mikel es un auténtico bombón.- Candace sorbió por la nariz y se frotó los ojos.-He hablado un par de veces con él y ¡me gusta!-

-Continúa...- dijo Aly distraídamente, jugueteando con los hilos de su sudadera del monstruo de las galletas.

-¡Y resulta que hoy...! ¡Hoy...!- las palabras de Candace se quedaron en su garganta y la guapa chica se echó a llorar de nuevo, mientras le tendía a su prima un sobre de color rosa. Aly lo cogió y leyó lo que ponía fuera.

-Es una carta de Jerry.- dijo en tono neutro.

-¡Lo sé!- lloriqueó Candace.-¡¿Y si por casualidad sabe que me he fijado en otro chico?!-

-Pero Candy, ¿cómo va a saberlo si está en California, la otra punta del país?- dijo Aly haciendo rodar sus ojos de un lado a otro con aire impaciente.

-No lo sé, pero, ¡el caso no es ése!- sollozó Candace.-Lee tú la carta, yo no me atrevo.-

Aly abrió el sobre y empezó a leer tranquilamente para sí. Al cabo de un rato, lo volvió a guardar.

-¿Qué dice?- preguntó Candace alzando levemente sus ojos marrones.

-Tranquila, es un poema de amor.- dijo Aly dulcemente intentando animar a su prima. Pero por el contrario, ésta se echó a llorar de nuevo, con más fuerza que antes.-Pero, ¡¿qué te pasa ahora?!-

-¡Me siento fatal!- exclamó Candace.-Jerry me envía poemas de amor desde el otro lado del país, ¿y yo? ¡Sueño con Mikel!- se echó a llorar de nuevo sobre un cojín del sofá.-¡Estoy destrozada! ¡Soy una persona horrible! ¡Tengo el corazón roto!-

-Candace, no puedes quedarte aquí llorando.- suspiró Aly.-Sal un rato con tus amigas y...-

-¡Éso haré!- Candace pareció animarse de repente. Se levantó del sofá de un salto mientras se pasaba las manos abiertas por los ojos para secárselos y caminaba tambaleándose hacia su bolso.-¡Iré por ahí con mis súper amigas y nos lo pasaremos de maravilla! ¡Gracias por animarme, Aly!-

Besó a Aly en la mejilla, se sacudió el pelo para "peinarse" y salió por la puerta, dejando a Aly un tanto estupefacta.

-¿Es normal tener primas bipolares?- se preguntó.


Quince minutos después, Lara y Richard entraron en la casa. Lara llevaba a Talia en brazos. La niña llevaba un pequeño pijama y estaba dormida sobre el hombro de su madre.

-¡Mamiii! ¡Papiii! ¡Taliaaaa!- exclamó Aly dejando la revista que estaba leyendo y dando brincos hacia la puerta.

-Por fin hemos terminado el traslado del hospital hasta aquí, aún había que hacerle a Talia un par de pruebas.- dijo Lara sonriendo impaciente.-Coge a tu hermana.-

Aly cogió a la niña, de apenas un par de días de vida, y la acomodó entre sus brazos. Talia abrió los ojos, eran de un tono azul verdoso, cómo los de Lara.

-Hola, bonita.- la saludó Aly con dulzura.

Talia agitó inconscientemente los brazos y su rostro se enrojeció, antes de empezar a llorar sin motivo ninguno. Lara y Richard estaban metiendo biberones en la despensa de la cocina, y Lara exclamó:

-¡Aly, intenta calmar a Talia!-

Aly se puso a su segunda hermana sobre el pecho y acomodó la cabeza de ésta en uno de sus hombros. Le dió suaves palmaditas en la espalda mientras que con la otra mano la sostenía del trasero y las piernas. Talia llenó de babas el hombro de Aly, pero poco a poco se fue durmiendo.

