martes, 24 de abril de 2012

10- Bajo el gorro y el bigote

El miércoles y el jueves pasaron enseguida, y el viernes llegó, trayendo consigo un nuevo día de clase. Hacía sol y la temperatura era agradable; no hacía frío pero tampoco demasiado calor.
Aly caminaba tranquilamente por los pasillos de Blue Moon High, llevando un look bastante informal y algo masculino: llevaba una sudadera gris con la imagen de la cabeza de Toad (personaje de Super Mario Bros) y unos pantalones vaqueros pitillo, y en los pies, unas deportivas del mismo tono gris que la sudadera. Aly llevaba su enorme bolso negro colgado del brazo y su larga melena lisa del color de la mantequilla, le caía por la espalda y oscilaba a cada paso que daba. Sin duda, pese a llevar un look informal, Aly estaba guapísima. Y esque era el tipo de chica a la que, debido a su hermosura, todo lo que se pusiera le quedaba bien.

La chica llegó al final del pasillo y se encontró con sus cinco amigos en una situación bastante cómica.
Tumblr_lwzpz5ljxv1qztjfvo1_500_large
Harry, Niall, Louis, Zayn y Liam estaban escondidos tras una esquina del pasillo. Todos llevaban gafas rarísimas y tres de los chicos llevaban bigotes de pega. Niall llevaba en una de sus manos una lupa, y los cinco parecían estar muy concentrados. Aly pasó por su lado.

-Vaya una panda de frikis.- dijo, riéndose.

-Habló la que lleva una sudadera de Toad.- dijo Zayn acercándose a Aly y estirando de los cordones de su sudadera gris con el dibujo de la cabeza de Toad.

-Vale, me rindo.- sonrió la muchacha.-Decidme...¿qué hacéis?-

-Hemos oído que la famosa modelo Melanie Charles va a venir hoy a la ciudad, y que visitará éste instituto, y estamos atentos para ver si podemos mirarla.- explicó Louis quitándose las gafas de plástico rojo que llevaba y también el falso bigote.

-¿Y... es necesario que os disfracéis de ésta manera para ver a Melanie?- se rió Aly.

-¡Sí! Así no nos reconocerá.- dijo Harry, también quitándose las gafas.

-Pues ya podéis ir quitándoos ésas cosas, Melanie no va a venir hoy.- dijo Aly quitándole las gafas a Niall con gesto atrevido y cruzándose de brazos.

-¿Por qué no?- dijo Niall quitándose su bigote de pega. Le tendió la mano a Aly.-Dame las gafas.- 

Aly depositó las gafas de sol de Niall en sus manos.

Los demás chicos también se quitaron sus complementos de disfraz. Harry preguntó:

-¿Cómo puedes saberlo, Aly?-

-Hablé con ella éste lunes.- dijo Aly.-Llegará el domingo, pasado mañana. Hoy no.-

-¡Mecachis!- Zayn dio un pisotón en el suelo. Aly se rió.-¡Sabía que íbamos a hacer el ridículo poniéndonos éstos complementos absurdos!-

-Un momento, ¿dices que hablaste con Melanie?- dijo Liam, señalando a Aly.

-Así es. Por teléfono. La conozco desde que éramos crías.- respondió la chica.

-¡Anda ya!- vociferó Harry.

-¡Sí! Te lo juro.- se rió Aly.

-Bueno, pues ahora, a esperar dos días más...- dijo Niall, resignado.-¿Seguro que llegará el domingo?-

-Seguro.- asintió Aly.

-Menos mal que el lunes es fiesta. ¡No hay clase!- exclamó Louis.

-Sí...- dijo Zayn.-Venga tíos, vayamos a clase.

-Sí. ¿Te vienes, Aly?- le propuso Harry.

-¿Por qué no?- Aly se metió entre Harry y Zayn, y rodeándolos con el brazo, avanzó sonriente junto a ellos. Luego, Louis, Niall y Liam se unieron, y los séis, abrazados, fueron hacia clase.


9- Tensiones y miedos

Sonó el timbre. Ya había pasado el tiempo del recreo y los estudiantes debían salir de la cafetería del instituto para volver a clase. Aly, Harumi y Celine, salieron juntas, y entonces Aly se dirigió a su taquilla, mientras sus dos amigas se iban a clase.

-Vamos a ver...- dijo Aly mientras abría su taquilla. Cogió los libros y cuándo se dispuso a retroceder para cerrar su taquilla, se chocó con alguien, haciendo que su libros se cayeran

-¡Ah!- gritaron los dos.

Aly se giró.

<<¡Niall!>>

-Oh, hola, Aly...- la saludó Niall, apartando la mirada.

-Ho... Hola.-

Niall se agachó para recoger los libros que se le habían caído a Aly.

-No, déjalo.- dijo Aly agachándose y haciendo un gesto para que Niall se apartara.

