viernes, 9 de noviembre de 2012

52- ¿Siete meses? Casi nada

Aly se colocó el pelo detrás de las orejas, se puso sus casos sobre la cabeza y se cubrió las orejas con ellos. Dió unos cuántos toquecitos en la pantalla de su teléfono y poco después, por los cascos empezó a sonar la canción More Than This de One Direction. Aly subió el volumen a tope, abrazó sus rodillas y sollozó, mientras suspiraba:

-Son sus voces.-

Cindy resopló, con su espalda apoyada en la puerta cerrada del cuarto de su hermana mayor.

-Sabes que aún no se han ido, ¿verdad? Que aún siguen aquí, en Nueva York.-

-Lo sé... Pero ya les hecho de menos.- susurró Ay agachando aún más la cabeza.

-Baja el volumen o te reventarás los tímpanos. Oigo yo la música desde aquí.- dijo Cindy sentándose en la cama de su hermana, cogiendo el móvil de ésta y bajando un poco el volumen.

-Cindy, déjame sola, por favor.- suplicó Aly girando la cabeza y mirando su escritorio, que estaba a su izquierda.

-No, no puedo dejarte sola. Lo que necesitas es compañía. Ni aunque me eches te dejaré sola, ¿me oyes?- dijo Cindy decidida mientras abrazaba a su hermana mayor.

Aly no pudo evitar devolverle el abrazo a Cindy.

-Escúchame, no lo hagas por mí, hazlo por ti.- dijo Aly.-No quiero ponerte triste a ti también, así que largo, aléjate de mí, por favor.- sorbió por la nariz.-Con lo alegre que tú eres siempre, no voy a pegarte mi estado de ánimo.-

-¿Me prometes que si me voy, intentarás animarte?- dijo Cindy, aún abrazada a su hermana.

-Te lo prometo.- dijo Aly, pero cruzando los dedos de su mano izquierda tras la espalda, señal de que mentía. Besó a Cindy en la frente y ésta la miró.

-Confío en ti. A la hora de la cena quiero verte sonriendo.-

Aly asintió enérgicamente y su hermana menor salió del cuarto, cerrando la puerta tras de sí. En cuánto lo hizo, Aly subió de nuevo el volumen de su móvil al máximo y abrazó su almohada, rompiendo en silenciosos llantos.
If I'm louder, would you see me...
Aly sintió un escalofrío al oír la melodiosa voz de Niall cantar. ¿En serio iba a separarse de su primer novio y de sus cuatro mejores amigos durante siete meses? Por un momento, Aly divisó la posibilidad de colarse en la parte baja del avión que llevaría a los cinco chicos a África. Pero sería una locura. De todos modos, ella sabía que podría hacer grandes locuras con tal de mantener a su lado a aquellos cinco chicos a los que tanto quería. Volvió a abrazar a su almohada mientras la llenaba de lágrimas. No quería llorar, pero no podía imaginarse estar siete meses separada de los chicos. Antes de conocerlos le eran totalmente indiferentes, pero si por aquél entonces hubiera sabido todo lo que iba a vivir con ellos... Todo era tan distinto del "antes" al "después," ahora iba a estar separada de ellos durante siete meses y no sabría cómo iba a soportarlo.
Tras una hora de empapar la almohada en lágrimas, Aly bajó al salón. Se extrañó al ver que sus padres y su hermana estaban escribiendo en una gran pancarta "Bienvenida, Talia."

-¿Quién es Talia?- preguntó Aly.

-¡Hombre, mira quién ha salido de su guarida!- bromeó Richard.

-Me tenías preocupada hija, has llegado de la fiesta y has ido directa a tu cuarto.- añadió Lara.

Los extremadamente enrojecidos ojos de Aly se llenaron de lágrimas otra vez. Se ahorraría el decirles lo de la gira de los chicos durante siete meses por África, de momento. Aunque tarde o temprano, se lo acabaría contando. Necesitaba apoyo paternal y maternal.

-¿Quién es Talia?- repitió Aly, haciendo caso omiso de lo que le había dicho su madre.

-¡Es cómo vamos a llamar a tu segunda hermanita!- exclamó Lara.-¿Te gusta el nombre?-

Aly sonrió levemente.

-Me encanta.-

-¡Se me ha ocurrido a mí!- se jactó Cindy.- Al fin y al cabo, yo fui la primera en saber si iba a ser niño o niña.-

-¿Queréis que os ayude?- preguntó Aly.

-Oh, no, hermanita, tú necesitas estar sola.- se burló Cindy empujando a Aly hacia las escaleras.

-Cállate.- terció Aly.-No me vendrá mal pensar en otras cosas para despejarme. Y con "otras cosas" me refiero a mi querida familia.-

Cindy suspiró, alzó los ojos resignada y volvió a coger el rotulado rojo, rellenando de color la "A" final del nombre de Talia.

-Recuerda la sílaba tónica, cielo, se pronuncia "Tália," no "Talía," no te confundas.- recalcó Lara plantando un bolígrafo rojo en las manos de Aly.

-Táááááália.- dijo Aly.-Tália. Tá-lia... Vale, lo he cogido. Tália.- rió.

Los cuatro colorearon la pancarta durante media hora hasta que estuvo lista.

-La colgaremos de algún lado en su bautizo.- sonrió Lara, satisfecha.

-Hoy Candace se queda a dormir en casa de alguna amiga suya.- dijo Cindy.-Cómo no.-

Aly soltó una risita y los cuatro fueron a cenar.


Tras una noche repleta de pesadillas para nuestros protagonistas, llegó el sábado por la mañana. Liam, Harry y Zayn se reunieron en la mansión de Liam para hablar sobre los planes que podrían hacer aquél día para despedirse de toda la gente a la que habían conocido en Nueva York. Especialmente querían planear una salida con Aly, Melanie y Harumi, de las cuáles eran grandes amigos. Decidieron pasar aquella noche en una caseta en los bosques de Nueva York, y cómo Central Park se les quedaba pequeño, aquella misma tarde reservaron una casa en un bosque a las afueras de Nueva York. Telefonearon a las tres chicas y aceptaron la idea.

Melanie, sentada en la cama de su habitación del hotel, suspiró tras colgarle el móvil a Liam. Aún no se creía que los chicos fueran a irse a África durante siete meses. Se levantó de la cama y se alisó la falda negra por las rodillas que llevaba. Pocas veces se había enamorado, y todos sus enamoramientos habían acabado en dramas. Sin embargo, llevaba muchos años sin sentir hacia ningún chico lo que sentía por Liam: él era dulce, tranquilo, calmado, amante de los libros, sincero, reflexivo... Al principio Melanie sintió hasta miedo de encontrarse con alguien tan parecido a ella. Su mentora entró en la habitación.

-¿Melanie?- preguntó la mujer, de cabello rizado pelirrojo y ojos marrones.-En diez minutos te toca la sesión de fotos número veinte. Baja a que te maquillen.-

-Sí, Abigail.- dijo Melanie en tono vacío dándose la vuelta para mirar a su mentora a la cara.-Ésta noche iré al bosque con unos amigos, si no te importa.-

-Claro que no. Pero cuídate la piel y el pelo, debes estar perfecta para las sesiones fotográficicas de el martes que viene.- respondió la mujer.

-Sí, Abigail.-

Ésa misma tarde, cuándo empezó a hacerse de noche, la limusina de One Direction, con los chicos dentro, recogió a las tres chicas de sus respectivas casas. Todos juntos, tratando de alegrarse, fueron llevados hasta los bosques más bonitos de las afueras de Nueva York. Los ocho bajaron de la limusina y  caminaron por el bosque, llevando sus maletas de ruedas tras ellos. Tras caminar diez minutos por el bosque, subieron unos escalones formados por la tierra del suelo del bosque.

-No puedo creer que haya necesitado una maleta entera para pasar sólo un día aquí.- se quejó Harry, tirando del mango de su maleta de ruedas que se había atascado en un "escalón" formado por tierra. Tiró tanto que al final la maleta cedió y Harry se cayó de bruces en el suelo.

-Y yo no puedo creer que siempre que salimos, acabes por los suelos y totalmente ensuciado.- dijo Liam sonriendo, mientras se agachaba y le daba a Harry dos golpecitos en la cabeza.

-Ja, ja, muy gracioso, me parto contigo, Liam.- fanfarroneó Harry poniéndose de pie y sacudiéndose la camiseta manchada de tierra.

-Éste bosque es muy bonito.- dijo Harumi, que ya había llegado a la otra área del bosque.-Me recuerda a los bosques de Japón, yo solía pasear por ellos.-

-Ya casi hemos llegado.- informó Louis.

Minutos después llegaron a una preciosa casa hecha de madera, era bastante grande y de aspecto acogedor.

-¡Qué bonita!- dijo Melanie sonriendo.