-Tranquila, Talia, duérmete...- decía Aly mientras seguía dando suaves palmadas en la pequeña espalda de su hermana. Entró en el pequeño dormitorio que habían preparado para Talia y la depositó con suavidad en la cuna. La niña ya estaba dormida. Aly agarró la suave mantita que había en la cuna y tapó a la bebé con ella. Suspiró admirando el hermoso rostro angelical, inocente y frágil de la niña. Aly acarició la cabecita calva de su hermanita.

-Serás una gran madre de mayor.- la sobresaltó la voz de Lara detrás de sí.

Aly dió un bote sobresaltada y se tranquilizó al ver a su madre.

-Mamá...- dijo entre dientes.-Qué susto me has dado...-

-Lo sé, hija.- rió Lara abrazándola.

-¿Qué dices de que seré una gran madre?- 

-Cuándo crezcas querrás tener hijos, ¿no? Además, me muero de ganas de ser abuela.- sonrió Lara.

-¡Pero si hace un par de días volviste a tener una hija!- se ruborizó Aly.

-Pero el futuro siempre llega... Debemos pensar en él.- dijo Lara arropando ella también a Talia.

-¿Para qué pensar en el futuro si tenemos aquí un presente muy valioso?- rió Aly, incómoda. Forzó un bostezo que quedó bastante falso al oído.

-Bueno, mamá, me voy a dormir un rato, adiós.-

Subió los escalones a toda prisa, aún sonrojada. ¿Por qué Lara siempre escogía temas raros para conversar con sus hijas? 
Tres horas después, llegó Cindy de haber merendado en el parque con su grupo de amigas y amigos. Sacó su móvil y estuvo cómo diez minutos haciéndole fotos a Talia, aún dormida. Aly salió de su cuarto al despertarse y entró en el de Talia, sorprendiendo a Cindy que no paraba de fotografiar al bebé.

-¿Qué haces?- preguntó Aly frotándose los ojos.

-Le hago fotos a Talia. Luego en el cole se las enseño a mis amigas y se derriten con lo mona que es.- respondió resumidamente Cindy.

Aly puso los ojos en blanco.

-Eres única, hermanita.- suspiró.-¿Sabes qué? Yo hoy he descubierto que mi profesora de música y mi profesor de educación física están liados.- dijo pícaramente mientras reía.

-¿En serio? Caray. Me muero de ganas de ir al insti.- sonrió Cindy.

-Créeme, es un horror, guárdate ésas ganas.- dijo Aly sonriendo sabiamente mientras alzaba las cejas con aire experto. Cindy le sacó la lengua.

Poco después toda la familia cenó y Aly se fue a la cama. Estaba agotada. Al día siguiente era martes y le esperaban muchas horas de estudios de asignaturas que ella odiaba.


A la mañana siguiente Aly se levantó con dificultad y desayunó con sus padres y Cindy, ya que Talia dormia desde hacía un par de horas (se había despertado a las cinco de la mañana porque necesitaba que le cambiasen el pañal) y Candace había dormido en casa de unas amigas. Alyson se dirigió al instituto tranquilamente y al llegar se encontró a Louis y a Niall en la entrada.

-Hola, chicos.- los saludó sonriendo.

-Buenos días, Aly.- dijo Louis correspondiéndole con otra sonrisa. Estaba sentado delante de Niall y éste lo abrazaba.

-¿Qué hacéis, tan apretaditos?- bromeó Aly.-¿Acaso me estás poniendo los cuernos, Niall? ¿Y tú, Louis, se los estás poniendo a Eleanor?-

-Algo así.- rió Louis apartándose su flequillo marón de los ojos con un gesto de la cabeza.

-Ayer jugué al videojuego de Slender, era por la noche, yo estaba solo en mi casa, con las luces apagadas y el volumen del ordenador a cien, y ahora no me separo de Louis ni un momento.- dijo Niall.-Con él me siento a salvo y seguro.-

-Cagueta.- bromeó Aly.

-¡Oye!- se enfadó Niall.-¡Me voy a ofender!-

-Hazlo, a mí me da igual.- rió Aly.

