martes, 22 de mayo de 2012

18- Una tarde ge-Niall

El cielo nublado tronaba sobre Green-Wood, el cementerio más importante de Nueva York. No llovía, pero aún así, las nubes grises predecían un mal día. La familia Yuriko, todos vestidos de negro, estaban apiñados frente a una pequeña excavación en forma de rectángulo. En el borde de la excavación había una lápida, dónde ponía: "Aquí yace Natsuki Yuriko. Descansa en paz." Dentro del rectángulo excavado, había un ataúd de madera de cerezo, el árbol típico de Japón, y dentro del ataúd, se encontraba la difunta Natsuki, abuela de Harumi y persona a la que Harumi quería más que a su propia vida.

-Empezaremos a enterrar en breve.- dijo un empleado del cementerio, mirando a sus compañeros. Éstos asintieron y terminaron de pulir sus palas.

Harumi, situada junto a sus padres y vestida con un traje negro, lloraba desconsoladamente. Tenía una flor de cerezo entre las manos, una flor pequeña y rosa. Sin decir nada, dejó caer con delicadeza la flor de cerezo sobre el ataúd de su abuela. Aly y sus padres, que también estaban presentes y cómo todos, vestidos de negro, agacharon la cabeza.

-Comencemos.- dijo el encargado de enterrar.
Él y sus otros tres compañeros empezaron a recoger tierra con las palas y a echarla sobre el ataúd. Los padres de Harumi lloraban sin parar, al igual que muchos otros de los presentes. Una vez que el ataúd estuvo totalmente enterrado y la excavación quedó cubierta de tierra, todos lanzaron distintas flores ante la fría lápida de piedra.

Luego, Aly y sus padres abrazaron a Harumi y a sus padres, dándoles el pésame.

-Sabes que me tienes aquí, para todo.- le dijo Aly a su amiga mientras la abrazaba.

Harumi estaba muy dolida, y no le contestó. Siguió abrazándola, mientras lloraba desconsoladamente.
En ésos momentos se presentaron cinco asistentes al funeral. Louis, Niall, Liam, Harry y Zayn, vestidos de negro, llegaron a la zona del cementerio. Cada uno dejó una flor sobre la tumba de la difunta Natsuki y luego se dirigieron hacia Aly y Harumi. Al verlos, Harumi se quedó boquiabierta.

-Sabemos que nadie nos ha invitado.- dijo Zayn.-Pero queremos que sepas que cuentas con nuestro apoyo.-

-Sentimos mucho lo de tu abuela...- dijo Harry, muy serio.