-¿Verdad que sí? Aquí pasaremos la noche.- comentó Zayn.-La hemos reservado sólo para nosotros ocho.-

-¿Está totalmente hecha de madera?- preguntó Aly, acariciando una pared del exterior de la casa.

-Sep. Pero es muy segura.- pronunció Louis.

-Vayamos dentro a dejar todas nuestras cosas.- propuso Niall.

Todo entraron y tras echar un vistazo a las habitaciones revestidas de madera, se instalaron en sus respectivos dormitorios. Los ocho estaban bastante afligidos pero procuraban sonreír y disfrutar de aquél día en ése precioso bosque.

Aly y Harumi fueron a recoger flores a los alrededores. Harumi suspiró.

-Estás triste, ¿verdad, Aly?-

-Sí... ¿Y tú?-

-También.- asintió Harumi.

-No puedo creer que los chicos se vayan de gira durante siete meses... ¿Cómo será la rutina sin ellos? Cada día junto a ellos es cómo una nueva aventura, ¿qué haremos durante éste tiempo?- dijo Aly entristecida, mientras se agachaba para recoger una margarita.

-Nos irá tan bien cómo nos ha ido hasta antes de conocerlos.- intervino Harumi.-No debes preocuparte.-

-Ya lo sé, pero...- Aly suspiró.-Los echaré tanto de menos... Y además... Niall es mi primer novio, y... No sé que voy a hacer si se van durante tanto tiempo.-

-Yo también los voy a echar mucho de menos... Pero debemos estar alegres. Al fin y al cabo, no se marchan hoy.- dijo Harumi intentando sonreír.

Poco después cayó la noche y los ocho colegas hicieron una fogata al aire libre. Louis agarró una guitarra y los cinco chicos cantaron una versión acústica de One Thing. Al terminar, Aly, Harumi y Melanie aplaudieron entusiasmadas.

-Gracias, gracias, tenéis suerte, sóis un público muy selecto.- se jactó Harry.

-Já.- ironizó Aly.

-¿Os apetece contar historias de miedo?- preguntó Niall en tono siniestro.

-¿Historias de miedo? Ay, no...- Harumi empezó a temblar.-He visto películas japonesas de terror cómo JuOn o Teke Teke, y he estado meses sin dormir. No creo que sea buena idea contar historias de terror estando yo delante...-

-Miedica...- musitó Harry. Harumi le dió una palmada en el brazo.-¡Au!-

-Oíd, necesito ir un momento a mear.- musitó Zayn levantándose del banco de madera y yéndose entre los árboles.

-¿Por qué no entras en la casa y utilizas sus preciosos baños?- preguntó Aly, sin obtener respuesta.

Cuándo giraron la cabeza, Liam y Louis no estaban.

-¿Dónde se han metido Louis y Liam?- preguntó Harumi mirando alrededor. Las tres chicas miraron detrás de ellas y cuándo volvieron a girarla, ¡Harry y Niall tampoco estaban!

-¿Chicos?- llamó Aly.

Melanie, Harumi y ella se levantaron, algo asustadas.

-¡Chicos!- inquirió Harumi.

-¿Dónde están?- se preocupó Melanie mirando a todos lados.

De repente saltó sobre ellas un tío vestido con un delantal blanco lleno de sangre, una máscara cómo la de el terrorífico personaje Jason, y una motosierra entre las manos.

-¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!- gritaron Aly, Harumi y Melanie sintiendo que sus corazones se detenían.

Instintivamente, Aly le dió una patada al misterioso hombre en sus partes privadas y éste gimió con fuerza, apagando la motosierra, dejándola caer al suelo y sujetándose la entrepierna. Al oír el gemido, las tres chicas abrieron los ojos de par en par.

-Ésa voz...- mascullo Aly.-¿Harry?-

El supuesto Jason se quitó la máscara, dejando al descubierto unos rizos castaños, ojos verdes, y una gran mueca de dolor. Sí, era Harry.

-¡Podrías haberme dado la patada en otro sitio!- exclamó.

Louis, Niall, Liam y Zayn asomaron de entre los árboles.

-¡Jo, Harry!- rió Zayn.-Parece que hoy no es tu día de suerte.-

-¿Se puede saber qué habéis tramado?- preguntó Melanie, visiblemente nerviosa.

-Una despedida "a nuestra manera"- rió Niall, marcando unas comillas imaginarias en el aire.

-¡Nos habéis dado un susto tremendo!- exclamó Harumi.

-Ésa era la idea.- rió Louis.

-¿Y si nos vamos ya a dormir?- propuso Melanie riendo.-Por vuestra culpa ahora sólo me sentiré segura si estoy bajo las sábanas.-

-Vayamos, pues.- dijo Zayn un tanto triste, al igual que los demás.

Todos entraron en sus respectivos dormitorios y Aly apoyó su espalda contra la puerta. Suspiró y reprimió las ganas de llorar. Se puso el pijama y se acostó. Cuándo por fin empezó a dormirse, llamaron a la puerta.

-¿Quién es?- preguntó, tapándose la cara con la almohada.

-Niall.-

Aly se incorporó de golpe, se levantó de un salto y, aún a oscuras, abrió la puerta.

-¿Qué ocurre?- preguntó Aly, mientras sus ojos se humedecían. Seguro que había ido a estar con ella para hablar sobre lo mucho que se echarían de menos durante ésos siete meses.

Niall bajó la vista, parecía afligido.

-Aly...- empezó.-Venía a decirte que...-

La rubia se acercó un paso más a él, para escuchar lo que tenía que decirle.

-Se me ha acabado la pasta de dientes.- Niall alzó su cepillo de dientes, de color azul y blanco.

Aly abrió de par en par sus ojos azules. Retrocedió unos pasos y le cerró la puerta a Niall en las narices.

-¿Aly?- Niall llamó a la puerta con los nudillos.

Aly estaba sintiendo una mezcla de decepción y gracia. Se dirigió de nuevo a su cama y durmió. Ésta vez, para toda la noche.

~~~

El domingo por la tarde Aly recordó en su casa todo lo que había ocurrido por la mañana. Todos habían estado muy callados y entristecidos y habían vuelto del bosque muy afligidos.

-¿A qué hora se marchan?- preguntó Cindy, intentando, inútilmente, animar a su hermana mayor.

-Por la noche, a las ocho y media.- respondió Aly, sentada en el sofá y abrazando sus propias piernas, mientras apoyaba su barbilla entre ellas.

-No estés así, hermana, no me gusta verte mal...- 

-Entonces no me mires.- dijo Aly resumidamente.

Cindy se estampó la cara en la mano.

-Bueno, son las ocho... Podrás ir ya a despedirte de ellos si quieres.- se levantó del sofá y fue hacia la cocina, dónde Candace intentaba preparar un pastel.

-Añadimos más azúcar...- dijo distraídamente mientras preparaba la mezcla.

-¡Candace!- Cindy se tiró de su cabello corto y rubio.-¡Éso no es azúcar! ¡Es sal!-

Aly suspiró y se levantó del sofá cansadamente, dirigiéndose a la puerta.

-Me voy a ver a los chicos.- dijo afligida.

-¿Con qué coche, lista?- preguntó Cindy asomando la cabeza desde la cocina.

-¡Mamá!- gritó Aly.-¿Me prestas el coche? ¡Tengo que ir a casa de Liam!-

-¡Sí, pero no vuelvas muy tarde!- respondió Lara.

-Con ése coche.- dijo Aly sonriendo encantadoramente mientras miraba a su hermana menor.

Salió de la casa y cogió el coche de sus padres. Luego, pensando en estrenar por fin su carné de conducir, condujo hasta casa de Liam.
Una vez allí, le abrió Zayn y Aly se lanzó a darle un fuerte abrazo.

-¡Zayn de mi corasong!- exclamó, mientras reía y sollozaba a la vez.

-¡Aly! ¡Cómo te voy a echar de menos!- dijo Zayn devolviéndole el abrazo.

Cerró la puerta mientras Aly iba hacia el salón. Louis, Harry y Liam estaban sentados en los sofás, y Louis, que era el más cercano, se levantó y abrió los brazos para recibir a Aly.

-¡Louisssssssssssssssssssssss!- Aly saltó sobre él y lo abrazó, llorosa.

-No hables así, pareces una serpiente.- rió Louis, abrazando a su amiga.

-Chicos, os voy a añorar tanto...- Aly se frotó los ojos y luego dió un brinco sobre Harry y se sento a su lado. A Aly le gustaba hacer el tonto para reírse cuándo tenía ganas de llorar.

-¡Aly! ¡Cómo te echaré de menos...! Niñata.- susurró Harry mientras la abrazaba.

-Y yo también te echaré de menos a ti... idiota.- rió Aly, aunque la risa le salió más cómo un sollozo.

Luego se levantó y fue hacia Liam, mirando a Louis y a Zayn.

-Os váis a las ocho, ¿verdad?- preguntó Aly pasándose la mano por una de sus mejillas, no le echaba cuentas a estar llorando.

-Así es.- dijo Liam afligido mientras la abrazaba.-No puedo creer que ésto esté pasando.-

-Ni yo, Li. Pero tenemos que ser fuertes. Nos volveremos a ver, muy pronto.- comentó Aly mientras se separaba del abrazo de Liam.

-Ya ves.- ironizó Harry.-Siete meses no son casi nada.-

Aly sollozó y rió a la vez.

-Cómo echaré de menos tus comentarios sarcásticos. Aún así, luego iré al aeropuerto para despedirme otra vez y éso...- dijo.-Oíd, ¿dónde está Niall?-

-No ha podido venir.- carraspeó Louis.

-¿Por qué no?- preguntó Aly, preocupada.

-No lo sabemos.- Liam se encogió de hombros.-Sólo nos ha dicho que no podía venir.-