Niall soltó a Louis y empezó a perseguir a su novia.

-¡He conseguido que te separes e Louis! ¡Soy una máquina!- rió ésta.

-¡Las máquinas son menos molestas que tú!- bufó Niall. Agarró a Aly por la cintura y los dos cayeron al suelo.

-¡No vale, has hecho trampa!- gritó Aly.-¡Para pillar hay que tocar un hombro, no hacer un placaje, bruto!-

-¡Sí que vale! ¡Dame mi premio!- exclamó Niall.

-¿Qué premio?-

-¡Un besito!- exclamó con voz aniñada y animada.

-Vale, cierra los ojos.- dijo Aly dulcemente.

Niall cerró los ojos y Aly sonrió maliciosamente. Vió que una paloma blanca pasaba por allí cerca, picoteando migas de pan del suelo, y la cogió rápidamente, poniendo el trasero de la paloma delante de Niall. Éste dió el beso y al abrir los ojos ahogó un grito.

-¡Acabas de besarle el culo a una paloma!- chilló Aly riéndose a carcajadas mientras separaba sus manos y dejaba escapar a la paloma.

-¡Ostias! ¡Es Kevin!- chilló Louis, emocionado.-¡Kevin, no te vayas, vuelve!- dijo corriendo tras la paloma, que ya alzaba el vuelo.

Aly reía mientras que Niall, por su parte, se limpió la boca con la mano.

-Ésa paloma puede considerarse afortunada...- musitó malhumorado.

-¡En cambio, tú no!- Aly reía escandalosamente, sujetándose la barriga.-¡Le has besado el culo a una paloma! ¡Jaaajaja, tengo que llamar a la prensa...!-

-Seguro que te gustaría ser la paloma.- dijo Niall.

-Yo puedo besarte cuándo quiera, majo.- rió Aly, besando una de las suaves mejillas de Niall. Éste se sonrojó y sonrió de oreja a oreja, cómo un tonto.

-¿Entramos? Se hace tarde.- propuso Louis, que ya había abandonado la idea de seguir persiguiendo a la paloma.

-¿Tarde? Son las ocho menos cuarto de la mañana.- farfulló Aly.-A ésta hora NUNCA es tarde.- acto seguido, bostezó ruidosamente.

Los tres entraron en el instituto.

-A partir de ahora te llamaré "besaculosdepaloma."- bromeó Aly.

-No te atreverás.- comentó Niall.

-Soy capaz y lo sabes.- dijo Aly riendo levemente.

-Tú eres capaz de muchas cosas.- Niall le guiñó un ojo a Aly y ésta le rodeó con el brazo.

-Sobretodo de hacerte besar culos de paloma.- bromeó.-Pero en fin.-

Lo que no sabían, esque la vida no transcurriría tan feliz y tranquila cómo ellos pensaban. Les quedaban aún muchas cosas por vivir y muchos retos que superar. Sería mejor que disfrutasen de su felicidad... Mientras pudieran.

17 comentarios:

  1. Oiiinnss!! me enncaanttaa!!
    jajaja el final da un suspense treemeendoo!!
    nunca dejes de escribiir PORFAVOR!! y en cuanto tu puedas el siguiente!!
    Besiitoos!!!

    ResponderEliminar
  2. Has puesto: aly le guiñó un ojo a aly y esta...
    Muy bueno!!!!

    ResponderEliminar
  3. Dios ¡Me encanta! En serio esz fantástica, espero el siguiente ansiosa... dios, más problemas NOOOOO ( dramatizando como en las películas XD ) me encanta tu novela, quisiera ver ( si puedes ) momentos entre Aly y Niall. No sé, algo más intimos o algo así. Te lo dejo en tus manos, ME ENCANTA TU NOVELA ;D