Harumi, emocionada, corrió a abrazarlos.
Se sentía destrozada por la muerte de su abuela: dos días antes, en el preestreno de Sombras Tenebrosas, frente a Johnny Depp, se sintió la chica más feliz del mundo. Pero aquél día, viernes, en el funeral de su abuela, se sentía hecha pedazos. No obstante, la presencia de los chicos la sorprendió y la reconfortó. Todo aquel apoyo en ésos momentos difíciles significaba mucho para ella. Muchísimo.

~~~

El sábado, Aly se fue a un Starbucks con Harry y Liam.

-¿Dónde están los otros tres?- preguntó.

-Louis está con un poco de fiebre y hoy se ha quedado en su casa. Niall está practicando conducción en moto. Y Zayn... No sé lo que se trae entre manos.- dijo Liam.

-¿Niall tiene moto?- preguntó Aly.

-No, la moto es de su hermano, Greg.- dijo Harry. Llevaban diez minutos en el Starbucks y ya se había tomado dos cafés (descafeinados). Empezaba a ser un adicto al café de Starbucks.

-Guau.- dijo Aly. Siempre había soñado con montar en moto. Aunque no sabía conducirlas.

En ésos instantes, el móvil de Harry sonó.

-¿Diga? Ah, hola, Niní.-

-¡¡¡Es la segunda vez que me llamas así, y más te vale que sea la última!!!- la voz de Niall se escuchó desde el teléfono de Harry, ya que había gritado a pleno pulmón.

Harry rió a carcajadas.

-¿Qué querías decirme, Ni... Niall?- preguntó, aún acelerado por la risa.

Tras varios minutos, Harry se agarró la barbilla.

-Hummm... No, no puedo, me dan miedo las motos.- dijo.-Vale, se lo preguntaré a Liam.-

Liam se echó hacia delante en su silla.

-¿Qué pasa?-

-Niall necesita ayuda para limpiar la moto de Greg y seguir practicando el aparcamiento.- dijo Harry.-¿Puedes pasarte por su casa ésta tarde?-

-No puedo...- dijo Liam en tono tímido.-He quedado con Danielle.-

Danielle Peazer era la novia de Liam. Últimamente discutían mucho y solían quedar para intentar hablar y recuperar su amor, su ilusión de enamorados. Aunque les costaba mucho.

-Liam tampoco puede. Y ya sabes que Louis está malo y Zayn... No lo sé, pero no coge el teléfono.- dijo Harry volviéndose a pegar el móvil a la mejilla.

Entonces, sin saber por qué, Liam y Harry miraron a Aly.

-¿Qué?- preguntó ésta.

-Niall, ya sé quién te puede acompañar.- dijo Harry sacando la lengua pícaramente. Aly abrió los ojos de par en par.

-Genial, ¿quién es?- preguntó Niall.

-Te lo llevamos a tu casa en quince minutos.- dijo Harry. Y colgó.

-No.- dijo Aly.

-¡Ohhh sí! ¡Vaya que sí!- dijo Harry.-Te llevaremos a rastras, si hace falta.-

-¡Sóis crueles!- se rió Aly, aunque con las cejas bajadas.

-Sí, lo somos.- dijo Harry.

-Sentimos meterte en ésto, Aly, pero Niall necesita que alguien le ayude.- dijo Liam.

-Y sabemos que tú quieres...- canturreó Harry, cómo si fuera un niño de 5 años, mientras le daba un pícaro codazo a Aly. En respuesta, Aly le dió una palmada en el brazo.

-¡Au!-

-No pienso ir. Nunca he montado en moto y no sabría qué hacer.- dijo Aly.

-¡Da igual! Tú sólo... Limítate a ser tú misma.- dijo Harry levantándose y guardándose la cartera en un bolsillo de su pantalón.

-Chicos, en serio...-

-¡Camarero!- exclamó Liam.

-Chicos, ¡escuchadme! ¡No voy a ir! ¿De acuerdo? No. ¡Me quedaré aquí, no pienso ir a casa de Niall, no iré, cómo que me llamo Alyson Willson!-

~~~

Diez minutos después, Aly estaba bajando de la limusina a pisotones y caminando junto a Harry y Liam hacia la puerta de la mansión de Niall.

-Os odio.- masculló la chica.

-Y nosotros a ti.- dijo Harry amistosamente, rodeándola con el brazo.

Liam llamó a la puerta y abrió el propio Niall.

-Hola, chicos.-

Liam y Harry se apartaron, dejando ver a Aly que estaba entre ellos dos.

-Ho... Hola, Aly.-

-Hola.-

-Y, aquí tienes a tu acompañante para la tarde.- dijo Liam.

-¡Ahora nos vamos!- vociferó Harry mirando a Liam. Éste asintió y ambos echaron a correr hacia la limusina, entrando en ella a la velocidad de la luz.

-¡Chicos, volveeed!- gritó Aly mirándolos. 

Pero la limusina ya se alejaba.

Aly se giró muy lentamente para mirar a Niall.

-Hola.-

-Hola... otra vez.- dijo Niall, soltando una risita.

<<Genial. Estoy sola con Niall. ¿Qué podría salir peor?>> pensó Aly.

Sonó un trueno y empezó a llover. Aly no había llegado al portal de la casa, y se empapó completamente en cinco segundos. Abrió la boca, enfurecida, aunque sin moverse.
Tumblr_lqnqzovzop1qza0fjo1_500_large_large
-¡Pasa, corre!- dijo Niall. 

Aly entró y de nuevo, miró a su alrededor. La mansión de Niall era impresionante.

-Te has empapado.- dijo Niall cerrando la puerta.

-No me digas.-

-Te puedo prestar algo de ropa, aunque te iría bastante...-

-¿Ridícula?-

-Sí. No te pegaría.-

-Llevo vistiéndome cómo si fuera un tío 18 años. No me importaría ponerme una sudadera de chico si casi siempre llevo.-

-¿Sudaderas de chico?-

-No. Sudaderas en general, unisex.- dijo Aly encogiéndose de hombros.