~~~

Se hicieron las ocho de la noche y los cinco chicos ya iban hacia el aeropuerto. Tendrían un avión sólo para ellos y subirían al avión directamente a la pista. Iba a salir con algo de adelanto así que no perdieron tiempo. Perrie y Eleanor, las novias de Zayn y Louis estaban ya allí, besando entre lágrimas a sus respectivos novios. En los pasillos del aeropuerto. Aly, llorando, abrazó a Harry.

-Harry... Llámame y dime paridas por teléfono, ¿vale?- preguntó Aly sonriendo mientras sus mejillas empapadas brillaban con las luces del aeropuerto.

-Lo haré.-Harry sorbió por la nariz y se pasó una mano por sus húmedos ojos verdes.-No dejaré de torturarte con mis burradas aunque estemos a unos cuántos kilómetros.-

Se volvieron a abrazar y luego Aly se dirigió a Louis.

-Te voy a echar tanto de menos, Louis.- dijo apretándolo con fuerza.-Eres el más mayor de la banda, sé responsable y prométeme que éstos siete meses pasarán deprisa.-

-Te lo prometo.- rió Louis, aunque sus ojos azules también estaban desbordando lágrimas que le caían por las mejillas.-Te quiero mucho, nos veremos... pronto.- alzó las cejas y Aly rió.

-¡Liam! ¡Ay, Liam!- Aly abrazó a Liam.-Cómo voy a añorar tus consejos "sabios" y tus lecturas en silencio con las que das miedo y...-

-Calla, anda.- rió Liam.-Yo también te echaré de menos...- sus ojos color café empezaron a humedecerse a toda velocidad y Aly y él se separaron del abrazo.

Luego, Aly se fusionó en un abrazo de tres con Perrie y Zayn.

-Zayn, te voy a añorar mucho.- dijo Aly.-Muchísimo, tanto cómo a los otros cuatro chicos.-

-Y yo a ti, enana. Echaré de menos tus burradas y risas.- dijo Zayn solemnemente, aunque su labio inferior le temblaba de emoción y tristeza.

Aly rió mientras las lágrimas caían de sus ojos cómo cascadas.

-Echaré de menos que me llames enana...- volvió a abrazarlo.

-Y yo echaré de menos hacerlo.- rió Zayn.

Aly se separó de él.

-Nos vemos.- dijo mirando a izquierda y derecha: pero no había ni rastro de Niall.

Por su parte, Melanie abrazó con fuerza a Liam, rodeando su cuello con sus brazos mientras Liam entrelazaba sus manos en la cintura de la modelo. Melanie suspiró con los ojos llorosos y al separarse del abrazo de Liam, le acarició la cara.

-Nos veremos de aquí a unos meses.- dijo.

-Sí.- asintió Liam.-Claro que sí.-

Aly se fue de allí a toda velocidad, limpiándose los ojos con las mangas de su sudadera gris, y fue corriendo por todo el aeropuerto buscando a Niall. Pero no lo encontraba.
Justo en ése momento oyó decir por los altavoces que el avión de One Direction partiría en dos minutos. Aly aprovechó que tenía dos piernas bien veloces para correr cómo alma que lleva el diablo, yendo hacia todas las pistas de despegue. Salió al exterior, el cielo ya estaba casi naranja. Vió el avión privado de los chicos. En la puerta de éste había una escalera por la que subían los cinco, Niall el último. Aly corrió atravesando el amplio trecho que la separaba del avión, un trecho más grande que un campo de fútbol pero que Aly recorrió en escasos segundos. Niall empezó a subir las escaleras cuándo una voz llorosa lo llamó detrás de él.

-¡¡¡Niall!!!- la voz de Aly, temblorosa a causa de las lágrimas y agotada del cansancio de tanto correr.

El irlandés se giró muy poco a poco. Cuándo la vió, sus ojos azules se humedecieron.

-Aly...- dijo en tono neutro.-¿Qué haces aquí?-

-¡¿Que qué hago aquí?! ¡¡Venir a despedirme!! ¿Estás loco? ¡¿Dónde te habías metido?!- Aly estaba de pie y con las mejillas totalmente mojadas, realmente estaba llorando cómo una magdalena.

-No quería despedirme. No me gusta hacerlo...- musitó éste, bajando la vista.

-¿Por qué? ¡¿No quieres que nos digamos un adiós antes de que te vayas durante SIETE MESES?!- exclamó Aly, estaba realmente molesta y entristecida. El estómago se le revolvía y sus ojos azules, normalmente brillantes y hermosos, estaban más rojos que sus mejillas empapadas.

Niall se acercó a ella.

-Las despedidas se me dan fatal. Y yo... No quiero hacer ésto más duro de lo que ya es.-

-Pero...- Aly lloraba y su respiración acelerada no le permitía hablar.-Pero yo quería decirte adiós...-

Sollozaba sin parar y Niall no lloraba, pero sabía que si parpadeaba lo haría.

-¿Me prometes sonreír durante éstos siete meses?- dijo, intentando parecer alegre.

Aly lo miró fijamente.

-Eres idiota... No querer despedirte...- resopló para apartarse un mechón de pelo rubio de la cara.-Ya te vale...-

-No quiero despedirme...- Niall se acercó más a ella.-Porque no quiero creer que ésto sea real.-

Aly bajó la vista, empapando el suelo de las lágrimas que caían sin cesar de sus ojos, y abrió una mano delante de Niall. En ella apareció la pulsera que el irlandés le había regalado durante su cita en el Empire State.

-Quédatela.- dijo Aly.-Ya me la devolverás cuándo regreséis tú y los chicos...-

Niall cogió con delicadeza la pulsera con las siglas "NBA" grabadas, la giró y leyó la inscripción "Niall Busca Aly," cómo si fuera la primera vez que veía ésa pulsera. Se la guardó en un bolsillo de su chaqueta, un bolsillo que justamente estaba en la zona de su corazón.
Ambos se quedaron unos instantes en silencio.

-¿Volverás en siete meses...?-

-Por supuesto. En éso hemos quedado, ¿no?- Niall le guiñó un ojo a Aly, y ésta se lanzó a darle un abrazo.