    Kisses! <3

    ResponderEliminar
  4. AMO TU NOVE!!!!! Es la mejor, la adoro y se q son solo pocas palabras para describir q tanto me gusta... se q no es muy probable de q leas este comentario pero si llegara a pasar me gustaria q huvieran mas imagenes entre el texto... Solo eso ya q lo demas es SIMPLEMENTE PERFECTO!!!
    MUCHISIMOS SALUDOS DESDE MEXICO...
    DIRECTIONER 4EVER
    I LOVE YOU LOUIS TOMMO ;)

    ResponderEliminar
  5. Me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!! Y el final es súper misterious xDDD

    ResponderEliminar
  6. Oh que final tan misterioso...volvera Corinne o algo? Espero que no

    ResponderEliminar
  7. oye una amiga mia esta publicando novelas para que todos la conozcan y la tuya es muy buena,entra y mira su sitio http://winxcluball-novelas.blogspot.com.es/
    obvio que va a poner creditos

    ResponderEliminar
  8. Maria<3: Me encanta la foto de Lou y Nialler!!! Me meaba yo sola con: -Le has besado el culo a una paloma!!! y con lo de KEVIN!! Me encanta reirme con 1D aunque en este capitulo no han salido mucho

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu novela!! Pero no podrias poner algo de terror? Es solo una sugerencia Que vuelva a aparecer Corinder , le haga algo a Aly ,y Niall la salve , nose O que venga un chico nuevo , se haga mejor amigo de Aly ,y Niall se ponga celoso

    ResponderEliminar
  10. HAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARRY & BRIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANA <3333333
    pon más sobre ellos dos:c ¿siu? please-3-

    ResponderEliminar
  11. Hoooooooola! me encanta tu blog, me ha dejado con la intriga de que pasara. una cosa
    esq mira, he creado un blog y me gustaria que lo miraras y comentaras si quieres, y si quereis
    vosotras tmbn, es de una chica que entra a un internado de deportes muy importante para
    hacer gimnasia ritmica, y alli encuentra nuevas amistades y todo eso. para buscarlo, teneis que
    buscarlo en la barrita de arriba, se llama asi: cotodesucre.blogspot.es espero que lo mireis!!!
    y tmbn quiero poner el de una amiga mia q es asi: bollitodecrema.wordpress.com
    muuuuuchas gracias!!! ah! y sigue escribiendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siii!! mola tu blog. pobre nicol! recomiendo tu blog a varias.

      Eliminar
  12. Me encanta tu novela pero una pregunta...Cada cuanto tiempo subes los capítulos????
    Cada seis días? Cada dos semanas?
    Asi estoy esperando tranquilamente el otro capítulo sabiendo que llegará.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mm... a veces cada 4.. no se... me alegro mucho que te guste :) has dejado comentario?
      gracias por visitarlo. gracias de verdad.
      adios y besos

      Eliminar
    2. Por mi igual cuando llegue con tal de q lo subas antes de q me muera estoy contenta.
      Y eres fantástica escribiendo!!!!!!!.,.!
      Y espero q jamás de dejes de serlo ;)
      Por cierto un gusto soy Kanz y ahora mismo una fan total de tu novela.

      Eliminar
  13. Oye me encantaría q Cody el primo de colette de conor se interesara por aly, dejándola por un tiempo confundida y poniendo de los celos a niall.
    Laura

    ResponderEliminar
  14. Gracias por lo comentarios, no sabéis lo mucho que me animan ^^
    Aunque no tenga tiempo para contestarlos a todos, porque casi no cojo el ordenador, los leo todos y cada uno de ellos con el móvil de mi hermana mayor. Gracias por decir que os encanta el capítulo, que soy fantástica escribiendo, os agradezco mucho todo lo que me decís (y que ése Anónimo no se haga pasar más por mí e.e)
    Un beso a tod@s, y tranquilidad, que ya estoy escribiendo el capítulo 55 ^^ Quizá esté hoy, pero si no, ésta misma semana estará.
    ¡Un beso enorme!

    ResponderEliminar

¡Anímate a poner un comentario! Deja tu opinión sin faltar al respeto y sin insultar. Tu participación es muy importante. ¡Muchas gracias por comentar!