Tras aquella breve charla, hubo un instante de silencio.

-Te prestaré una sudadera. Cuándo tu camisa se seque, te la vuelves a poner.- dijo Niall.

-Vale.-

-Siéntate. Cómo si estuvieras en tu casa. Vuelvo enseguida.-

Aly se dirigió a un mullido sofá de color beige vainilla y se sentó en él. Al cabo de pocos minutos, entró Niall en la estancia, con una sudadera verde, con la cara de un Frankenstein muy adorable dibujada en la parte delantera.

-Vaya.- dijo Aly cogiendo la sudadera.-Veo que te gusta Frankenstein.-

-Ésta versión chibi sí. Venga, póntela. Yo me iré a la cocina. ¿Quieres algo?-

-No, gracias.- dijo Aly.

-Sí que quieres.-

-¡Que no!- se rió Aly.

-Te traeré algo de todas formas...-

-¡Que no sea veneno!- bromeó ella.

Una vez que Niall salió de allí, Aly se cambió. La sudadera, suave y de manga larga, era cómo un abrazo envolvente, y ¡con olor a Niall incluido! A Aly le encantó ponérsela.

-¿Ya estás?- preguntó Niall desde la cocina.

-Sí.-

Llegó un delicioso aroma de chocolate caliente. Niall entró en la estancia con dos vasos llenos de chocolate fundido. Con la lluvia que hacía fuera, el ambiente se había refrescado.

-Sé que hace frío con ésta lluvia.- dijo Niall dejando los vasos sobre la mesa mientras se sentaba al lado de Aly.-Y he pensado que un chocolate fundido nos ayudaría a recuperarnos del frío.-

Aly sonrió. Estaba realmente adorable con su lisa melena rubia cayendo sobre sus hombros, sus ojos azules, y las mangas de la sudadera cubriéndole las manos de lo grande que le venía la sudadera. Niall sintió una especie de cosquilleo en la barriga, y en el corazón. Le gustaba ésa sensación.

Ambos bebieron un trago de chocolate. Era el más delicioso que Aly había probado en toda su vida.

-¡Está riquísimo!- dijo Aly.

-¿En serio? Soy un poco torpe en la cocina...-

-Oh, no digas éso... ¡Está delicioso!-

-Gracias.- Niall se ruborizó.

Ambos permanecieron así durante unos minutos, en silencio, hasta que Aly dijo:

-Y dime, ¿que cosas hay que hacer ésta tarde?- 

-Limpiar la moto de mi hermano, y... Si deja de llover, tengo que ir a la playa a conducirla.-

-Ah. Yo nunca he montado en moto.-

-Yo estoy practicando. Y se me da bastante bien.- dijo Niall con orgullo.

-Éso tengo que verlo yo con mis ojos.- bromeó Aly.

-Para éso te vas a venir.- rió Niall.

Aly lo miraba con ternura. La sonrisa de Niall era realmente adorable.

-Espero que sepas lo que haces mientras conduces.- dijo.

-Lo sabré.- respondió Niall.

-Por cierto: gracias por venirte ayer al funeral de la abuela de Harumi. Significó mucho para ella que tú y los chicos fuérais.-

-Era lo menos que podíamos hacer.- dijo Niall.-Al fin y al cabo, ella también es nuestra amiga. Los chicos y yo le tenemos afecto. Y sabemos que perder a un familiar es un golpe muy duro.-

Aly sonrió. Dejó su vaso vacío sobre la mesa de mármol y abrazó un cojín.

-Sabes, Niall, al principio tenía una idea equivocada de ti...- dijo.

Niall la miró, abriendo sus grandes ojos de par en par.

-¿Eh?-

-Nunca pensé que serías... Como me estás demostrando ser.- prosiguió Aly. No miraba a Niall. Miraba el cojín al que abrazaba, con la cabeza gacha.-El día en el que nos conocimos, pasaron muchas cosas. Ése mismo día, me escribiste una nota. Ése mismo día, te tiré la Coca-Cola a la cara. El día en el que nos conocimos, tuvimos una primera impresión muy... Rara.- 

-Aly, yo...-

-¡Pero da igual!- interrumpió ella sonriendo.-Ahora veo que me equivocaba respecto a ti. Eres un buen chico.- le dio un suave golpecito en el hombro, con el puño cerrado. Luego dejó el cojín al que abrazaba en su sitio y se levantó.