Ambos se quedaron abrazados durante varios instantes, temiendo separarse. Querían quedarse así para siempre, aislados de todo lo que les rodeaba. Al separarse del abrazo, Niall sujetó delicadamente la cara de Aly y la besó en los labios con increíble suavidad. Fue un beso no muy largo, no muy corto, pero que bastó para mantenerse unidos durante ésos siete meses que los separarían. Sus siluetas se recortaban oscuras contra el contraluz que formaba la puesta de sol, y no querían separarse nunca.
Aunque al final lo hicieron. Sus rostros se alejaron y Niall retrocedió, caminano hacia atrás. se giró y subió las escaleras del avión, justo entonces en la emisora del avión empezó a sonar, a todo volumen, Moments, una de las canciones más exitosas de One Direction. Niall subió las escaleras bajo la desesperada mirada de Aly y escuchando la música que sonaba dentro del avión. 
Shut the door... Turn the light off... I wanna be with you... I wanna feel your love... I wanna lay beside you... I cannot hide this even though I try...
Niall terminó de subir las escaleras, se giró y le dijo adiós a Aly con la mano. Ésta hizo el mismo gesto en respuesta.
Heart beats harder... Time escapes me... Trembling hands touch skin... It makes this harder... 
Niall se giró para entrar, no sin que antes Aly pudiera apreciar cómo una pequeña lágrima surcaba la mejilla derecha del irlandés.
And the tears stream down my face...
Niall entró y la puerta del avión se cerró lentamente tras él. El avión empezó a avanzar cada vez más rápido, sin que Aly se perdiera ningún movimiento del vehículo.
If we could only have this life for one more day... If we could only turn back time...
El avión se separó de la tierra y empezó a volar suavemente.
You know I'll be, your life, your voice, your reason to be... My love, my heart, is breathing for this...
Aly se cubrió el rostro con la mano para evitar que la luz del sol le dañara los ojos, mientras seguía mirando cómo el avión volaba cada vez más y más alto.
...Moments in time, I'll find the words to say... Before you leave me today...
El avión guardó las ruedas con un fuerte sonido, ya lejos del suelo, mientras el viento que porovocó el despegue agitaba los cabellos rubios de Aly. Ésta sonrió, aunque sin dejar de llorar.
Allí iban sus cinco puntas de diamante. Yendo en una dirección.

~~~

Aly regresó del aeropuerto en el coche de sus padres. Exhausta por tanta emoción en un sólo día, aparcó cerca de su casa y entró. Sus padres, Cindy y Candace ya cenaban, pero Aly se limitó a rechazar amablemente la cena mientras sonreía. Subió a su cuarto, y sin ni siquiera ponerse el pijama, se dejó caer en su cama, se arropó con una manta, y se durmió. Soñó con sus cinco amigos, y dentro del sueño los abrazó a todos mientras ellos sonreían, felices. Aly sonrió, dormida. Quizá, en aquél instante, los cinco también estaban teniendo el mismo sueño que ella. Quizá, los séis estaban unidos de verdad en aquel sueño. En el avión, los cinco chicos dormían, soñando lo mismo que Aly. Sí. Definitivamente, la distancia no había sido un obstáculo para ellos.

A partir de entonces los días transcurrían lentos y aburridos para nuestra protagonista.
Cada día era igual al anterior, y en clase, Aly echaba miradas furtivas a las cinco mesas vacías que había en la fila del fondo. Se notaba muchísimo la ausencia de los chicos de la banda, y la rutina en el instituto era aburridísima sin ellos.
En el pasillo, Brianna se colocó la capucha de su chaqueta roja de lentejuelas. Subió a tope el volumen del MP3 que llevaba en un bolsillo de sus pantalones pitillo vaqueros, mientras se recolocaba dos pequeños auriculares que yacían dentro de sus orejas. Acarició la puerta de su taquilla y luego empujó a un chico que tenía delante, para poder pasar.

-Aparta.- dijo bruscamente.

-Aparta...- masculló el chico al que Brianna había empujado, mientras gesticulaba caras graciosas burlándose de Brianna.

Los ojos verdes de Brianna recorrieron todo el pasillo, rogando que su amiga Valery no estuviera cerca.

-¡Bri!- tronó una voz femenina detrás de ella.

Brianna se giró sobresaltada y se encontró con Valery.

-Val...- dijo Brianna con voz dulce mientras sonreía angelicalmente. En su mente maldijo aquél momento; pese a la capucha roja que llevaba, Valery la había reconocido de espaldas.

-¿Qué escuchas?- preguntó Valery acercándose a su amiga y fijándose en los cables que salían de las zonas de las orejas de Brianna.

-Na...Nada...- Brianna retrocedió dos pasos y su capucha cayó hacia atrás.

-¡Dímelo! ¿Acaso hay algún nuevo tema de Cher Lloyd y no me he enterado?- insistió Valery. Cogió uno de los auriculares de las orejas de Brianna y se lo llevó a su propia oreja.
And live while we're young...
Le dió tiempo a escuchar a Valery. La última estrofa de la canción Live While we're Young de One Direction. Valery se retiró el auricular de la oreja y miró a Brianna con decepción y asombro.

-¿Bri? ¿Que hacías escuchando a ésos...? ¿Ésos...?- no sabía ni qué decir.

Brianna suspiró y guardó los auriculares de su MP3 en su bolsillo del pantalón.

-¡¿Desde cuándo te gusta su música?!- exclamó Valery, enroscándose un mechón rubio de pelo en el dedo índice.

Brianna no contestó y bajó la mirada.

-¡Beyoncé estaría decepcionada!- dramatizó Valery, tapándose la boca con las puntas de sus dedos índice, corazón y anular.

-Val, Beyoncé sigue siendo mi ídola...- trató de hablar Brianna.

-¡Da igual! ¿Desde cuándo escuchas a One Direction?- presionó Valery.

Brianna suspiró.

-No se lo digas a nadie.-

-No lo haré, pero, ¿desde cuándo los escuchas?- insistió la rubia. Luego resopló y alzó la vista.-En fin, da igual. Soy tu amiga así que no diré nada de que escuchas a ésos cinco cursis.-

Valery y Brianna se asintieron con la cabeza y Valery se recolocó su bolsito en el hombro y caminó refinadamente por el pasillo. Brianna, por su parte, se volvió a colocar la capucha de lentejuelas rojas y siguió su marcha hacia la clase de Historia, palpando su MP3, ahora apagado. Recordó la pelea que había tenido con Harry pocos días antes, recordó que durante ésa pelea le había dicho a Harry que su voz le parecía sexy. Y lo seguía pensando. ¿Interés repentino? Quién sabe. Brianna era una chica muy rara.

Tres semanas más tarde, llegó un festivo, lo cuál significaba que no había que ir al instituto. Era viernes, y Aly fue a casa de Harumi por la mañana, ya que ésta la había invitado y Aly aceptó encantada. Caminó hacia la casa de los Yuriko y su amiga Harumi la recibió con un fuerte abrazo para intentar animarla de la tristeza que la tenía presa. 
Tras acomodarse las dos, Harumi cogió un bote de helado, y sentándose en su cama, empezó a devorarlo gustosamente con una cuchara. Iba descalza y llevaba su flequillo negro recogido hacia atrás con una pinza.

-¿Echas mucho de menos a los chicos?- preguntó Harumi, antes de meterse la cuchara de helado en la boca.

-Sí.- suspiró Aly dejando que su cabeza cayera sobre una almohada.

-Yo también.- dijo Harumi con la boca llena de helado.-Por éso, cuándo estoy triste, cómo helado. ¿Quieres?- le ofreció la cuchara repleta de helado a Aly.

-No, graci...- antes de que Aly terminase de hablar, Harumi le había introducido la cuchara en la boca.-¡Mmmm!- protestó la rubia.

-Vamos, vamos, que está muy bueno, es helado de nata PEEEEEERO hecho exclusivamente con una receta japonesa de mi familia.- dijo Harumi, sacando la cuchara de la boca de Aly.

Aly tragó con dificultad el frío dulce y luego abrió los ojos de par en par.

-¡Guau! ¡Dame más de éso!- vociferó, abalanzándose sobre Harumi y tratando de arrebatarle el bote de helado de las manos.

-¡Hay otro bote en la nevera, ve tú y cógelo!- protestó Harumi.

-¿Ir hasta la cocina? ¿Caminar? No merece la pena.- bufó Aly.

Harumi rodó los ojos, y Aly aprovechó para robarle la cuchara de la mano y meterse en la boca tres cucharadas de helado a la velocidad del rayo.

-¡Oye! ¡¡Oye!!- gritó Harumi. Le quitó la cuchara a Aly y le golpeó la frente con ésta.

-¡Ay!- gritó Aly.

-¡Las cosas se piden!- 

-No entre mejores amigas.-

-Bueno, tienes razón.- comentó Harumi riendo.

-Hummm...- musitó Aly.-¿Qué crees que estarán haciendo los chicos en éste momento?-



Mientras tanto, en Egipto...

-¡Tíooooooo, qué sed!- se quejó Zayn, a lomos de un camello llamado Bonni.

-Creo que mi camello quiere comerse las mangas de mi chaqueta.- comentó Louis en tono gracioso.

Los cinco chicos iban montados a lomos de cinco camellos egipcios, guiados por un hombre del país que iba a lomos de un camello más grande que los que tenían los chicos. Circularon durante una hora por el desierto.