-No, no, te ayudo...-

Niall y Aly recogieron los libros y luego Aly los sostuvo entre sus brazos.

-Gracias.-

-De nada... Ehm... Oye, ¿ahora tienes clase de Literatura?- preguntó Niall tímidamente.

-Sí.-

-¡Yo también! ¿Quieres que... te acompañe a clase...?-

-De... de acuerdo, no me importa. Cómo quieras.- dijo Aly, sonriendo con nervios.

Los dos caminaron hacia la clase por los pasillos vacíos. Iban bastante alejados el uno del otro. Había cómo unos dos metros de distancia entre ellos. Pero Niall iba dando, poco a poco, pasos horizontales para acercarse a Aly. Ésta, al tener la cabeza gacha, no se daba cuenta. Y así, Niall se fue acercando, hasta que sólo les separaban unos pocos centímetros. Aly, al darse cuenta, se pegó a la pared, sobresaltada, ahogando una pequeña exclamación.

Niall se quedó mirándola.

-¿Es...tás... bien?-

Aly tragó saliva.

<<¡Tierra, trágame!>>

Aly y Niall se miraban fijamente a los ojos, y a los  pocos segundos, empezaron a reírse. Los dos se habían contenido la risa por miedo a la reacción del otro. Pero ahora, ya no. Ahora, estaban riendo con tranquilidad, espontaneidad y frescura.

-Lo siento...- dijo Aly, enjuagándose una lágrima que se le escapaba de tanto reír.-Esque me he sobresaltado al verte tan... al lado mío.-

Niall sonrió de una manera adorable.

<<Es tan mono...>> pensó Aly. <<Está demostrando que no es cómo yo creía...>>

-Vamos.- dijo Niall, echando a andar de nuevo.

Aly sujetó su mochila, que la llevaba colgada del brazo, y corrió tras él.

-¡Espera, espera!- y, tranquilamente, se puso al lado suyo, sonriente. Sus brazos se rozaban. Pero ya, ninguno de los dos estaba tenso. Ahora se sentían más relajados. Y confiados.
¿Y quizá hasta enamorados?

martes, 10 de abril de 2012

8- La belleza tímida

Llegó el martes.
Aly se levantó y se asomó a la cocina: aquella mañana, sus padres tampoco estaban. Malhumorada, se puso una camisa blanca, vaqueros pitillo negros, y por encima de ellos, una falda vaquera. Botas negras y un colgante acentuaron su conjunto, además de sus brillantes ojos azules. Después de desayunar, subió a su cuarto.

<<Hoy hay examen de mates...>> pensó.<<Necesitaré mi amuleto de Hello Kitty.>>

Se colgó a la espalda una de sus mochilas, ésta de color rosa, y luego, abrió un cajón y sacó una figurita en forma de la cabeza de Hello Kitty. Se lo regalaron sus padres al cumplir nueve años, y siempre le ha dado suerte en los exámenes. Así que, se guardó la figurita en la mochila y luego salió a la calle.

Caminó hasta llegar al instituto. Entró y se dirigió a su taquilla, dispuesta a guardar sus libros, cuándo se encontró con Zayn.

-¡Hola, Aly!- le saludó.

-Ah, hola Zayn.- respondió la joven.

-Nos lo pasamos bien ayer en Starbucks, ¿verdad? Aunque creo que la visita a casa de Niall no te fue demasiado eficaz...-

-¡Cállate!- dijo Aly riéndose, mientras le daba un puñetazo a Zayn en el hombro.

-¡Au!- Zayn se frotó el brazo mientras sonreía, pero con las cejas bajadas.-Tienes fuerza, para ser una niñita.-

-No soy ninguna niñita.- dijo Aly en tono evidente, mientras abría su taquilla y ordenaba los libros.-De hecho, sólo tengo un año menos que tú.-


-Lo que decía: niñita.-


-Bobo...- dijo Aly sonriendo y sacudiendo la cabeza. 


Tras coger los libros, cerró su taquilla y se dirigió a su aula. Estaba lista para hacer el examen. Se sentó en una mesa que estaba al al lado de la de Harumi.


-¿Preparada para el examen?- preguntó Harumi, mirando a su amiga.


Aly asintió.


-¿Has traído la figurita de Hello Kitty?- dijo, picarona.


Aly le tiró su estuche a Harumi, con fingido enfado.


-¡Ayyy!- exclamó la oriental.


-No menciones lo que no tengas que mencionar.- le dijo Aly, con una media sonrisa.