-Ya no llueve.- dijo mirando por una ventana. Luego se giró hacia Niall.-¿Vamos o no?-

-Sí, vamos.- dijo Niall.-Ah, y por cierto.- agarró la camiseta de Aly y se la lanzó. Aly la atrapó al vuelo.-Creo que tu camisa ya está seca.-

Aly sonrió y cuándo Niall salió de allí, se quitó la sudadera y se puso su camisa otra vez. Luego corrió detrás de Niall para no quedarse atrás.

~~~

-Vale... Veamos...-

Niall y Aly se encontraban en las playas de Nueva York con la moto de Greg Horan. Niall iba revisando todos los motores con cuidado. Aly, mientras tanto, jugaba con el perrito de una mujer que había ido a sacarlo de paseo.

-¡Es realmente adorable! ¿Cómo se llama?- preguntó, acariciando al pequeño Yorkshire.

-Niní.- respondió la dueña del perro.

-¿Es una broma?- rió Aly, acordándose del mote que Harry le ponía a Niall.

-No. ¿Por qué?- preguntó la mujer.

-No, por nada, por nada.- dijo Aly, acariciando al Yorkshire. Éste le lamía las manos.

-Bueno, nos vamos ya.- dijo la mujer, tirando de la correa de su perro. 

Aly se levantó de estar agachada y se dirigió hacia la moto.

-¿Ya has averiguado cómo ponerla en modo seguro?-

-Estaba revisando los motores ahora mismo. Creo que con ésto bastará para que circule bien por la arena.- dijo Niall, que estaba de pie detrás de la moto.

-Nunca he montado en moto...- masculló Aly.

Niall se puso delante de la moto. Un extremo de su camiseta roja de manga corta se enganchó en un espejito de la moto y, tras desenredarlo, dijo.
-¿Quieres conducir?-

Los ojos azules de Aly se abrieron de par en par.

-¿Cómo?-

-Que-si-quie-res-con-du-cir.- dijo Niall, más despacio.

-Oh, me encantaría, pero, nunca he conducido una moto...- dijo Aly. Con su camiseta blanca de tirantes, sus vaqueros shorts azules y sus sandalias blancas, tenía pinta de haberse pasado la vida entera en la playa. 

-Vamos, yo te enseñaré. Siéntate.- dijo Niall.

Aly se sentó. Niall se sentó detrás de ella y cogió los mangos de la moto.

-Sujétalos, sin miedo.- dijo.

Aly cogió los mangos de la moto con las manos temblorosas.

-Bien...- dijo Niall soltándolos.-Y ahora, para acelerar...-

Aly presionó el acelerador del mango y la moto salió disparada, tanto, que Niall, pillado desprevenido, voló hacia atrás y cayó sobre la arena.

-¡Yuuuuuuuuuuuuuuh!- vociferó Aly desde la moto, mientras su larga melena rubia oscilaba al viento.

Niall se puso en pie de un salto.

-¡Eh! ¡Eh eh eh eh eh eh!- gritaba, corriendo sobre la arena detrás de la moto.

Ambos se reían y tras un rato corriendo, Niall alcanzó la moto, aún en marcha, y se subió de un salto. Aly había ido conduciendo más despacio para que Niall pudiera subirse, pero no frenó ni por un instante. La moto siguió corriendo, recta, por la playa, cerca del mar. Las ruedas levantaban nubes de arena a su paso.

-¡Cómo mola éstooo!- gritaba Aly.

-¡Lo estas haciendo! ¡Estas conduciendo una mot...!- Niall no pudo terminar la frase porque se le llenó la boca de arena y empezó a toser escandalosamente.

Pocos minutos después, el sol terminó de ponerse y el cielo se tiñó completamente de naranja y rosa.


Tras media hora conduciendo la moto por la playa, Niall y Aly se fueron, aún en la moto, a los muelles de la ciudad. Cerca de un muelle había un pequeño bar, al aire libre, y ambos fueron a tomarse unos helados.

-Hay que ver.- dijo Aly riéndose.-Hace unas horas llovía y nos tomábamos unos chocolates fundidos, y ahora hace buen tiempo y nos estamos ventilando unos helados de fruta...-

Niall no paraba de experimentar con la cucharilla de plástico lila.

-Tiene sabor de fresa, luego de limón, luego de naranja, y luego de cereza.- dedujo Niall.

-Eres bueno.- sonrió Aly.

-Llevo comiendo helados de frutas toda la vida.- dijo Niall.

-Ya. Bueno, y, dime, ¿que tal he estado con la moto?-