-No dejéis de seguirme en ningún momento, éste desierto es grande y podríais perderos.- dijo el guía, con un marcado acento egipcio.

-Quiero refrescarme un poco, ¿y si nos vamos a pasear cerca del Río Nilo?- preguntó Niall pasándose la mano por la frente sudorosa.

-Quizá luego.- sentenció el guía.

-¡Un momento! ¿Dónde está Harry?- preguntó Liam, mientras acariciaba distraídamente a su camello.

-¡Chicoooooooooos!- se oyó en la lejanía.-¡Miraaaaaaaadmeeeeeeee!-

-¡Harry! ¡¿Dónde estás?!- preguntó.

-¡Aquí arriba!- sonó de nuevo la voz de Harry.

Los cuatro chicos y el guía miraron las tres pirámides. En la más grande, que era la del medio, estaba subido Harry, justo en la cima, bailoteando cómo si le fuera la vida en ello.

-¡¡Harry!!- gritó Louis.

-¡Por Tutankamon! ¡Se ha subido a la cima de la pirámide de Keops!-exclamó el guía, desesperado, tirándose de su bigote negro.-¡Baja de ahí inmediatamente, muchacho!-

-Ésto... ¡No puedo! ¡Tengo miedo!- exclamó Harry.

Louis se estampó la cara en la mano.

-Da igual, ya subimos nosotros a por ti... Idiota.- fanfarroneó Zayn bajándose de su camello de un salto.



En Nueva York, los días para Aly pasaban aburridos, aunque aprovechaba su tiempo libre para estudiar. De nuevo quería sacar sobresaliente en todo, y aunque no había suspendido ningún examen en todo el curso, se quedaba más tranquila si veía un resplandeciente diez plasmado en tinta roja sobre sus exámenes. Dos semanas después de haber quedado con Harumi (y con el helado, pero ése sería su pequeño secreto) Aly llegó a casa del instituto y encendió la tele. ¿Qué estaban echando? Cómo no, uno de los últimos conciertos de One Direction en África, interpretando su temazo Live While We're Young. Aly sacudió la cabeza al ritmo de la música.
Hey girl I'm waiting on ya, I'm waiting on ya, come on and let me sneak you out...
<<Buena música.>> pensó Aly. Se levantó y empezó a limpiar el polvo de todos los muebles con un trapo mientras seguía bailoteando al ritmo de la canción.
And have a celebration, a celebration, the music up the windows down...
Aly pasó el trapo sobre una cómoda de madera, levantando una nube de polvo que la hizo toser.
En ése preciso momento, los cinco chicos también tosían debido a una nube de arena que se había formado al tirarse Harry sobre la arena del desierto Egipcio. Las radios seguían emitiendo su exitoso tema.
Yeah, we'lle be doing what we do, just pretending that we're cool, and we know it too... Yeah, we'll keep doing what we do, just pretending that we're cool, so tonight...
Louis dió un salto bomba y se tiró en las aguas del Río Nilo.
Let's go, crazy crazy crazy till we see the sun! I know we only meet but let's pretend it's love...!
Aly y Harumi corrían cómo locas en la clase de Educación Física, mirándose y riendo de lo despeinadas que estaban de tanto correr entre otros alumnos.
And never, never, never stop for anyone! Tonight let's get some! And live while we're young!
Los chicos, ya fuera de Egipto, estaban corriendo por un claro africano, tratando de alcanzar el coche de safari que conducía Harry a toda velocidad, dejando a sus cuatro amigos atrás. Una jirafa en la lejanía los contempló mientras masticaba tranquilamente una hoja de árbol y Louis, Niall, Zayn y Liam seguían corriendo cómo locos tras el coche del safari.

-¡Harry!- gritaban enfurecidos. El chico de pelo rizado, por su parte, se reía melévolo mientras aceleraba el coche del safari.

Hey girl it's now or never, it's now or never, don't overthink, just let it go...

Aly estaba tumbada en su cama, revisando las fotos que tenía en su móvil, fotos que se había hecho en Irlanda con los chicos.

And if we get together, yeah get together, don't let the pictures leave your phone...

-¡Un diez!- vociferó Aly alzándose de la silla de su pupitre, sosteniendo en su mano derecha un examen de Matemáticas con un diez estampado en rojo.

Yeah, we'll be doing what we do, just pretending that we're cool, so tonight...

-Let's go, crazy, crazy, crazy, till we see the sun, I know we only meet but let's pretend it's love! And never never never stop for anyone! Tonight let's get some...- cantaban los cinco chicos subidos en un escenario en Nairobi, la capital de Kenia -... And live while we're young!-

Las fans los aclamaban a gritos mientras agitaban pancartas y hacían fotos, siempre bailando cómo si en ello les fuera la vida.

En la casa de los Willson, Cindy configuraba la radio y avisó a su hermana mayor al oír que sonaban las voces de sus cinco amigos.
Wanna live, wanna live, wanna live, wanna live, wanna live, wanna live...! Tonight let's get some!

Día tras día, semana tras semana, mes tras mes, el tiempo iba pasando. Una noche Aly se dejó caer en su cama boca arriba y miró al techo, mientras esbozaba una sonrisa.

-... And live while we're young.- sobre el escenario, Harry se apartó el micrófono de la boca y todos estallaron en aplausos y gritos de emoción.

En Nueva York, Aly se despertó a la mañana siguiente dispuesta a acudir a un precioso viernes de instituto. Sonrió y miró su calendario. Fue corriendo a tachar con un rotulador verde cierto día señalado en tinta roja. Por fin. Sus cinco amigos iban a regresar.
En los siete meses que habían transcurrido, Aly había crecido al igual que todos. Seguían siendo iguales, al fin y al cabo, cómo Harry dijo el día de su partida, ¿qué eran siete meses? Casi nada. Durante los cumpleaños de Aly y los chicos, éstos habían estado llamando a Aly para felicitarla, y lo mismo había hecho ella cuándo los chicos cumplían años. Tras siete meses por África, los cinco muchachos se morían por regresar.
Lara bajó las escaleras de su casa a trompicones, yendo a la planta baja con dificultad. Su gigantesca barriga de embarazada parecía un saco a reventar de cosas y seguro que para los próximos días daría a luz. Su embarazo había sido tranquilo y normal pero algo movido, al menos durante los meses en los que los chicos habían estado en África de gira no había ocurrido nada emocionante que hubiese podido sobresaltarla en su estado.

-Talia te ocupa mucho espacio, ¿eh?- bromeó Cindy levantándose del sofá.

-Dios, no hagas chistes, Cindy, ésto es muy doloroso.- gimoteó Lara.

Se sentó en el sofá ayudada por su hija menor. Siempre andaba encorvada hacia atrás para compensar el peso de su enorme barriga, dónde la pequeña Talia crecía sana y tranquila.

-Come chocolate, anda.- Cindy le ofreció a su madre una tableta de chocolate.

-Cómo siga comiendo tanto chocolate, tu hermana pequeña nos saldrá viciada al cacao.- rió Lara. No obstante, mordió la tableta gustosamente.

Unas horas después, Aly llegó a la casa felizmente. Tras el instituto, había comido en casa de Harumi y había estado con ella toda la tarde jugando a la Wii.

-¡Hoy vuelven los chicos de África!- exclamó dando una vuelta sobre sí misma.-Éstos siete meses se han hecho eternos... ¡Pero hoy volveré a abrazarlos!-

-Qué bien, hija.- Lara ahogó una mueca de dolor mientras se sujetaba la barriga.

-¿No has ido al cole, Cindy?- preguntó Aly alborotando el corto cabello rubio de su hermana menor mientras cogía una onza de chocolate del plato que había sobre la mesita.

-He tenido fiebre.- se excusó ella.-Y mamá me ha dejado estar aquí con ella toda la mañana.-

-Qué morro.- protestó Aly tras darle un bocado al chocolate.

-Bueno, de aquí a un par de horas habrá que cenar. ¿Qué cenaremos, mami?- preguntó Cindy mirando a su madre.

-No... No lo sé.- Lara hizo otra mueca de dolor.

Richard entró por la puerta.

-Holaaa.- saludó con su voz alegre.

-¡Hola, papá!- exclamaron Aly y Cindy a la vez.

-Hola, cariño...- musitó Lara, mientras su bonito rostro se torcía de nuevo en una mueca de dolor.

-Voy a beber un poco de agua, vengo sediento. El de la oficina nunca nos deja beber por miedo a que "mojemos los ordenadores"- se burló Richard mientras entraba en la cocina.

Sus dos hijas rieron y volvieron a mirar hacia el televisor.

Lara no pudo evitar reprimir otra mueca de dolor, acompañada de un leve gemido.

-¿Mamá?- preguntó Aly, mirando muy seria a su madre.-¿Estás bien?-

-N...No...- tartamudeó Lara con voz débil.-Voy al baño.-

Se levantó ayudada por Cindy y luego fue corriendo hacia el baño. Aly y Cindy, sentadas en el sofá del salón, miraban la puerta del baño preocupadas, intercambiando miradas entre ellas dos de vez en cuándo.
Segundos después Lara abrió la puerta de par en par, despeinada y con la respiración acelerada. Sus ojos estaban llorosos debido al dolor.

-He roto aguas.- dijo.