Harumi le devolvió a Aly su estuche y tras unos minutos, llegó el profesor y comenzó el examen.


~~~

Cuatro horas más tarde, todos los alumnos del instituto Blue Moon High se fueron a la cafetería para comer. Los chicos de One Direction subieron a su área y empezaron a devorar la deliciosa pizza que tenían preparada sobre la mesa.
Mientras, el resto de estudiantes conversaban y almorzaban en el resto de la zona de la cafetería. Varias chicas Directioners daban saltitos, intentando ver a los cinco chicos de One Direction, que estaban en su zona.
Aly y Harumi estaban sentadas juntas, devorando magdalenas. Era lo único con buen sabor que había en el menú aquél día. (En el menú para alumnos, pues One Direction, al ser los semidueños del instituto, podían almorzar lo que les diera la gana.)


-¿Sabes cómo se dice "magdalena" en japonés?- comentó Harumi, mientras le mostraba a Aly una magdalena con crema azul y rosa por encima.


-No.-


-Kappukēki- sonrió Harumi, mientras le daba un mordisco a la magdalena.


-Ah.- dijo Aly, sin mostrar ni pizca de interés.


-Eh, ¿te pasa algo?- preguntó Harumi, mirándola con preocupación.


-No, nada.- dijo Aly.-¿Sabes qué? ¡Melanie me ha dicho que va a volver aquí durante un par de meses!- dijo, con un tono de voz alegre.


-¡¿Sí?!- preguntó Harumi, esbozando una sonrisa de una oreja a oreja, mientras sus ojos orientales brillaban de alegría.


-¡Así es!-


Aly le relató felizmente a su amiga lo que había pasado la tarde anterior, cuándo recibió la llamada de Melanie. Harumi se puso muy contenta al escuchar lo que le había dicho Aly.


-¡Es genial!- dijo.-Melanie-chan... ¡Por fin, después de tantos años, la volveremos a ver!-


-Sí...- sonrió Aly.


En ésos momentos se fijó en Celine Parker, la alumna más tímida del instituto, aunque también tenía fama entre los alumnos por ser la más guapa. Celine estaba sentada sola en una mesa para dos personas, y se comía tristemente una ensalada.


-Pobrecita...- murmuró Aly, sin darse cuenta.


-¿Quién?- preguntó Harumi, y siguió la mirada de Aly hasta llegar a Celine.-¿Celine?-


-Sí.- dijo Aly, con una cara compasiva.-No tiene ningún amigo, y es muy dulce.-


-¿Cómo lo sabes?-


-Un par de días me tocó sentarme con ella en el laboratorio.- le explicó Aly.-Y es muy amable. Lástima que sea tan introvertida. Con lo guapa y lo dulce que es, podría ser amiga de todo el mundo. Pero su timidez le puede...-


-Ya...- dijo Harumi, también con la mirada compasiva.


Aly se mordió el labio. Luego agitó los brazos en el aire y gritó.


-¡Eh, Celine!-


Los enormes y desproporcionados ojos azules de la chica miraron a todos lados y luego se posaron en Aly.


-¡Aquí!- gritó la rubia, mientras señalaba la mesa dónde estaban sentadas ella y Harumi.


Celine la siguió mirando, callada e inquieta.


-¿Quieres sentarte con nosotras?- preguntó Aly, mirando sonriente a Celine.


Celine se quedó muy quieta y tragó saliva. Varias personas la miraban a ella y a Aly, debido a las exclamaciones de ésta. Celine miró hacia todos los lados y luego bajó la vista hacia su plato.


Aly se sentó y apoyó el codo en la mesa, y la cabeza en la mano.


-Supongo que no quiere.-


-Lo has intentado.- dijo Harumi, sonriendo para animar a Aly.


-Sí... Sigamos comiendo.- dijo Aly, animada.


A los pocos minutos de empezar a comer, Aly notó que alguien se sentaba a su lado. Miró a su izquierda para ver quien estaba sentado ahí. ¡Era Celine! Tenía la cabeza gacha y las manos entrelazadas sobre las rodillas. 
Tras unos segundos, Harumi también se dio cuenta y miró a Celine sorprendida.


-Hola Celine.-dijo Aly dulcemente.


Celine la miró. Sus ojos azules eran enormes y preciosos, pero transmitían tristeza, inseguridad y desconfianza.
Celine volvió a agachar la cabeza.

-Gracias.- dijo. Hizo un pausa. Luego prosiguió:-Gracias por invitarme a comer con vosotras.-

Hubo un momento de silencio. Celine miró con sus ojazos azules a Harumi y luego a Aly, antes de volver a mirar hacia abajo.

-Sóis las primeras que me ofrecen compañía.- dijo.

-Es un placer, Celine.- dijo Aly, sonriendo.

-¡Sí, nosotras somos tus amigas!- dijo Harumi alegremente.

Celine esbozó una pequeña sonrisa, repleta de gratitud.

-Bueno, ¿comemos?- preguntó Aly, mirando a Harumi.

-¡Claro!- respondió Harumi.

Y las tres siguieron comiendo tranquilamente en la cafetería del instituto.