-Francamente... Genial.- dijo Niall, intentando aguantarse la risa al recordar que él se cayó por culpa de los impulsos de Aly con el acelerador de la moto.

Y Aly, acordándose, se echó a reír también.

21 comentarios:

  1. como mola sigue escribiiendo ¡siempre!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. ¡Ésto es sólo el principio!
    Dime, ¿qué parte te ha gustado más del capítulo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi cuando se cae Niall de la moto y tambien cuando se toman el refresco juntos.
      Super guay me encanta sigue escribiendo.jajajaja me encanta

      Eliminar
  3. Que Genial! Siguela pronto ;)
    AleBella :)

    ResponderEliminar
  4. Queen of Clovers23 de mayo de 2012, 8:00

    Me puso triste el funeral de la abuela de Harumi, Natsuki, aunque casi lloro también cuándo se presentan los cinco chicos y Harumi se emociona y los abraza.

    También me encantó la escena dónde, en la playa, Niall intenta enseñarle a Aly a conducir, Aly arranca de golpe, y Niall se cae. ¡Y luego se pone a correr detrás de la moto!

    En resumen, un capítulo increíble.

    ResponderEliminar
  5. me encanto el capitulo, de hecho soy de las fans mas grandes de niall horan y a las fans normalmente le dan celos al ver esse tipo de cosas asi sea como tu lo haces sacandolo de tu cleatividad .

    me emocione demasiado en la parte en la que niall entra con el chocolate caliente y aly le empieza a decir a niall que ella tuvo una idea equivocada cuando lo conocio.

    PD: eres de las mejores escritoras que eh visto en mi vida!!!!!

    ResponderEliminar
  6. INCREIBLE! porfa escribe muy muy pronto!! :D

    ResponderEliminar
  7. Me encantó la escena de Liam, Harry y Aly en el Starbucks y cuándo la llevan a casa de Niall, jajaja, es tronchante. "Aqui tienes a tu acompañante para la tarde." "¡Ahora nos vamos!" Jajajaaa... Eres total :D

    ResponderEliminar
  8. Me encantó´!!!! Tienes que escribir mas porfaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  9. cuando vas a volver a escribir?

    ResponderEliminar
  10. Holaa! primero que nada,es la mejor novela de One Direction que jamás haya leído!!! Te felicito y te ruego que la sigas!!! ME LEÍ LOS 18 CAPITULOS EN MEDIA HORA! en serio me encanta, representas muy bien la personalidad de los chicos en esta nove, y Aly es muy cool, rebelde y simpática a la vez... en pocas palabras, es lo más! un besote y nunca te detengas! Deberías dedicarte a la escritura. Bye!

    ResponderEliminar
  11. Esta ge-Niall!! xD continua pronto porfa , me lei los capitulos en menos de media hora y estan geniales! super los personajes o mas bien, el caracter de estos, y Aly es lo maaaaas

    ResponderEliminar
  12. Hola, este capítulo es el que más me gusta, esta hecho ge-Niall! Eres una gran escritora, sigue así! Besos :*

    ResponderEliminar
  13. PERFECTO! pero esperaba un beso hehe, pero esta genial:D sigue escribiendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si falta un besito en la historia

      Eliminar
  14. mi parte favorita es cundo Niall esta com Aly

    ResponderEliminar
  15. noes por nada pero casi siempre en este capitulo Niall esta con Aly pero de todas formas esta demasiado Ge-Niall XD XD XD XD XD

    ResponderEliminar
  16. este capitulo me encanto sigue asi con mucho romantisismo..........

    ResponderEliminar
  17. ME encanta pero lo que pasa es que no hay playas en new york, pero no importa me encanto este capitulo

    ResponderEliminar
  18. la verdas es ke me gusta muchola historia ,aunque yo no soy fan de estos chicos la historia esta muy bien

    ResponderEliminar

¡Anímate a poner un comentario! Deja tu opinión sin faltar al respeto y sin insultar. Tu participación es muy importante. ¡Muchas gracias por comentar!