~~~

Richard pisó el acelerador del coche, mientras su hija menor Cindy, sentada a su lado, miraba hacia atrás preocupada. En los asientos traseros, Aly cogía de la mano a su madre.

-Tranquila, mamá, respira...- dijo Aly emocionada y a la vez, nerviosa.

La frente de Lara se perlaba debido al sudor. Clavó sus ojos de un color verde azulado en los de Aly y sonrió.

-Tranquila, cariño.- dijo con dificultad.-He sido madre dos veces. No me costará volver a pasar por un parto.-

Aly y Cindy rieron, aunque sus risas sonaron más cómo unos sollozos, mientras Richard seguía conduciendo rápidamente hacia el hospital.

Una vez allí, los médicos guiaron a Lara hasta una habitación, seguidos por Richard.

-Estoy nerviosa.- masculló Cindy.-Tú asististe al hospital el día de mi nacimiento, pero ahora yo también acudiré al ver cómo llega nuestra hermana menor.-

-Tranquila.- Aly acarició el pelo corto y rubio de Cindy.-Vamos a la sala de espera.-

Fueron a la cafetería y Aly le compró a su hermana menor un bizcocho para que comiera algo y se tranquilizase. Se acomodaron en la sala de espera, y dos horas después, el teléfono de Aly sonó. Para colmo, el nuevo tono de móvil de Aly era la marchosa pero ruidosa canción My Apocalypse de Metallica.

-¡Aly! Estamos en un hospital, ¡apágalo!- la regañó su hermana menor.

-¡Cállate! Es Harumi.- Aly descolgó rápidamente.-¿Diga?-

-¡Aly! ¡Soy Harumi!-

-¡Éso ya lo sé!-

-¡Quería avisarte de que, según mi tío, que trabaja en el aeropueto de Nueva York, los chicos están a punto de aterrizar!-

-¿En serio?- preguntó Aly.-¡No puedo ir al aeropuerto ahora! Estoy en el hospital, ¡mi madre está de parto!-

-¡¿Qué Lara se ha puesto de parto?!- preguntó Harumi, incrédula, con su chillona voz japonesa.

-¡Sí! Ahora no es buen momento para que éstos cinco elementos vayan a llegar.- resopló Aly.

-O por el contrario, no es buen momento para que Talia nazca...- bromeó Harumi.

-¡Haru!- vociferó Aly.

-¡Era broma!- rió la muchacha japonesa.

Aly colgó el teléfono y se levantó, mordiéndose las uñas. De la habitación dónde estaban sus padres vió salir a una enfermera y a un médico, muy agitados.

-¡No ha venido la partera de refuerzo! ¡Ella iba a ayudar pero por culpa del tráfico no puede!- exclamó el médico, quitándose la mascarilla de la cara.

-¡Pero éso no es posible! ¡La señora Willson tiene que dar a luz ahora mismo!- rebatió la enfermera.

-¡Sin alguien que la calme y la ayude en el parto, no creo que se pueda!- dijo el médico.

La enfermera entró en la sala de espera mientras el médico se abanicaba con la mano. La mujer avanzó hacia Aly y la cogió del brazo.

-¿Te da náuseas la sangre?- preguntó la enfermera, llevándose a Aly de la sala de espera.

-¡Oye! ¡Aly! ¿A dónde vas?- preguntó Cindy. Luego se encogió de hombros y siguió leyendo la revista de videojuegos que tenía entre las manos.

-¿Náuseas? ¿Sangre? ¿A qué se refiere?- preguntó Aly, asustada.

-Normalmente sólo dejamos entrar al padre al paritorio, pero hoy haremso una excepción.- repuso la doctora.

-¿Que qué?- exclamó Aly abriendo sus ojos celestes de par en par.

Ambas entraron en la habitación dónde cinco médicos y tres doctoras atendían a Lara, mientras Richard cogía una de las manos de su esposa.

-¡Mamá!- exclamó Aly.

La doctora le soltó el brazo y la situó junto a Lara.

-Cierra los ojos, chiquilla, no es nada agradable ver ésto.- le advirtió la mujer.

Aly asintió nerviosa y sudorosa, mientras cogía la otra mano de Lara.

-¡Mamá, me han metido aquí!- lloriqueó.-¡Tengo miedo! ¡¿Qué hago?!-

Lara no respondía, sus contracciones eran demasiado dolorosas.

-¡Aly, tú sólo sujeta la mano de tu madre!- exclamó Richard.

Lara apretó con increíble fuerza las manos de su esposo y de su primogénita.

-¡Auuu!- sollozó Aly mientras su mano palpitaba de dolor. Sabía que su madre tenía fuerza, pero no que tenía tanta.

-¡Muchacha! ¡Tráenos tres toallas!- ordenó un doctor.

Aly asintió y liberó su mano de la de su madre, corrió hacia un estante con toallas y se las dió al doctor, mientras cerraba los ojos con fuerza para no ver el proceso de parto.

Volvió a coger la mano de su madre y su teléfono, que estaba en uno de sus bolsillos, vibró de repente. Aly lo sacó con la mano que tenía libre y leyó el mensaje que tenía.

De: Harumi. Para: Aly. Hora: 20:09
Mensaje: ¡Los chicos ya están a punto de sobrevolar Nueva York! KAWAIIIIIIIIII.

Lara gemía de dolor y Aly quería salir de allí cuánto antes. ¡Nunca había asistido a un parto, y hacerlo no entraba en sus planes! Además, había dejado a Cindy sola en la sala de espera. Vale que tenía 13 años y podía cuidarse sola, pero Aly no estaba tranquila sabiendo que Cindy estaba sin vigilancia.

Minutos después un doctor exclamó.

-¡Vale, Lara, empiece a empujar, ya!-

Aly cerraba los ojos con fuerza, de vez en cuándo miraba a su madre, que respiraba con dificultad. Pocos minutos después, Lara soltó la mano de Aly y agarró el edredón blanco de la cama, Aly aprovechó y salió de la habitción a toda prisa, cerrando la puerta tras de sí y apoyando la espalda contra  la puerta. Se secó el sudor de la frente y trató que su respiración y pulso recobraran el ritmo normal, aunque le era imposible.
<<Tranquila, Aly, tran...>>
Sus pensamientos fueron interrumpidos cuándo un escandaloso llanto de bebé llegó desde detrás suya. Aly abrió sus ojos azules de par en par y quiso entrar en la sala enseguida, pero sabía que no podía hacerlo. Corrió por todo el pasillo, esquivando a enfermeros y doctores, trató de coger el ascensor pero estaba lleno de gente, así que se precipitó escaleras abajo hasta llegar a al segundo piso y correr buscando la sala de espera. Al llegar, suspiró reconfortada al ver que Cindy seguía ahí, sana y salva.

-¡Cindy!- gritó Aly, que no cabía en sí de felicidad.-¡¡Talia ya ha nacido!!-

Cindy miró a su hermana mayor, abrió sus ojos azules cómo platos, mientras éstos se humedecían a toda velocidad, y Aly agarró a su hermana menor por la muñeca y la arrastró por el pasillo. Las dos hermanas corrieron cómo locas, subieron las escaleras tropezando numerosas veces, recorrieron pasillos y pasillos en busca de la sala dónde Lara había dado a luz, pero estaba vacía. La habían transportado a otra habitación. Preguntaron a una enfermaer que les dijo que sus padres estaban en la habitación número 106 y las dos hermanas corrieron hacia allí, cogidas de las manos y buscándola.
La encontraron y entraron bruscamente y sin aliento.

-Estáis aquí.- dijo Richard.

Aly y Cindy se acercaron lentamente a la cama. Una enfermera les indicó amablemente:

-Todo ha salido bien. Vuestra hermana es preciosa.- luego salió del cuarto dejando a los cinco miembros de la familia a solas.

Lara estaba pálida y sostenía al bebé entre sus brazos. La niña estaba dormida y envuelta en una manta rosa, mientras agitaba sus manos inconscientemente.

-Alyson, Cindy...- dijo Lara con voz temblorosa pero dulce.-Os presento a Talia. Vuestra nueva hermanita.-

Las dos chicas miraron al precioso bebé, de piel pálida y cabeza calva. Tenía una nariz respingona y los dedos arrugados. Richard lloraba de felicidad, al igual que había hecho al ver a sus otras dos hijas recién nacidas.

-Qué bonita...- sollozó Cindy acariciando una de las mejillas del bebé.

-Aly, cógela.- dijo Lara entregándole Talia a Aly.

Aly cogió a su segunda hermana y no pudo evitar reprimir las lágrimas de felicidad.

Durante media hora, Richard, Aly, Cindy y Lara estuvieron contemplando a Talia, hasta que el móvil de Aly sonó.

-¿Metallica otra vez, eh?- rió Lara, con Talia en brazos.

-Lo siento, esque los adoro.- rió Aly descolgando para que dejara de sonar My Apocalypse.-¡¿Quién es?!-

-¡Harumi! Antes que nada seré una buena amiga y te preguntaré por lo más importante: ¿qué tal tu nueva hermana?- dijo la voz de Harumi en la otra línea.

-¡Preciosa! ¡Talia es tan pequeña y adorable...! Me recuerda a Cindy cuándo nació. ¡Gracias por preguntar!- dijo Aly.

-Vale, ahora atenta. Chicos de One Direction. Aeropuerto de Nueva York. En diez minutos.- resumió Harumi aceleradamente.

-Por ésto eres mi amiga.- dijo Aly antes de colgar el teléfono.-Papá, mamá, ¿me prestáis el coche?-

-Claro que sí.- dijo Lara acariciando a Talia con cuidado.

-Gracias. Volveré en un momento.- Aly salió de la habitación y corrió por los pasillos del hospital. Bajó por el ascensor en ésta ocasión ya que había poca gente y corrió tan rápido cómo sus piernas le permitieron. Fue al aparcamiento y entró en el coche rápidamente. ¿Era posible llegar al aeropuerto en menos de diez minutos?

-Por supuesto.- se dijo Aly en voz alta.

Pisó el acelerador a fondo y condujo a toda velocidad, saliendo del aparcamiento y llegando al exterior. Miró el hospital y le lanzó un beso con la mano, esperando que llegara hasta la habitación dónde estaba su familia. Se concentró en el volante. Iba a conducir cómo una loca, oh yeah. ¿Qué era ilegal? Daba lo mismo. No apartó el pie del acelerador ni un sólo segundo. Iba a llegar a tiempo, sí o sí.
Tras varios minutos yendo a la máxima velocidad por las carreteras bajo el  cielo nocturno, Aly aparcó de cualquier manera enfrente del aeropuerto. Entró en el inmenso recinto e hizo memoria para recordar dónde estaba la pista del avión de los chicos, en la que los había visto marchar siete meses antes. 
Corrió cómo una loca (aunque el "cómo" sobraba) y finalmente llegó a la pista dónde ya había aterrizado el avión. De el bajaba un rubio que tras haber estado separado siete meses de Aly, había regresado por fin.

Aly sintió que sus ojos se llenaban de lágrimas y esbozó una gigantesca sonrisa.

-¡Niall!- vociferó con todo el aire que tenía en los pulmones.

Él levantó la cabeza y vió cómo Aly corría hacia él. Dejó caer su maleta al suelo y también corrió hacia ella. En cuánto se alcanzaron, Niall abrazó a Aly a toda velocidad, alzándola mientras ella rodeaba el cuello de él con sus brazos. Aly, con las piernas dobladas hacia atrás, fue levantada por el irlandés y éste comenzó a girar sobre si mismo, sin dejar de abrazar a Aly. Dieron vueltas y vueltas hasta que Niall dejó a Aly en el suelo, ésta apoyó sus pies sobre el hormigón y no esperó ni un segundo para besar a Niall con una increíble felicidad.
Los dos reían y se abrazaban mientras sus labios se fusionaban en besos dulces y alegres, Aly había derramado un par de lágrimas de felicidad. En un sólo día había tenido una hermana y había recuperado a sus amigos, tras haber estado siete largos meses sin verlos.

-¡Niall! ¡Cómo te he echado de menos!- gritó Aly al dejar de besarlo mientras lo abrazaba otra vez.

-¡Te quiero!- exclamó Niall apretando el cabello de Aly entre sus dedos.

Del avión bajaron otros cuatro chicos. Aly levantó la cabeza del hombró de Niall y los vió. Sus ojos azules se iluminaron y parpadeó para evitar que más lágrimas cayesen.

-¡Chicos!- exclamó, feliz.

Tras separarse de Niall, corrió hacia ellos. Primero se lanzó a los brazos de Louis, que la estrecho con fuerza. Aly decidió dejar de intentar no llorar y dejó que las lágrimas cayesen, mientras apretaba a Louis con fuerza y luego le daba un beso en la mejilla.

-¡Aly!- exclamó Louis.-¡Estoy tan feliz de verte de nuevo...!-

-¡Niñaaaaaaaataaaaaaaaa!- vociferó melodiosa y divertida la voz de Harry.

-¡Mi idiota!- Aly rió mientras se separaba de Louis y se apresuraba a abrazar a Harry. Los dos se abrazaron felices y Harry no perdió la oportunidad de revolverle el pelo a Aly.

-¡Cómo he echado de menos tus bromas y paridas, y chistes malos, y...!- exclamó Aly.

-Cállate, la estás cagando.- bromeó Harry poniendo su mano delante de la boca de Aly. Luego la abrazó otra vez.

Después, Aly abrazó a Zayn y a Liam al mismo tiempo.

-¡Chicos! ¡Me alegro tanto de veros! ¡Cómo os he añorado, no tenéis ni idea...!- decía Aly llorando y riendo al mismo tiempo. ¡Estaba radiante de felicidad!

Liam y Zayn abrazaron a su amiga con fuerza.

-¡Echaba de menos oír tu voz!- rió Zayn.

-¡Por fin estamos de vuelta!- añadió Liam, con los ojos llorosos.

Aly los abrazó a todos de nuevo y luego Niall se acercó, para que los séis se fusionaran en un tremendo y alegre abrazo de grupo. Aly no podía creerlo. ¡Estaba tan contenta! Y a la vez, reconfortada. Sus cinco ángeles de la guarda habían regresado.

-¡Mañana, sábado, fiesta de pijamas en casa de Liam para celebrarlo!- vociferó Harry en tono seguro, mientras rodeaba a Aly con un brazo y a Liam con otro.

-¡Oye! Es mi casa. ¿No debería hacer yo los planes?- preguntó Liam apartándose de Harry.

-Yo ya he propuesto algo.- Harry soltó una risita.-¿Para qué decir que no?-

Liam suspiró mientras alzaba la vista y sonreía.

-Vaaale.- dijo.

Aly los abrazó a todos de nuevo.

-¡Por fin juntos de nuevo! ¡Por fin!- exclamó la rubia, eufórica.

Las aventuras y emociones volverían a empezar ahora que ellos cinco habían regresado a Nueva York.
Cómo dijo Harry, ¿habían sido siete meses? ¡Buf, casi nada! Casi nada comparado con todo lo que les quedaba por vivir a Aly y a ellos cinco.

50 comentarios:

  1. Maria<3: WÖW 1er!!! LO ADORE!!!!!!!!!!!OMG por donde empiezo?PERFECTO!!! Talia....harry y brianna, harry paridas y aly nialler el tontorron, canciones k encajaban perfectamente PUTADA XD jaajjaja y tantas cosas...me encnato pero liam no es tan serio eee....ENHORABUENA!!!

    ResponderEliminar
  2. Siguela cuando puedaaaaas!! AMO TU NOVEEE
    Besitooos Laurii

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado como siempre. espero el siguiente pronto y quero que Liam y Melanie empiezen a salir yaaaaaaaaaaa :)

    ONe Kiss

    ResponderEliminar
  4. Mee ha encantado!<3333333:)
    sigue escribiendo peroo subee masss rapidooooooooooo!:) LLLL

    ResponderEliminar
  5. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa me encanto................................... pero monta el otro pronto.........................

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantadoooooooooooooooooooooo!! Necesito el siguiente YA!! ^^ Menos mal que los 7 meses han pasado rápido...

    ResponderEliminar
  7. buenisismo me encanto la parte donde suena la cancion y transcurren los 7 meses

    ResponderEliminar
  8. Bueno,me ha encantado!!!!
    Y la niña ha nacido,todo emociones,aajja
    Pero el próximo capitulo,rápidoo!!

    ResponderEliminar
  9. Me encantaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!! me encanto todoooo que naciera la bebe, que llegaran, que niall y aly se besaran todooooo pero que paso con Celine y Harry???? = la novela esta exelente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso... Que al final no va a haber nada entre ellos o que? =( De todas formas, genialiiiiiiiiiiiisima la histo

      Eliminar
  10. TU DE VERDAD QUE SABES HACERME LLORAR COMO UNA LOCA!!!!!! AMO TU NOVELA!!!!! LA ESTOY LEYENDO DESDE MAYO Y NO PARO DE ENTRAR A CADA SEGUNDO PARA VER SI YA PUBLICASTE UN NUEVO CAPITULO!!!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Esto... esto... esto... es ¡PRECIOSO! Me encanta tu novela. Me encanta la parte en la que pasaba todo mientras que "Live While We're Young" sonaba. Y por cierto, una pregunta. ¿Pondrás imágenes de la bebe? Nunca dejes tu novela. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y tanto que te encanta, no haces mas que copiar el argumento :)

      Eliminar
  12. He llorado cuando los chicos se van a África... ES INCREIBLE! porfavor sube pronto!!

    ResponderEliminar
  13. Ahora tendrás que añadir a personajes a Talia xD Me encanta la novela, adoro cuando pasan los 7 meses mientras trancurre la canción :)

    ResponderEliminar
  14. wow casi me muero ¡ha sido preciosa!!! si me dejas darte una idea podrias poner una cancion por capitulo como has hecho con este =)
    besitos

    ResponderEliminar
  15. ¡Dios! Preciosa, me ha E-N-C-A-N-T-A-D-O . Ha estado genial, se me han humedecido los ojos y todo :D . Jaja, al principio del capítulo es MUY MUY MUY triste. No sabía que iban a pasar los siete meses en un capítulo, que CHULADA. Has sido preciosa, en los momentos en los que estaban los chicos en egipcio, mientras que Harumi y Aly hacían cosas parecídas a las de ellos y viceversa ^-^

    ¡Vale la pena esperar por un capítulo como éste! :3

    Kisses! <3

    ResponderEliminar
  16. Meee encantaaaaa!! :D Mee mueroo quieroo el proximoo yaa:D

    ResponderEliminar
  17. Me encanta! descubrí este blog hace 5 días y ya me he leído todos los capítulos!! En este capítulo no he parado de llorar, escribes genial, sigue así! Niall es un encanto, espero que él y Aly puedan vivir ya tranquilamente como novios! :)

    ResponderEliminar
  18. Me encanto el capítulo eres una gran escritora

    ResponderEliminar
  19. AMO TU NOVELAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! <3 POR FAVOR NO LA TERMINES NUNCA SI PUEDEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEESSSSSSSSSSS!!!!!! ERES LA MEJOR ESCRITORA QUE HE VISTOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! por sierto, que paso con celine??? NECESITO EL NUEVO CAPITULO YAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!! saludos desde venezuela!!!

    ResponderEliminar
  20. Simple... ME ENCANTO!!!!!!!!!!!
    Iva sintiendo cada sentimiento que sentia Aly.. Wao!
    Que lindo fue esto :') ..Alicia.

    ResponderEliminar
  21. Dios!! Vale la pena esperar por capitulos como este!!!! Me encanto como pasaban los siete meses con la cancion de Live While We're Young!! Fue simplemente genial!! Me encanto!! Deseando leer el siguiente capítlo!!
    Bss Celia :)

    ResponderEliminar
  22. La amo la amo la amooo!! Lloré como unas 5 veces :') Eres la mejor <3

    ResponderEliminar
  23. la amoooooooooooo me encanta no puede ser no nos dejes asi no nos dejes me encanta la nove no subistes x mas de 15 dias estaba kjfkajbnkfb kp no sabia q hacerme la amooo!!

    ResponderEliminar
  24. Amo qe tus capitulos sean asi de largos!!! Pero odio qe nos agas esperar tanto :).... SIguela!!!!!

    ResponderEliminar
  25. Soy la única que ha estado llorando como una loca en TODO el capítulo????
    Me ha súper-mega-ultra-juanpelotilla-encantado!!!!!!!
    No he dejado de llorar ni un segundo!
    Me ha encantado la despedida, y como pasan los siete meses con al canción de Live While We're Young, y cuando Brianna se pone triste al recordar a Harry, y cuando nace Talia, y-y-y-y-y y TODO!
    Ha sido increíble en serio, necesito mas capítulos así de largo y así de increíblemente perfectosss! :3

    Besoss y sube prontoo ^^

    ResponderEliminar
  26. hay me encanta yo quiero saber mas sobre Harry y Brianna YAAA!

    ResponderEliminar
  27. HAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARRY Y BRIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANA <33 esos dos me gustan como pareja;) .. del odio al amor.. ya saben xd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me muero por saber como va la cosa entre ellos desde ahora...=)

      Eliminar
  28. me encanto ¡¡ nació la hermanita de ally y regresaron (aunque solo una cosa harry no maneja no ha podido sacar licencia pero no importa) sajksajkakjsakjsak muuyyy buenoooo¡¡¡ espero que se vuelva emocionantes estos prox. cap. nunnncaaa dejes de escribir y dejo mi twiter :D
    @ Eunice_OneD_Lov

    ResponderEliminar
  29. es muy bonito me a encantado.
    Cuando aras el proximo capitulo??

    ResponderEliminar
  30. Genial!!, oye tu conoces Hana yori Dango?? De ahi sacaste algunas ideas para la parte de corrinder cierto? Bye

    ResponderEliminar
  31. Es absolutamente preciosa. Tienes mucho arte, escribes genial y tienes una imaginacion incriblemente buena. Eres capaz de transmitir sentimientos realmente profundos a la ahora de escribir, eres capaz de hacer que sonria como una tonta cundo niall le dice cosas preciosas a ali, eres capaz de hacerme llorar en los momentos más tristes, eres capaz de...de...de escribir la novela más buena que jamás leí!!
    De verdad que tienes mucho talento y se te nota que tienes un don, si de verdad te gusta la escritura nunca lo dejes, porque, como ya he dicho antes, tienes mucho talento, y un gran gusto musical!! Jajajja
    Te dejo mi twitter y espero que la sigas pronto, no podré aguantar más!!
    @Calahorra_822

    ResponderEliminar
  32. aaaahhh super: nueva hermanitaaa y los chicos vuelven geniaaal,jujujuju my apocalypse y live while we´re young *_*, oye q paso con celine, ella tambn hace parte... ahora si se va a poner romantica la cosa, di q sii por favor, esta buenisima :D me tienes enganchada.

    ResponderEliminar
  33. Aiiii por favor, he llorado como una niña pequeña escuchando take me home y leyendo esto, dios mio, no he aguantado. Buenisimo, el mejor capitulo diria yo. Joder pero que bien que escribes ! Espero que continues.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  34. Harry y Brianna o Harry y Celine....???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si... tienes razon... seria mucho mas explosiva e interesante esa relacion ..!!

      Eliminar
    2. Harry y Brianna! Es algo que uno no se espera, ya que Brianna se hace la dura, jeje ;)

      Eliminar
    3. JA....JAJA....¡JAJAJAJ! ¡MUHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAAHAHAHAHAHAHAHAHA!
      Obvio que...¡HARRY Y CELINE!
      Yo aqui toda CONTRA EL PODER :')

      Bueh... aunque llego Kai y...bueeee....pero...pero....¡PERO JOOOOOOO!


      En fin u.u
      Aunque Brianna no me cae lo MAS CHUPIGUAY DEL MUNDO (a diferencia del resto de raquellers º-º ) SON MUY COMPATIBLES ESOS DOS.
      Y Harry la quiere y es un idiota empedernido que pone como excusa que nadie lo entiende ¡Y UN MOJON! ¡HE LEIDO MUCHOS LIBROS RIZOTES! El chico que no se cree lo suficientemente bueno para la chica uhhhh ¬¬
      Harry....¡ERES HARRY POR DIOS! Con eso lo digo todo.
      Su segundo nombre es BUENAZO (buenorro y BUEN CACHO DE TROZO DE PAN DEL CIELO, pero dejandolo a un lado :'D )

      Y sip... estoy escribiendo como si estuviera hablando con Harry *-* ¡TENGO UN PROBLEMAAA! JAJAJAJAJAJ okya no te asustes Raquella, no... lo mio ya no tiene cura u.u

      Y estoy comentando en un capi de hace milenios pero vi esto y ¡no pude resistirme!
      Ah...en fin, ¡YA SI QUE ME VOY!
      BESAZOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS ESCRITORA GENILOSA MÁS PERFECTA DEL MUNDO MUNDIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAL FOREVER IN MILLIONS YEARS! JAJÁ <3

      Eliminar
  35. me facinoooo me encanto pero no gustaria que brianna se quedara con harry me encantoo

    ResponderEliminar
  36. WOW! muchas emociones en un solo capitulo , llore en la partida de los chicos y grite en su rereso

    ResponderEliminar
  37. PorFavor el siguiiente capiituloo!!
    Te lo juuroo ME ENCANTA!!!
    Nunca dejes de escribir porQ esta GENIAL!!!!
    Besiitos!!!

    ResponderEliminar
  38. La amo, la amo, la amo. Me encanta tu nove la sigo hace tiempo y me enamoro, el cap estuvo genial. EL SIGUIENTE PLISSS.
    Te podes pasar por la nove de mi mejor amiga? No subio mucho pero bueno: http://mylifiscrazy.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  39. ME PARTO CON VALERY Y BRIANNA!!!!!!!!!!!!!! cuando Brianna empuja al chico diciéndole "Aparta" y éste le hace burla, y cuándo Valery la pilla escuchando Live While We're Young y empieza: "Beyoncé estaría decepcionada!!" jajajajajja, muy graciosa la novela :D

    ResponderEliminar
  40. 1D MARCHÁNDOSE CON LA CANCIÓN MOMENTS DE FONDO.
    NO.TENGO.PALABRAS.
    LLORÉ!!!!!!!! ENTRE EL TEXTO, LAS IMÁGENES DE MI CABEZA DE ALY Y NIALL DESPIDIÉNDOSE Y EL AVIÓN VOLANDO, Y LA CANCIÓN DE MOMENTS... SIMPLEMENTE LLORÉ!
    TU NOVELA??? LA MEJOR DE INTERNET!!!

    ResponderEliminar

¡Anímate a poner un comentario! Deja tu opinión sin faltar al respeto y sin insultar. Tu participación es muy importante. ¡Muchas gracias por comentar!